[ad_1]

Santo Domingo, 23 de agosto de 2020. Eastern Airport Corporation (CAE) solicitó al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Mimarena) la cancelación de la licencia ambiental del Grupo ABRISA para el proyecto del Aeropuerto Internacional de Bávaro (AIB) debido a una serie de irregularidades y deficiencias en el proceso de aprobación e incumplimiento. los requisitos legales.

En una convocatoria de reexamen presentada ante Mimarena, el CAE afirma que la solicitud de aprobación presentada por ABRISA está incompleta y que el reglamento establece que el ministerio «no recibirá expedientes incompletos».

La carta examina una serie de presuntas violaciones a las normas legales durante todo el tránsito de la AIB por parte de organismos oficiales y luego pasa a un análisis en profundidad del permiso ambiental de fecha 16 de julio el mismo día en que la comisión de desarrollo de un turístico (CONFOTUR) otorgó al proyecto exenciones de impuestos por 15 años. . Fue elaborado por los abogados del CAE Enrique de Marchena Kaluche, Luis Julio Jiménez y Nelson Jáquez Suárez y presentado el viernes al nuevo titular de Mimarena, Orlando Jorge Mera.

Curiosamente, el mandato otorgado por Mimarena a ABRISA para la evaluación de impacto ambiental requerida en la licencia no se refería a un aeropuerto internacional, sino a un proyecto turístico hotelero con puerto deportivo.

La convocatoria asegura que la Evaluación de Impacto Ambiental presentada por ABRISA para la licencia «además de que ni siquiera cumple con los requisitos de roles laxos que no son apropiados para un proyecto de aeropuerto internacional, está plagada de vacíos y vicios profundos,» que simplemente lo hacen inútil ”.

El CAE argumenta que además de violar los estándares mínimos prescritos en las propias reglas y procedimientos de Mimarena, la licencia no fue precedida por audiencias públicas debidamente celebradas y publicadas, especialmente porque el país en el que supuestamente se llevaron a cabo se debió a la pandemia y Reuniones prohibidas.

El Reglamento sobre el Proceso de Evaluación de Impacto Ambiental de Mimarena como parte de su Compendio de Reglas y Procedimientos para Permisos Ambientales de la República Dominicana, actualizado a partir de septiembre de 2014, establece en el Artículo 37 que “Para proyectos de categorías A y B. El promotor realizará al menos una audiencia pública dentro del ámbito de influencia del proyecto, que será publicado mediante invitación abierta en un periódico local o en medios adecuados para el área de estudio. «

En definitiva, el CAE reitera: “Las supuestas audiencias públicas en torno al proyecto del Aeropuerto Internacional de Bávaro, de realizarse, estuvieron lejos de garantizar una participación efectiva, ni pública ni democrática, y mucho menos más transparente y abierta que esa. Las circunstancias de Mimarena parecen haber sido pasadas por alto o pasadas por alto en el momento en que se otorgó la licencia ambiental.

“En un proyecto de categoría aeroportuaria internacional con la tarea de atender a millones de pasajeros año tras año, el cumplimiento de los requisitos publicitarios, la realización de audiencias públicas y la participación ciudadana efectiva no es solo una norma administrativa, es una prerrequisito importante e indispensable «, dice en la convocatoria de nuevo examen.

Según el recurso, Mimarena aceptó una evaluación de impacto ambiental realizada por una persona no autorizada o certificada como buena y válida.

«La consulta de la base de datos Mimarena, actualizada el 9 de junio de 2020, verifica que COYDISA INSTALACIONES, S.R.L. No figura en el «Registro de prestadores de servicios ambientales por empresas», ni figura en el «Registro de prestadores de servicios individuales» el señor JOSÉ ARIZA DURÁN, afirma la CAE.

Y agrega: “En este sentido, la Licencia Ambiental No. 0385-20 de Mimarena, como acto administrativo, que es, fue otorgada completamente fuera de los requisitos que la ley y sus propios reglamentos y decisiones dictadas en caso de mantenimiento o Justificar sus acciones con argumentos vacíos sin ninguna evidencia daría una apariencia inquietante de corrupción administrativa. «

El recurso señala que el estudio presentado por ABRISA no cubre “los efectos sobre la composición de la fauna, los corredores de aves migratorias, el riesgo de colisiones con aves que pueden provocar accidentes, y el nivel de ruido durante la aproximación y despegue. de aeronaves, contaminación por emisiones de gases de combustión de aeronaves, limitación de futuros desarrollos turísticos por la proximidad del aeropuerto, riesgos de introducción de epidemias y enfermedades provocadas, entre otras cosas, por el tratamiento inadecuado de los residuos internacionales. Tampoco prevé medidas preventivas, atenuantes y reparadoras para evitar efectos y riesgos. «

La solicitud de ABRISA a Mimarena violó la obligación legal de proporcionar una carta de no objeción al uso del suelo del ayuntamiento correspondiente, un certificado de no objeción al uso del suelo por parte del Ministerio de Turismo y la propiedad o derecho de usufructo del suelo que el aeropuerto siempre tendrá. construido de acuerdo con el CAE.

“Lo único que hizo ABRISA antes de obtener esta licencia fue producir un evidente estudio de impacto ambiental al que nadie tuvo acceso y supuestamente realizar dos audiencias públicas en las que, como dije, nada fue público”, reitera el CAE. .



[ad_2]

Artículo anteriorTranscripción: James Comey, exdirector del FBI en Face the Nation, el 23 de agosto de 2020
Artículo siguienteMetas de exención de Fantasy Baseball: Semana 5

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here