[ad_1]

Para el hombre de la Cuba de Castro, sucedió en el Great American Ball Park.

El 2 de agosto de 2012, Eddy Rodríguez dejó el círculo de los Padres en cubierta en Cincinnati y fue por primera vez en su carrera profesional de siete años a una liga mayor. Su viaje más grande había sido menos directo. Dos décadas antes, Eddy, de siete años, había abordado el desvencijado bote de pesca de su padre y se había embarcado con el padre Edilio, la madre Ylya y la hermana Yanisbet en la ruta de 100 millas desde las costas del norte de tierras comunistas hasta las costas del sur de los Estados Unidos. En el camino, la familia se encontró con olas de 20 pies y una brújula inútil. El bote casi se volcó y amenazó con enviarla a los tiburones. Al tercer día, tenían poco combustible, agua y comida. Pronto no tuvieron más que granos de café. Los has comido.

Ataron frenéticamente una sábana blanca a un poste.

Con el tiempo, llegó la Guardia Costera de los Estados Unidos.

Ahora estaba aquí, recuperado de Single-A Storm solo cuatro meses antes de cumplir 27 años, y recibió su oportunidad contra el as de Red Johnny Cueto. Con una cuenta de 1 a 2 y casi 23,000 fanáticos mirando desde sus asientos y muchos otros en la televisión, Rodríguez condujo una bola curva Cueto. «alto y profundo al centro del campo izquierdo! »

Justo cuando se estrelló contra un asiento a 416 pies de la plataforma de lanzamiento, el locutor Dick Enberg agregó: «Rodríguez lo hará Tocarlos a todos en su primera gran liga! «

En ese momento, Rodríguez era el jugador número 112 en la historia de las grandes ligas en unirse al club 1ABHR. Parece una vanidad. Debería ser.

Es un grupo exclusivo. Al final de la temporada 2019, 10 jugadores más habían aumentado la membresía a 122 en su primer ataque. Otro se unió en 2020. Lo que une a estos jugadores es la singularidad de su desempeño. ¿Babe Ruth? No es un miembro. Bill Duggleby? Un miembro pionero.

El 21 de abril de 1898, el hombre al que llamaron Frosty Bill golpeó una bola rápida de Cy Seymour «justo en el aprieto». Investigador de Filadelfia informó y lo envió fuera del Philadelphia Baker Bowl para un grand slam. Durante otros 107 años, un jugador en su primera gran liga no cedería a su abuela. Lo que hizo que la excavadora de cuatro ruedas de Frosty Bill fuera aún más notable fue que era un lanzador, uno de los 20 que ahora están en el club.

Cuarenta y una temporadas después, el zurdo de Boston Bill LeFebvre abogó por su primer ataque y condujo el primer lugar de Monty Stratton al Monstruo Verde. Cuando se acercaba a la segunda base, LeFebrve vio la pelota en el campo. Con la cabeza gacha, completó el segundo lugar y se deslizó al tercer lugar por un triple.

Excepto que no lo fue.

La pelota había golpeado un altavoz sobre la pared.

«Adelante, muchacho», dijo el árbitro Bill McGowan. «Golpeaste un jonrón».

LeFebvre acababa de profundizar en el único lugar que vería durante toda la temporada. Hasta la fecha, es el único jugador en la historia de las grandes ligas que ha hecho esto. Lo que su cuadrangular podría sugerir es que todos estos servicios son adecuados para una búsqueda trivial.

Dicho esto, treinta jugadores, incluido LeFebvre, se unieron al club en primer lugar que vieron en The Show. Hay más.

  • El mayor es Hack Miller, de 31 años.
  • Se han unido tres adolescentes: Whitey Lockman, Ted Tappe y Jurickson Profar.
  • Veinte se unieron como un bateador emergente.
  • Seis lo hicieron contra los lanzadores del Salón de la Fama.
  • Un miembro, Ace Parker, jugó para los Dodgers y los Yankees. Estos eran equipos de la NFL. Parker es miembro del Salón de la fama del fútbol profesional. Se inició en el atletismo en 1937.
  • Para tres miembros fue un trabajo en el parque.
  • Al menos tres jugadores de posición, Dave Machemer, David Matranga y Chris Richard, tuvieron que pedir prestada una raqueta.
  • Al menos una docena de jugadores hicieron la hazaña frente a menos de 6.300 fanáticos. Después de que Brant Alyea tuvo sus fanáticos en el D.C. Stadium había liderado el grupo oscuro hasta que Tyler Stephenson llegó en 2020 y encontró su cero.
  • Cuarenta y cuatro jugadores lograron la hazaña mientras uno o más de sus compañeros estaban en el campo o en el banquillo. José Offerman y Starlin Castro estuvieron allí cuatro veces cada uno, y Castro anotó dos goles en dos minutos cuando compitieron los compañeros de los Yankees Tyler Austin y Aaron Judge.

