[ad_1]

El tres veces presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández, dijo en una entrevista con Efe que su país necesita un líder que «guíe emocionalmente» a la nación caribeña para ganar las elecciones del próximo domingo.

Cuatro días después de las elecciones, en las que nuevamente se postula para el jefe de estado, Fernández analiza su traumática salida del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), una formación que ha estado en el poder desde 2004 después de informar que estaba «haciendo trampa» en las primarias que celebró la fiesta en octubre pasado.

Fernández, quien está en la encuesta de terceros y ahora está en las filas de la Fuerza Popular (FP), rechaza frontalmente la hipótesis de reconciliación con su antiguo partido sobre un «candidato ilegítimo» como Gonzalo Castillo.

Además, el ex presidente pidió una investigación sobre el caso de corrupción de Odebrecht, que pasó a su último gobierno, «sin excluir nada», para aumentar la confianza del público.

PREGUNTA: ¿Por qué quieres ser presidente por cuarta vez?

RESPUESTA: Creo que hay tareas que aún no se han completado. Tenemos que trabajar nuevamente en el fortalecimiento institucional del estado constitucional social y democrático. Tuvimos un revés a este respecto que no esperaba. Me siento moralmente obligado a intervenir y revivir el legado de la reforma constitucional, el proyecto de la revolución democrática e institucional. Por otro lado, entiendo que el país tiene que comenzar una nueva fase de transformación. Creo que es algo que los demás (candidatos) no entienden. Combina un modelo de trabajo intensivo con un capital intensivo con una sólida base tecnológica.

P: ¿Cuál crees que es el revés más peligroso para la democracia dominicana en los últimos años?

UNA: Que no se entiende desde las más altas esferas de poder que la democracia tiene límites. En segundo lugar, asumir que el dinero puede hacer todo en un sistema político y no. En vista de esta amenaza a la democracia dominicana, mi esfuerzo político fue consolidar un estado constitucional democrático. Cuando veo este revés, no puedo permanecer ausente, indiferente e insensible a lo que está sucediendo en la República Dominicana.

P: Después de denunciar fraude en las primarias, ¿confía en la equidad y la transparencia de las elecciones?

UNA: Quiero poder confiar, poder confiar, pero siempre hay confianza en las personas en este país. Si hay una anomalía o irregularidad, las personas reaccionan y eso se corrige. Tengo la mayor confianza en el pueblo dominicano. Ahora quiero que la junta (junta electoral) cumpla con las expectativas.

P: ¿Cuál sería la medida más urgente para revitalizar la economía?

UNA: Lo más apremiante que tenemos es el problema de salud. Todo lo demás depende de ello. Yo diría que tome medidas en este caso para fortalecer el sistema de salud y cambiar el paradigma de un modelo de curación tradicional a un sistema preventivo. Y en la medida en que el problema de salud esté bajo control, se están desarrollando la revitalización económica y la integración social. Aunque entiendo que no existe una solución estrictamente nacional.

Las organizaciones multilaterales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario y el Banco Interamericano de Desarrollo tienen que proporcionar algunas medidas y un fondo especial para poder utilizar nuestro sistema financiero de cualquier manera o proporcionarle más liquidez para que a su vez sea posible que las empresas tengan acceso al crédito. En esta área, también tendríamos que negociar problemas de deuda externa. Congelación, reprogramación (de deuda), reducción de las tasas de interés: una serie de medidas para aportar liquidez al sistema que reactivan la estabilidad y el crecimiento a través de los préstamos.

P: Usted sugirió que el candidato del gobierno no tiene ideas propias. ¿Temes que si ganas las elecciones podrías ser manipulado fácilmente?

UNA: Es peligroso tener un candidato con tales condiciones porque si no puede entrevistarlo como el que tenemos … ¿Por qué no expresa sus puntos de vista, sus ideas, sus opiniones? ¿Qué es? No lo tiene porque no se ha dedicado a ello. No hizo eso, no era político. Siempre ha sido emprendedor. Se unió al PLD (Comité Político) hace siete años cuando el presidente Medina ganó las elecciones. Lo lleva al Comité Político del PLD, y luego presidí el Comité Político. En cinco años cuando estuve allí, él nunca levantó la mano para comentar. Obviamente lo noto. Entonces lo veo intervenir en el debate público con gran locura. Pierde el sentido del tiempo, confunde el descubrimiento con la independencia (dice que) construirá un puente de 400 kilómetros. Hay un problema en el ámbito del espacio y el tiempo, le sucede algo que evade constantemente la confrontación de ideas. Bueno, me parece que en este momento el país necesita un líder que incluso lo guíe emocionalmente. Un líder que puede tocar el alma de la gente. Y para mostrar cómo podemos progresar en esta situación de crisis. Un líder no es solo uno que ordena hacer cosas, no. Él es el que lidera, es el que lidera, el que lidera. Y desafortunadamente no veo estas cualidades en él.

