[ad_1]

Santo Domingo, República Dominicana. – El legado que recibirá el gobierno, bajo el liderazgo del economista y empresario Luis Abinader, en una semana es tan pesado que podría llevar al menos su primer año de gestión contener la propagación del coronavirus y remediar sus nefastas consecuencias económicas. y social, y para incrementar las recaudaciones para lo cual habría que apelar a un amplio pacto social.

Al mismo tiempo, sin embargo, podría transformar el Estado, fortalecer las instituciones democráticas y reprimir la malversación, la corrupción y la impunidad para responder a las expectativas que surgen de la avalancha de votos generada por el escrutinio del poder público. Esto, a su vez, le daría más recursos para abordar las prioridades.

Gestionar una crisis

Cinco meses después del descubrimiento de Covid-19 en el país, y a pesar de que hubo un estado de emergencia durante diez semanas que paralizó casi toda la actividad y restringió el tráfico y las restricciones de multitudes, además de otras dos semanas de toque de queda desde diciembre. Para julio, la pandemia continúa creciendo en todo el país, particularmente en los grandes centros urbanos, después de que murieran 1.759 de las 77.000 709 personas. La curva ascendente nunca ha tenido contagio, lo que puede atribuirse al mal trato por parte de las autoridades que politizaron la crisis.

El primer desafío al que se enfrenta el nuevo gobierno será romper las piernas del coronavirus, en el que debe invertir los mayores y más eficientes esfuerzos y recursos desde el primer día para preservar la salud y salvar vidas y a toda la sociedad organizada en una sola. llamar a una lucha decisiva para crear las condiciones para la reanudación inmediata de todas las actividades productivas, educativas y sociales.

Hay una necesidad urgente de comenzar a rescatar la vital industria del turismo de la que dependen 350.000 empleos directos y más de medio millón de empleos indirectos e inducidos, que generan casi el 8% del PIB, consumen el 36% de la producción agrícola y aportan el 25%. Año de intercambio.

Abinader está más convencido de la gravedad de la situación, tanto es así que en la entrevista que concedió al director del diario El Día, José Monegro, destacó la gravedad de la situación sanitaria, económica y social y se dio cuenta de que “hacemos algo lidiará con una crisis ”. Se ha escuchado que deben buscar de inmediato entre 200 mil y 250 mil millones de pesos adicionales para las necesidades sanitarias y sociales de los últimos cuatro meses del año.

Daño no cuantificable

Un economista consultado estima que el alcance del daño que la pandemia hará a la economía aún no se puede cuantificar ya que aún no se ha visto su horizonte de contención, mientras que el banco central informó a principios de esta semana sobre el declive económico en la primera mitad del año, que fue de menos. 8,5% del PIB, aunque la crisis comenzó hasta bien entrado el tercer mes. Lo único que se ha ahorrado son las remesas, con incrementos asombrosos de 17,9 y 25,7 en mayo y junio, cuando la pandemia desató el terror y el enorme desempleo en Estados Unidos y España, de donde proviene más del 80%.

El informe del banco central se centra en los incentivos monetarios y financieros para amortiguar el impacto de la pandemia a 190 mil millones de pesos, de los cuales solo se han colocado 97 mil millones de pesos y otros 93 mil millones están disponibles. Afirma, sin especificar montos, que las finanzas públicas se han visto «significativamente» impactadas por la caída de los ingresos tributarios, la desaceleración de la economía y el aumento del gasto para mantener el empleo y la salud.

Sin embargo, economistas como Nelson Suárez afirman que las recaudaciones han disminuido en casi 100 mil millones de pesos en comparación con lo previsto en el presupuesto de 2020. Una encuesta realizada por el Departamento de Industria y el INTEC encontró que más de la mitad de los negocios que han tenido que cerrar no volverán a abrir, servicios profesionales, salones de belleza, restaurantes, bares y comidas preparadas.

La Asociación Dominicana de Comercio anunció esta semana que más de 18 mil tiendas de souvenirs para turistas están cerradas, las ventas bajaron un 40% en general y las ventas bajaron hasta un 90% en áreas como muebles, electrodomésticos, hoteles y restaurantes. Y las estadísticas del Departamento de Trabajo obtienen más de un millón de trabajos suspendidos.

Muchos miles de millones

Desde la campaña de 2016, la Comisión de Políticas Públicas de PRM, encabezada por el anunciado Ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Miguel Ceara Hatton, ha estimado que en decenas de miles de millones de pesos, lo que se podría ahorrar eliminando las agencias no operativas y ahorrando la reunificación de muchas otras, reduciendo la El despilfarro y el clientelismo generalizado, a lo que ahora se añadiría una política de estricto control del gasto.

Las estimaciones del costo anual del desperdicio, la ineficiencia y la corrupción oscilaron entre el 3.8 por ciento del PIB en un estudio del BID y los pesos entre 70 y 80 mil millones de la oficina local de Oxfam, pero definitivamente. En este caso, el gobierno de Abinader ha propuesto una revisión exhaustiva de la malversación, no para recortar el gasto, que sería contraproducente en las circunstancias actuales, sino para mejorar su calidad y atender necesidades sanitarias urgentes y estimular la reactivación económica. especialmente por las microempresas, que se han visto muy afectadas por la crisis.

Corrupción e impunidad

Si hay algo a lo que el nuevo gobierno necesita responder es a la espera del compromiso de combatir la corrupción y la impunidad, banderas que movilizaron a cientos de miles de personas en la Marcha Verde 2017-18 y que se han convertido en un lastre para el régimen saliente. no se pudo salvar. De ahí el anuncio de que se buscará un ministerio público independiente del poder político para implementar la ley.

Abinader inicialmente nombró al Dr. Milagros Ortiz Bosch, ícono de la honestidad en la política nacional, como Directora del Consejo Nacional de Ética, Transparencia y Prevención de la Corrupción y Carlos Pimentel, Director Ejecutivo de Participación Ciudadana y experto en transparencia, como Director General de Compras y Contrataciones.

El presidente electo ha dicho que no habrá represalias, pero tampoco habrá borrón y cuenta nueva, y cualquier alegación de corrupción, pasada o reciente, debe ser investigada para resolver una de las mayores encuestas de los últimos años. satisfacer. Es obvio que algunos de los escándalos de corrupción de los gobiernos del PLD no se pueden documentar adecuadamente, pero hay algunos que son visibles para todos los que quieran verlos. Este es el caso de los sobornos de Odebrecht, que están mal investigados.

En este contexto, y como ejemplo, la denuncia documentada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación de que los libros de Odebrecht enumeran 28 seudónimos que nombraron de personas que recibieron $ 39 millones como sobornos para la adquisición de las centrales térmicas de carbón en Punta Catalina y otros 16 millones. Dólares para otros trabajos gubernamentales de Danilo Medina. La empresa no negó el informe, limitándose a decir que había brindado toda la información relacionada y que el acuerdo suscrito con el estado exigiría que lo identificara para evitar ser procesado por la divulgación de sus sobornos. .

Dado que la triple crisis sanitaria, económica y social no permitirá cambios importantes en estas áreas fundamentales durante al menos un año, el nuevo gobierno debe cumplir con las expectativas de cambios en aspectos de las reformas estatales y las instituciones democráticas. Desperdicio, corrupción e impunidad. No tendrás alternativas.

Juan Bolivar Diaz



[ad_2]

Artículo anteriorLa rivalidad entre Giannis y Luka puede determinar el futuro de la NBA
Artículo siguienteLas protestas estallan después de la explosión en Beirut mientras aumenta la ira del Líbano

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here