Si bien Austin y Judge son los únicos miembros que se fueron seguidos, no están solos cuando son miembros del mismo equipo que se unió en la misma temporada. Gerardo Parra y John Hester lo hicieron por los Diamondbacks en 2009. Ace Parker y Gene Hasson lo hicieron por la A en 1937.

Austin y Judge tampoco están solos el mismo día. El 19 de abril de 1938, frente a 10,000 espectadores en el día de apertura, el novato de Dodger Ernie Koy y el novato de Phil Heinie Mueller volaron cada uno los primeros jonrones en el bate en la primera entrada. Y aunque Koy y Mueller fueron los primeros en participar en el mismo juego, no fueron los primeros en participar el mismo día. Este honor es para Mike Griffin y George Tebeau, quienes no solo se unieron el 16 de abril de 1887, sino que también se convirtieron en los miembros originales del Club 1ABHR.

En particular, los investigadores nunca han acordado la respuesta a una pregunta trivial: ¿quién lo hizo primero? ¿Fue Griffin quien golpeó a un derecho contra el derecho Ed Seward en la primera entrada de un juego entre sus Orioles y los atletas, o fue Tebeau quien abandonó la cancha frente a los Cleveland Blues en su primer ataque a los Red Stockings? George Pechiney?

La respuesta es, por supuesto, también trivial, una preocupación para aquellos que solo quieren los hechos. Cualquiera que sea el jugador, se inició una larga serie de historias no triviales.

George Tebeau definitivamente hizo una figura notable en el campo. De una pieza para ellos noticias deportivas En 1923, John B. Foster afirmó que Tebeau estaba «construido casi perfectamente … proporcionado como un Apolo … y apareció en un campo de pelota como si hubiera salido de un cuadro».

Sin embargo, detrás de esta superficie perfecta había una sustancia menos perfecta. Después de su iniciación en el Club 1ABHR, Tebeau solo tuvo éxito tres veces esta temporada. En sus siguientes dos campañas, su promedio de bateo cayó de su marca de novato de .296 a .229 y .252.

De repente, el hombre que alguna vez llamaron White Wings había caído en desgracia con los fanáticos y escritores de Cincinnati.

«George Tebeau», escribió el Comercial de Cincinnati«Es un error.»

Lo que el autor sin duda reconoció fue que lo introductorio de Tebeau no era una señal del futuro. Lo que pudo haber visto fue que un turno al bate nunca es el creador de modelos de tamaño futuro o incluso un predictor de una carrera mediocre. Así es como dicen lo que es: un turno al bate.

Por supuesto, es importante que los miembros del club recuerden este golpe. Y el único aspecto importante es que, junto con la masa que lo escribe en los libros, todos crean una historia única. En 1895, Joe Harrington se convirtió en el tercer miembro y el segundo después de Tebeau, lo que no importó mucho. Tal vez tuvo algo que ver con el accidente de autobús tirado por caballos que había sufrido hacia el final de su temporada de novato. Harrington, cuyos pies estaban enredados en la barandilla, se llevó la peor parte. En 72 juegos en su carrera tuvo un total de tres jonrones.

En el día de apertura de 1938, Heinie Mueller de Filadelfia se convirtió en el primer jugador en la historia en completar un jonrón inicial en su primer ataque. Cuatro años después, después del ataque de Pearl Harbor, se unió al ejército de los EE. UU. Y fue herido en acción en 1945. Recibió el corazón púrpura.

Clyde Vollmer también se unió al ejército. Pocos meses antes de ser contratado en 1942, Vollmer abordó el tren desde Syracuse a la 1 a.m. para emprender el viaje de 600 millas hasta su ciudad natal de Cincinnati. Al llegar, llamó a su padre Albert para decirle que se apresurara a ir a Crosley Field. Clyde llegó justo a tiempo para comenzar. Albert llegó justo a tiempo para ver a Clyde golpear una pelota en el campo izquierdo del techo de la lavandería para convertirse en el miembro número 24 del club. Vollmer estuvo en guerra meses después. No alcanzaría su segundo jonrón hasta 1947.

