La temporada de béisbol de las Grandes Ligas 2020 será como nunca antes.

Los 30 equipos de MLB solo tienen 60 juegos para comenzar la postemporada. Los jugadores y entrenadores deben centrarse en el campo mientras se adhieren a estrictos protocolos de salud y seguridad. Habrá viajes limitados, puestos vacíos, e incluso a los Blue Jays de Toronto les resultará difícil encontrar un lugar para jugar.

Con todo lo que se destaca del deporte, es hora de jugar a la pelota. Los equipos que se enumeran en el orden de nuestra primera lista de clasificación de poder se apilan para el próximo sprint, desde sus fortalezas y debilidades hasta su mayor signo de interrogación y las diferencias.

Record 2019: 106-56
Cuotas de la Serie Mundial: 7-2

En el mejor de los casos: Detrás de los concursantes del duelo MVP Mookie Betts y Cody Bellinger, los Dodgers superan su calendario All-West, ganan 44 juegos y lideran a la Liga Nacional en la clasificación y prevención de carreras. Mientras tanto, Kenley Jansen está redescubriendo parte de su antiguo dominio y todo encaja en una carrera en octubre que culmina en el primer título de Los Ángeles desde 1988 con un barrido de los Yankees en la Serie Mundial. – Bradford Doolittle

Peor de los casos: Los Dodgers tienen mala suerte en juegos ajustados y logran 38 victorias en el juego comodín de la Liga Nacional después de la carrera de los Diamondbacks para ganar la división. El declive de Jansen solo parece estar acelerándose, y LA deja caer el juego de lanzamiento de monedas 3-2 cuando Atlantas Freddie Freeman golpea a un Homer con dos carreras en la novena antes de Jansen. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿La parte posterior del bullpen se unirá antes de los playoffs? Los Dodgers deberían conducir al título de la División Oeste de la Liga Nacional, tanto como sea posible en 60 juegos, pero a Dave Roberts le gustaría saber cómo se desarrollan sus entradas octava y novena antes de octubre. Jansen ha permitido 22 carreras en casa en las últimas dos temporadas, y el recién llegado Blake Treinen dominó a los Atléticos en 2018 (efectividad de 0.78) pero se tambaleó en 2019 (efectividad de 4.91). – David Schoenfield

Lo que hacen más que cualquier otro equipo: Cambiar contra personas diestras. Los zurdos son casi el estándar en estos días: las tasas de toda la liga son de hasta el 42%, pero los cambios a la derecha son aún menos comunes en alrededor del 14% en toda la liga. El cambio de los Dodgers correctoBatters con 42 golpes de mano, y los resultados lo respaldan: contra los derechistas, los Dodgers permitieron el promedio de bateo más bajo de la liga en castigos y golpes de línea. Su eficiencia defensiva general con los castigadores (la tasa de bolas que convirtieron en outs) fue la mejor de la liga en el último año. – Sam Miller

jugar

0:48

Mookie Betts explica el proceso de toma de decisiones que lo llevó a firmar una extensión de 12 años por $ 365 millones con los Dodgers.


Record 2019: 103-59
Cuotas de la Serie Mundial: 7-2

En el mejor de los casos: Los Yankees alcanzan 45 victorias y la primera semilla de la Liga Americana, luego envían a los Dodgers en cinco juegos del Clásico de Otoño para ganar su primer título desde 2009. Gerrit Cole gana AL Cy Young en su primera temporada en el Bronx y lidera un equipo de lanzadores de llamas, mientras que la alineación de The New York alcanza casi seis carreras por juego detrás de un impresionante trío de excelencia de Aaron Judge, Giancarlo Stanton y Gleyber Torres. – Doolittle

Peor de los casos: Los Yankees se lesionan temprano y con frecuencia nuevamente, y esta vez Aaron Boone no puede tapar los agujeros lo suficientemente rápido. Cole está bien, pero no es genial, ya que los rayos huyen con el Este de la Liga Americana y los Yankees quedan a merced del juego de comodines, que tiene en cuenta a todos los ganadores. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿Richter y Stanton se mantendrán saludables? Imagine esta alineación cuando estos dos están ahí todos los días; después de todo, los Yankees todavía lideraron la liga el año pasado, aunque Judge se perdió 60 juegos y Stanton solo jugó 18. Fueron producidos sorprendentemente el año pasado por personas como Mike Tauchman y Gio Urshela, pero los Yankees preferirían que estos chicos fueran jugadores secundarios, no la carne de la alineación. – Schönfield

Lo que hacen mejor que cualquier otro equipo: Golpea la pelota con fuerza. Esto parece obvio para un equipo con Judge, Stanton y Gary Sanchez en el equipo, pero 2019 fue en realidad la primera vez en la era de transmisión de estadísticas de cinco años que los Yankees lideraron la liga en términos de velocidad de salida. Su promedio de 90.0 mph fue la primera vez que un equipo rompió 90. También fueron el primer equipo en lograr un promedio de al menos 94 millas por hora para flyballs y unidades de línea. – Miller

jugar

2:02

Bradford Doolittle espera que Gerrit Cole tenga éxito en su primera temporada con los Yankees.


Record 2019: 96-66
Cuotas de la Serie Mundial: 20-1

En el mejor de los casos: El dispositivo anti-carrera del Ray se convierte en un muro impenetrable mientras Tampa Bay lidera a la Liga Americana en carreras de defensa salvadas, efectividad de rotación y efectividad de bullpen al mismo tiempo. Mientras Austin Meadows allana el camino para la conversación de MVP, Tampa Bay golpea a los Yankees en el Este de la Liga Americana y Kevin Cash planea su camino a través del grupo de playoffs de la Liga Americana para enfrentarse en la Serie Mundial con los Dodgers y el viejo amigo Andrew Friedman. – Doolittle

Peor de los casos: Una ofensa de todo o nada afecta la durabilidad de los rayos en este lado de la pelota, mientras que las lesiones afectan la rotación y prueban la considerable profundidad de lanzamiento de Tampa Bay. Aún así, la parte inferior de los Rays sigue siendo 0.500, por lo que Tampa Bay se las arregla para mantener la carrera de comodines hasta el final, y a pesar de las peleas, todos señalan que es el club que no quieres conocer en octubre. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿Serán Charlie Morton, Tyler Glasnow y Blake Snell los mejores tríos principiantes? Snell ganó el Premio Cy Young en 2018; Morton fue tercero en la encuesta el año pasado; y Glasnow fue absolutamente dominante en sus 12 aperturas el año pasado (1.78 ERA). Throw subestimó a Ryan Yarbrough y Yonny Chirinos y un bullpen profundo y muchos piensan que los Rays tienen el mejor equipo de lanzadores de las mayores. – Schönfield

