[ad_1]

Publicado por Redaccion Diario55 | opinión | Lunes 31 de Agosto de 2020

En la década de 1990 un creyente me decía: «La Iglesia Católica se detiene porque fue construida sobre pura roca cuando los sacerdotes no podían tirarla al suelo con sus gestos», lo que hasta entonces se decía poco. Encima.

Y los dominicanos no decimos menos del país porque existe, porque Duarte tenía la sensación de poder superar cualquier cosa, incluidos los errores de empresarios y políticos corruptos que lo han puesto en un rumbo firme.

Venimos de una lucha titánica para frenar a Danilo y sus funcionarios cuando intentaron someter la constitución a los caprichos del poder por conveniencia para afirmarse en el cargo violando la institucionalidad.

Pero con el nuevo gobierno no parece que tengamos vacaciones en esa línea, porque en apenas dos semanas al frente del estado ya han comenzado a poner a los hombres por encima de la ley como si se tratara de correr una jungla.

Mostraron una falta de respeto al orden, la ley y las instituciones democráticas e hicieron justicia a la sed de trato preferencial cuando se creía que el ciudadano, sin importar su condición, era quien debía cumplir su mandato.

Por orden del palacio, el Congreso enmendó la Ley 5994 que creó el INAPA a favor del líder del PRM Wellington Arnaud, quien no tiene derecho a ser responsable sin cambiar su sistema legal.

Este Congreso y la Universidad Autónoma de Santo Domingo son dos monstruosidades parasitarias que la gente ganará si se va porque son solo un pesado lastre económico, corrupción y pobreza para sectores vulnerables.

La UASD ha sido atacada y convertida en cueva para tigueraje de alumno y profesor, pero esta media rueda es otro tipo de cueva donde solo es requerida por ley para la reconciliación de los ámbitos más despreciables de la sociedad.

Lo de menos que le ha servido al país es fortalecer la democracia, y menos aún fortalecer la institucionalidad, es decir, que al disolverla podríamos ahorrar dinero para sacar a millones de personas de la pobreza.

Veamos lo que dice Freddy Ángel Castro: «Más de 2.500 funcionarios del gobierno anterior no han hecho declaración jurada». Aunque Abinader establece como fecha límite el 15 de septiembre para cumplir con este requisito legal, nadie espera que no se solucionen si lo hacen. por su conveniencia.

Un grupo de delincuentes, los llamados «exponentes de la ciudad», difundieron la vulgaridad y la inmoralidad por todas partes. La prostitución se practicaba en los burdeles, pero ahora las prostitutas la han puesto en las redes sociales para sacarlas de la sociedad.

Los niños menores son prostituidos públicamente. Liz María, de tan solo 9 años, fue arrancada del seno de la familia la mañana del 16 de agosto cuando, según su madre, se puso muy guapa al buscar un celular de una vecina.

Quien dice que violaron, estrangularon y arrojaron su cuerpo al mar, pero nadie encuentra rastro de ella. Ahora la Fundación Camino Por Ti está levantando mis sospechas al plantear la idea de que podríamos estar enfrentando a otra víctima del tráfico de órganos.

Niñas que quedan embarazadas en la edad adulta, asociadas a familias, hijos, hijos que caen en manos de «abuelos», muchas en vicios sin trasmitir valores porque su edad no les permite sentirse abuelos, y por eso es imposible llegar al puerto seguro.

a[email protected]

Twitter, @ alexalma09



[ad_2]

Artículo anteriorEl huracán David golpeó hace 41 años, el meteorito más mortífero
Artículo siguienteMitch Moreland Trade for 2020 Fantasy and the Roundup

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here