Han pasado casi 90 días desde que Omaha tomó coraje.

Sucedió a las 3:07 p.m. CT el jueves 12 de marzo. Luego, el correo electrónico y el tweet vinieron de la sede de la NCAA en Indianápolis.

Decía: «Hoy, el presidente de la NCAA, Mark Emmert, y la Junta de Gobernadores cancelaron los torneos de baloncesto de la División I para hombres y mujeres 2020 y todos los campeonatos restantes de la NCAA de invierno y primavera. Esta decisión se basa en la amenaza creciente para la salud pública de COVID-19 … «

Mientras el mundo gritaba sobre el revestimiento de baloncesto de postemporada menos de una semana antes de March Madness, los ciudadanos de Omaha, Nebraska, sede de la Serie Mundial Universitaria, se centraron en la sección final de la primera oración del anuncio y su impacto en un mayor alcance, que muchos se habían perdido: «… así como todos los campeonatos restantes de la NCAA en invierno y primavera.«»

«Creo que todos tuvimos el momento en que todos dijimos, ‘¡No hay torneo de baloncesto de la NCAA! ¡Es imposible!'», Dijo Kathryn Morrissey, Gerente General de CWS en Omaha Inc., el comité organizador local para la División I de la NCAA de Hombres Campeonato de beisbol. «Y luego todos tuvimos un segundo momento que fue peor. ‘¿Queda algún campeonato de primavera de la NCAA?’ Espera … ¿se ha cancelado la Serie Mundial de Universidades? «

Morrissey está hablando por teléfono desde un rincón demasiado tranquilo del centro de Omaha en su oficina al lado de un TD Ameritrade Park vacío. Ella debe estar preparada y felizmente sin dormir, ya que su personal de cuatro miembros está hablando por teléfono todo el tiempo, preparándose para la llegada de ocho equipos de béisbol universitarios y el primero de más de 300,000 fanáticos en pasar casi dos semanas sólidas de béisbol allí.

En cambio, Morrissey ha pasado tiempo en los mismos teléfonos con suscriptores y socios comerciales desde el 12 de marzo, personas que quieren recuperar su dinero o expresan su frustración porque el ritmo natural de sus vidas ha sido destruido. La Serie Mundial de Universidades, que habría comenzado el sábado, fue cancelada debido a la pandemia de coronavirus.

Omaha ha acogido la Serie Mundial de Universidades todos los años desde 1950. Durante este tiempo, las familias pasaron sus boletos de temporada de CWS como reliquias. Los abuelos se sientan en las gradas con sus nietos hasta que un día hacen el gran gesto de transferir la propiedad de estos boletos por última voluntad.

Año nuevo … Día de San Valentín … Vacaciones de primavera … Día de los caídos … Serie mundial universitaria. Ahora llame a sus viejos amigos en CWS desde Omaha Inc. y pregúnteles cómo la NCAA podría haberlo cancelado hace tanto tiempo y qué deberían hacer ahora con toda la segunda quincena de junio.

Morrissey los trata a todos con gracia y comprensión. Es fácil para ella entenderlo. Ella sabe cómo se sienten porque ella es una de ellas. Ella se sienta bajo un banderín amarillento enmarcado que dice «One Millionth College World Series Fan». Se lo dio a su abuelo cuando caminó por los torniquetes del antiguo estadio Johnny Rosenblatt en 1972 para ver cómo USC y Fred Lynn derrotaron a Arizona y Bump Wills. Obtuvo el banderín de su abuelo porque había asistido a muchos juegos de CWS con él y amaba mucho el evento. Este amor se extendió hasta la edad adulta cuando se convirtió en miembro de la Junta de CWS de Omaha a fines de la década de 1980 y se convirtió en Directora Ejecutiva.

«Crecí enfrente [Missouri] River, en Council Bluffs, Iowa. Se podían ver las luces del estadio Rosenblatt brillando desde la colina en la noche «, dice sobre el estadio de béisbol, donde se celebró la Serie Mundial de la Universidad de 1950 a 2010.

«Así que en mis sueños más salvajes, nunca hubiera pensado que estaríamos donde estamos hoy. Si la historia nos ha enseñado algo, este evento ha estado ocurriendo durante más de 70 años, lo que sea. Tuvimos olas de calor, tornados, instantáneas frías «Recientemente tuvimos una inundación de cien años. Siempre está ahí. Cada junio. Ha sido toda mi vida como un miembro de la familia. Es así para todos. Entonces, sí, hay mucha emoción asociada con eso para muchos son. «

También hay mucho dinero. Cuando la alcaldesa de Omaha, Jean Stothert, celebró su conferencia de prensa después de la cancelación en marzo, calculó la pérdida económica en $ 70 millones. En el día inaugural de la College World Series 2019, las 15,000 habitaciones de hotel en Omaha estaban 95% llenas. El TD Ameritrade Park y el Omaha Baseball Village, una ciudad pop-up con tiendas de béisbol, bares y zonas de diversión para los fanáticos, emplean a cientos de trabajadores a tiempo parcial durante casi un mes, desde el torneo de béisbol Big Ten hasta el comienzo El CWS. Este año, el evento puente adicional MLB Draft 2020 se programó para el 10 y 11 de junio en el Omaha Holland Center, a pocas cuadras al sur de TD Ameritrade. Pero eso también fue quitado de la pandemia del virus corona y se convirtió en un evento virtual.