Lo que hacen mejor que cualquier otro equipo: Mata a los oponentes sin días libres. El bullpen de los Rays fue el mejor en el béisbol y el más usado en el béisbol, un truco limpio y difícil. Ningún equipo de relevos apareció con mayor frecuencia en dos días consecutivos que los relevos de los Rays, que habían lanzado 125 entradas en 143 misiones sin interrupción. En estas entradas, tuvieron una efectividad de 2.59, la efectividad más baja sin descanso en el béisbol, y la efectividad de 2.70 de los Yankees en muchas menos manifestaciones. – Miller


Record 2019: 107-55
Cuotas de la Serie Mundial: 11-1

En el mejor de los casos: Los matones de Houston detienen a los que odian cuando el MVP Alex Bregman dispara la mejor ofensiva de MLB y Yordan Alvarez pega 25 jonrones. Los Astros logran 44 victorias y las mantienen hasta octubre, superando a los Dodgers en una Serie Mundial que nadie quiere ganar. – Doolittle

Peor de los casos: Los remanentes de 2017 (Bregman, George Springer, José Altuve, Carlos Correa y otros) están luchando en masa mientras la ofensiva de Houston se hunde en una actuación en el medio del campo mientras revela una delgada rotación inicial. Houston cae a .500 y es superado por Oakland en la carrera AL West. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: No reemplazas a Gerrit Cole, pero ¿los Astros tienen que hacerlo? Zack Greinke está aquí por toda una temporada; Lance McCullers Jr. regresó de una cirugía con Tommy John. José Urquidy parecía impresionante como un recién llegado; Josh James podría comenzar; y el prospecto Forrest Whitley espera volver a ponerse de pie. En otras palabras, con Justin Verlander número 1, esto aún podría ser una rotación superior. – Schönfield

Lo que hacen mejor que cualquier otro equipo: Docenas de cosas, incluido el contacto con un delito y el menor contacto con los lanzadores. Aquí hay otro que puede ser más difícil de repetir: los Astros tuvieron el mayor porcentaje base de la liga sin outs el año pasado. Esto es genial porque un corredor que anota sin outs tiene más probabilidades que alguien que anota con uno o dos outs. Por esta razón, Nate Silver una vez se refirió a estas situaciones como un «embrague oculto». Con outs en el tablero el año pasado, los bateadores de los Astros fueron aproximadamente un 7% mejores que el promedio de la liga cuando se trataba de llegar al fondo. En el embrague oculto, fueron un 15% mejores que la liga. – Miller

jugar

1:52

Mark Teixeira explica que MLB se verá obligado a intervenir si los Astros-Batters continúan siendo golpeados por lanzamientos esta temporada.


Record 2019: 101-61
Cuotas de la Serie Mundial: 14-1

En el mejor de los casos: Los gemelos usan el calendario más simple del béisbol para 46 victorias, ya que el equipo de lanzadores casi sigue el ritmo de la ofensiva de Minnesota, la mejor ofensiva de MLB, con Miguel Sano estableciéndose como una adición peligrosa para Nelson Cruz y Josh Donaldson en el medio del trabajo. Gracias a la cabeza de serie de la Liga Americana y la ira de HLT de Oakland hacia los Yankees, los gemelos eluden a sus demonios de Nueva York y compiten en la Serie Mundial de Dodgers. – Doolittle

Peor de los casos: La rotación nunca se completa por completo y la ofensiva dependiente del jonrón de los gemelos se ve socavada por una pelota menos viva, ya que Minnesota tiene un rendimiento superior en la división de Chicago y Cleveland, en busca de un marcador de posición. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿Es la rotación lo suficientemente buena como para ganar un campeonato? La sólida alineación podría ser aún mejor con Donaldson y una temporada completa de Luis Arraez (.334 como novato), pero la ofensiva necesita ayuda de una rotación que se convirtió en humo en los playoffs. José Berrios y Jake Odorizzi están de regreso, con los recién llegados Homer Bailey, Kenta Maeda y Rich Hill brindando profundidad para veteranos. – Schönfield

Lo que hacen mejor que cualquier otro equipo: Levanta la pelota en el aire. En esta era de pelota jugosa, este es el estándar de oro para un golpe, pero es un desafío: cuando las raquetas tiran de la pelota, tienden a tirarla al suelo, y cuando la explotan, tienden a para ir al campo opuesto donde tienen menos poder. Toda la liga llegó a 1,310 el año pasado cuando dibujó balones voladores, unidades de línea o ventanas emergentes, y los gemelos, 1,385 golpeados, estaban en línea con eso. Pero tiraron casi 100 pelotas más en el aire que cualquier otro equipo y 222 más que el club mediano. (Esto rompe el récord de jonrones de todos los tiempos). – Miller


Record 2019: 97-65
Cuotas de la Serie Mundial: 15-1

En el mejor de los casos: Una ofensiva de élite se ve agravada por la maduración de Dansby Swanson y Austin Riley cuando se llena el vacío dejado por la salida de Josh Donaldson. Mientras tanto, un bullpen experimentado acorta los juegos para un comienzo sólido y los Bravos llegaron a la postemporada como la mejor semilla de la Liga Nacional. – Doolittle

Peor de los casos: La ofensiva sin Donaldson sufre un corte de energía cuando Ronald Acuña se derrumba y el resto del joven golpe de los Bravos llega a una meseta en desarrollo cuando Atlanta cae por debajo de 0.500 y tiene que luchar por un lugar en los playoffs. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿Se puede reemplazar la producción de Donaldson? Los Bravos tienen que reemplazar a Donaldson (.379 OBP, 37 jonrones) y Nick Markakis (.356 OBP), dos de las claves en la alineación que terminó en tercer lugar en las carreras. Marcell Ozuna ha sido poco más que un promedio de la liga en las últimas dos temporadas, y Johan Camargo y / o Riley tienen que pasar a la tercera base. – Schönfield

Lo que hacen mejor que cualquier otro equipo: Vence a los buenos equipos. Contra equipos perdidos, alcanzaron .250 / .334 / .442, solo el octavo lugar en la liga, y anotaron 5.2 carreras por juego. Contra los equipos ganadores que deberían ser más difíciles de golpear, los Bravos anotaron el mejor .263 / .338 / .459 el año pasado, anotando 5.3 carreras por juego. – Miller


Record 2019: 97-65
Cuotas de la Serie Mundial: 18-1

En el mejor de los casos: Oakland obtiene una alta suma de Homer en la Liga Americana, muestra la mejor defensa del béisbol y apoya una buena rotación con un grupo de relieves con ERA por debajo de 2.00. Los Atléticos se saltan los Astros en la división y luego conducen su bullpen a una revancha entre 1974 y 1988 con los Dodgers en la Serie Mundial. – Doolittle