Después de su propio regreso de la Segunda Guerra Mundial en 1944, el receptor de los Cachorros Paul Gillespie usó el parche «Ruptured Duck» en su uniforme, lo que indica una baja honorable del servicio. Ha realizado sus deberes de béisbol con honor, se podría decir, al regresar a casa en su primer ataque de posguerra. ¿Deja Vu? Gillespie había aterrizado en su país de origen dos años antes. el primero de todos Grandes ligas en el bate. Luego, en 1945, jonroneó en su último. Tenía una idea de lo dramático.

En contraste, Buddy Kerr sentía algo por la comedia. Cuando conoció a First-AB-Homer en 1943, estaba tan emocionado que tropezó primero.

A diferencia de Vollmer, cuya carrera fue interrumpida por la guerra, Hack Miller pudo agradecer la guerra. Después de saltar alrededor de los boonies, Miller recibió la llamada de Detroit en 1944 cuando el servicio militar agotó la lista. En su primer ataque, Miller, de 31 años, conectó un triple jonrón en el parque para darle a Detroit una victoria por 4-3 sobre Cleveland. Fue su único Homero en siete juegos de carrera.

En contraste, Whitey Lockman se unió el 5 de julio de 1945 a la edad de 18 años. La explosión de dos barriles fue un gran momento, pero no el más grande. Seis años más tarde, consiguió un empate en Shot Heard «Round the World» de Bobby Thomson. Un disparo en Fenway Park le dio a Eddie Pellagrini su gran momento. Este disparo fue el sonido de una bola rápida de Sid Hudson rebotando en la cabeza de Johnny Pesky. Después de que Pellagrini pellizcó por Pesky, arruinó al ganador del juego en su primer AB.

Un año después, el 26 de agosto de 1947, Dan Bankhead fue el primer lanzador afroamericano en las ligas mayores y el primer Homer. Sería su única explosión. Sam Vico fue el siguiente. Al igual que Bankhead, había servido durante tres años durante la Segunda Guerra Mundial. En 1948, tres años después de su regreso, regresó al primer lugar que vio. Un año después tomó un papel en La historia de Monty Strattonsobre el hombre que le dio un jonrón a Bill LeFebvres.

En su primer golpe el 21 de mayo de 1948, Les Layton arrojó la pelota al techo del campo izquierdo del Polo Grounds y regresó a un tranquilo refugio de los Gigantes. «No dijeron» bien hecho «ni nada», dijo a un entrevistador. «Entonces, de repente, todos estallaron en éxtasis». Layton fue el primer miembro del club en la historia en haber recibido el tratamiento silencioso.

En una ceremonia el 10 de junio de 1995, la ciudad de Clifton, Nueva Jersey, inauguró el campo de béisbol en Albion Memorial Park en nombre de Ed Sanicki. Las cartas de agradecimiento vinieron del presidente Bill Clinton, la gobernadora Christine Todd Whitman y los padres de niños, a quienes había enseñado durante sus tres décadas de carrera como maestro especial. Casi medio siglo antes, el 14 de septiembre de 1949, el veterinario de la Segunda Guerra Mundial había roto un cuadrado de Rip Sewell sobre la cabeza del jugador del jardín izquierdo de los piratas y el futuro miembro del Salón de la Fama Ralph Kiner para unirse al club.

El siguiente, Ted Tappe, tuvo un destino de béisbol similar, pero uno existencial diferente. Con un golpe que los observadores observaron contra Ted Williams, el novato de Cincinnati de 19 años bateó un jonrón apretado en solitario en su primer turno al bate para aumentar las expectativas de tamaño. Sin pulir, Tappe jugó solo diez partidos más en las Grandes Ligas durante las siguientes dos temporadas. Después de una estadía militar de 18 meses y de intercambiar con los Cachorros, Tappe comenzó la temporada de 1955 como jugador de medio tiempo y luego de tiempo completo. Luego, el 29 de mayo, Tappe se rasgó el tendón de Aquiles izquierdo mientras rodeaba la segunda base.