Las pruebas de natación olímpicas de EE. UU. Deberían comenzar el 21 de junio en el CHI Health Center, el estadio que comparte los espacios de estacionamiento con TD Ameritrade. Era la cuarta vez que estos intentos se cruzaban con el CWS. Ahora se han pospuesto para 2021. Los torneos de baloncesto de la primera y segunda ronda masculina de la NCAA también tenían lugar en el mismo edificio en marzo.

«Todas estas cancelaciones se unieron tan rápido que fue simplemente abrumador para toda la ciudad de Omaha, y estaba justo en el medio de lo que todos tuvimos que enfrentar a medida que ajustamos nuestros problemas». Privacidad también «, dice el analista de béisbol de ESPN Kyle Peterson.

Peterson es de Omaha. Creció con su familia jugando en el estadio Rosenblatt y regresó a su hogar para participar en dos Series Mundiales Universitarias como Stanford Pitcher. Mientras preparaba flyballs antes del juego inaugural del CWS Cardinal de 1997, descubrió que Milwaukee Brewers lo había clasificado en el puesto 13 en general. Corrió desde el campo exterior para celebrar con su familia en las gradas.

Ahora no solo llama al CWS para ESPN, sino que también es miembro de la junta del Omaha CWS.

Después de pasar tanto tiempo preparándose, «Creo que este fin de semana, si la serie hubiera comenzado, es posible que no veas mucho miedo emocional entre la gente de Omaha», dice Peterson. «Teníamos tres meses para sacar esto de nuestros sistemas. Así que la conmoción disminuyó hace mucho tiempo. Ahora solo será tristeza. Creo que lo que sentirás cuando estés en la ciudad solo es significativo de personas que están perdidas. Su equilibrio se verá alterado. Faltaremos muchas piezas en nuestras vidas durante algunas semanas «.

El principal entrenador de béisbol de LSU, Paul Mainieri, ha llevado a los Tigres a Omaha cinco veces y ganó el campeonato de 2009. También entrenó a Notre Dame para su segunda litera de CWS en 2002. ¿Cómo puede describirlo mejor?

«La reunión familiar fue cancelada», dice.

«Esto es realmente lo que significa ir a Omaha. Es tu oportunidad anual de ver una familia que normalmente no ves, personas que conociste como amigos, si tienes la suerte de estar allí varias veces Se trata de que tienes el mismo conductor de autobús que tuviste la última vez que estuviste allí, o tienes el mismo anfitrión del equipo que tuviste la última vez que estuviste allí, o tienes viste al equipo del estadio, o entrenaste en la escuela secundaria local y las personas que viven en el vecindario vienen con bebidas para los niños porque siempre lo hacen, eso es lo que hace que este evento sea diferente de los demás. Para ver a tu familia Omaha «.

Familia como Dennis Pate, quien se hizo cargo de la administración del Zoológico Henry Doorly de Omaha en 2009 cuando la Serie Mundial de la Universidad tuvo lugar literalmente al otro lado de la calle en el estadio Rosenblatt. ¿Esa gran bola de cristal que podías ver en el fondo durante cualquier serie anterior a 2011? Esta es la cúpula del desierto del zoológico. Lo que queda de Rosenblatt ahora, los palos podridos, el plato de home, algunos de los viejos y coloridos asientos de la tribuna, son devorados por los estacionamientos del zoológico. Padrino, que una vez tuvo que convencer a un grupo de fanáticos de LSU de que no podían pedir prestado un tigre real para hacerse cargo del pétalo de rosa, ahora se pasea por los restos del antiguo estadio de béisbol cada junio para hablar con los fanáticos que están en Jugando en lo que todavía llama «el nuevo estadio», TD Ameritrade. El zoológico acaba de reabrir el 1 de junio.

jugar

1:46

La pérdida proyectada de $ 26 millones en el zoológico de Omaha incluye ganancias de uno de sus principales eventos de verano: la Serie Mundial de la Universidad

Y luego está Jack Diesing Jr., presidente, presidente y tesorero de CWS of Omaha. Como tantos Omahans, Diesing se ganaba la vida en el negocio de los seguros. Su padre también ocupó el puesto de CWS cuando el gerente de la tienda por departamentos fue designado para encabezar el Comité de la Serie Mundial de Alcaldes College, un grupo fundado por el propio Johnny Rosenblatt. Eso fue en 1964, el mismo año en que el campo de béisbol pasó a llamarse Rosenblatt.

