[ad_1]

Publicado por Redaccion Diario55 | opinión | Miércoles 23 septiembre 2020

Reconocemos la iniciativa del presidente Luis Abinader y la vicepresidenta Raquel Peña de invertir dinero público en el centro histórico de Santiago. Para nosotros es importante que los recursos se acerquen de manera participativa con los actores del Consejo de Desarrollo (CDES). Planeamos que comience con solidez con 100 millones de pesos del Ministerio de Turismo y obtenga una rápida victoria. Una acupuntura para el ictus que refuerza los éxitos alcanzados y nos permite volver a la calle en el contexto de la pandemia.

Somos responsables de mantenernos en línea con la visión de 2030 elaborada en tres años (2021-2023) y $ 68 millones del BID para hacer el río Yaque con el aval y operación de la actual Recuperación de la planificación urbana del gobierno. Con BID y CDES, el río y el centro histórico van de la mano. No habrá buen progreso en el centro si el Hospedaje Yaque y la zona crítica de pobreza de Cambronal permanecen en caos y peligro.

Santiago de los Caballeros es una de las zonas donde perdurará el urbanismo estratégico. En su dimensión real, la metrópoli de Cibaeña, junto con Barcelona y 140 ciudades latinoamericanas, es un modelo de cohesión social y capital humano en beneficio del progreso.

Esta ciudad como colectivo humano se ha adherido a las creencias empíricas, locales y bucólicas de que es cierto que diseñar maquetas, bocetos y planos arquitectónicos es lo mismo que planificar áreas. La planificación estratégica es un ejercicio de gobernanza, visión y recursos compartidos que va más allá de trazar líneas y planes sin fundamento ni criterio de inversión pública.

Dado que «el diablo no duerme hoy», prestamos atención al hecho neurálgico de que ciertas momias, que se cree están enterradas en las tierras de sus deseos particulares, intentan revivir utilizando modelos arquitectónicos sin validez científica ni social. Quieren capturar al nuevo y poderoso gobierno, especialmente en la renovación del centro histórico.

Cuando más de 350 organizaciones sociales, gubernamentales y empresariales se han puesto de acuerdo sobre el nuevo plan estratégico para Santiago 2030, nos preguntamos qué buscan los comerciantes habituales e intentan impulsar proyectos imprudentes. Cuando la sociedad civil donó más de 20 millones de pesos de trabajo voluntario para crear la nueva agenda de desarrollo y los 41 ayuntamientos la aprobaron por unanimidad (Ordenanza 3251-19), los piratas de la ciudad siempre cavan más.

Si al amparo del artículo 137 de la Constitución de la República el Presidente y Vicepresidente se reunieron en el Consejo de Ministros coordinado por el Ministerio de la Presidencia y validaron la Agenda Santiago 2030, no hay forma más segura que encaminarnos en esa dirección.

El Concejo para el Desarrollo de Santiago (CDES) destaca los más de 50 éxitos alcanzados por todos los sectores y la Alcaldía en el centro. El ayuntamiento del centro histórico fue creado como sala de consulta por la ordenanza municipal 2760-06 ya desde 2006.

El progreso no es pequeño. Se colocaron 960 luminarias patrimoniales y se renovaron más de 10 parques y plazas. La seguridad de los ciudadanos se fortaleció con la policía municipal y nacional las 24 horas mediante la solidificación de los murales, creando más de 800 murales y el recorrido de los murales en combinación con el «Son de Los Pepines». Miles de turistas, embajadores y alcaldes lo disfrutaron.

El rescate de aceras y contenedores con dispositivos especiales para discapacitados se aseguró mediante una nueva señalización vial. Un sistema de recogida de residuos garantiza la limpieza y la limpieza; Se calmó el tráfico en las rutas culturales, se facilitó el establecimiento de la asociación empresarial en el centro de la ciudad y se participó en el CDES, se habilitó una casa separada para el ayuntamiento del centro histórico y la oficina de patrimonio cultural. La catedral de Santiago Apóstol ha sido completamente renovada bajo los principios artísticos y arquitectónicos del maestro Bismark Victoria, consultado por todos y el episcopado dominicano, entre otros.

Los éxitos fueron citados por el Consejo de Gobierno de 140 ciudades del Centro Iberoamericano de Desarrollo Urbano Estratégico (CIDEU) como modelos a seguir para Centroamérica y el Caribe.

En esta área de 1,5 km2, sin embargo, aún quedan más de 35 puntos débiles por superar. Especialmente con la planificación de zonificación, permisos de uso del suelo, movilidad en la ciudad, origen y destino de los viajes, contaminación del aire por cableado excesivo, falta de reactivación de espacios de estacionamiento regulados y edificios históricos que requieren renovación de fachadas, y mucho más.

La Ruta Corazón fue diseñada de manera participativa con CDES y la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Columbia en Nueva York. Esta ruta que contempla los espacios y edificios más emblemáticos, especialmente en el centro histórico y urbano. Todo se puede alinear y programar para conexiones sociales. El calendario anual de la Arquidiócesis Metropolitana es vital, la administración de la Catedral de Santiago Apóstol es fundamental, y el programa del Ministerio de Cultura, Ayuntamiento y demás instituciones debe ser el resultado de una gestión cultural articulada de las instituciones.



[ad_2]

Artículo anteriorPor qué algunos miembros de la comunidad japonesa de Hafu dicen que se sienten extranjeros en su propio país
Artículo siguienteVladimir Putin muestra músculos para su vacuna y la ofrece a la ONU de forma gratuita. «SC Noticias

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here