P: Si usted fuera el candidato PLD, ¿habría evitado el desgaste del partido?

UNA: Hace un año, en julio del año pasado, todas las encuestas le dieron al PLD el ganador en la primera ronda, convenientemente se proyectó un límite inferior del 57%, ganó sin problemas.

¿Que pasó? Simplemente que el liderazgo del PLD, que se encuentra hoy en el palacio, ha perdido la perspectiva. Y entendió que podían hacer lo que quisieran. Y no hay límites para este poder y cambiaremos la constitución nuevamente y me quedaré aquí. Todo esto condujo a una situación de rechazo de la población. Y como no podría ser reelegido, no intervendré en el debate interno del partido y no seré imparcial. Elijo siete, luego olvido estos siete, hemos lanzado una estafa, evitamos que Leonel gane, todo lo que ha causado costos muy altos. Y hay lo que vemos hoy: un juego que debería ganar es autodestructivo.

P: Tuvimos el escándalo de corrupción de Odebrecht en sus gobiernos. ¿Harías algo diferente? ¿Debería investigarse más?

UNA: Por supuesto, al país le preocupa la cuestión de la corrupción y el establecimiento de mecanismos de control, pero le diré que no fuimos indiferentes durante mi gobierno. Todas las instituciones legales que existen hoy para combatir la corrupción fueron creadas durante mi mandato.

Creo que es apropiado examinar todo a fondo. Porque solo crea dudas, falta de confianza y credibilidad. Y creo que el país definitivamente necesita esta confianza en las instituciones. No hay necesidad de esconderse, porque al final todo sale. Es mejor que Odebrecht investigar su presencia en la República Dominicana desde que llegó hasta hace poco, sin excluir nada. Porque eso crea confianza y desconfianza para no hacerlo. ¿Ahora para quién es? Depende de las autoridades judiciales.

P: En una segunda ronda posterior, ¿cerrará las puertas a algún tipo de apoyo para el PLD?

UNA: Para que el PLD gane las elecciones, debe ganar en la primera ronda. Y eso es imposible. Y si no gana en la primera ronda, ya no dependerá de mi voluntad o no, porque el voto de este luchador ciertamente no se recompondrá con la candidatura de Gonzalo Castillo. Como Gonzalo no simboliza a Castillo, no representa la tradición de Pelede.

Tenga en cuenta que (Castillo) visita a un brujo y le dice que el PLD es su hogar. Esto no se le ocurre a un pelledeista. Me imagino los huesos de Juan Bosch revoloteando allí en el cementerio. Porque no somos nosotros. ¿Cómo dices que estabas en la casa de una bruja? y distribuyendo salami, salami y distribuyendo pollos vivos. Este no es el PLD, hay una disminución ética en el PLD que horroriza a muchos por lo que está sucediendo. Entonces no es posible componer nuevamente a través de Gonzalo Castillo. Tal vez si fuera alguien más. Con el Secretario General, que puede haber aspirado. Pero no lo que es imposible hoy. No representa, no simboliza el pasado de las victorias de PLD y el compromiso real para una transformación del país. No lo veo por ahí.

Ahora mis lazos emocionales con las bases PLD se conservan y hay un respeto mutuo. La única forma de reconstruirlo es restaurar la fragmentación el 6 de octubre. Vamos a juntar lo que causó la ruptura, pero no se puede juntar con el candidato ilegítimo. Debe ponerse junto con el candidato de quien se retiró la victoria del pueblo (que él había dado).

[ad_2]

Artículo anteriorLas medidas tardías contra los virus plantean preocupaciones sobre la seguridad de los diplomáticos estadounidenses en Arabia Saudita
Artículo siguienteLa pandemia deja un récord de 41 millones de desempleados en América Latina – El Masacre.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí