[ad_1]

En los últimos cuatro años luis roberto, Eloy Jiménez, evan blanco, y Scott Kingery todos firmaron sus primeros contratos multianuales de Grandes Ligas incluso antes de debutar en el programa, ya que los clubes comenzaron a explorar cada vez más la idea de la renovación «previa a la carrera». La lógica es simple: si un equipo cree que tiene un cliente potencial que no debe perderse, firmar una extensión antes del inicio de su servicio puede darle al equipo seguridad de costos durante los años de arbitraje del jugador y control sobre al menos un par de años gratis. años de agente sobre las opciones del club.

El pacto de $ 50 millones por seis años de Robert con los Medias Blancas (que podría ser un contrato de $ 88 millones por ocho años con Chicago ejerciendo dos opciones de club) en enero de 2020 marca el punto más alto para los acuerdos previos a la carrera, pero vale la pena señalarlo. que los Astros fueron algo así como pioneros con esta táctica. jon singleton firmó un contrato de $ 10 millones por cinco años en junio de 2014 antes de jugar su primer juego de la MLB Jorge Springer antes del futuro debut estelar en las Grandes Ligas. Este período se superpone con Mike Elias (2012-18) en la oficina principal de los Astros, y dado que Elias ha liderado su propio equipo como Vicepresidente Ejecutivo y Gerente General de los Orioles desde entonces, vale la pena preguntarse si Elias podría estar tratando de asegurar su propio folleto de primera clase.

adley rutschmann Se espera ampliamente que no solo haga su debut en la MLB en 2022, sino que también reciba la mayor parte de la temporada como receptor titular de Baltimore. jacob nottingham y antonio bemboom Los contratos menores se firmaron recientemente para obtener al menos algo de experiencia en las Grandes Ligas en los niveles de fanáticos del equipo, pero ambos serán solo marcadores de posición hasta que Rutschman sea promovido a las Grandes Ligas. Si ese debut ocurre el día de la inauguración o dentro de unas pocas semanas en abril puede depender de si el tema de la manipulación del tiempo de servicio está cubierto o no en el próximo convenio colectivo, pero una extensión para Rutschman haría que el asunto fuera discutible y garantizaría que Baltimore los aficionados visitarán a Rutschmann lo antes posible.

Rutschman, la primera selección general del draft de 2019, no ha hecho más que reforzar ese pedigrí durante su breve carrera profesional. Rutschman ya recibió dos promociones (a A-Ball) en su primera temporada en 2019 y después de entrenar en el lugar de entrenamiento alternativo de los Orioles en 2020 debido a la cancelación de la temporada de ligas menores, rompió el sistema de granjas en 2021. El receptor bateó .285 / .397 / .502 con 23 jonrones en 543 apariciones récord combinadas con Double-A Bowie (358 PA) y Triple-A Norfolk (185 PA).

Se podría argumentar que a Rutschman le vendría bien un poco más de sabor en el nivel Triple A, especialmente porque asumirá una posición que requiere mucho trabajo extra en términos de preparación del juego y trabajo con los lanzadores. Sin embargo, como se señaló en el Informe de exploración de Baseball America, Rutschman puede estar un poco adelantado en este sentido, ya que pasó tiempo con lanzadores, receptores y entrenadores experimentados de las Grandes Ligas en los Campos de entrenamiento alternativos de 2020. Además, Rutschman fue visto como un defensor duro en sus días de universidad en Oregon State, y BA ahora le otorga una sólida calificación de 60 en la escala de exploración de 20-80 (junto con tres asombrosas calificaciones de 70 en bateo, fuerza y ​​extremidades). Tanto los oleoductos de BA como los de MLB califican a Rutschman como el mejor prospecto en el béisbol.

En resumen, Rutschman parece ser el tipo de piedra angular que cualquier equipo codiciaría, especialmente un club de los Orioles que ha pasado por un cambio de imagen completo durante el mandato de Elias. Los O ya ven a Rutschman como la próxima cara de la franquicia, y la expansión solo consolidaría ese estatus. Dado que los Orioles casi literalmente no tienen dinero en los libros después de la temporada 2022, hay mucho espacio en la nómina para conseguir un contrato considerable para la estrella en ascenso.

Para Rutschman y otros contendientes estelares con extensiones de carrera, la pregunta es simple. ¿Se siente cómodo el jugador tomando un gran día de pago ahora y asegurando al menos una fortuna de ocho cifras de su carrera en el béisbol, o el jugador quiere apostar que se desempeñará como se espera en las mayores? El último camino conlleva un mayor riesgo, pero puede traer al jugador aún más dinero en las calles, ya sea mediante el aumento de los salarios para el arbitraje, más dinero para los agentes libres una vez que ingresan al mercado abierto, o incluso una extensión posterior con su equipo actual. .

