[ad_1]

Depresion los 7 sintomas de la enfermedad 14955736 20201010150933

DIARIO EL MATERO, RD.- Acortamiento abrupto e inesperado de vidas y familias fragmentadas son algunas de las consecuencias de un enemigo silencioso que se cobra cerca de 600 vidas por cada 100,000 solo en República Dominicana. Una cifra alarmante que, según el psiquiatra César Mella, se ha visto incrementada por la pandemia del coronavirus.

“La situación mundial actual ha causado una gran desesperación en grandes grupos de la población, primero porque no se conoce suficientemente el patógeno, segundo porque no tiene cura y tercero porque están obligados a seguir medidas preventivas como el uso de mascarillas, el lavado constante de sus manos y fuera ser separados de sus seres queridos”, informó el médico psiquiatra.

Los más de 2.100 muertos por la pandemia en el país también han sumido a los familiares de los fallecidos en un estado de depresión, agudizando el desconocimiento mundial sobre lo que sucederá con el desarrollo de este virus que ataca a dos de cada diez personas a lo largo de su vida”, anunció. el renombrado médico.

Según estudios internacionales, la depresión es el diagnóstico psiquiátrico y psicológico que describe un trastorno del estado de ánimo temporal o permanente caracterizado por depresión, infelicidad y sentimientos de culpa además de una incapacidad total o parcial para disfrutar las cosas y eventos de la vida diaria (anhedonia). ).

Los trastornos depresivos pueden ir acompañados en mayor o menor medida de ansiedad, aunque según el psiquiatra un componente químico y otro psicológico en algunos neurotransmisores del cerebro influyen en el desarrollo de este trastorno.

“Tiene un componente químico, lo que significa que algunos neurotransmisores en el cerebro como la serotonina pueden influir en el desarrollo de este trastorno, también tiene un componente psicológico que cambia el comportamiento de los afectados. Tiene un pronunciado desinterés por la vida, insomnio y ve negativo su futuro”, reveló.

«La pérdida de apetito, la falta de concentración y la disminución del deseo sexual son otros síntomas desencadenantes de una persona deprimida a nivel psicológico», continúa, mientras que «una persona deprimida a nivel social tiene una disminución del rendimiento laboral y de la productividad y tendencia a aislarse». mismo», enfatiza Mella. Depresión no es sinónimo de tristeza.

El sábado 10 de octubre se celebró el Día Mundial de la Salud Mental, día en el que el mundo se encuentra encerrado, enfermo y en constante duelo. Ante esta realidad, es importante distinguir la depresión de otros trastornos o sentimientos.

“La depresión no es sinónimo de tristeza, porque todas las personas, especialmente los adultos, muchas veces nos sentimos impotentes, ansiosos, inseguros del futuro sin un proyecto de vida claro y sin razón aparente, y cuando se remontan al pasado solo recuerdan cosas negativas, en a futuro no van a hacer más casos porque se sienten estancados profesionalmente y los días son tormentosos para los deprimidos”, aclaró.

¿Cuándo sabes que es una depresión? Ante esta pregunta, el psiquiatra explicó que si han pasado dos o tres semanas sin mejoría de los síntomas, se podría hablar de depresión, “porque, por ejemplo, el duelo que golpea a tanta gente dura semanas, pero no meses”. el aumento de la depresión en la RD?

“Cuando te diagnostican como maligno, que te digan que tienes cáncer o que eres VIH positivo conduce a la depresión, incluidas las muertes por el coronavirus, la incapacidad de despedir a un ser querido con un despido masivo y la pérdida del trabajo hace que los casos aumenten demasiado. Depresión ” como traicionado por un profesional.

Son causas que se suman al sufrimiento humano que hace que los datos sean alarmantes en estos tiempos, aumentando mucho la depresión y los suicidios en la población dominicana.

¿Cómo se reconoce a una persona deprimida?

Una persona puede estar feliz en público y sufrir depresión, por lo que muchas veces el diagnóstico no es tan sencillo, es tarea exclusiva de psicólogos y psiquiatras que utilizan técnicas psicológicas y pruebas clínicas. Así lo reveló el estudiante de enfermedades mentales: “Estamos hablando de depresión sonriente, gente que oculta su verdadero estado de ánimo y estado catastrófico porque nuestra cultura no entiende ni acepta la depresión; Hay toda una cultura que está arraigada en el ámbito social para rechazar y negar este mal”, dijo.

