[ad_1]

Publicado por Redaccion Diario55 | opinión | Sábado 8 de agosto de 2020

«El verdadero político tiene que estar por encima de la mentalidad colectiva»

Es cierto, lo más difícil de cambiar es la mentalidad de un pueblo, Hipólito lo sabe y a veces creo que por eso actúa de atípico y arrepentido a tantos les gusta y a algunos no les gusta.

El polémico y populista Hipólito Mejía habla de pan, pan y vino, aclara conceptos y denuncia las cosas a su manera.

Luego de que su partido PRM ganara las elecciones con Luis Abinader como presidente electo, Hipólito visita a sus amigos, funcionarios del gobierno saliente del PLD Danilo Medina.

Hipólito ya es historia por su atractivo en la vida política dominicana porque fue el expresidente de la República.

Tiene experiencia política y gubernamental que va más allá de la curva.

Es un político del sistema, es del establishment …

Desde dentro y fuera de ella, todos han hecho campaña en su contra, ha sido abusado verbalmente durante años, incluso se ha visto a sus compañeros aliarse con sus enemigos políticos, los que más daño le hicieron al expresidente.

Hipólito Mejía cometió errores, algunos los han reconocido públicamente, por ejemplo, al intentar buscar la reelección del presidente.

Creo que el mayor error de Hipólito fue no aceptar el relevo en el PRD y pelear contra Miguel Vargas, quien resultó ser el líder y promesa política en el Partido Blanco y en el país.

Cortó la posibilidad de que el PRD volviera al poder y dividió al partido.

Pero eso es otro asunto, ahora está acurrucado en este período de transición y visita a sus amigos, funcionarios del PLD.

Se dice que está enviando un mensaje, ha dicho que el expresidente no se dejará tocar.

Sabe que actualmente no es cortés, amistoso ni políticamente correcto lanzar una campaña contra el presidente saliente Danilo Medina.

Sabe lo que esto significaría para la estabilidad y el fortalecimiento de nuestra democracia y la continuidad de la estabilidad macroeconómica del país.

Sabe cómo la vivió y sufrió quien más sabe sobre la corrupción en el gobierno. Todos los gobiernos sufren y sufrirán por ello.

El deber es detenerlo hasta el límite, que no se agobie, que sea castigado, pero sin odio, resentimiento ni represalias políticas.

Estas señales se envían de que la corrupción es un delito, pero sin gestión política ni interés en causar daño.

Hipólito sabe que el verdadero político, el auténtico, tiene que estar por encima de la mentalidad colectiva.

Lamentablemente, por razones económicas o personales, la mayoría de la población no tiene acceso a ideas o conocimientos políticos, no está interesada o no puede, entonces el político debería estar con las masas pero adelante y guiarlas, no seguirlas.

Tenemos que tener cuidado, lo sabe Hipólito, tenemos que aprender de la historia, a veces somos tan capaces de repetirla, por doloroso que haya sido, cuando logramos metas ideológicas, políticas, económicas y sociales con ella, pero de egoísmo. y una visión miope basada en lo que significan pasado, presente y futuro; Desafortunadamente, solo pensamos en los éxitos inmediatos y no en el daño causado a los demás.

Es una cultura de mentalidad atrasada, de práctica política arcaica que ya no funciona en estos tiempos modernos.

Hipólito sabe que hay quienes se agitan en las cercanías del propio presidente electo Luis Abinader del PRM para iniciar una cruzada anticorrupción contra los funcionarios del gobierno del PLD Danilo Medina, que casi ha sido despedido.

Sabe que esto es de doble filo, que el propio partido PRM y algunos líderes podrían verse afectados.

El presidente Luis Abinader ha expresado que su gobierno no tendrá un plan limpio y que está comprometido con la erradicación de la corrupción en la República Dominicana.

Hipólito lo sabe, advierte que esto podría llevarnos a aguas revueltas.

Pero no solo turbulento, sino con constantes turbulencias y convulsiones políticas y sociales …

Y dada la crisis mundial que vive República Dominicana, esto no es lo más conveniente.

Pero si se sabe que no existe una corriente de pensamiento establecida en esta dirección en la RD que está provocando cambios vertiginosos en las estructuras sociales: políticas, económicas, morales, educativas, ecológicas, familiares y mucho más.

Aunque todos apoyamos la presentación de personas que han cometido actos de corrupción documentados con evidencia y no solo quejas y ruido de los medios.

Luis Abinader obtuvo una aplastante victoria en las elecciones con la promesa de erradicar la corrupción sistémica en la República Dominicana y aparentemente pretende hacer de su política antisoborno el pilar de su gobierno.

Combatir la corrupción prácticamente significa luchar contra todos.

Queda por ver qué pasa cuando Luis Abinader se ve envuelto en esta cruzada anticorrupción, cuando la investigación va de la mano con el testimonio de quienes llegan a la justicia, cuando comienzan a descubrir estructuras que están arraigadas en lo más profundo del tejido social. ¿Cuál será la posición del sector empresarial si se descubre que los empresarios participan en estas estructuras? Y los sindicatos y movimientos sociales, ¿cómo se comportarán cuando sus líderes también estén involucrados en estos procesos? Y no digamos los partidos políticos, sus afiliados, funcionarios, jueces entre otros. Es imposible que un sector salga ileso.

Con Luis Abinader comienza el largo camino para resaltar el andamiaje de estructuras que el estado podría cooptar, realmente con: operadores, tentáculos, miras telescópicas, mutaciones …

Luis Abinader corre el riesgo de fracasar en un país que ya está al borde del agotamiento y podría arruinar cualquier posibilidad real de reformar el sistema político, pero si no tiene éxito resulta ser una estrategia de liquidación contra el PLD. y Danilo comercia con Medina.

La cruzada anticorrupción que amenaza con iniciar Luis Abinader golpeará sin problemas a toda la clase política tradicional que ha liderado el país durante los últimos 30 años. ¿O será simplemente una estrategia de liquidación contra el PLD y Danilo Medina?

O las posibles subyugaciones y detenciones de exfuncionarios de Danilo Medina sirven para impulsar a los medios y popularizar la propaganda.

¿O es un movimiento hábil y reacio del establecimiento que muestra su clara estrategia de liquidación y renovación?

No desesperes, el tiempo pondrá todo en su lugar y revelará rostros e intenciones verdaderas.



[ad_2]

Artículo anterior10 cosas que todos extrañaron de Jack Sparrow
Artículo siguienteDe campeón olímpico a jugador de cuadro de la MLB

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here