[ad_1]

Nota del editor: FiveThirtyEight publicó una versión abreviada de este estudio el 17 de agosto de 2020 con el título «¿Qué es lo que realmente les da la ventaja a los zurdos?»

El pitcheo zurdo ha sido durante mucho tiempo uno de los productos más buscados en el béisbol profesional. Los equipos buscan lanzadores de izquierdas, y estos lanzadores reconocen su ventaja competitiva. Tom Glavine, de dos hombres, explicó sus opciones profesionales de la siguiente manera: “Me encantan ambos deportes, pero el factor decisivo fue que, como jugador zurdo, tenía una gran ventaja en el béisbol y no tenía ese tipo de ventaja en el hockey. «Hace un siglo, Tris Speaker expresó la reverencia del deporte por Southpaws, cuando se queda corto como analista comercial, cuando dijo que una de las cosas más estúpidas es tomar al mejor zurdo del béisbol y convertirlo en un jardín derecho. para transformar jamás oído. »

Los cuadros de las Grandes Ligas reflejan hoy esta preferencia por los zurdos. Aunque solo el 10% de los hombres estadounidenses lanzan con la mano izquierda, el 28% de las entradas lanzadas por los lanzadores de Grandes Ligas provienen de la izquierda. Y antes de culpar a los zurdos por esta desigualdad, considere que los zurdos también hacen el 29% de las aperturas. Independientemente de la forma en que corte los datos, las personas zurdas ingresan a las grandes ligas con una probabilidad tres veces mayor que las personas diestras debido a su proporción de la población total. ¿Qué es este enorme exceso de patas del sur?

La explicación tradicional ha puesto la responsabilidad en la ventaja del tirón del béisbol, donde a las raquetas les va mejor en los enfrentamientos con manos opuestas, mientras que los lanzadores tienen ventaja en las competiciones con la misma mano. Dado que los zurdos tienen la ventaja con mucha más frecuencia que los diestros, tienen una ventaja en la competencia por los trabajos de MLB y están significativamente sobrerrepresentados en la ofensiva. En respuesta, cuenta la historia, los equipos se llenan de lanzadores zurdos para contrarrestar la ventaja que el crimen obtiene de su exceso de matones zurdos.

James Click, quien escribió para el prospecto de béisbol en 2004, señaló:

“En el transcurso de la historia del béisbol, los zurdos tienen una oportunidad espectacularmente mayor que el resto de nosotros de llegar a las Grandes Ligas. Los zurdos (que no son necesariamente zurdos) disfrutan de una tendencia positiva porque son menos habituales y porque suelen tener un tirón positivo contra los diestros, grupo que constituye la mayoría de los lanzadores. Las patas del sur también se valoran porque pueden revertir esta ventaja. «

Mientras tanto, C.Y. Cyrus Chu, Ted Chang y John Chu en su trabajo, Ventaja de mano opuesta y sobrerrepresentación de zurdos en las Grandes Ligas teorizado:

«Con el OH [opposite hand] Dado que la ventaja está ahí, debería haber más del 10% de zurdos en la liga. A medida que aumenta el número de zurdos, también lo hace el número de zurdos, con el fin de contrarrestar la ventaja OH de los zurdos. «

La primera mitad de esta historia es generalmente correcta. Cuando un bateador golpea con la ventaja de pull, su OPS es más de 80 puntos más alto que cuando se enfrenta a un lanzador con la misma mano. Y debido a que la mayoría de los lanzadores son diestros, los zurdos disfrutan de la ventaja de tablas con mucha más frecuencia (73% de las apariciones récord) que los diestros (29%). El resultado es que más del 40% de las apariciones en Grandes Ligas en un año típico se toman desde la izquierda y el 49% de los jugadores en posiciones que no son lanzadores derechos (primera base, bateador designado y jardines) son zurdos son ::