Desafortunadamente, muchas personas deprimidas ven el suicidio como la única alternativa para salir de sus problemas.

Según César Mella, 8 de cada 10 personas que se suicidan sufrían de depresión, uno era esquizofrénico y otro tenía problemas económicos, emocionales o sociales que afectan a personas frágiles en situación de desventaja y desde la tristeza hasta el llanto, que puede llegar a ser suicida, enfatizó.

¿Cómo podemos ayudar a una persona deprimida?

Para el profesional sanitario, lo primero es evitar que esa persona se aísle, que suele ser lo primero que hace, lo segundo mostrarle amor y solidaridad, y lo tercero decirle que no hay mal que dure cien años o un cuerpo que lo resiste porque todos los ciclos llegan a su fin.

Ampliar imagen

“Si una persona se siente deprimida, debe buscar ayuda, no necesariamente un psiquiatra o un psicólogo, porque en este momento le faltan personas de confianza por exceso de exigencias, por el hecho de estar comprometida con el estado y por problemas físicos. y los ejercicios mentales atentos para atraer ideas positivas pueden ser de mucha ayuda”, dijo Mella.

“Una depresión menor o transitoria puede convertirse en una severa con ideas completamente trastornadas”, enfatizó.

Como ejemplo citó el caso de Juan Francisco Núñez, de 41 años, quien se arrojó del edificio de oficinas mientras se suicidaba

Expandir imagengonales, conocido como El Huacal y que grabó un video justificando el acto previo a encargar el acto, es la táctica de las personas que terminan en suicidio por lo que asombró a su familia y compañeros de trabajo. Eso significa que la depresión y el suicidio están haciendo estragos en la población”, dijo.

Estudios internacionales concluyen que hay personas propensas a la depresión, entre ellas “personas muy dóciles con altos niveles de deber y perfeccionistas son más propensas a la depresión que aquellos que se creen villanos”, dijo Mella.

“Un sector importante de las redes sociales se ha vuelto tóxico y desorientador para una parte de la sociedad. Mucha gente piensa en el suicidio a partir de mensajes que les han llegado en las redes sociales, sobre todo entre los jóvenes que imitan a sectores de líderes pop”, dijo el psiquiatra.

Hay países que han regulado su contenido para evitar este flagelo: la depresión, una enfermedad que afecta a alrededor del cinco por ciento de la población mundial, suele confundirse en algunos casos con un bajón anímico del que uno puede salir voluntariamente.

Según el psiquiatra, “estamos en una zona intermedia en RD. Entre un 15% y un 25% tiene riesgo de deprimirse, podemos tener una tasa de suicidios de entre 700 personas por cada 100.000 personas al año”.

Allí es importante buscar ayuda, “es necesario hacer una campaña televisiva para publicitar las ayudas a través de los distintos programas”, subrayó.

El Departamento de Salud Mental del Departamento de Salud Pública tiene un número de teléfono para la depresión en el 809-544-4223. Este departamento proporciona directorios y contactos para centros de prevención de la depresión y el suicidio. Trabajan de lunes a viernes de 8 a.m. a las 4 pm.

Otro espacio para hablar y tratar la depresión es la Fundación Alam Cabrera, cuyo personal psicológico se encarga de promover la prevención del suicidio, ayudar en la depresión y educar a las personas.

Se trabaja con cita previa de lunes a viernes de 9:00 a.m. a las 4:00 p.m. Las consultas cuestan 200 pesos. La línea de información de la empresa es 809-740-5339.

“No quiero que nadie sea valiente. Mi recomendación es que cualquier persona que experimente síntomas de depresión o conozca a alguien busque ayuda, siempre que la depresión sea un trastorno del cerebro, del pensamiento y de la forma de ver el mundo, y… un tratamiento”, dijo. Continuó: “Para que sepan que la mayoría de los casos se pueden curar con un tratamiento oportuno, al menos 9 de cada 10 casos de personas que se ponen en manos de un terapeuta mejoran sus síntomas y comienzan a ver una vida de otro color”. concluyó Mella.



[ad_2]

Artículo anteriorEn la nueva ola de charla basura en la NBA
Artículo siguiente«Un gran error.» Los Estados unidos. Pone en peligro sus objetivos climáticos al etiquetar el gas natural como verde