Jack Sr. usó a su hijo para tomar su lugar cuando se sentaron juntos en cajas de pétalos de rosa, por lo que estaban felices de pagar. Jack Jr. realmente tomó el trabajo y también recibió enojo público en 2008 cuando tuvo que decirle a Omaha con su mano forzada por la NCAA que el viejo campo de béisbol ya no era lo suficientemente bueno. El año pasado, Jack Jr. se sentó con sus brazos alrededor de un nieto en sus asientos en TD Ameritrade y dijo con una sonrisa: «Este trabajo puede ser muy, muy difícil. Pero aquí, los juegos con mi familia hacen que todo valga la pena».

También está Ken Kanger, subjefe del Departamento de Policía de Omaha. Cada año, un miembro del departamento de policía, junto con un conductor de autobús y un oficial de enlace, es asignado a cada uno de los ocho equipos como detalle de seguridad. En 2014, la orden de Kanger fue Virginia. Todos los años en junio, la gente de Omaha elige un equipo como propio, y en 2014 los Cavaliers los eligieron, sobre todo gracias al hecho de que el entrenador en jefe de UVa es Brian O’Connor, un héroe lanzador de la Universidad de Creighton nacido en Omaha. que condujo a la College World Series en 1991.

El equipo de 2014 sufrió una angustia y perdió en el partido 3 de la serie de campeonato contra Vanderbilt. Pero los Cavaliers le hicieron eso a Kanger, que estaba en el refugio todas las noches, y por eso llamaron al jefe de la unidad de pandillas Omaha PD su amuleto de la suerte.

Un año después, un mes antes de CWS 2015, Kanger perdió a un miembro de esa unidad, el oficial Kerrie Orozco, cuando le dispararon de guardia solo un día antes de la licencia de maternidad. Su hija finalmente llegó a casa después de su nacimiento prematuro. Orozco fue enterrado en un cementerio administrado por el padre de O’Connor. Cuando los Cavaliers regresaron a Omaha para la serie, le dieron a Kanger un bate firmado por el equipo y grabado con el nombre de Orozco. También colgaron una camiseta en honor a Orozco en su refugio durante la serie. Pero Kanger no estaba allí. Había viajado a Florida en unas vacaciones previamente planificadas. Pero cuando Virginia regresó a la final, interrumpió las vacaciones y voló de regreso a Omaha para sentarse en el banco cuando los Cavaliers ganaron su primer título de la Serie Mundial Universitaria.

La semana pasada, cuando las protestas contra la igualdad racial se extendieron por todo el país, Omaha era una de las ciudades con calles llenas de manifestantes y policías para vigilar a estos manifestantes. En tiempos de conflicto y violencia, varios videos y fotos de Omaha se volvieron virales por una razón completamente diferente. Hubo un policía muy grande de Omaha que habló en voz baja a los manifestantes y dirigió a aquellos que querían abandonar el área pacíficamente. Se arrodilló para mostrar solidaridad cuando las tensiones aumentaron después de que un manifestante fue baleado por el dueño de un bar.

Los fanáticos del béisbol universitario, particularmente en Charlottesville, Virginia, pueden haber reconocido al policía. Era Ken Kanger.

Kanger no estará sentado en un banquillo este año. En Boys Town, ningún equipo practicará golpes, visitando B-52 en Offutt Air Force Base o cenando en filetes de whisky en The Drover. Las ocho banderas de los participantes de CWS no ondean sobre la aldea de béisbol, sino que se alzan y bajan después de victorias y derrotas en los ocho mástiles de bandera que fueron llevados al norte a TD Ameritrade después de la destrucción de Rosenblatt. El equipo de tierra no peleará con pelotas de playa vil desde los puntos de entrada generales. La máquina de helado suave en Zesto está en silencio.

Este junio habrá un agujero en el corazón del corazón. La College World Series volverá en 2021 para que Omaha se sienta completo y la vida vuelva a la normalidad. Pero eso no facilitará las próximas dos semanas.

«Todos están tan decepcionados», dice Morrissey. «Y deberíamos estarlo. Pero también tenemos que apoyar a nuestros amigos de la NCAA en este asunto. No se les puede culpar por tomar la decisión de que piensan que es lo mejor para los estudiantes atletas y aficionados. Eso fue lo correcto pero sigue siendo muy decepcionante «.



Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here