Manejo y frecuencia de la ventaja del movimiento

Bateador izquierdo Bateador derecho LHP RHP
Ventaja del tren 73% 29% 29% 53%
Desventaja del tren 27% 71% 71% 47%

Sin embargo, el componente de lanzamiento de esta narrativa no resiste ninguna prueba. Es cierto que los lanzadores son zurdos con más frecuencia que la población en general, pero ese no es el factor relevante para competir por puestos de pitcheo. En el campo, depende de si los lanzadores zurdos disfrutan de la ventaja con más frecuencia o menos que los lanzadores derechos que también buscan un lugar en la lista. Los datos son claros: los zurdos solo disfrutan de la ventaja del empate el 29% del tiempo, mucho menos que el 53% de los diestros. Südpfoten en realidad paga una fuerte «penalización por movimiento» y permitiría menos carreras (en nuestra estimación de 0,20 carreras por juego) si tuvieran la ventaja de tablas con tanta frecuencia como los diestros.

Lejos de explicar el exceso de garras del sur, el efecto pelotón debe suprimir el número de jarras para zurdos. Sin la penalización del tirón a la izquierda, esperaríamos que se lanzaran más lanzadores desde la izquierda. Entonces la pregunta sigue siendo: ¿Por qué hay tantos zurdos en las Grandes Ligas? Deberían estar casi extintos, pero en realidad están prosperando. ¿Qué esta pasando?

Creemos que los lanzadores zurdos tienen una ventaja oculta que no tiene nada que ver con su habilidad para lanzar una pelota de béisbol, solo el resultado de poder lanzar con la mano izquierda. Esta «ventaja de la pata sur» es lo suficientemente sustancial como para generar un gran exceso de lanzadores izquierdos en las plantillas y dar forma al juego de una manera profunda. De hecho, nuestro análisis sugiere que una mayoría significativa de los zurdos de las Grandes Ligas no podrían sobrevivir en las mayores si lanzaran diestros, pero por lo demás fueran igualmente talentosos.

Si eres escéptico, nosotros también. Pero como dicen los niños, tenemos recibos.

Las patas sur son inferiores (excepto al sacar a los bateadores)
En el centro del misterio de la mano y el pitcheo se encuentra una distinción crucial pero subestimada: resultados vs. Calidad de tono. Los zurdos de las Grandes Ligas son tan exitosos como los diestros cuando se trata de retirarse, pero en realidad no son compañeros de trabajo cuando se trata de lanzar una pelota de béisbol. En términos de la calidad de los lanzamientos que hacen, medida por factores observables como la velocidad y el movimiento, las patas del sur no están en la misma liga que las de la derecha.

En esta sección, usamos datos de Pitch Info (publicado por FanGraphs) para examinar a todos los jugadores que lanzaron al menos 100 entradas entre 2007 y 2019, un total de 300 zurdos (143,168 IP) y 839 diestros (379,347 IP). Como puede ver en la tabla a continuación, la izquierda y la derecha tuvieron prácticamente los mismos resultados. No solo permiten la misma cantidad de carreras por cada nueve entradas (limpias y no limpias), 4.34 y 4.37, respectivamente, sino que obtienen ese resultado de la misma manera, con ponches, boletos y home prácticamente idénticos. -Alcanzar tasas de ejecución:

Paridad: rendimiento de LHP y RHP (2007-2019)

Manejo Corriendo / 9 K / 9 BB / 9 HR / 9 BABIP FIP
LHP 4.34 7.7 3.2 1.0 .296 4.07
RHP 4.37 7,6 3.1 1.1 .293 4.09

Sin embargo, las métricas de calidad de lanzamiento que eliminan la interacción lanzador-bateador pintan un panorama muy diferente. La velocidad es la habilidad de pitcheo más importante, y los zurdos realizan lanzamientos más lentos que los diestros. De 2007 a 2019, los zurdos registraron una velocidad significativamente más lenta para cualquier tipo de lanzamiento que estuvieran rastreando, generalmente a 1.5 millas por hora o más separados (ver tabla). Esto no solo incluye lanzamientos más rápidos como rectas y plomadas, sino también deslizadores, cambios y curvas. Las patas del sur eran mucho menos propensas que las personas diestras a promediar 93 mph o más en su recta (27% vs 54%), y la proporción es aún más extrema en el umbral de 94 mph (14% vs 38%) :

