[ad_1]

Publicado por editores externos | El cibao | Lunes 28 de Septiembre de 2020

Dice que no cederá al camino trasladado desde la gestión anterior

Con base en la firme convicción de preservar la propiedad del municipio de Santiago, cualquiera que sea la obligación del mandato otorgado por el pueblo y el respeto absoluto de la ley, la actual administración municipal, encabezada por el alcalde Abel Martínez, reafirmó su compromiso con la defensa de la propiedad. la comunidad.

En este sentido, el concejo municipal reitera su total oposición a la cesión de un dominio público a una empresa o entidad privada, como sucedió en la administración en 2010-2016 bajo la dirección del entonces alcalde Gilberto Serulle. Corporación de Zona Franca Industrial de Santiago, Inc. a cambio de obtener recursos para construir un proyecto residencial.

Con esta actuación no se hizo otra cosa que anteponer los intereses privados al interés general, ya que un bien común nunca se puede traspasar de ninguna forma en beneficio privado y mucho menos convertir el ayuntamiento en una inmobiliaria o constructora privada.

El convenio entre el cabildo y la Corporación de Zona Franca Industrial de Santiago contó, por algún motivo inexplicable, con la aprobación del entonces cabildo, que otorgó poderes al ex alcalde y el interés de la comunidad en la cesión de bienes comunes. Montos económicos para la construcción de un conjunto residencial, que se construyó sin criterios transparentes y se distribuyó a particulares.

En varias ocasiones y de manera informal, representantes de la Corporación Zona Franca Industrial de Santiago intentaron comunicarse con el actual alcalde para concretar el acuerdo mencionado. Evidentemente, interferir en una autopista pública no es solo una responsabilidad municipal. El Congreso debe intervenir a nivel nacional, si esto se ve como un beneficio comunal, que no lo es, no vamos a ceder un camino que es de todos los santiagueros.

Los citados informes fueron llevados a la Corte Constitucional por el Ayuntamiento para que este máximo órgano invalidara maniobras que se diseñaron en un deterioro de la comunidad, en particular el deterioro de una vía pública para intereses privados.

Creemos que este es claramente un arreglo a favor de una parte privada que, por lo demás, tiene fines de lucro y solo perjudica a la comunidad. Por todo ello, el 8 de noviembre de 2019, el Ayuntamiento de Santiago ya se encontraba legalmente en incumplimiento de los acuerdos de la gestión anterior y como consecuencia de estas acciones se lanzó una acción de Amparo, que culminó en la Sentencia No. 0514- 2019-SSEN-00530 de 13 de diciembre de 2019, que incluso ignoró los argumentos del ayuntamiento sobre la legalidad de la vía pública.

Este ayuntamiento mantiene su firme posición de acudir al Tribunal Constitucional para defender aún más el legado de Santiago, cuya propiedad es propiedad exclusiva del municipio y que en ningún caso puede ser enajenada en beneficio de la persona.



[ad_2]

Artículo anteriorTu sesión informativa del martes – The New York Times
Artículo siguienteJulie Foudy recuerda el partido por la medalla de oro de USWNT en Sydney 2000 en el 20 aniversario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here