Las transformaciones en el campo continúan ya que más de 258 fabricantes de AC-014, Camú en La Vega, han recibido tres sistemas de bombeo que impulsan 7,500 galones de agua por minuto y regarán 17,000 tareas.

La entrega fue una fuente de alegría para los Parceleros, ya que sus cultivos, principalmente arroz, no se perderán por la sequía, ni sufrirán las plantaciones con plátanos, yuca, batatas, verduras y verduras.

Dos de estos sistemas de bombeo están ubicados en el municipio de La Rosa. Toman agua del río Camú y la transportan a las parcelas donde el líquido estará permanentemente presente a partir de hoy. El tercero está en Sabana Rey.

El Director General del Instituto Agrícola Dominicano (DIA), Emilio Toribio Olivo, comenzó el trabajo, cuyo servicio representa la seguridad y el bienestar de todos los propietarios de la región.

Más de 300 empleos directos y 900 indirectos.

Emilio Toribio Olivo dijo que esto mejoraría la calidad de vida de los productores y sus familias y crearía más de 300 empleos directos y alrededor de 900 indirectos en el asentamiento y la comunidad de Sabana Rey.

Destacó el gran interés del presidente Danilo Medina en apoyar a los trabajadores agrícolas y proporcionarles la infraestructura necesaria para que puedan producir más y mejor.

Mientras tanto, José Miguel López, ingeniero de trabajo, explicó que las máquinas funcionan en paralelo mientras una funciona y la otra está lista para responder cuando la primera se detiene.

Pidió a la comunidad que se encargue de los sistemas que pueden ser atendidos diariamente durante 20 años o más.

Resultado de la visita sorpresa 126

Este trabajo es otra promesa que cumple la visita sorpresa 126 del presidente Danilo Medina.

Como resultado de esta reunión entre el jefe de estado y los terratenientes, se construyeron casi 50 kilómetros de calles intermedias y una iglesia en el municipio de Hato Viejo, Sabana Rey.

También se aprobó el financiamiento solidario para los productores a través del Banco Agrícola y la construcción de dos casas para familias de bajos ingresos.

«Antes era cuestión de suerte»

Vinicio Alejo, gerente del comité de riego de Río Camú, agradeció este trabajo porque ahora tendrán agua limpia para su producción, a diferencia de antes, cuando era una cuestión de suerte llevar una cosecha a una conclusión exitosa.

Mientras tanto, los productores de arroz Alejandro Núñez, Juan Martín Suero, Antonio Ramírez y Pablo Valdez acordaron que nunca tuvieron tanta agua como estas bombas.

“Entre riego y riego, ya no hay tanta espera como antes. A pesar de que el arroz necesita mucha agua, tuvo que esperar unos 15 días para un segundo riego. Cuando volví a jugar, la siembra estaba casi seca ”, dijo Pablo Valdez, indicando que esto será cosa del pasado.



Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here