Manejo y velocidad de lanzamiento (2007-2019, mph)

Manejo Cuatro costuras Plomo cortador Deslizador cambio Curva
LHP 91,8 90,7 86,6 82,8 82,5 76,7
RHP 93,3 92,0 88,7 84,7 84,2 78,6
diferencia -1,5 -1,3 -2,1 -1,9 -1,7 -1,9

Miremos donde miremos, los espacios que dejan una mano izquierda tardan bastante más en llegar al plato que sus hermanos diestros. Sin embargo, se cree ampliamente que los izquierdistas «astutos» tienen otras habilidades que no son capturadas por un arma de radar. ¿Quizás las patas del sur han compensado su handicap de velocidad con movimientos superiores en sus lanzamientos? Para responder a esa pregunta, recurrimos a los datos estadísticos.

Por razones físicas es necesaria una rotación para generar movimientos horizontales o físicos en las plazas de aparcamiento. Si las patas del sur logran un movimiento superior en los lanzamientos, esto debería reflejarse en la velocidad de giro de sus lanzamientos. Sin embargo, observamos que los zurdos generalmente tienen tasas de giro más bajas en sus campos de juego, tanto en bolas rápidas (cuatro costuras y hundidas) como en campos de juego fuera de velocidad (ver tabla). La única excepción son los cambios en los que las personas zurdas tienen una mayor velocidad de giro:

Manejo y giro de tono (2015-2019, rpm)

Tipo de paso LHP RHP Déficit de LHP
Cuatro costuras 2241 2281 -40
Plomo 2124 2157 -33
cortador 2236 2400 -164
Deslizador 2343 2421 -78
modificación 1836 1758 78
Curva 2420 2537 -117

Si bien la velocidad de giro es una habilidad importante, sabemos que los lanzadores pueden diferir en su capacidad para convertir el giro en movimiento, lo que ayuda a sacar el bateador. Si las personas zurdas usan su velocidad de giro de manera más efectiva que las personas diestras, teóricamente podrían obtener mejores resultados a la misma velocidad. Sin embargo, no hay evidencia de que las patas del sur produzcan un movimiento parcialmente superior para compensar su déficit de velocidad. Encontramos que cinco tipos de interrupciones están fuertemente relacionadas con el éxito de un lanzador: interrupción vertical de la bola rápida, interrupción vertical del sinker, interrupción horizontal del deslizador, interrupción vertical del cambio e interrupción horizontal de la bola curva. Las personas diestras descansan más en cada una de estas dimensiones clave, incluso después de controlar su mayor velocidad. El movimiento de lanzamiento parece ser solo otro escenario de superioridad diestra:

Mano y rotura de tono vs. Promedio (2015-2019, pulgadas por encima del promedio)

Tipo de paso LHP RHP Déficit de LHP
Rotura vertical con cuatro costuras -0,3 0 -0,3
Rotura vertical del sumidero 0 0,2 -0,2
Interrupción horizontal del control deslizante -0,3 0,2 -0,5
Cambiar rotura vertical -0,1 0,3 -0,4
Romper curva horizontal -0,6 0.4 -0,9

Todas las métricas de rendimiento apuntan a la misma conclusión: si un zurdo está en la colina, la calidad de los lanzamientos sufre significativamente. Sin embargo, esta gran brecha de habilidades está algo oculta y subestimada. ¿Por qué? Por una simple razón: si los matones vuelven a entrar en la ecuación, los resultados para los lanzadores con ambas manos serán los mismos. En última instancia, los South Paws hacen el trabajo para que a nadie le importe que estén trabajando con herramientas menos poderosas.