Peor de los casos: Los ponches se amotinan por el crimen; Las habilidades defensivas no se manifiestan en la corta temporada. y una rotación decepcionante se ve agravada por una caída en Sean Manaea y A.J. La herida de Puk. Un equipo de Oakland de menos de 500 está excluido de la decepción de la segunda vuelta por la segunda vuelta. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿Tienes la rotación para adelantar a los Astros? Los Atléticos ganaron 97 juegos el año pasado, pero recibirán una inyección de prometedoras armas jóvenes con los novatos Puk y Jesús Luzardo y una sana manaea (que solo hizo cinco aperturas el año pasado). Lanza a Frankie Montas (2.63 de efectividad en 16 comienza con una suspensión PED) y estos son cuatro potenciales talentos superiores. – Schönfield

Lo que hacen mejor que cualquier otro equipo: Tira buenos lugares en el medio. Ningún equipo arrojó un mayor porcentaje de máquinas tragamonedas en lo que Statcast llama el corazón de la zona: 26.4%. Eso suena como muchos errores en la superficie, y sin duda fueron muchos de estos lanzamientos. Pero los Atléticos permitieron la menor producción en estos lanzamientos. Los mejores prospectos Luzardo (30%) y Puk (33%) tuvieron las tasas de «corazón» más altas entre los empleados el año pasado, y es probable que ambos desempeñen un papel más importante este año. – Miller


Record 2019: 93-69
Cuotas de la Serie Mundial: 22-1

En el mejor de los casos: Repetir. Los experimentados titulares Max Scherzer, Stephen Strasburg, Patrick Corbin y Anibal Sanchez comienzan rápidamente a siete entradas y juntos ganan tres cuartos de sus decisiones. La ofensiva es dinámica detrás del 1.142 OPS del Jugador Más Valioso de la Liga Nacional, Juan Soto, y un novato del año de 3B Carter Kieboom. Es suficiente para dar a los Nacionales las mejores 41 victorias en los Países Bajos y una ventaja local muy necesaria para el enfrentamiento de NLCS con los Dodgers. – Doolittle

Peor de los casos: La temporada de resaca del título de Washington toma la forma de una campaña 500. Los titulares no son profundos al comienzo de la temporada y las esperanzas de un bullpen mejorado están decepcionadas. Soto todavía es un candidato a JMV, pero Kieboom aún no está listo y Washington juega Asdrubal Cabrera todos los días en la esquina. Los Nats todavía están atentos y todos siempre esperan una fase caliente en 2019 que nunca llegará al final. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿Será mejor el bullpen? Sí, perder a Anthony Rendon es un gran revés, pero los Nacionales de alguna manera ganaron 93 juegos y la Serie Mundial, a pesar de un bullpen que fue penúltimo en las mayores en efectividad (5.68) y último en la posibilidad de ganar (menos 8.49 Victorias). Han firmado a Will Harris y tendrán a Daniel Hudson para toda la temporada. Un mejor bullpen ayudará a compensar la pérdida de rendon. – Schönfield

Lo que hacen mejor que cualquier otro equipo: Golpea frascos con alta velocidad y potencia. Los Nacionales tuvieron la mejor tasa de contacto de béisbol en campos de más de 95 mph el año pasado, y contra la categoría Baseball Reference Power Pitcher, fueron la ofensiva más productiva de la Liga Nacional. Hay muchas razones por las que sobrevivieron a los playoffs y ganaron la Serie Mundial el año pasado, pero eso es parte de eso: el porcentaje de lanzadores de más de 95 mph se duplica en la temporada baja. – Miller


Record 2019: 93-69
Cuotas de la Serie Mundial: 22-1

En el mejor de los casos: Las arañas anteriores y futuras rompen la sequía del título más larga en el béisbol cuando Cleveland conduce una temporada de Cy Young de Mike Clevinger a una marca de temporada regular que solo clasifica a los Yankees y Astros como los mejores de la Liga Americana y en una carrera hogareña de octubre por Estados Unidos traduce la última edición mágica de los indios. – Doolittle

Peor de los casos: Los problemas de José Ramírez vuelven a principios de 2019, solo que esta vez no tiene tiempo para recuperarse de ellos, ya que la rotación de Cleveland no es dominante y los indios flotan en el medio del campo a ambos lados de la pelota y nunca trepan por completo. grupo relativamente poco profundo de los contendientes fuera de temporada de la Liga Americana. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿El campo abierto causará suficiente insulto? El jardinero indio bateó .253 / .318 / .417, peor que cualquier equipo de playoffs, razón por la cual los indios no disputaron los playoffs. En el jardín, competirán una vez más con grandes como Oscar Mercado, Jordan Luplow, Delino DeShields Jr., Franmil Reyes y Domingo Santana con Reyes o Santana el DH. – Schönfield

Lo que hacen mejor que cualquier otro equipo: Evita que los corredores se muevan hacia arriba. Gracias en gran parte al receptor Roberto Pérez, que no tuvo un solo pase durante todo el año, los receptores de Cleveland pudieron ahorrar alrededor de 10 carreras en comparación con un equipo promedio con habilidades de bloqueo, que es aproximadamente el doble del siguiente mejor equipo del mundo Liga americana Los oponentes de Cleveland tomaron solo 95 «bases adicionales» contra ellos el año pasado, una categoría de referencia de béisbol que incluye lanzamientos salvajes, pelotas obsoletas y algunos otros tipos de avance de los corredores. Eso es menos de la mitad que los peores equipos y solo el 60% del promedio de la liga. – Miller


Record 2019: 86-76
Cuotas de la Serie Mundial: 22-1

En el mejor de los casos: Pete Alonso se acerca mucho a su temporada de novato, Jeff McNeil gana el título de golpe y Robinson Cano evoca una temporada de recaída ya que los Mets tienen el mejor porcentaje base de la Liga Nacional y un palo de lanzamiento dominado por Jacob deGrom a 33 victorias y una Liga Nacional. Ranura de unidad comodín. – Doolittle

Peor de los casos: Cano es un brindis, Alonso es una coincidencia y deGrom simplemente no tiene suficiente ayuda ya que los Mets ocupan un cuarto lugar distante en el Este de la Liga Nacional y el ánimo de la base de fanáticos de Nueva York se vuelve tóxico en un momento en que los Yankees terminan su título de sequía. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿Han reemplazado efectivamente a Zack Wheeler y Noah Syndergaard en la rotación? Wheeler firma con los Filis y Syndergaard está en movimiento con la cirugía de Tommy John. Rick Porcello y Michael Wacha fueron contratados como agentes independientes. Juntos, estos dos lograron una efectividad de 5.20 en 2019, más de una carrera más alta que Wheeler y Syndergaard. – Schönfield

Lo que hacen mejor que cualquier otro equipo: Lanza bolas rápidas con fuerza. La bola rápida promedio de los Mets, excluyendo el cortador, fue de 94.7 millas por hora el año pasado, media milla más rápido que los Medias Blancas No. 2. El promedio de la liga fue de 93.0 millas por hora, lo que hicieron los Mets con el 80% de los suyos. Fastballs excedido. Si te mantienes en la cima este año, lo harás sin rehabilitar a Syndergaard, quien fue el abridor más difícil de lanzar en la liga el año pasado. Pero también lo harán sin el difunto Jason Vargas, quien fue el lanzador más lento del club el año pasado antes de ser cambiado. – Miller

jugar

1:59

Bradford Doolittle y David Schoenfield examinan lo que pueden esperar de Yoenis Céspedes y Robinson Cano en los Mets esta temporada.