Nunca volvería a jugar en las mayores. En los últimos años de su vida, después de una historia en El sol de KitsapEl antiguo fenómeno de la escuela secundaria se había convertido en un alcohólico magra, sosteniendo la pestaña de su barra Wally’s Tavern en un papel arrugado. «Debería haber anotado 35 jonrones al año en esta Liga Nacional», dijo Tappe al escritor John Wallington. «Si todo hubiera …»

Cuando Wally Moon entró en la caja el día de la apertura de 1954, escuchó a los fanáticos del Busch Stadium cantando: «¡Queremos a Eno!». Ataque, se enteró de todo. Luego, Moon cruzó el pabellón del campo derecho y entró en Grand Avenue. Cuando llegó a la segunda base, la burla se había convertido en vítores. Tan pronto como tocó el plato, se había unido al club. Otros seguirían de una manera igualmente teatral.

Cuando el trabajador agrícola de los Cachorros, Cuno Barragán, resultó herido en 1960, actuó como «espía» del equipo y robó los letreros del receptor con una mira telescópica de 10 poderes y le pasó el tipo de campo al bateador. Una temporada más tarde, después de que la lista se expandió el 1 de septiembre, el receptor de 29 años recibió su primer golpe y aprovechó al girar un lanzamiento del abridor de los Gigantes Dick LeMay hacia los asientos de Wrigley Field. Corrió por un doble y vio a un árbitro señalando el jonrón. En ese momento, le dijo a un entrevistador: «Empecé a reír». Sería su única explosión.

Para Bob Tillman, la membresía del club no llegó ni en su primer ni en su segundo juego. Llegó en su tercera. Incluso entonces, no sucedió en su primera aparición discográfica, ni en su segunda. Llegó en su tercero. Después de ir al plato en cada uno de sus dos primeros viajes, el receptor de Boston se vendó. Hoy en día sigue siendo uno de los ocho jugadores que han tenido al menos una aparición récord antes de su primera carrera en AB.

La primera cosa AB de John Kennedy se produjo en la misma campaña de 1962. El 5 de septiembre, la llamada de los senadores terminó en sexto lugar con el abridor de Minnesota, Dick Stigman. No preguntes qué puede hacer tu equipo por ti.

Lo que Buster Narum de Baltimore hizo por su equipo el 3 de mayo de 1963 fue Homero antes de Detroit Don Mossi. Seis semanas después, contra Boston, Mossi fue reemplazado por Gates Brown. Brown había tomado una ruta inusual. Como recluso en el Reformatorio del Estado de Ohio, había impresionado al entrenador del equipo de béisbol de la prisión. El entrenador luego contactó a los tigres, quienes aseguraron la libertad condicional temprana para Brown. Ahora estaba aquí y se enfrentó al novato Bob Heffner. Salió del patio.

Bert Campaneris también fue liberado. Al igual que Eddy Rodríguez, casi medio siglo después, Campy dejó Cuba para ir a Estados Unidos. Lo hizo de adolescente, firmado por los atletas justo antes de que Estados Unidos impusiera un embargo a su país de origen en respuesta a la crisis de los misiles cubanos. Luego, el 22 de julio de 1964, Campy llegó a Minneapolis dos horas antes del inicio del juego y en su primer turno al bate golpeó el primer lanzamiento de Jim Kaat para un trabajo en solitario.

Una década después, John Montefusco acababa de llegar al Dodger Stadium una hora antes de la temporada Cuatro horas después, había hecho un enorme debut. En la primera entrada, los Dodgers anotaron cuatro carreras contra el abridor de los Gigantes, Ron Bryant, antes de registrar un out. Llegó la llamada Triple A y Montefusco solo lanzó nueve entradas de una pelota de una carrera para ganar. Pues no es asi todo él tiene. En su primer ataque oficial, se abrochó un jonrón.

Tres años después, en 1978, Dave Machemer tuvo su gran oportunidad cuando el antesalista de Angel, Carney Lansford, se lesionó. Atrapó otro cuando el receptor gemelo Butch Wynegar maltrató su malvada punta durante su primer ataque y dejó caer lo que habría sido el tercer strike. Luego, Machemer entró en el patio con un bate prestado. Cuando Machemer entró al dugout, el as de Angel, Nolan Ryan, lo levantó en un abrazo de oso.