Esta brecha de habilidades tiene mucho sentido en vista de la sobrerrepresentación de la izquierda en relación con su participación en la población total. El béisbol profesional está mucho más involucrado en el grupo de talentos de los zurdos, por lo que lógicamente debería tratarse de atraer a jugadores con habilidades de lanzamiento más bajas. La paridad de los resultados, sin embargo, debe significar que un factor oculto le da a los South Paws una ventaja significativa sobre los lanzadores diestros que llena ese vacío de habilidades.

La ventaja oculta de los zurdos: la bonificación por desconocimiento
Creemos que la causa del éxito «agregado» de las patas del sur contra los bateadores, más allá de lo que la calidad de sus lanzamientos puede explicar, es la relativa falta de familiaridad de los bateadores con la apariencia de los campos que vienen de la izquierda. Cuando los jugadores jóvenes aprenden por primera vez su oficio, es mucho menos probable que se encuentren zurdos que diestros. Esta falta de familiaridad reduce la capacidad del golpe para identificar y reaccionar rápida y efectivamente cuando los lanzamientos entrantes provienen del lado sur.

Paradójicamente, es precisamente la falta de izquierdistas lo que crea el excedente. O, como podría haber dicho el zurdo del Salón de la Fama, Yogi Berra: «No tendría que golpear a los zurdos con tanta frecuencia si hubiera más de ellos».

Una revisión de la ventaja de la izquierda en otros deportes, tanto donde se manifiesta como donde no, generalmente apoya esta explicación de la familiaridad. Un estudio de 2000 de estudiantes universitarios encontró que aquellos involucrados en deportes competitivos tenían una probabilidad significativamente mayor de ser zurdos que los estudiantes no deportivos. Sin embargo, es significativo que este exceso de izquierdistas no se encuentre en todos los deportes:

“El exceso de zurdos entre los competidores atléticos se aplica solo a los competidores en deportes interactivos o de confrontación, es decir, baloncesto, boxeo, esgrima, fútbol, ​​balonmano, judo, kárate, tenis de mesa, tenis y voleibol, y no a los competidores en competencias no interactivas o de confrontación. Los deportes, es decir, el ciclismo, el lanzamiento de disco, el buceo, la gimnasia, el tiro con rifle, el remo, la carrera, el esquí, la natación y el levantamiento de pesas, son tan comunes en los zurdos como en la población no atlética. »

Otros investigadores han confirmado este patrón general, incluso en los niveles más altos de competencia: los izquierdistas a menudo están sobrerrepresentados en los deportes interactivos, donde los atletas deben anticipar y responder a las acciones de un competidor como el cricket, el tenis de mesa y la esgrima. Por el contrario, en los deportes individuales que carecen de dicha interacción, los zurdos no disfrutan constantemente de ningún beneficio, lo que también confirma que no tienen una ventaja biológica inherente en términos de coordinación mano-ojo, fuerza u otras habilidades atléticas.

Los científicos creen que este patrón refleja un «efecto de frecuencia de percepción negativa», lo que significa que los atletas que se enfrentan a personas zurdas con mucha menos frecuencia son menos capaces de sentir, interpretar y responder a los movimientos de esos oponentes. Varios estudios experimentales en los que los atletas ven videos y evalúan la dirección de una pelota que se aproxima apoyan la teoría:

Estudios recientes muestran que los zurdos están particularmente sobrerrepresentados en deportes con tiempos de reacción muy cortos. Una revisión de 2017 de los juegos de pelota profesionales encontró una asociación muy fuerte entre el tiempo de respuesta de los jugadores en un juego y la sobrerrepresentación de los zurdos. Los zurdos son normales en los deportes de pelota donde los jugadores tienen relativamente más tiempo para reaccionar – bádminton (12,6%), squash (8,7%) y tenis (13,9%) – pero son como con tiempos de reacción muy cortos Jugadores de críquet fuertemente sobrerrepresentados (21,2%), tenis de mesa (25,8%) y, por supuesto, lanzadores de béisbol (30,4%).