Record 2019: 75-87
Cuotas de la Serie Mundial: 20-1

En el mejor de los casos: Los Rojos conducen a un título Central de la Liga Nacional detrás de uno de los mejores equipos de lanzadores de béisbol, ya que el puesto de pesos pesados ​​más joven de la división y Cincinnati aprovechan un calendario suave, con una temporada de MVP de Eugenio Suárez en los titulares. – Doolittle

W.primer caso: Los Rojos caen por debajo de 0.500 y dejan la carrera de comodines de la Liga Nacional tarde, ya que la defensa del equipo socava un buen equipo de lanzadores y la temporada de Raisel Iglesias se convierte en un incendio de basurero. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿Agregaste suficiente insulto? Los Rojos deberían tener una muy buena rotación, pero a pesar de su estadio de béisbol amistoso en casa, solo terminaron 12º en la Liga Nacional. Entre Mike Moustakas y Nicholas Castellanos, que tienen poder pero no son personas de base alta, así como Shogo Akiyama, una máquina en base en Japón. También podrían ser necesarias mejores temporadas de Joey Votto y Nick Senzel, el jardín central del segundo año. – Schönfield

Lo que hacen mejor que cualquier otro equipo: Sandpiper en tercer lugar. Solo el 45% de los corredores que alcanzaron la tercera base con menos de dos outs contra los Rojos (con Tampa Bay) tuvieron las probabilidades de béisbol más bajas. Los Rojos tenían un palo de golpe que golpeó un 11% más de bateadores que el equipo promedio en general, pero en situaciones en las que una pelota voladora podría haber golpeado a un corredor, golpearon un 34% más de bateadores que el equipo promedio. – Miller


Record 2019: 91-71
Cuotas de la Serie Mundial: 25-1

En el mejor de los casos: Liderados por una temporada Cy Young de Jack Flaherty y un empujón del novato Dylan Carlson a fines de la temporada, que a todos en Gateway City les encanta, los Cardenales ganan 35 juegos y vuelven a caer en la primera ronda. Esta vez, la ofensiva de San Luis aparece en la LCS y los Cardenales juegan contra los Yankees en la Serie Mundial. – Doolittle

Peor de los casos: El declive de Paul Goldschmidt se está acelerando; Paul DeJong batea .171; y Flaherty no está listo para ocupar su lugar como neo-Bob Gibson. St. Louis se tropieza con veteranos improductivos que permanecen en la alineación demasiado tiempo y pasan el resto de la temporada rascándose para volver a los 500. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿Cuánta producción obtendrán del jardín? Los Cardenales fueron 23º en las mayores en WOBA de sus jardineros y perdieron a Marcell Ozuna en la agencia libre. Los novatos Lane Thomas y Carlson podrían desempeñar un papel importante aquí, junto con el veterano Dexter Fowler, quien se recuperó de un miserable 2018 a un promedio de 2019 (98 OPS +). Harrison Bader es un mago defensivo que luchó por el récord en 2019 (promedio .205, .680 OPS). – Schönfield

Lo que hacen mejor que cualquier otro equipo: Pare Bunts (y juegue una gran defensa dentro del cuadro en general). Los tercera base de los Cardenales jugaron la posición más plana en el juego, lo que ayudó al equipo a obtener el menor número de hits de béisbol en el último año. Pero más allá de eso, los Cardenales permitieron la menor cantidad de golpes en el cuadro general y los segundos bateadores más pequeños para acceder a los errores. – Miller


Record 2019: 84-78
Cuotas de la Serie Mundial: 20-1

En el mejor de los casos: Los Cachorros usan un campo de la Liga Nacional en el que no hay favoritos claros después de la temporada en más de 60 juegos para asegurar una reunión en la primera ronda y ponerse en forma gracias a las temporadas típicas de Anthony Rizzo, Kris Bryant y Javier Báez acercarse dominante Craig Kimbrel. – Doolittle

Peor de los casos: La delgada rotación de los Cachorros no puede cubrir la formación de cráteres de Jon Lester y José Quintana, y una ofensa unidimensional no le da a Wrigley Field suficientes brisas amistosas ya que una de las épocas doradas de los Cachorros termina en una batalla por el último lugar con los piratas. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿David Ross hará la diferencia como nuevo gerente? No fue culpa de Joe Maddon, pero los Cachorros se quedaron muy rezagados con respecto a su talento para ganar 84 juegos en 2019, y un nuevo capitán con una actitud fresca podría ayudar. Ross tiene que averiguar el bullpen y cómo se posiciona el jardín cuando Kyle Schwarber es el DH. Eso significa obtener algunos números de Steven Souza Jr. e Ian Happ. – Schönfield

Lo que hacen más que cualquier otro equipo: Lanzando bolas rápidas. Los Cachorros lanzaron bolas rápidas (incluidos los cortadores) el 67% del tiempo del año pasado, la tasa de béisbol más alta y 20 puntos porcentuales más altos que los Angelinos, el equipo en la cima. Las bolas rápidas de los Cachorros no solo fueron frecuentes, sino también anormales: fueron los segundos jugadores más largos, segundos más bajos y menos probables en la zona de strike, y los segundos más propensos a disparar una bola inferior. – Miller


Record 2019: 89-73
Cuotas de la Serie Mundial: 30-1

En el mejor de los casos: El lugar de Craig Counsell como béisbol Kasparov se consolida cuando Milwaukee se abre camino a una victoria apretada en la Liga Nacional de la Liga Nacional detrás de una triple corona de Christian Yelich y una temporada del súper relevista Josh Hader, la historia constante de Rollie Fingers de Bob Uecker inspirado en 1981. Los Cerveceros llevan este éxito hasta un banderín de la Liga Nacional. – Doolittle

Peor de los casos: Como Gulliver, Yelich está en medio de un equipo de Liliputians porque Hader tiene su primera temporada baja y Counsell no puede obtener suficientes entradas de alta calidad de sus empleados principiantes. Los Cerveceros caen a 37 derrotas y se involucran con Pittsburgh por el último lugar en la división. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿Con qué eficacia ha reemplazado a Mike Moustakas, Yasmani Grandal y Eric Thames? Estos tres se combinaron para 88 carreras en casa en 2019. Omar Narváez puede anotar, pero no es un buen lanzador como Grandal. Justin Smoak y Ryan Braun juegan un papel en la primera base, donde la defensa de Braun plantea un problema. y la tercera base parece un tren con Eric Sogard y Jedd Gyorko. La ofensiva fue solo en el medio del campo el año pasado y no está mejorando. – Schönfield

Lo que hacen más que cualquier otro equipo: Evite usar los entrantes para completar el pedido por tercera vez. Los Cerveceros tuvieron 51 lanzamientos el año pasado que duraron exactamente 18, 19 o 20 bateadores, lanzamientos que se lanzaron (normalmente de manera intencional) cuando el corazón del orden contrario los vería por tercera vez. Estas 51 aperturas fueron casi dos veces más altas que el segundo equipo más alto en la Liga Nacional, y fueron la mayoría de todos los equipos en la historia. – Miller


jugar

1:37

Karl Ravech ofrece una vista previa de lo que AL West puede esperar en la temporada regular reducida de la MLB 2020.

Record 2019: 72-90
Cuotas de la Serie Mundial: 22-1

En el mejor de los casos: Joe Maddon hace malabares con éxito con el equipo de lanzadores, mientras Anthony Rendon supera las preocupaciones por lesiones tempranas, Mike Trout tiene otra temporada de MVP de alto perfil, y la habilidad de dos vías de Shohei Ohtani se convierte en la mejor historia en el béisbol. Los ángeles se abren paso en una batalla de tres vías en el fuerte AL Oeste y luego luchan con los Astros y A por el primer puesto. – Doolittle

Peor de los casos: Trout y Rendon luchan contra las lesiones; El golpe de Ohtani sufre de su regreso a la colina; y Maddon no puede encontrar una manera de obtener entradas de alta calidad de la mala rotación. Los ángeles caen bajo la división de Texas. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿La rotación se mantiene saludable? Ningún titular de los Angelinos hizo 20 aperturas la temporada pasada. Tuvieron un comienzo de 30 juegos en 2018 y uno en 2017. Agregaron a Julio Teherán, quien llegó tarde al campamento de verano después de dar positivo por COVID-19, y Dylan Bundy, apenas ases, pero los ángeles se beneficiará si estos dos solo toman sus movimientos regulares junto con Ohtani y Griffin Canning. – Schönfield

Lo que hacen más que cualquier otro equipo: Involucrarse. El año pasado, los ángeles vieron la mayor cantidad de conteos 2-0 en el béisbol y los segundos más altos 3: 1. Alrededor del 23.5% de los lugares que vieron llegaron en conteos de ritmo, la mayoría en el béisbol. La incorporación de Rendon solo ayudará: el año pasado, Rendon terminó la undécima mayor cantidad de apariciones récord con un bateador. – Miller

jugar

0:52

Mike Trout dice que jugará la temporada de MLB 2020 después de estar «en el aire».


Record 2019: 85-77
Cuotas de la Serie Mundial: 45-1

En el mejor de los casos: Una rotación de los cuatro grandes por Madison Bumgarner, Robbie Ray, Zac Gallen y Luke Weaver parece acortar el puente y acercar nuevamente a Archie Bradley. Ejemplo de depredador. – Doolittle

Peor de los casos: La rotación sucumbe a Longball-Itis y un crimen que depende demasiado de los jonrones no puede seguir el ritmo de Ketel Marte convirtiéndose en un espectáculo de un solo hombre y Arizona cayendo detrás de San Diego y Colorado en el orden jerárquico de la División Oeste de la Liga Nacional. – Doolittle

Gran pregunta del juego 60: ¿Es la rotación lo suficientemente buena como para que sea un candidato sorpresa? Bumgarner, el ex All-Star Ray y Gallen han tenido una temporada de novatos impresionante (efectividad de 2.81 en 15 aperturas), así como Weaver y Merrill Kelly. Los primeros tres también tienen algo que demostrar: las divisiones en la calle de Bumgarner han sido malas durante los últimos dos años; Ray no pudo igualar sus números de 2017. y los Marlins estaban listos para cambiar a Gallen por Jazz Chisholm. – Schönfield

Lo que hacen mejor que cualquier otro equipo: Roba bases sin que te atrapen. Arizonas Erfolgsquote bei gestohlenen Basen war mit 86% die beste der Majors und erreichte fast den Rekord von 88%, den die Phillies 2007 aufgestellt hatten. Aber es ist nicht nur so, dass sie selten erwischt wurden – die Dodgers waren mit 85% Erfolg fast genauso narrensicher -, sondern auch, dass sie nicht nur vorsichtig spielten. Die Diamondbacks haben mehr Basen gestohlen als 20 andere Teams und 31 mehr Basen als die Dodgers. Sie haben dreimal so viele Basen gestohlen wie die Zwillinge, während sie weniger oft gefangen wurden. – Miller


Rekord 2019: 72-89
World Series Gewinnchancen: 20-1

I’m besten fall: Die White Sox explodieren mit der besten Offensive des Baseballs, als Rookie des Jahres Luis Robert eine neunköpfige reguläre Aufstellung anführt, die MLB in Homers auf Trab bringt und Chicago zu einem AL Central-Titel treibt. – Doolittle

Schlimmsten Fall: Die White Sox machen Fortschritte und fordern 0,500 heraus, können aber das kopflastige AL-Playoff-Feld nicht knacken, da der Bullpen nicht zusammenwächst und Alex Colome näher implodiert. – Doolittle

Große 60-Spiele-Frage: Sind Rookie Center Fielder Robert und Rookie Second Baseman Nick Madrigal bereit, eine Wirkung zu erzielen? Mit den Neuzugängen von Yasmani Grandal und Edwin Encarnacion im jungen Kern von Yoan Moncada, Tim Anderson und Eloy Jimenez werden die Sox eine lustige Aufstellung haben – und vielleicht eine sehr gute, wenn sich die Rookies als bereit erweisen. Robert traf letztes Jahr mit 32 Home Runs in den Minderjährigen auf .328, lief aber nicht viel (28 in 551 PAs). Madrigal ist ein extremer Kontakthitter ohne Power, könnte aber ein solider On-Base-Typ sein. – Schönfield

Was sie besser machen als jedes andere Team: Rahmenabstände – zumindest ist das der Plan. Letztes Jahr waren die White Sox das zweitschlechteste Team, wenn es um Catcher-Framing ging, nur vor den Orioles. Aber sie haben Grandal verpflichtet, der der Startfänger für die Brewers war, das beste Framing-Team der Liga im letzten Jahr. Fast 50 Läufe trennten die Fänger für die White Sox und Brewers, und fast 30 trennten Grandal und den Starter, den er ersetzt, James McCann. McCann wird weiterhin das Backup sein, aber er wird das Backup des letzten Jahres ersetzen, Welington Castillo, der zweitschlechteste Einzelspieler der Liga, laut Baseball Prospectus. – Miller

jugar

1:30

Karl Ravech verweist auf den Zeitplan und die Kadertiefe der Zwillinge als Faktoren, die sie zu Spielern in einer 2020 AL-Zentrale machen, zu der auch die faszinierenden Indianer und White Sox gehören.


