[ad_1]

Rony Seikaly es presentado a la multitud durante el primer partido en casa del Miami Heat contra Los Angeles Clippers, jugado en el Miami Arena en Miami, Florida, el 5 de noviembre de 1988. Foto de Andrew D. Bernstein / NBAE a través de Getty Images

Rony Seikaly es un hombre muy ocupado. El exjugador de la NBA, al que siempre le ha gustado la música, se ha sentado en los platos durante los últimos veinte años, desde el día en que se retiró del baloncesto.

Como estrella del baloncesto, DJ y hombre de negocios, Rony tuvo éxito en casi todo lo que se propuso hacer. Como residente de Miami Beach desde hace mucho tiempo que amaba la ciudad a primera vista, tuvo que cambiar su horario durante la pandemia, pero no se quedó inactivo. También lanzó recientemente una nueva pista que lleva el nombre de su hija Mila.

Además de las horas de trabajo en su estudio, Rony también inició una campaña de recaudación de fondos para Beirut. La capital del Líbano, donde nació Seikaly en 1965, sufrió las secuelas de una explosión que provocó más de 150 muertes, 7.000 heridos, $ 10 a 15 mil millones en daños y dejó a unas 300.000 personas sin hogar. Seikaly, que contribuyó con $ 100,000, se ha asociado con la ONG SEAL, una organización sin fines de lucro fundada por un grupo de ciudadanos libaneses-estadounidenses en la ciudad de Nueva York para abordar graves problemas sociales y económicos. que enfrentan las comunidades desatendidas en el Líbano después de la guerra. Todos los fondos recaudados a través de la campaña se destinarán a vivienda, alimentación, asistencia médica y rehabilitación en Beirut. El objetivo original era recaudar $ 1 millón, pero el listón se redujo a $ 600.000.

Rony nació en Beirut, pero tuvo que mudarse a Grecia con su familia a los 11 años debido a la guerra civil en la que estaba envuelto el país. A los 16 años, mientras asistía a la American School of Athens (ACS), entró en una tienda propiedad del gran Takis Koroneos del Panathinaikos BC, quien llamó la atención de los jóvenes libaneses sobre el equipo griego. Con el tiempo, las virtudes de Rony se hicieron evidentes en el campo.

Durante un viaje a los EE.UU. hizo un ensayo en la Universidad de Syracuse y finalmente siguió una carrera profesional al más alto nivel con una beca deportiva. Su futuro estaba en la universidad y la NBA, aunque varias voces argumentaron que no tenía ninguna posibilidad de triunfar en la NCAA. Cuando todo estuvo dicho y hecho, la estancia de Seikaly en Siracusa dejó una marca indeleble. Antes de convertirse en profesional, fue campeón mundial de 1986 como miembro del NT de Estados Unidos.

Para cuando se graduó, había subido al primer lugar en rebotes, segundo en bloqueos y cuarto en la historia universitaria en general. En un momento en el que no triunfaban muchos prospectos internacionales en Estados Unidos, Rony Seikaly vio al Heat de Miami elegirlo en la novena selección del Draft de la NBA de 1988. Se convirtió en el primer jugador en la historia de Líbano y Grecia en jugar en la liga, y fue la primera selección del draft universitario del Miami Heat. Si la historia resulta estar del lado de Rony, no se puede decir lo mismo de las lesiones que ha sufrido a lo largo de su carrera, especialmente en los últimos años.

En Miami, Seikaly encontró el estilo de vida perfecto y un equipo que quería darle la oportunidad de desarrollarse. De 1988 a 1994 se convirtió en jugador franquicia de un equipo en apuros que tuvo que esperar hasta 1992 para asegurarse un lugar en los playoffs. Mientras tanto, Rony ya se había establecido como uno de los hombres grandes dominantes en la liga y promedió consistentemente más de 15 puntos y 10 rebotes por juego.

El 28 de junio de 1988, Miami Heat tomó la primera opción en la historia del equipo, seleccionando a Rony Seikaly con la novena opción en el Draft de la NBA. Seikaly promedió dobles-dobles en cinco de sus seis años en el equipo y ganó el Premio al Mejor Jugador en 1990. Fuente de la foto: página de Instagram de Miami Heat

En 1994 fue vendido a los Golden State Warriors, un equipo lesionado en ese momento. Sus dos años en Oakland fueron probablemente los peores que ha tenido en una franquicia durante su apogeo en la NBA. Afortunadamente, Orlando Magic necesitaba un centro de lanzamiento para reemplazar a Shaquille O’Neal y agregar más experiencia a un equipo de goleadores experimentados como Horace Grant, Nick Anderson y Dennis Scott. A pesar de algunas de sus mejores actuaciones, Seikaly no logró llevar a los finalistas de 1995 a la segunda ronda de los playoffs de 1997.

