Sin embargo, después de ser el primer senador en apoyar a Donald Trump en la competencia presidencial de 2016 y su perspicacia política recompensada por el jefe del Departamento de Justicia, dio un paso que puso fin a su relación con el presidente y puso en peligro repetidamente sus posibilidades de ser elegido.

Sessions ahora se encuentra en una segunda vuelta con el ex entrenador de fútbol de la Universidad de Auburn, Tommy Tuberville, en la segunda vuelta republicana del martes por su antiguo puesto, luchando por recuperar su reputación de forastero que puede enojar a Washington. Quien gane la nominación republicana se reunirá con el senador demócrata Doug Jones en la que probablemente sea la mejor elección del año del Partido Republicano.

Las sesiones ayudarían si sus antiguos aliados lo respaldaran. Pero incluso algunos de los que están en gran parte de acuerdo con sus puntos de vista lo han abandonado.

Poco después de las primarias a principios de marzo, el brazo político del Club para el Crecimiento hizo lo que el presidente David McIntosh llamó más tarde una «decisión difícil» y respaldó a Tuberville. El grupo conservador evalúa al legislador utilizando una prueba de pureza sobre la ideología del libre mercado. Sin embargo, la decisión no se tomó por completo sobre las posiciones políticas de los candidatos. Fue influenciado por Trump, el hombre de la carrera que puede ser el más importante. El presidente se ha pronunciado en contra de las sesiones desde que su entonces fiscal general en las elecciones de 2016 se retiró de la investigación del FBI sobre la interferencia rusa.

Las sesiones del club obtuvieron un puntaje de por vida del 87% en el Senado, al igual que otros miembros actuales que son considerados «verdaderos patriotas estadounidenses» como el senador de Missouri Josh Hawley. McIntosh le dijo a CNN esta semana que Tuberville «realmente se había salido de control» en sus entrevistas, que discutieron temas económicos como impuestos, gastos y ayuda gubernamental, y apoyó acuerdos comerciales más que sesiones, mientras seguía siendo «fuerte» contra China .

Pero la aprobación de Trump, que se le dio a Tuberville menos de una semana antes en marzo, también fue un factor importante para el club, que inicialmente habló en contra de Trump en el código de área de 2016, pero fue durante mucho tiempo un árbitro en las elecciones primarias al Congreso del Partido Republicano.

«Ambos son conservadores», dijo McIntosh. «Simplemente pensamos que Tuberville era el mejor conservador y con el apoyo de Trump teníamos una mejor oportunidad de vencer a Doug Jones».

Sessions ahora es un extraño en la carrera por su antiguo trabajo. Ha perdido el apoyo del presidente y ex aliados clave, como el club, cuyo afiliado super-PAC, Club for Growth Action, ha gastado aproximadamente $ 1 millón en publicidad de educación primaria, según el Campaign Media Analysis Group de Kantar. Tuberville y el gasto corresponde. Los anuncios del Club for Growth Action han resaltado la defensa de Trump de Tuberville, incluido uno de los presentadores de televisión que simplemente leyó un tweet de Trump y elogió al ex entrenador de fútbol como «LÍDER REAL» que «nunca decepcionará al MAGA».
En la campaña, Sessions trató de minimizar la tensión entre él y su antiguo jefe. Pero los votantes regularmente elevan el desprecio del presidente por las sesiones que estaban aproximadamente un punto porcentual detrás de Tuberville en el código de área de marzo, lo que lleva a la segunda vuelta del martes. Roy Moore, un juez de la Corte Suprema dos veces abolido que fue acusado de agresión sexual en su campaña de 2017 contra Jones, terminó en cuarto lugar en el código de área, un alivio para los republicanos nacionales que esperaban evitar que restableciera el asiento. poner en peligro.

Sessions respondió al tuit de Trump el sábado, pidiendo a los votantes de Alabama que voten por Tuberville en la segunda vuelta del martes.

El presidente, que anteriormente intercambió sesiones de púas, describió a su ex fiscal general como «un desastre que nos decepcionará a todos» y dijo: «No queremos que vuelva a Washington».

Las sesiones respondieron más tarde en la mañana y dijeron que «su honor e integridad eran mucho más importantes que estos insultos juveniles» y afirmó que Tuberville era «demasiado cobarde» para debatirlo.

«Como saben, Alabama no recibe órdenes de Washington», dijo Sessions.

Las sesiones parecían relacionarse con la forma en que Trump apoyó a Luther Strange durante la segunda vuelta electoral republicana para llenar su escaño en 2017. Extraño perdido ante Moore, a quien Trump también respaldó. Moore perdió ante Jones y afeitó a la mayoría de los republicanos en el Senado en un solo asiento.

Las sesiones todavía tienen un seguimiento fuerte y conservador. Las sesiones en Alabama fueron tan populares en 2014 que ganó un cuarto mandato sin enfrentarse a un oponente democrático, el primero en la historia del estado. Durante la competencia presidencial de 2016, Sessions se regocijó con las antiguas opiniones de Trump sobre comercio e inmigración, mientras que el club gastó millones para frustrar el intento de Trump de convertirse en un candidato del partido republicano. Trump, que venció a Hillary Clinton en el estado por casi 30 puntos, nominó sesiones como jefe del Departamento de Justicia.