Rekord 2019: 81-81
World Series Gewinnchancen: 33-1

I’m besten fall: Die Phillies machen einen Platz auf der Wildcard, als Andrew McCutchen dort weitermacht, wo er aufgehört hat, bevor er 2019 verletzt wurde. Bryce Harper produziert eine All-Star-Saison und Alec Bohm bahnt sich seinen Weg in die Startaufstellung. Hinter einer starken Rotation, die durch das Auftauchen von Rookie Spencer Howard unterstützt wird, sind die Phillies in der Nachsaison hart im Nehmen und schaffen es, sich mit den Dodgers in einen LCS-Showdown zu drängen. – Doolittle

Schlimmsten Fall: Die Phillies können keinen einzigen Liga-Durchschnittsstartkrug jenseits von Aaron Nola produzieren, da Zack Wheeler enttäuscht und Harper in der Offensive eine weitere mittelmäßige Saison durchläuft. Philadelphia fordert niemals einen Playoff-Platz heraus, und das langfristige Projekt dieser Version der Phillies wird ernsthaft in Zweifel gezogen. – Doolittle

Große 60-Spiele-Frage: Wie gut ist der Bullpen? Die Phillies belegten den 23. Platz bei den Majors in Bullpen ERA und den 15. Platz bei der 2019 hinzugefügten Bullpen-Gewinnwahrscheinlichkeit. Verletzungen waren ein Faktor, aber der Stift ist immer noch ein Problem. Das Team wird wieder auf Hector Neris zählen, und wenn sich Rookie Howard der Rotation anschließt, kann auch einer der Starter hierher ziehen. – Schönfield

Was sie besser machen als jedes andere Team: Vermeiden Sie Ausfälle auf den Basispfaden. The Phillies were picked off only twice all year — no other team was picked off fewer than five times, and only one team this century was picked off less often. They had the third-fewest batters caught stealing, and they made the fewest outs on the bases of other sorts — runners caught trying to advance. — Miller


2019 record: 70-92
World Series odds: 30-1

Best case: It all comes together for the San Diego pitching staff, as Chris Paddack dominates and is joined by Joey Lucchesi, Zach Davies and Dinelson Lamet in a consistent rotation that fronts a dynamic, Kirby Yates-led bullpen. Meanwhile, Fernando Tatis puts up MVP numbers as part of a dynamic one-two punch with Manny Machado. The Friars battle the Dodgers for the NL West crown to the end, with the NL’s top wild-card slot the consolation prize for the loser. — Doolittle

Worst case: The rotation after Paddack is a mess; Yates is merely good; and the offense beyond Tatis and Machado lacks long-ball threats. With their bullpen edge diminished, the Padres flop to 37 losses and try to hold off the Giants for last in the West. — Doolittle

Big 60-game question: Will they score enough runs? The bullpen looks like one of the best in the business, and the young rotation, led by Paddack, could be good, especially if rookies MacKenzie Gore and Luis Patino are ready to contribute. But the offense? Just 13th in the NL in runs and 10th in home runs. Outfielders Tommy Pham and Trent Grisham were acquired via trade to provide some OBP help after the Padres posted a .308 mark. — Schoenfield

What they do more than any other team: Play deep. If we look at just road positioning — because home ballparks disproportionately influence where outfielders set up — Padres outfielders played the deepest left field, the deepest center field and the deepest right field in baseball. On average, each outfielder was about 8 feet deeper than the league’s typical positioning, more than double the difference of the next-deepest club. — Miller


2019 record: 84-78
World Series odds: 38-1

Best case: The Yankees and Rays run away from the Red Sox in the AL East, but MVP-level seasons from J.D. Martinez and Rafael Devers are supported by strong collective work from the Boston bullpen as the BoSox hover a few games over .500 and challenge for a playoff slot. — Doolittle

Worst case: An MLB-worst pitching staff can’t put up quality innings, as the Yankees, Rays and Blue Jays run away from Boston in the AL East and Red Sox fans are forced to look over their shoulders at the closely trailing Orioles during the longest two-month season in BoSox history. — Doolittle

Big 60-game question: Is their rotation good enough to compete? The Red Sox have lost Chris Sale, David Price and Rick Porcello from last year’s rotation — that’s nearly half their starts, not that the trio was all that great (a combined 27-28). Eduardo Rodriguez missed the start of summer camp with the coronavirus and might not be ready for the start of the season. Collin McHugh has opted out of the season with elbow issues. That leaves the Red Sox counting on the likes of Martin Perez and Ryan Weber. — Schoenfield

What they do more than any other team: Work up in the strike zone. The average Red Sox fastball is the highest in baseball, slightly higher than those of the Dodgers and Rays. High fastballs have become a popular tactic for countering hitters’ uppercut swings in the launch angle era, and 2019 was the fourth year in a row the Red Sox threw the league’s highest fastballs. Reliever Matt Barnes’ fastball was second highest among all pitchers in baseball. — Miller


2019 record: 67-95
World Series odds: 75-1

Best case: The Blue Jays find a home. Any home, at this point. Then they ride a sophomore leap from batting champion Vladimir Guerrero (who hit .405 at Buffalo in 2018), along with similar second-year gains from Cavan Biggio and Bo Bichette. Helping is a highly competent rotation led by Hyun-Jin Ryu and rookie sensation Nate Pearson, as the Blue Jays land an AL wild-card slot. If they pull that off, they will have earned it. — Doolittle

Worst case: The Blue Jays become baseball’s version of a washed-up hair-metal band, spending a summer playing before empty houses in a city for a couple of nights, then moving on to do the same thing in another city, over and over. It’s a bad spot for the Jays, it’s a bad spot for baseball and it’s a bad spot for anyone trying to figure out park effects on their numbers. Beyond homelessness, a worst-case Jays scenario probably involves stalled development from their young hitters and a spate of one-run losses fueled by a down season from closer Ken Giles. — Doolittle

