[ad_1]

NUEVA YORK, EE.UU.- «Quiero justicia, nada de promesas y más promesas de la policía y la fiscalía».

Esta es la expresión reiterada de Eremio Pérez Gómez, de 82 años, a quien el joven Argelis Roque Medina le amputó la mano izquierda, hiriendo severamente su mano derecha y provocándole más lesiones en la cabeza.

El hecho ocurrió en su modesto apartamento de la Avenida Los Mártires 56 (atrás), a unos 80 metros de la Comisaría La 40, en el Sector Cristo Rey, Distrito Nacional.

Cuando este reportero le pregunta en su reciente visita a RD qué piensa después de más de un año, Pérez Gómez responde: “Es que la policía y la justicia no están funcionando como deberían”.

“Yo lo que quiero es justicia, tanto de la policía como de la fiscalía, y le pido a la jueza Miriam Germán por favor un año y medio después de la injusta agresión por estar en mi casa para matar a mi nieta Maura Esperanza Pérez Peguero (Maireni) para defender) que el atacante quería matar.”

Indicó que luego de ser herido, lo sacaron a la avenida alrededor de las 8:00 horas y los agentes de turno se mostraron indiferentes, pues un grupo de vecinos del barrio «pasearon» por ese motivo y luego lo extraviaron a un clínica.

Reitera: “El poder judicial no ha hecho nada, todo indica que estoy descontento, que no tengo nada, hacen las cosas como quieren, entonces yo quiero justicia, porque aquí se han resuelto casos menores, y todo eso recién llegando al departamento”. nos hace una promesa y no hace nada».

La Fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos, dijo que estaba monitoreando a la Policía Nacional para la ejecución de la orden de aprehensión.

“Conozco bien el caso porque incluso lo sigo personalmente”, explicó recientemente en un canal de televisión cuando le preguntaron por el tema.

En la Gran Manzana, dominicanos del Sector Cristo Rey han seguido el caso y han pedido al nuevo director de la institución, el mayor general Eduardo Alberto Then, que detenga al atacante, quien se da a la fuga y parece haber sido «tragado por la tierra».

También denunciaron al ex “jefe de policía” Edward Sánchez por no prestar atención a la causa contra el anciano, incluso sus familiares le hablaron en cuatro ocasiones.

ramona mercedes



[ad_2]

Artículo anteriorInvestigando el pico en los asesinatos
Artículo siguienteProyecciones ZiPS 2022: Miami Marlins