Ocho años más tarde, después de que Johnnie LeMaster golpeó un revestimiento que rebotó en el parque para un jonrón, y Bob Horner salió de su campus universitario a un trote de jonrones y Gary Gaetti alcanzó el primer Homer de 360 ​​grados de su carrera. Ryan estaba menos emocionado cuando entregó el primero de los 284 jonrones de Will Clark en su carrera con el primero de sus 7,173 bates. Luego, Clark le dijo a su compañero de equipo Chili Davis: «Me va a perforar al lado del bate, ¿verdad?»

José Offerman hizo una pausa cuando el tercera base de la Expo, Tim Wallach, quien se había unido al club 1ABHR 10 años antes, resbaló cuando comenzó por una falta emergente del bate del novato de los Dodgers. Offerman luego condujo un lanzamiento de 2-2 de Dennis Martínez a los asientos en el Dodger Stadium.

Cuatro años después, el compañero de equipo de Offerman, Garey Ingram, no pudo encontrar su casco cuando el capitán Tommy Lasorda le pidió que pellizcara un hit. Rodeó las bases de todos modos, pero solo después de que el árbitro Steve Rippley le dijo que continuara después de detenerse en el segundo lugar.

Las inauguraciones continuaron de manera única.

Brad Fullmer hizo una pausa. Después de que el abridor de Boston, Bret Saberhagen, se sacudiera el escudo del receptor Scott Hatteberg, Fullmer golpeó el siguiente campo por una bomba.

Chris Richard hizo una pausa. El mediocampista de los Mellizos, Torii Hunter, se lesionó en ese juego en 2000. Después de que su Homero despejó la pared una pulgada, Richard dijo que Hunter había revisado. Hasta la fecha, Richard cita la explosión en la copia de marketing de sus máquinas de lanzamiento de lanzadores personales.

Miguel Olivo? También se detuvo. Tres demoras por lluvia que totalizaron dos horas amenazaron con arrastrar su explosión de 2002. Se puso de pie.

Mark Saccomanno recibió la llamada a las 2:30 p.m. para un juego de 7:05 p.m. y corrió al Minute Maid Park en su ciudad natal de Houston. Todavía apurado, alcanzó el primer lugar para un jonrón, su única explosión en las grandes ligas. Fue una gran victoria por 3-2.

El importado japonés Kazuo Matsui conoció a su mañana – a las 8:36 a.m., hora de Tokio.

Al igual que Matsui, Luke Hughes llegó a casa mañana. También podría haberse tomado un descanso. En su primera aparición récord el 28 de abril de 2010, vio al receptor del Tigre Alex Avila Twins dispararle a su compañero de equipo Delmon Young para terminar la mitad de la segunda entrada de los Twins. Reinició su récord de aparición en el tercio superior y comenzó un jonrón, mientras su madre miraba Internet al día siguiente, por así decirlo, en su ciudad natal de Perth, Australia.

Lane Thomas? Él podría haberse detenido también. Poco antes de su primera aparición récord el 17 de abril de 2019, quedó en el círculo de cobertura cuando su compañero de equipo de los Cardenales Marcell Ozuna ocupó el noveno lugar contra los Medias Blancas. Dos noches después, Thomas golpeó un lanzamiento del relevista de Mets Seth Lugo en el campo derecho, donde rebotó en la pared para un triple. Después de la revisión del video, Thomas recibió un jonrón.

Thomas fue el 121º en unirse al club y el primero en repetir. El 27 de julio de 2020, más de 13 meses después de que el novato de los White Sox, Zack Collins, se convirtiera en el miembro número 122, el novato de los Rojos, Tyler Stephenson, condujo un balón de 421 pies para convertirse en el miembro número 123 y más nuevo, y el primero en hacerlo. en un estadio con una asistencia oficial de hizo cero.

Los funcionarios no tuvieron que ver la explosión de Stephenson nuevamente. Gracias al vídeo, el resto de nosotros podemos volver a ver las últimas 60 iniciaciones y 63 de las últimas 74. En la parte 2 – ¡Vayamos al video! – Eso es exactamente lo que estamos haciendo. El inicio de la era del video incluye el de Eddy Rodríguez, quien al igual que Stephenson se unió al club en el Great American Ball Park.

[ad_2]

Artículo anteriorMipymes no pueden reabrir débito – El Masacre.com
Artículo siguienteNegociaciones comerciales en el Congreso: las cosas finalmente comienzan a moverse

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here