Big 60-game question: Can they hit? And by that, I mean reverting to an old-school evaluation of hitting: batting average. The Blue Jays hit just .236 as a team, worst in the AL. So even though they were fifth in the league in home runs, they were just 12th in runs scored. The only new hitter they brought in is Travis Shaw … who hit .157 for the Brewers last year. — Schoenfield

What they do more than any other team: Shift their outfielders around. Under first-year manager Charlie Montoyo, the Blue Jays played the outfield in a «standard» defense on 78% of pitches last year, lowest in the league (excepting the Rockies, whose giant ballpark messes up the definitions of standard a bit). That was a big change from 2018, when, under manager John Gibbons, they played a standard alignment on 97% of pitches. Nonstandard alignments occasionally mean a fourth outfielder — which the Blue Jays used a few times last year — but more often mean an outfielder shading heavily in one direction. — Miller


2019 record: 78-84
World Series odds: 75-1

Best case: Texas’ rotation becomes a strength thanks to repeat performances from Mike Minor and Lance Lynn, along with a return to form for newcomer Corey Kluber. The offense homers its way to five runs per game, and Texas’ surprising 33-win season is enough to just edge a crowded field for a postseason slot in the AL. — Doolittle

Worst case: Hoppla. Minor and Lynn regress and Kluber is done-zo. And that homer-happy offense is not well suited for Texas’ new ballpark, which proves to be a pitcher’s paradise. The Rangers slump to 24 wins and never really mount a serious challenge for a playoff spot in the tough AL West. — Doolittle

Big 60-game question: What if they have to use only five starters? Minor and Lynn were great last year, but the rest of the rotation was a disaster — the Rangers ran through 17 other starters. Enter Kluber, Kyle Gibson and Jordan Lyles. — Schoenfield

What they do more than any other team: Steal home. Rougned Odor picked up a straight steal of home in June, and Elvis Andrus took home three times on double steals, making him the only player in baseball to swipe home more than once last year. Andrus now has seven steals of home in his career, the second most by any player since 1975. — Miller


2019 record: 71-91
World Series odds: 100-1

Best case: Nolan Arenado, Trevor Story and Charlie Blackmon put up big percentages even for them, as the Rox’s league-average starters do just enough to get the offense’s early leads to a resurgent bullpen, and Colorado wins 33 games to grab an NL wild-card slot. — Doolittle

Worst case: Arenado and Story are just OK, as Blackmon starts to show some age for an offense that puts up Citi Field numbers at Coors Field, and a 5.80 team ERA lands the Rockies in the NL West cellar. — Doolittle

Big 60-game question: Can the rotation bounce back? The Rockies had solid rotations in 2017 (12th in WAR) and 2018 (ninth in WAR) when they made the playoffs, but fell to 25th in 2019. Kyle Freeland is the big key after finishing fourth in the Cy Young voting in 2018 and falling to 3-11, 6.73 in 2019. — Schoenfield

What they do better than any other team: Crush pitchers the third time through the order. Overall, the league hit about 12% better the third time through the order last year; the Rockies hit 54% better. It was batting practice: They hit .343/.381/.623, nearly 100 points of OPS higher than any other team. In fact, it was the highest OPS any team this century has put up in that split. — Miller


2019 record: 69-93
World Series odds: 250-1

Best case: The new wave of best practices introduced by GM Ben Cherington and manager Derek Shelton pays off exponentially as the Pirates get a league-average performance from their pitching staff, Bryan Reynolds wins a batting title for the offense, and Ke’Bryan Hayes becomes a Rookie of the Year candidate. The Pirates eke out some one-run wins and find themselves in the hunt with a bunch of other .500ish teams for an NL wild-card slot. — Doolittle

Worst case: The shorthanded rotation implodes at the same time that Pittsburgh’s bullpen craters. A below-average offense can’t pick up the slack, and the last-place Pirates challenge for baseball’s lousiest record. Worst of all, key youngsters Mitch Keller, Hayes and Cole Tucker all struggle and Pittsburgh can’t find a taker for slumping Josh Bell on the trade market. — Doolittle

Big 60-game question: Are they bad enough to get the No. 1 pick in 2020? It’s definitely possible. Starters Jameson Taillon and Chris Archer are out for the season; they traded Starling Marte; closer Keone Kela hasn’t been in camp for undisclosed reasons; and outfielder Gregory Polanco and top prospect Hayes are out for the start of the season after testing positive for COVID-19. — Schoenfield

What they do better than any other team: Slug in the pinch. Pirates pinch hitters batted .320/.396/.543 in 282 plate appearances, a combination of frequency and production that has been matched by only one team in history — the 2016 Cardinals. Ten Pirates pinch hit at least 10 times, and they collectively slugged .603. — Miller


2019 record: 59-103
World Series odds: 100-1

Best case: Jorge Soler leads the AL in homers and RBIs; Adalberto Mondesi establishes himself as baseball’s most exciting player; and Brady Singer leads a young wave of Royals hurlers. Kansas City climbs a couple of games over .500 and challenges for an AL playoff slot into the season’s final week. — Doolittle

Worst case: With Greg Holland and Trevor Rosenthal posting double-digit ERAs, the bullpen once again can’t hold the few leads it gets, as Soler’s 2019 breakout takes on the pallor of a career season and Mondesi’s free-swinging ways threaten to torpedo his immense promise. Kansas City plummets to an MLB-worst 45 losses. — Doolittle

Big 60-game question: Will the infield be anything close to major league caliber? The one sure thing is shortstop Mondesi, but he still has a lot to prove with the bat after posting a .291 OBP last year. Third baseman Maikel Franco was cast off by the Phillies. First base might be a platoon of the Ryans — McBroom, a 28-year-old rookie, and O’Hearn, who hit .195 last year. Second baseman Nicky Lopez hit .240/.276/.325 as a rookie. — Schoenfield

What they do more than any other team: Steal third. The Royals stole second a lot, too, but while they were tied for sixth at that base, they were way in front of anybody else stealing third, claiming the bag 32 times while getting caught only five. (It was the second year in a row they led the league, the second year in a row they stole third base 32 times and the second year in a row they were caught five times.) Mondesi was 12-for-13, while no other runner in baseball stole third more than seven times. — Miller


2019 record: 77-85
World Series odds: 175-1

Best case: Everything goes right, but the Giants still fall just shy of .500 and tumble out of the wild-card chase late in the season. The surprising campaign is propelled by the stable starting pitching of veterans Johnny Cueto, Jeff Samardzija and Kevin Gausman and a mix-and-match offense that compensates for the absence of Buster Posey. — Doolittle

