[ad_1]

Publicado por Escritura externa | El cibao El | Jueves 16 de julio de 2020

San Francisco de Macorís.- La población en la provincia de Duarte, la escena principal al comienzo del coronavirus (Covid 19), en la que más de 80 personas perdieron la vida como resultado de la enfermedad, actualmente muestra una imagen desalentadora ya que los descuidados Franco-Corisanos desconocen las medidas de protocolo para prevenirlos. Una recurrencia de la pandemia.

Se ha informado que más de 60 personas se han visto afectadas por la pandemia de COVID-19 en las últimas horas.

Ante esta situación, las autoridades sanitarias han dado la alarma y han pedido a la población que tome medidas reguladoras para evitar que ocurra la misma situación en los primeros meses después del inicio de la enfermedad.

Una situación preocupante

Dr. Miguelina Vargas, directora provincial de salud, instó a la población a tomar las medidas preventivas necesarias.

«Como director regional de salud pública, me gustaría instar a los residentes de la región noreste a tomar todas las medidas sanitarias que se apliquen desde el principio para evitar peores consecuencias», dijo Vargas.

La situación actual es alarmante y ha obligado a las autoridades sanitarias provinciales a tomar las medidas adecuadas para resolver el problema.

Ante el brote evidente, el director provincial de Duarte del Ministerio de Salud (MSP), Dr. Valerie Sánchez afirma que una gran mayoría de los pacientes positivos con COVID-19 provienen de otras provincias del país, pero según los informes, podríamos volver a vivir experiencias en la provincia de Duarte.

Sánchez dijo que los centros de aislamiento de salud de la provincia ahora tienen un total de 64 pacientes afectados por el virus.

Descubrió que hay un total de nueve personas en unidades de cuidados intensivos, de las cuales solo tres viven en la provincia de Duarte.

Dijo que se espera un aumento visible en los casos de COVID-19 como resultado de la apertura de diversas actividades comerciales y elecciones pasadas.

Aquí hay dos centros de aislamiento, el primero en la comunidad de Aguayo, que actualmente alberga a más de 15 personas después de haber dado positivo por la enfermedad, mientras que el centro de aislamiento de la comunidad de Guiza tiene más de ocho personas detenidas con un ventilador artificial. De acuerdo a su situación de salud.

Los pacientes con síntomas de enfermedad son recibidos diariamente en el Hospital Regional San Vicente de Paul, y las autoridades del centro les brindan la atención necesaria y los envían a los lugares apropiados.

Aunque los centros de entretenimiento están cerrados, se observa a decenas de personas todos los días que beben bebidas alcohólicas sin ningún control, sin máscaras y bebidas «en la boca de la botella».



[ad_2]

Artículo anteriorMi dinero: «Soy un tonto por una pegatina promocional»
Artículo siguienteLos restaurantes, supermercados y cafeterías deben estar cerrados al público a las 8:00 p.m.