Existe evidencia de que el ejercicio intensivo y el ejercicio pueden superar este efecto de frecuencia de percepción en algunos deportes. Sin embargo, el éxito continuo de la izquierda en deportes como la esgrima y el tenis de mesa muestra que en algunos deportes, especialmente los deportes con tiempos de reacción muy cortos, ningún entrenamiento puede borrar el efecto de oscuridad. Además, en un deporte de equipo como el béisbol, el entrenamiento extenso y regular contra jugadores zurdos no es una opción realista para la mayoría de los jugadores jóvenes. Una excepción que demostró la regla fue el ambidiestro Mickey Mantle, quien frecuentemente golpeó a su abuelo con la pata sur cuando era niño y anotó un notable OPS en su carrera de 1,000 contra zurdos (comparado con «solo» .965 contra diestros. )

Curiosamente, los científicos están estudiando las diferencias entre la izquierda y la derecha en el deporte al probar una teoría evolutiva sobre la misteriosa persistencia de la zurda en los humanos. La zurda se correlaciona con una serie de condiciones de salud negativas, por lo que la selección natural debería haber eliminado en gran medida este rasgo (que tiene raíces genéticas) hace mucho tiempo. Una posible explicación es la “hipótesis del combate”, según la cual los zurdos disfrutaban de una ventaja a la hora de luchar contra oponentes que estaban más acostumbrados a los diestros. Dado que esta ventaja solo se logra cuando las personas zurdas son relativamente raras, la zurda persiste, pero se estabiliza con una frecuencia baja (alrededor del 10%). El predominio de los zurdos en los deportes interactivos, antes visto como un sustituto del combate, es una prueba de la hipótesis del combate.

No somos biólogos evolucionistas, por lo que no tomaremos partido en este debate. Sin embargo, esta investigación apoya claramente la idea de que los matones tendrán más problemas para detectar lanzamientos de un lanzador zurdo y responder a ellos de manera efectiva. En el caso de las raquetas, este efecto puede manifestarse como una mayor incomodidad con la pata sur o como una (falsa) percepción de que sus lanzamientos se mueven más. De hecho, el mito persistente del izquierdista «astuto» que trastorna los clubes con movimientos de lanzamiento desagradables, aunque esto no ha sido probado por mediciones científicas, probablemente tenga sus raíces en esta falta de familiaridad.

Puede parecer sorprendente que los jugadores de las Grandes Ligas no estén familiarizados con la entrega o las trayectorias de Southpaw cuando se enfrentan a ellos casi el 30% del tiempo. Pero recuerde, esta incidencia es mucho menor cuando un jugador aprende a golpear. En el béisbol juvenil, el porcentaje debe estar mucho más cerca del 10% promedio de la población, ya que las personas zurdas solo son seleccionadas para niveles más avanzados de competencia. Si aún tiene dudas de que los Southpaws aparecerán como una novedad para los jugadores rivales, recuerde que Baseball Reference enumera no menos de tres docenas de lanzadores llamados «Lefty» en la historia de la MLB (y muchos más que usaron el apodo de manera informal usó) mientras el deporte todavía está esperando a alguien llamado «Righty» para tomar la colina.

Debemos reconocer aquí que después de que se publicó un artículo basado en este estudio en un artículo para el prospecto de béisbol, nos enteramos de que Ben Lindbergh tenía una teoría similar años antes que nosotros, incluido el ritmo más lento de la izquierda. célebre. Ahora veamos si podemos medir el impacto del efecto desconocido identificado por Lindbergh y nosotros.

¿Qué tan grande es la ventaja de Southpaws?
Para este análisis, definimos la «ventaja de la pata sur» como la ventaja general que un lanzador puede lograr con un lanzador zurdo solo en comparación con un lanzador diestro con la misma calidad de lanzamiento. Si podemos identificar un subconjunto de izquierdistas que tienen una calidad de lanzamiento subyacente similar a la población de lanzadores diestros, cualquier diferencia en sus puntajes sobre los hits debería reflejar la ventaja del zurdo.

