[ad_1]

La tormenta tropical Laura, que dejó al menos 12 muertos este domingo a su paso por República Dominicana y Haití, navega hacia Cuba con vientos más fuertes, mientras que el huracán Marco navega por el Golfo de México hacia el sur de Estados Unidos.

Laura aterrizó anoche en República Dominicana pero ya salió del territorio nacional y, según las autoridades dominicanas, se encuentra entre el canal que separa Haití y Cuba.

El diagrama de ruta ofrecido por el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE. UU. Muestra que Laura no saldrá de Cuba hasta el martes de la próxima semana como muy pronto para ingresar a las aguas del Golfo de México y viajar como huracán al sur de Estados Unidos. .

En Cuba, la tormenta ha llegado con intensidad, donde deja las primeras lluvias, fuerte oleaje y vientos con fuerza de huracán. Estas condiciones se extenderán mañana en su recorrido por la isla hasta el Golfo de México.

Caos en República Dominicana

En su primera valoración de los daños causados ​​por Laura, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) informó que este domingo al menos tres personas murieron por las fuertes lluvias provocadas por el fenómeno, evacuando a mil personas y dañando 210 viviendas.

Una mujer de 44 años y su hijo de 7, Yilenia y Darwin Frías, murieron en un barrio de Santo Domingo después de que su casa colapsara. Horas después, el cuerpo del niño seguía medio enterrado entre los escombros, según informó la agencia de noticias EFE.

“El muro cayó sobre él inmediatamente. Este muro se derrumbó y cayó sobre la casa ”, dijo a la prensa la hermana y tía de la fallecida, Adeila Frías, culpando a los dueños del terreno en el que se construyó el muro frente a la casa por la tragedia.“ Deben ser de ellos. Los rostros muestran que sabían que este muro se iba a derrumbar «, agregó.

La tercera víctima es un hombre no identificado que pidió vida luego de que un árbol cayera sobre su casa. Laura está en alerta en La Guáyiga, localidad a 22 kilómetros de la capital de República Dominicana.

Los datos de las distribuidoras de energía muestran que 1,1 millones de hogares y negocios en el sur y este del país no tienen suministro eléctrico, y muchos sectores no tienen agua potable porque varios acueductos están caídos debido a la tormenta.

Los servicios de emergencia no han proporcionado lo suficiente para hacer frente a las incidencias provocadas por la intensidad de las lluvias. Lo que sí fue particularmente severo, sin embargo, fue el daño causado por la tormenta en cañones como el sector de Los Ríos en Santo Domingo, donde estaban estacionadas las Fuerzas Armadas, donde el agua arrasó los cimientos de una casa y muchas otras están en riesgo si la corriente continúa.

[ad_2]

Artículo anteriorTrump es todo lo que la derecha dice que odia a la izquierda
Artículo siguienteTransmisión en vivo, programación, programación de mensajes: fecha límite