Desde una perspectiva puramente en dólares, Rutschman ya ha logrado una sólida seguridad financiera con su bono por firmar de $ 8.1 millones del draft. Esto no es necesariamente una indicación de que esté menos abierto a la renovación: Robert, por ejemplo, ya tenía un bono de firma internacional de $ 26 millones en el banco antes de su renovación con los Medias Blancas.

El doblez extra en este caso es la posición de Rutschman. Ningún receptor ha firmado nunca una renovación previa a su carrera, ampliando la lista para incluir jugadores con menos de un año de servicio que se graduaron de los Reales en febrero de 2012. Salvador Pérez representa el pacto más antiguo jamás otorgado a un respaldo. No hace falta decir que Rutschman no firmará un contrato similar al de Pérez por cinco años y $7 millones garantizados, aunque a Pérez le ha ido mucho mejor en dos renovaciones posteriores con Kansas City.

Rutschman es un punto de vista de alto perfil lo suficientemente alto como para que los Orioles probablemente no tengan muchos reparos en garantizarle a un receptor un gran contrato a largo plazo. Desde el punto de vista de Rutschman, asumir un gran contrato ahora podría tener algún atractivo como protección contra posibles lesiones, simplemente porque los receptores inevitablemente experimentan mucho desgaste (incluso si el bateador designado o un posible movimiento a la primera base pueden ayudar). Además, pasará algún tiempo antes de que Rutschman pueda abrirse a menos que el próximo CBA se ajuste cuando los jugadores sean elegibles para llegar a la agencia libre. Cumplirá 24 años en febrero. Si su debut se pospone hasta mediados de abril por razones de antigüedad, Rutschman no estará programado para la agencia libre hasta su temporada de 31 años.

Si bien hay algunas razones convincentes por las que Rutschman podría estar abierto a una extensión al principio de su carrera, eso no significa necesariamente que haría un trato antes de que comience su carrera. Se puede suponer que una extensión de Rutschman batiría el récord de Roberts y, sin embargo, Rutschman podría tener un objetivo más grande en mente, como el contrato de $ 182 millones por 11 años. Senderismo Franco acaba de firmar con los Rays en noviembre.

Ya que joe mauer es el único receptor en firmar un acuerdo por valor de más de $ 182 millones, Rutschman no superará el número de Franco. Además, Franco es más joven (cumple 21 años en marzo) y juega como campocorto, por lo que está más seguro a largo plazo para el tiempo extra, incluso para un club de nómina más baja como los Rays. Si bien Rutschman y sus agentes probablemente no pretendan superar el contrato de Franco, el acuerdo sirve como un recordatorio de las mayores fortunas que pueden esperar a un contendiente estrella si muestra alguna parte de esa promesa inicial a nivel de la MLB. Si bien no han surgido informes sobre si Tampa habría considerado o no extender su carrera previa a la carrera con Franco, si hubiera firmado tal acuerdo, valdría mucho menos que su eventual garantía de $ 182 millones.

Evidentemente, conseguir el gran rendimiento de Franco en 2021 no es tarea fácil para ningún gamer, especialmente para un novato como Rutschman. Pero simplemente permanecer en el campo y hacerlo bastante bien en 2022 sería un buen escaparate para Rutschman y les daría a los Orioles aún más confianza para atar una gran suma más cerca de la marca de $ 100 millones que solo un empujón sobre el pacto de $ 50 millones de Robert con los Calcetín blanco.

Dado el estado de Rutschman como un contendiente de élite, es muy posible que una extensión similar al acuerdo de Robert pueda estar sobre la mesa el próximo invierno, incluso si no alcanza el umbral de «hacerlo bastante bien». Salvo una lesión importante o una cantidad inusualmente alta de peleas de nivel MLB, es probable que los Orioles aún tengan interés en renovar a Rutschman antes de su segundo año, dado todo su potencial ampliamente promocionado.

Una expansión de Rutschman también tendría un gran valor simbólico para la franquicia. Simplemente promocionar a Rutschman podría tener el mismo efecto electrizante en los sufridos fanáticos de Baltimore, por lo que Elias y la oficina principal no necesariamente tienen que apresurarse en el asunto de inmediato. Sin embargo, el establecimiento oficial de la bandera financiera para una nueva era del béisbol de los Orioles daría una dirección clara de que la reconstrucción está casi completa y que la organización comenzará a gastar dinero nuevamente y tratará de jugar béisbol competitivo.

[ad_2]

Artículo anteriorPROHIBICIÓN | Abogado asegura que Alexis Villalona se entregará a la justicia
Artículo siguienteFilipinas está aumentando la edad de consentimiento. Eso puede no ser suficiente para proteger a sus hijos.