Como hemos visto, los Southpaws han anotado el 28% de las entradas en las Grandes Ligas en los últimos años, a pesar de que solo representan el 10% de la población masculina. Suponga que esta desigualdad es una función de la ventaja de la pata sur. ¿Qué veríamos en un universo alternativo sin este beneficio? Si el 10% de todos los lanzadores fueran zurdos, estos trabajos probablemente serían ocupados por el 36% superior de la izquierda actual (10% / 28%). En este escenario, el otro 90% podría ser diestro de hoy (72%) y algún derechista más débil (18%) para reemplazar a la izquierda ahora degradada. Entonces, los derechos de hoy constituirían el mejor 80% (72% / 90%) de todos los derechos en este mundo sin una ventaja para la pata del sur.

Tomados en conjunto, asumimos que solo el 30% superior de los zurdos actuales tienen una calidad de lanzamiento que coincide con el promedio de los diestros actuales (80% del 36% – 29% en realidad, pero estamos redondeando). Y un corolario de esta tesis es que la mayoría de los zurdos que quedan, que no serían mayores sin el bono de oscuridad, tienen menos habilidades básicas que incluso los diestros más débiles de la actualidad.

¿Apoyan los datos esta predicción bastante dramática? Volviendo a nuestra muestra de lanzadores de 2007 a 2019, los clasificamos en tres grupos para cada mano de lanzamiento según las carreras permitidas por nueve entradas (carreras / 9), con el 30% superior, el 40% medio y el el 30 más bajo dio%. Cuando decimos «mejor 30%» nos referimos al rendimiento total del conjunto de zurdos superiores cuyas entradas representan el 30% del total. Estos suelen ser menos del 30% de los lanzadores reales, ya que los mejores lanzadores tienden a lanzar más entradas que el promedio. También tenga en cuenta que hemos reducido las carreras / 9s de cada lanzador al agregar 210 IP al rendimiento promedio de la liga (4.37) para tener en cuenta el hecho de que el récord de cada lanzador es un poco de suerte incluso con estas muestras relativamente grandes. contiene. La siguiente tabla muestra las tasas de tono promedio para cada uno de estos niveles de rendimiento de tono:

La brecha de habilidades derecha / izquierda: mejores LHP = RHP promedio

Corriendo / 9 Velo con cuatro costuras Sinker Velo Cortador Velo Bicicleta curva
Todos se fueron 4.34 91,8 90,7 86,6 76,7
30% superior 3,75 93,1 91,7 87,9 77,3
Medio 40% 4.38 91,6 90,9 86,1 76,8
30% más bajo 4.89 90,9 89,7 85,5 75,9
Corriendo / 9 Velo con cuatro costuras Sinker Velo Cortador Velo Bicicleta curva
Todos los derechos 4.37 93,3 92,0 88,7 78,6
30% superior 3,80 93,8 92,4 89,2 79,2
Medio 40% 4.39 93,3 92,1 89,2 78,6
30% más bajo 4,92 92,7 91,5 87,6 77,8

Aquí hay mucha información importante. En primer lugar, vemos que los zurdos ofrecen una calidad de lanzamiento significativamente menor que los diestros en todos los niveles de rendimiento, a pesar de los mismos resultados contra raquetas (carreras permitidas). También es evidente que los lanzadores más exitosos tienden a lanzar a velocidades más altas. La velocidad no es de ninguna manera la historia completa, la diferencia en carreras permitidas entre niveles adyacentes es mayor de lo que la velocidad por sí sola puede explicar, pero es claramente una fuerte señal de diferencias en el talento.

