[ad_1]

Publicado por Escritura externa | El cibao El | Lunes 1 de junio de 2020

En el sector de La Otra Banda, la miseria y el hacinamiento viven entre cientos de familias cuyas cabañas se construyeron en el extremo del canal de riego Monsieur Bogart.

En aproximadamente un kilómetro del canal, se construyeron casas en ruinas con neumáticos durante más de tres décadas, y personas de diferentes partes de esta ciudad y otras comunidades cibao instalaron palos. Las autoridades que trabajan con el sector del agua estiman que a lo largo de los años se han construido al menos 250 casas en el sector La Otra Banda, un municipio al suroeste del municipio de Santiago de los Caballeros.

Las condiciones opresivas en las que viven mal ponen en riesgo a sus residentes y contaminan el importante canal de riego, que puede suministrar agua a cinco acueductos en la línea noroeste y para la producción agrícola.

Dada la fragilidad de los edificios, los deslizamientos de tierra han permitido que una gran parte de las casas colapsen sus estructuras.

Falta de regulación

La ausencia de regulaciones y controles contra los reclusos convierte al Canal de Monsieur Bogart en una letrina a la que arrojan heces debido a la falta de inodoros o al desperdicio de animales de las casas que viven de la venta de carne de cerdo y pollo frito.

Yadira Coronado vive con sus tres hijos en una cabaña de madera y refugios de cartón y zinc entre neumáticos en el agua del canal de riego Monsieur Bogart.

Coronado cuenta las condiciones de miseria y riesgo bajo las cuales sobrevive con su familia.

A poca distancia de la cabaña Yadira, Josefina Veras ve cómo parte del muro se derrumbó y el Trousseau aterrizó en el agua del canal de riego.

Josefina Veras ha vivido en el sitio durante 36 años y dice que está expuesta a peligros y contaminación.

La mujer lamenta que las autoridades solo la recuerden en caso de tragedias o fechas de elecciones.

Problemática dura más de tres décadas.

Marino Abreu, director regional del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), dijo que a lo largo de los años han estado a un kilómetro del canal desde el que se bifurcan hasta el vertedero.

“Este semillero de casas comenzó en la década de 1980. Incluso yo ni siquiera estaba en INDRHI cuando comenzaron a construir, y he estado en esta instalación durante 35 años. La verdad es que contaminan el agua del canal que alimenta varios acueductos «, dice Abreu. El oficial recuerda que el proceso comenzó con Rosita Fadul cuando era la Gobernadora Provincial de Santiago, y ha sido imparable desde entonces.



[ad_2]

Artículo anteriorChoques violentos entre la policía y los manifestantes por la muerte de George Floyd
Artículo siguienteConozca al hombre misterioso del draft de la MLB para 2020: un joven de 17 años con enormes ventajas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí