[ad_1]


  • Víctor Masalles, obispo de la diócesis de Baní, cree que la expansión del Covid-19 en la región se debe a la crueldad.

BANÍ, República Dominicana. – El primer caso de Coronavirus 19 (Covid-19) en la República Dominicana se registró el 1 de marzo de este año en la provincia de La Altagracia (este). Fue un italiano de 62 años que ingresó al país por vía aérea el 22 de febrero desde Pesaro, Italia, uno de los países más afectados por la pandemia, junto con China (origen), Estados Unidos y Brasil. Aunque tuvimos elecciones locales en febrero y mediados de marzo (la primera falló y la segunda fue efectiva), ninguno de estos eventos políticos condujo al primer caso de enfermedad en esta provincia.

Hospital de Baní, salida de emergencia.

Fase inicial

No se registró ningún caso de Covid-19 en Peravia durante la fase inicial de la pandemia entre el 1 y el 19 de marzo. Los pobladores se sintieron gloriosos y creyeron que eran infalibles lejos de la capital y con un clima cálido y en la temporada del mango (la fruta eleva el pH, condición que no es propicia para el virus).

Fase de emergencia

Fue en la fase de emergencia entre el 20 de marzo y el 20 de mayo cuando se descubrieron los primeros casos:

El primer caso de Covid-19 en la provincia de Peravia fue reportado oficialmente el 28 de marzo, según informó la Dirección Regional de Salud Pública, ante lo que ya estaba en las redes y se descontrolaba. Se trataba de Ramón Victoriá, empresario y panadero de 52 años, quien vive en el municipio de El Llano (sur de Baní) y estaba en contacto con el coronel Kalil Haché, quien falleció el 27 de marzo por los efectos de la enfermedad.

Entrada de grupo Doctor Baní a las 12 del mediodía.

Al 26 de marzo, el Ministerio de Salud tuvo conocimiento de este caso en Peravia, en particular en Baní, según su boletín especial No. 8, en el cual se reportaron 1 caso y 0 muertes. Y la incidencia se mantuvo así hasta el 29 de marzo (solo un día después de que el Director Provincial de Salud, Dr. Amaury Rodríguez, estuviera listo para revelar que teníamos el virus en el territorio), cuando en el Boletín 11 el Ministerio reveló 3 casos nuevos. para un total de 4 acumulados.

Para el 31 de marzo, el Departamento de Salud informó en el Boletín # 13 que la provincia tenía 4 casos acumulados, 0 casos nuevos, 0 muertes nuevas y 0 muertes acumuladas. En ese momento, la comunidad de Nizao (en el este de la provincia) estaba infectada por el virus.

Personas de acuerdo con la distancia recomendada.

El 7 de abril, los medios locales y las redes informaron que la primera persona murió como resultado de Covid-19 en Baní. Era un ocoeño, que solo fue identificado como Godofredo y fue llevado al hospital de Nuestra Señora de Regla. Según las estadísticas oficiales, fue la primera muerte de Covid en San José de Ocoa como esta, según el Ministro de Salud Dr. Rafael Sánchez Cárdenas era su hogar.

Durante la fase de emergencia de la pandemia, el momento en que la mayoría de los casos fueron reportados en Peravia en 24 horas, hubo 7 casos reportados, 94 acumulados, 51 personas que se recuperaron del virus el 17 de mayo. 0 muertes. en las últimas 24 horas y 3 muertes, un total de 40 casos activos. Para entonces, la pandemia se había extendido a otras comunidades como Nizao y Matanzas.

Un aviso con recomendaciones de las autoridades sanitarias en la puerta de las oficinas del banco local.

Durante esta fase, se realizaron 798 pruebas de Covid en la provincia, en las cuales se encontraron 99 casos acumulados, 65 recuperados y 3 muertes para un total de 30 casos activos en este momento.

Fase 1

En la fase 1 de la pandemia del 21 de mayo al 3 de junio, el virus permaneció en un estado controlado, hubo entre 0 y 1 casos en esos trece días en 0 días y hubo 2 y 3 casos en tres días. Al final de esta fase teníamos 111 casos acumulados, 91 recuperados y 3 muertes acumuladas para un total de 17 casos activos. Durante este tiempo, los políticos celebraron reuniones virtuales y el activismo político en las calles fue limitado.

Una de las entradas al mercado municipal de Baní. Las actividades comerciales se han reducido.