En general, los datos de velocidad se ajustan bastante bien a nuestra hipótesis. Las patas superiores del sur (30% superior) lanzan sus bolas rápidas de cuatro costuras y los hundidos a aproximadamente la misma velocidad que el lanzador diestro promedio o medio (un tic más lento, de hecho). La brecha es ligeramente mayor en curvas y curvas, siendo la mejor izquierda más lenta que la derecha promedio.

Tenga en cuenta que estos izquierdos superiores solo permiten 3.75 carreras por cada 9 entradas (caídas), que es 0.62 mejor que el derecho promedio. Para ser conservadores, ignoraremos que la parte superior izquierda es en realidad un poco peor que la derecha con la que se compara y redondearemos hacia abajo. Nuestra mejor estimación de la ventaja general del zurdo, basada en estos datos, es de 0,60 carreras por 9 entradas:

Los zurdos superiores lanzan tan fuerte como el derecho promedio pero permiten menos carreras

Velo con cuatro costuras Sinker Velo Cortador Velo Bicicleta curva Corriendo / 9
30% superior de la izquierda 93,1 91,7 87,9 77,3 3,75
Todos los derechos 93,3 92,0 88,7 78,6 4.37

Como se teorizó, el 70% inferior de la izquierda lanza lanzamientos más lentos que incluso el grupo más débil de derecha en cualquier tipo de campo. Estos son principalmente los izquierdistas que no pertenecerían a las mayores sin el efecto de oscuridad. Si comparamos el 40% medio de la izquierda con el nivel más bajo de la derecha, vemos una velocidad significativamente menor en las rectas (91,6 frente a 92,7), plomadas (90,9 frente a 91,5), sastres (86 , 1 vs. 87,6) y curvas 76,8 vs. 77,8). Como era de esperar, la línea inferior de la izquierda está aún más atrás.

Para este análisis, asumimos que el beneficio de la pata sur es una constante para todos los lanzadores zurdos. En realidad tiene que variar al menos un poco dependiendo de la jarra y quizás del tipo de jarra. Por ejemplo, la brecha de velocidad entre la izquierda y la derecha parece ser mayor a niveles de potencia más bajos que con los mejores lanzadores (ver tabla). Dado que cada nivel puntúa igualmente bien al permitir carreras, esto sugiere la posibilidad de que el efecto de oscuridad pueda ser de un beneficio relativamente mayor para las personas zurdas con habilidades de calidad de lanzamiento relativamente más débiles. Nos parece que es un área potencialmente fértil para futuras investigaciones:

La brecha de velocidad parece mayor a niveles de rendimiento más bajos (déficit de velocidad LHP)

Espacio de cuatro costuras Brecha de hundimiento Espacio del cortador Espacio de curva
30% superior -0,7 -0,7 -1,3 -1,9
Medio 40% -1,7 -1,2 -3,1 -1,8
30% más bajo -1,8 -1,8 -2,1 -1,9

Regresión lineal
Hasta ahora, hemos medido las habilidades subyacentes de los lanzadores únicamente por la velocidad. Sin embargo, sabemos que otros factores también pueden afectar significativamente el desempeño del lanzador. Al recurrir a los datos de transmisión estadística, podemos obtener una imagen más completa de la calidad general del tono. Para siete tipos de lanzamiento diferentes, Savant ofrece cuatro parámetros para cada lanzador / temporada de 2017 a 2019: velocidad promedio, efecto promedio, movimiento horizontal promedio y movimiento vertical promedio. (Las dos variables de movimiento están normalizadas para la velocidad y el promedio de las grandes ligas).