El ganador del premio al Jugador Más Mejorado de la NBA de 1990 volvió a ser cambiado a mitad de temporada, esta vez a los New Jersey Nets. Desde allí fue cuesta abajo. Un total de 18 juegos en dos campañas de la NBA fueron el resultado de una lesión grave que Rony sufrió para Orlando en 1998. El pívot de 6’10 ”dejó la liga en 1999 con promedios de carrera de 14,7 puntos, 9,5 rebotes y 1,3 tapones por partido. Después de una pausa de un año, regresó a las canchas de baloncesto del FC Barcelona en 2000, donde mantuvo una tumultuosa relación con el técnico Aito García Reneses. Este capítulo de su carrera se analiza en detalle en la tercera parte de su entrevista con TalkBasket.

A pesar de sus logros en el baloncesto, Seikaly siempre tuvo talento y pasión por la música. En cada ciudad donde vivió durante su etapa como intérprete, tenía un estudio de música donde creaba temas electrónicos. Su amor era el deep house y desde que era estudiante en Atenas sabía que tarde o temprano tocar discos y entretener a la gente con sus melodías sería su futuro. Inmediatamente después de su jubilación, Rony comenzó a actuar como DJ, viajando a diferentes partes del mundo y gradualmente convirtiéndose en un nombre familiar (juego de palabras) en otro campo. Al mismo tiempo, ingresó al negocio inmobiliario como inversor y desarrollador.

Ahora, el hombre de 55 años le cuenta a TalkBasket.net algunos episodios y momentos memorables. En la primera parte de nuestra polifacética discusión, el jugador retirado habla sobre su iniciativa para poner de pie a Beirut, la situación política en su ciudad natal, el reciente boicot de la NBA y la forma en que estuvo en la cancha y en las cubiertas para la mayor parte de su vida.

P: ¿Cómo le ha afectado la pandemia de COVID como persona y como profesional?

R: Estoy cansado de esta situación como todos los demás. Espero que podamos salir pronto. Los primeros meses fueron buenos porque tuve tiempo para sentarme y hacer otras cosas. Es la primera vez en 40 años que no puedo viajar a Grecia en verano. Mi hermana tiene una casa en Mykonos. A veces me he instalado en Mykonos y desde allí viajo a otros lugares. Extraño mi vida de vuelta.

P: ¿Cómo ha cambiado la industria del entretenimiento, incluida la música y los deportes?

R: Las personas que ganan dinero y quieren vivir sus vidas son las más afectadas. Otros tuvieron la oportunidad de sentarse afuera y ser creativos. La mayoría de la gente ha sufrido, especialmente los dueños de los clubes.

P: Hace un mes inició una recaudación de fondos para los esfuerzos de ayuda en el Líbano. ¿Cómo es la situación actual en Beirut?

R: La situación es terrible. Mis padres casi mueren, nuestras casas han desaparecido y 300.000 personas son básicamente personas sin hogar. El gobierno no hizo nada para ayudar a nadie. Llevas cuarenta años en el poder. Gobiernan el país como si les perteneciera. Si los que estaban en el poder hubieran compartido un poco de la ayuda que recibieron de Europa en lugar de robar el dinero que recibieron, las cosas hubieran sido diferentes. El gobierno no quiere hacerse a un lado y dejar que las personas que quieren trabajar para el país hagan su trabajo. Si quiero ir al Líbano ahora es difícil debido a las restricciones de viaje. Por supuesto, no tengo ningún problema con nadie en el país.

P: ¿Está satisfecho con la respuesta a la campaña hasta ahora?

R: Por supuesto. Me fijé una meta difícil de $ 1,000,000 y ahora somos casi $ 550,000. Originalmente quería recaudar $ 500,000, pero recolectar dinero es muy difícil, especialmente porque el país es muy corrupto. Ha sido un largo camino, pero hasta ahora unas 800 personas han donado dinero. Es una amplia gama de personas muy generosas que no tienen nada que ver con el Líbano. Trabajamos con un grupo que se asegura de que todo lo que se necesite llegue a las personas adecuadas.

P: ¿Cuándo se distribuirán los fondos a las ONG? ¿Existe una fecha límite para las donaciones?

R: Lo dejé abierto para que la gente donara para obtener la mayor cantidad posible. Sé que muchos sufren y es nuestro deber ayudar. La principal ONG que obtendrá el dinero en Beirut está en la ciudad de Nueva York. Tienen su propia gente en Beirut.

P: Cuando creció en el Líbano durante la guerra civil, tuvo que lidiar con disparos, explosiones de misiles y bombas. ¿Cómo moldeó esta experiencia tu personalidad?

R: Esa última bomba que destruyó nuestras casas y casi mató a mis padres me trajo recuerdos de mi infancia en el campo. Casi muero un par de veces en el Líbano durante la guerra civil. Estuvimos en Beirut con mi familia en verano. Sin COVID también hubiéramos estado allí este verano. La bomba explotó a menos de un kilómetro de mi casa y podríamos haber resultado gravemente heridos. Así que me impactó porque me traía horribles recuerdos de la Guerra Civil y los combates. Lo lamentable es que las mismas personas que estaban en el poder entonces están aquí ahora. Todavía estamos atrapados donde estábamos hace cuarenta años.

P: ¿Cómo ve el boicot temporal de la NBA y los jugadores que piden justicia social? ¿Cree que la situación requiere una acción radical?