Worst case: The Giants hit bottom, as the veterans on the roster run out of steam en masse in advance of what San Francisco hopes will eventually be an influx of in-house talent. Mike Yastrzemski proves to be a flash in the pan, and the hopes that Mauricio Dubon can lock down second base fade with a lackluster season from him at the plate and, especially, in the field. — Doolittle

Big 60-game question: Wait, no Madison Bumgarner and no Posey? It’s going to look weird in San Francisco without the Giants’ longtime stars, but that doesn’t mean there’s a youth movement going on here just yet. Cueto is the Opening Day starter, and the lineup will still include 30-somethings Brandon Crawford, Brandon Belt, Evan Longoria and Hunter Pence. — Schoenfield

What they do more than any other team: Use pinch hitters. The Giants used 362 pinch hitters last year — including five pinch hitters who were hit for before they could bat — tying the record. The Giants pinch hit 43 more times than any other team last year, and did pretty well at it, with the fifth-best slash line in baseball and the second-best in the National League. The star of the bunch — Pablo Sandoval, who hit .375/.400/.667 in 50 pinch-hitting plate appearances — is back, although the manager who called on him so often last year has retired and been replaced. — Miller


2019 record: 57-105
World Series odds: 200-1

Best case: The Marlins are outscored by only 50 runs and hover around .500 on one-run performance behind a strong back of the bullpen led by Brandon Kintzler and Yimi Garcia. The Jonathan Villar-led lineup overachieves just enough to prevent a deadline sell-off and keep 29-31 Miami in the wild-card conversation deep into September. — Doolittle

Worst case: Every veteran stabilizer brought in to raise the floor of the offense belly flops on that floor as Miami averages three runs per game and loses an MLB-high 47 games. Twitter jokes about Miami’s empty park during this fanless season quickly grow tiresome. — Doolittle

Big 60-game question: Will the young players in the lineup learn any plate discipline? The Marlins have some stopgap veterans on board, like Villar, Jesus Aguilar and Matt Joyce, but they need the young players who are part of the future to improve. Jorge Alfaro (154 SO, 22 BB), Isan Diaz (59 SO, 19 BB) and Lewis Brinson (74 SO, 13 BB) have to improve their approach at the plate. — Schoenfield

What they do better than any other team (except the Dodgers): Score runners from third with fewer than two outs. The Marlins scored 57% of the runners they put on third with fewer than two outs. They were actually near the bottom of the league in sacrifice flies, but hit .376 in those situations. — Miller


2019 record: 68-94
World Series odds: 250-1

Best case: Seattle makes a surprising push for .500 that ultimately falls short but brightens the near-term outlook for the rebuilding M’s. Rookie 1B Evan White looks like a keeper and fellow former first-rounder Kyle Lewis establishes himself in the outfield as Seattle fans eagerly await the arrival of prospects Jarred Kelenic and Julio Rodriguez. Meanwhile, the rotation surprises behind the veteran stability of Marco Gonzales, Taijuan Walker and Yusei Kikuchi and the emergence of youngsters Justus Sheffield and Justin Dunn. — Doolittle

Worst case: The youngsters flop, catcher Tom Murphy regresses and Shed Long can’t seize the second-base job. Meanwhile, the rotation can’t produce enough strikeouts and Seattle’s 21-win season has its fans grumbling that this rebuild is not progressing quickly enough. — Doolittle

Big 60-game question: Are the kids any good? The lineup will feature first baseman White, second baseman Long, shortstop J.P. Crawford and outfielder Lewis. Maybe top prospect Kelenic will come up as well. Sheffield and Dunn will get the chance to start. Is this a foundation to build around? — Schoenfield

What they do more than any other team: Work counts. The Mariners’ hitters saw 4.11 pitches per plate appearance, a major league record. They chase less than most teams; they foul pitches off more than most teams; and they swing and miss a lot — all things that lead to long plate appearances, even if on the surface the Mariners don’t jump out as an extreme pitch-taking club. — Miller


2019 record: 47-114
World Series odds: 250-1

Best case: Casey Mize emerges as a Rookie of the Year candidate and the Tigers get into a ton of extra-inning games, most of which they win because Ron Gardenhire proves to be the master of starting-with-a-runner-on-second strategies. Alas, the Tigers still lose 34 games. — Doolittle

Worst case: Miguel Cabrera slugs .333; Mize shows little evidence that he’s going to become a near-term sensation; and, after an MLB-worst 43 losses, the Detroit rebuild offers little tangible evidence that brighter days lie ahead. — Doolittle

Big 60-game question: When will we see Mize, Matt Manning and Tarik Skubal? We won’t see them — three of the top pitching prospects in baseball — in the opening rotation, but given that all three pitched in Double-A last year, we should see them at some point. With Jordan Zimmermann on the 45-day injured list and Daniel Norris missing summer camp with a positive COVID-19 test, we might see Mize, the No. 1 pick in 2018, sooner rather than later. — Schoenfield

What they do more than any other team: There is … not much to offer here besides «lose.» The Tigers were the worst offense and the worst defense in baseball last year, and unlike the similarly deficient Orioles, they weren’t even using their losing season to experiment in interesting ways. That leaves us with: triples. The Tigers’ 41 triples led the majors, thanks more to their spacious outfield (29 came at home) than any standout tripler (no Tiger had more than five) or team speed. The Tigers also hit a lot of doubles — fifth in the AL — so, although they were last in their league in homers, don’t let it be said there isn’t some power in those bats. — Miller


2019 record: 54-108
World Series odds: 500-1

Best case: A couple of breakout performances from players such as Anthony Santander and Austin Hays boost a roster that gets a number of league-average performances, as the Orioles get lucky in one-run games behind a career season from closer Mychal Givens and find themselves in a wild-card race crowded with teams hovering around the .500 mark. — Doolittle

Worst case: The strikeouts pile up for an offense with no consistent middle-of-the-order threat, and a homer-happy pitching staff is battered by Baltimore’s tough slate of opponents as the O’s post baseball’s worst record. — Doolittle

Big 60-game question: Are there at least some young players to get excited about? Umm … well, not really. Hays will get the opportunity in center field, and he did play well in a 21-game stint last year (.309/.373/.574). They might as well give Ryan Mountcastle some at-bats, although his best position is probably DH. Don’t look for Adley Rutschman, last year’s No. 1 pick, in 2020. — Schoenfield

What they do more than any other team: Use relievers for multiple innings. The Orioles didn’t do much right last year, and the fact that they called on relievers to go more than one inning a league-high 192 times is part of the same story: When starters got knocked out early, relievers had to carry heavier loads. But in fairness, those multi-inning relievers actually did pretty well. Those 192 outings produced a 4.44 ERA in 393 innings. In the Orioles’ other 1,050 innings, their pitchers had a 6.02 ERA. — Miller

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here