Pero en marzo de 2017, las sesiones se retiraron. Trump pensó que era una traición. Según el informe del ex asesor especial Robert Mueller, Sessions tenía una carta de terminación en su bolsillo durante meses cuando fue a la Casa Blanca. Trump finalmente lanzó sesiones en noviembre de 2018, un día después de las elecciones de mitad de período, y nunca superó su resentimiento. Apoyó a Tuberville. «Alabama, no confíes en Jeff Sessions», tuiteó Trump en mayo. «Abandonó nuestro país».

Tuberville golpeó sesiones sobre la decisión, diciendo en un anuncio que había «dejado al presidente» y «había fallado a Alabama». En respuesta, Sessions ha promocionado su fuerte apoyo del Presidente. Sessions se puso el sombrero rojo «Make America Great Again» nuevamente e insistió en que nunca dijo un «crucigrama» sobre el presidente. Tuiteó que «protegió el estado de derecho» y contribuyó al «descargo» de Trump.

La campaña Sessions ha confundido a los funcionarios de la Casa Blanca que han visto sesiones públicas de Trump durante meses antes de finalmente alejarlo de su trabajo. A pesar de contratarlo, Trump ha afirmado que las sesiones no están «mentalmente calificadas» para el trabajo y son uno de los mayores errores de su presidencia.

Trump ha apoyado vigorosamente a Tuberville e incluso hizo planes para organizar una manifestación en Alabama el sábado antes de las elecciones de segunda vuelta, lo que podría haber sido un duro golpe para las sesiones dada la popularidad de Trump en el estado. Pero estos planes finalmente fueron descartados luego de que funcionarios del gobierno expresaron su preocupación por una gran reunión pública en medio de la pandemia.

El brote del coronavirus ha obligado a los candidatos del GOP del Senado a limitar los eventos personales durante varias semanas y pasar a las llamadas de conferencia y las entrevistas de radio. Cuando los candidatos regresaron a la campaña, esto llevó a algunos momentos incómodos en los que los participantes no estaban seguros de si usar máscaras o darse la mano. Y la erupción máxima ha generado dudas sobre cómo será la participación el martes.

«Es una segunda vuelta en medio de una pandemia», dijo un asesor de sesión cuando se le preguntó sobre su predicción.

Durante la mayor parte de la segunda vuelta, Tuberville dirigió sesiones en las encuestas y repitió las consignas de Trump como «Drain the Swamp» y «Build the Wall» mientras recordaba a los posibles partidarios de su exitoso mandato en Auburn de 1999 a 2008. Pero Sessions ha intentado lograr esto, un problema de la residencia de Tuberville que lo llamó un «turista» que se mudó de Florida para postularse para el Senado y un «traje vacío» que se escondía del público.

Después de la campaña Sesiones, tuvo su mayor recaudación de fondos esta semana después de aparecer en el programa Fox News de Tucker Carlson. Se sabe que Trump ve regularmente el programa de Carlson y el moderador elogia las sesiones. «Tenemos que tener algunos guerreros en el Congreso y necesitamos algunos para presionar a nuestros republicanos, demasiados para esconderse y no hablar», dijo Sessions sobre Fox.
Sessions también ha tomado un informe reciente del New York Times que muestra que Tuberville ha llegado a un acuerdo con los inversores en un fondo de cobertura que supuestamente portaba de manera fraudulenta. su compañero John David Stroud fue sentenciado a prisión.

«En 2009, el entrenador Tuberville dio su nombre a una compañía de inversión. Fue un gran error y pagó por ello», dijo Stan McDonald, abogado personal de Tuberville y presidente de la campaña. «El entrenador Tuberville estaba tan sorprendido como cualquier otra persona que se enteró de que Stroud había perdido todo el dinero, incluido el del entrenador. Nunca recibió un centavo. Fue una pérdida mortal para él y su familia entre su inversión inicial, los honorarios legales y de eventual acuerdo. El Señor nos humilla en muchas ocasiones y fue un gran momento para el entrenador «.

Jones, quien venció por poco a Moore en las elecciones especiales de 2017, enfrentará una carrera muy dura sin importar quién sea el candidato republicano, a pesar de que el Senador tiene una ventaja en efectivo. Ha almacenado $ 8 millones en su caja de campaña, en comparación con aproximadamente $ 1 millón para Sessions y Tuberville, según la reciente presentación de la Comisión Federal de Elecciones.

Los grupos conservadores ya se están movilizando para derrotar a los demócratas. One Nation, un súper PAC, reservó $ 3.2 millones en publicidad televisiva para la carrera en julio y agosto, según CMAG y un portavoz del grupo.

«No lo daremos por sentado, pero la realidad es que si nuestros votantes se presentan, ganamos», dijo a CNN Terry Lathan, líder del partido republicano de Alabama. «No me importa cuánto dinero tiene Doug Jones. No me importa cuántos Kumbaya,» no podemos llevarnos bien «, los comerciales de televisión (él) están funcionando. Es agradable y te hace mucho más cálido y difuso, pero lo que no nos hace sentir cálidos y confusos es el resultado de su voto. Y él tiene eso «.

Ali Main de CNN contribuyó a esta historia.



Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here