R: Esto sucedió en la década de 1960 cuando atletas como Arthur Ashe, Kareem Abdul-Jabbar y Muhammad Ali defendieron la igualdad. Los jugadores han hecho un gran trabajo asegurándose de que no volvamos a quedarnos estancados durante los próximos cuarenta años. Es hora de que las personas sean aceptadas, independientemente de su color de piel. En cualquier situación siempre hay errores y malas personas. Algunos policías son malos y racistas y otros no. Solo tenemos que asegurarnos de que la desigualdad se detenga. Tener miedo de que la policía lo detenga no es justo para nadie.

Pregunta: «¿Crees que el baloncesto puede promover cambios que los políticos no pudieron o no quisieron hacer?»

R: Definitivamente. El ejercicio y el entretenimiento siempre son importantes para garantizar que los problemas no se repitan.

P: ¿Alguna vez ha estado expuesto al racismo debido a sus antecedentes? ¿Tienes alguna historia para compartir?

R: Por supuesto que sí. El racismo siempre me ha sido impuesto a lo largo de mi carrera en la NBA, pero eso incluye no ser una persona blanca o negra. Es una realidad fea y dura con la que lidiar. Tenía comentarios racistas en mi contra, como ser un terrorista, un jinete de camellos y todo lo demás que puedas imaginar. Yo era una minoría como blanco que jugaba en un deporte dominado por negros, y también como blanco. Lo tenía de ambas formas.

Fuente de la foto: página de Instagram de Rony Seikaly

P: ¿Cómo presentarías / describirías a Rony, el jugador de la NBA, y Rony, el DJ, a aquellos con los que no estás familiarizado en ninguno de los roles?

R: Son dos mundos diferentes. Me encanta la música desde mis días en Grecia. Siempre tuve un club en mi casa y tocaba música para mis amigos, incluso para niños de otras escuelas que visitaban Atenas. Les facturaría uno o dos dólares para poder comprar un mejor sistema de sonido y poner más luz. Para mí, el deporte y la música siempre han ido de la mano. La música fue parte de mi vida como deportista. Cuando me jubilé, no quería que el sitio de música fuera un sitio público porque pongo música para mí y mis amigos. Nunca quise defenderlo en público. Comenzó solo.

La música y el deporte son opuestos completamente diferentes. Si hubiera ido primero a la música, nunca hubiera sido jugador de la NBA. Sin embargo, la presión de jugar baloncesto no tiene absolutamente nada que ver con hacer música frente a 5.000 personas. En los deportes, es mejor que entregues todas las noches. No hay opción para tener una mala noche mientras en la música no tienes una mesa de prensa que critique cada disparo, rebote o juego que haces. En música, depende de cómo te sientas y de lo que creas que disfrutará la gente.

P: ¿De cuál de tus logros como atleta y DJ estás más orgulloso?

R: Jugar al más alto nivel es un logro. Nunca olvidaré el día en que jugué contra los Celtics y vi a Larry Bird y a otros jugadores que vi de niño. Eso fue genial. Antes de convertirme en DJ, fui a clubes en Ibiza y me sorprendieron 5.000 personas bailando. Cuando volví y toqué música allí, volví a cuando tocaba en el Madison Square Garden, Boston Garden o contra Michael Jordan. Es una bendición. No mucha gente tiene la oportunidad de hacer realidad su sueño.

P: Según su experiencia, ¿cuáles han sido los cambios más notables en la forma en que la gente disfruta de la música (house) en clubes y estadios durante los últimos veinte años?

R: Durante los últimos veinte años, la música house se ha fragmentado en muchos estilos diferentes. Si jugaras house en ese entonces, complacerías a mucha gente. Hay tantos géneros diferentes en la música house en estos días que a la gente que le gusta el minimal o el techno no le gusta el estilo.

P: Si «El deporte es amor, la música es pasión», como ha dicho, uno pensaría que una vez que termine su carrera, se convertiría en entrenador, gerente, gerente general o incluso propietario de un equipo de baloncesto. ¿Alguna vez se te ha pasado por la cabeza el pensamiento?

R: Poseerlo, sí. Me encantó el juego y la competitividad real, pero no me gusta nada más. No disfruto manejando jugadores y egos. Como propietario, sería solo un inversor, como una transacción comercial. No volvería a estar en el banquillo. Para mí, liderar un equipo a diario no es lo que quiero hacer.

P: El ex guardia de seguridad de Miami Carlos Arroyo ha tomado un camino similar al suyo, pasando del baloncesto a la música. De hecho, todavía vive en Miami. ¿Qué consejo le darías a otros exjugadores que son aspirantes a DJ?

R: El consejo más importante que le daría es «Sea usted mismo». Si copias a otra persona, no serás nada. Tienes que ser diferente y tocar música que te hable. Si resuena con la audiencia, ese sería tu estilo y la gente comenzaría a hablar de ti.

[ad_2]

Artículo anteriorNBA Playoffs 2020: nadie esperaba que los Raptors estuvieran aquí, y eso es bueno para ellos
Artículo siguiente«Puerto Manzanillo es un Proyecto de Nación»

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here