Esta fase en términos de política pública para contener el virus se caracterizó por el control de la actividad económica, con solo el 50% del personal trabajando en micro y pequeñas empresas y el 25% del personal trabajando en empresas medianas, así como en el cierre de centros de diversión y bancos de apuestas. , la no utilización del transporte público (Asomiba, Sinchomiba, Asominiza), que comenzó a funcionar el 6 de junio, es decir, tres días después del inicio de la fase.

Fase 2

Aunque al comienzo de la segunda fase de la pandemia, del 4 de junio al 7 de julio (las elecciones presidenciales y del Congreso se celebraron el 5 de julio), el número de casos que ocurrieron de un día para otro fue inicialmente pequeño, comienza en Este período notó un aumento sostenido desde el 12 de junio (una semana después de las elecciones) hasta el 7 de julio, con un número de casos nuevos por día entre 5 y 12 casos nuevos, y hemos dejado esta fase con el acumulado de 251 casos. ; 119 personas se recuperaron y 9 murieron en un total de 123 casos activos.

Parada de autobús Asomiba. La baja actividad en el servicio de transporte es notable.

En junio, todos los políticos, especialmente aquellos funcionarios que no fueron arrestados por la policía por romper el toque de queda, comenzaron a trabajar en las calles. La mayoría de ellos siguieron el protocolo de higiene. Esto podría explicar el aumento del número de casos ocupados en la provincia.

Despues de la emergencia

Durante la post-emergencia (desescalada) del 8 al 20 de julio, el reclutamiento de casos de Covid comenzó en la provincia, cuando se presentó 1 nuevo caso solo 1 día de estos 13 días en las últimas 24 horas: el 17 .. 4 nuevos casos Se presentaron casos; Se presentaron 6 casos el día 11; en 8, 8 casos nuevos, en 12 y 15, 12 casos nuevos; en 20, 13 nuevos casos; a 9 y 10 15 nuevos casos; en 16, 17 casos nuevos; y 26 nuevos casos el 18 y 19 de junio. Termine la fase posterior a la emergencia con los siguientes números: 426 casos acumulados, 145 casos recuperados y 11 muertes acumuladas para un total de 270 casos activos.

Uno de los bancos comerciales de Baní.

Emergencia 2

En el período de emergencia 2 desde el 21 de julio hasta hoy, el virus está en su punto más alto en esta provincia.42 nuevos casos fueron diagnosticados durante la noche (26 de julio), 40 nuevos casos (21 de julio), 27 nuevos casos (27 de julio). Julio), 26 casos nuevos (22 de julio), 23 casos nuevos (1 de agosto) … Las estadísticas al final de este informe son las siguientes: 7 casos nuevos en las últimas 24 horas (2 de agosto), 710 casos acumulados , 275 personas que se han recuperado del virus, 2 nuevas muertes y 19 muertes acumuladas, un total de 416 casos activos.

En otras palabras, al final de cada fase de contención pandémica del gobierno, el número de casos activos aumenta, lo que significa que las medidas son ineficaces o no se siguen, o una combinación de ambas, excepto la Fase 1, Fase 1, en el que la incidencia de nuevos casos se ha reducido en comparación con la fase de emergencia pandémica.

Una de las empresas de transferencia de Baní.

Al final de cada fase, el número de casos activos fue el siguiente:

De la fase inicial a la fase de emergencia.: De 0 casos nuevos y acumulados a 31 casos activos en el cierre de emergencia.

De la fase de emergencia a la fase 1: de 30 casos activos a 17 casos activos (reducción del 56% de los casos al final de la fase 1).

De la fase 1 a la fase 2: 17 casos activos a 123 casos activos (un aumento de alrededor del 723% de los casos al final de la fase 2).

Desde la fase 2 hasta después de la emergencia (7 al 20 de julio): 123 casos activos a 270 casos activos (219% más casos al final de la post emergencia).

Fachada del ayuntamiento de Baní.

De post emergencia a emergencia 2 (21 de julio al 3 de agosto): 270 casos activos a 416 casos activos (aumento del 154% desde el final de la emergencia 2).

La crueldad que señala Masalles

El obispo de la diócesis de Baní, Víctor Masalles, señaló la crueldad del aumento de casos en la iglesia principal y en toda la provincia. Esta crueldad no solo se debe a actividades políticas: el toque de queda no se respeta, los jóvenes se sentaron al final de la fase 2 en la avenida Fabio Herrera en Los Almedros, sin máscaras, incluso con una pipa de agua humeante o en la fase posterior a la emergencia empujaron sin máscara para beber alcohol en los centros de entretenimiento.

También en la fase de emergencia y en las fases 1 y 2 las largas colas en los supermercados (especialmente para comprar con la tarjeta solidaria: compre una línea para verificar si el dinero estaba allí, y luego otra línea para pagar: el Las mujeres salieron a las 6:00 a.m. a los supermercados y regresaron después del mediodía), bancos y compañías de transferencias bancarias (Baní depende en gran medida de las transferencias bancarias enviadas por familiares y amigos), esto debería haber contribuido al aumento de casos, ya que todo lo ha hecho solo que tenías que estar en casa a las 5:00 p.m., 7:00 p.m. o 8:00 p.m. (como ahora).

Se podía hacer tanto que el candidato presidencial del PLD podría ahorrar unos pesos a cualquiera que quisiera hacer cola para aprovechar el regreso del gobierno durante los convulsos días de la pandemia y las primarias. Los tanques de gasolina gratis llenaban a los pobres porque los políticos solo se ven cada cuatro años.

Covid Falls en el Ayuntamiento

Como se esperaba, el virus se ha propagado y no hay instalaciones donde sus oficiales, empleados o sus familias no hayan sido infectados. Una de estas instituciones es el Ayuntamiento de Baní, cuyo edificio principal alberga alrededor de 300 personas al día.

Allí, se informó el contagio de un empleado del departamento de planificación urbana y el esposo de un empleado del departamento de registro, y esta información se difundió rápida y ampliamente en las redes sociales, lo que obligó a la instalación a hacer una declaración informativa de que la situación estaba bajo control. Todos los empleados de este departamento y otros fueron enviados a la prueba y dieron negativo. Desafortunadamente, el esposo del empleado del registro murió. Tanto ella como todos sus empleados dieron negativo en la prueba de Covid-19.

A finales de julio, tras el aumento de casos, el alcalde de Baní decidió cambiar de personal en días laborables y reducir la jornada laboral a las 14:00 horas, además de que algunos departamentos como Mujer, Juventud y Cultura no trabajan. También se realizó una operación de desinfección en todo el edificio y la colocación de dispensadores de gel desinfectante en todas las áreas contribuyó a la medición inicial de la instalación de medir la temperatura y desinfectar las manos en la puerta principal. Proporcionar máscaras a los empleados y funcionarios.

Contagios y muertes en prisiones públicas

Si bien los internos del penal público de Baní se sintieron seguros tras las rejas del virus al inicio de la pandemia, e incluso pidieron a familiares y amigos que no visitaran y suspendieran visitas, seguían contagiados, y en peores circunstancias, por tu culpa. Hacinamiento, mala higiene y sin acceso rápido a los servicios de salud. Si lo recibe, no es de la mejor calidad o es demasiado tarde.

La situación de los prisioneros de Baní es tan mala que el primer caso fue confirmado el 12 de junio con la autopsia de la primera persona asesinada por Covid-19: Edwin Lara, de 39 años. Según informes de prensa, al 28 de junio (16 días después) había 13 casos nuevos, un total de 21 casos acumulados y 1 fallecimiento.

El médico legal Walter López, quien estuvo en la prisión pública hasta que se le dio permiso debido al aumento del trabajo debido a la pandemia de agotamiento físico, tenía la siguiente información sobre el comportamiento del virus en el complejo de la prisión:

Se realizaron 150 pruebas, 28 de las cuales fueron positivas (19% positivas) y 3 fallecieron.

“La realidad es que la situación en la prisión no se conoce con certeza debido a la falta de evidencia. Además, los resultados del muestreo llevan mucho tiempo, lo que impide que el personal médico diagnostique y prescriba asertivo ”, dice López.

Las autoridades fueron obligadas a intervenir en la prisión y los infectados fueron trasladados a un centro en Manoguayabo, Santo Domingo Oeste.

Muerte a Covid, quien más sorprendió a Baní

La joven abogada Lissbeth Andújar, de 33 años, del distrito de Paya (al este de Banì), murió el viernes 31 de julio en el Instituto de Especialidades Regionales de Salud y Medicina Materna e Infantil (Irmie). Estuvo en el hospital durante varias semanas, se le habían pedido cuentas de oración a través de las redes sociales por su salud, pero sucumbió al virus y llenó de arrepentimiento a toda la comunidad de Banileja, especialmente a aquellos que viven en el sector judicial y en bienes raíces, especialidad del joven profesional.

Texto y fotos
Patricia Baéz Martínez



[ad_2]

Artículo anteriorBeirut: por qué el Líbano está en crisis y la devastadora explosión es «peor»
Artículo siguiente¿Se volverán a encontrar Messi y Ronaldo en la final de la Champions League? No cuentes estas leyendas