Hicimos una regresión usando estas 28 variables de «habilidad» para tratar de predecir el xwOBA permitido de los lanzadores. El xwOBA previsto para cada lanzador es esencialmente un factor de calidad de tono general que combina su desempeño para todas las variables de velocidad y movimiento, ponderadas de acuerdo con su importancia relativa. Esto nos permite hacer una comparación mucho más completa de la calidad del lanzamiento para diferentes niveles de potencia de lanzadores zurdos y diestros. La siguiente tabla compara los valores xwOBA permitidos esperados, convertidos a Runs / 9 para una mejor comparación, para los mismos tres niveles basados ​​en el rendimiento que usamos anteriormente (usando las temporadas de lanzadores de 2017 a 2019):

Estimación basada en regresiones de la calidad del tono (velocidad y movimiento)

Carreras / rango 9 LHP RHP
Todo 4.41 4.15
30% superior 4.20 3,95
Medio 40% 4.44 4.15
Bajo 30% 4.58 4.33

Los resultados reflejan muy bien nuestro análisis anterior basado en la velocidad. Nuevamente encontramos que el 30% superior de los lanzadores zurdos tienen prácticamente las mismas habilidades (proyectadas 4.20 carreras / 9) que los lanzadores derechos en general (4.15). Y nuevamente vemos que el 70% restante de las zarpas sur tienen un tono más bajo que los diestros más débiles. Esta es una fuerte confirmación de nuestra tesis central: el nivel superior de la izquierda son pares de la derecha promedio en términos de calidad de tono, y sus resultados variables son una función del factor desconocido.

Luego realizamos una segunda regresión, esta vez agregando una variable ficticia para representar si el lanzador era zurdo como una forma alternativa de estimar la ventaja de Southpaw (la brecha entre el rendimiento y la calidad del lanzamiento). El resultado: la ventaja para zurdos fue de 0,30 carreras por cada nueve entradas, que es aproximadamente la mitad de nuestra estimación anterior de 0,60 carreras.

Creemos que la estimación anterior más grande de 0,60 está mucho más cerca de la marca por dos razones.

Erstens umfasst die Regression nur die 28 Talente, die durch die Savant-Daten bereitgestellt werden. Wichtig ist, dass dies die einzigen Dimensionen sind, die wir direkt messen können. Angesichts der Tatsache, dass Pitcher in einem leistungsbasierten Wettbewerb um Jobs ausgewählt werden, sollten Rechtshänder bei jeder Pitching-Fähigkeit, die auf dem Hügel zum Erfolg führt, wie Befehl, Täuschung und Pitch-Sequenzierung, stärker sein. Wir haben diese Fähigkeiten hier jedoch nicht gemessen. Die Regression geht einfach davon aus, dass linkshändige und rechtshändige Pitcher in allen Dimensionen gleich sind, für die nicht explizit kontrolliert wird, und überschätzt implizit die anderen Talente von Linkshändern im Vergleich zu Rechtshändern, wodurch der Vorteil der Südpfote unterschätzt wird.

Um zu sehen, wie dies in der Praxis geschieht, finden Sie hier die Regressionsschätzungen für den Vorteil der Südpfote, wenn wir nicht alle Talente nutzen, sondern jeweils nur eine Kategorie hinzufügen:

  • 0,17 R / 9 – nur Geschwindigkeit
  • 0,24 R / 9 – Geschwindigkeit und nur Spin
  • 0,30 R / 9 – Geschwindigkeit, Spin, vertikaler und horizontaler Bruch.

Es erscheint vernünftig anzunehmen, dass der berechnete Vorteil weiter zunehmen würde, wenn wir Zugang zu Maßnahmen anderer Dimensionen des Pitcher-Talents hätten.

Zweitens haben Südpfoten einen inhärenten Vorteil gegenüber Rechten, wenn es darum geht, Läufer nahe an der ersten Basis zu halten, gestohlene Basisversuche zu reduzieren und vermutlich den Fortschritt der Basisläufer bei Treffern zu begrenzen. Es liegt außerhalb des Rahmens dieses Dokuments, zunächst die Auswirkungen des Haltens von Läufern genau zu messen. Wir wissen jedoch, dass Linkshänder einen kleinen Vorteil von 0,0043 in ihrer Strangrate (2007-2019) haben, was bedeutet, dass letztendlich weniger ihrer erlaubten Basisläufer punkten, was diesen Vorteil weitgehend nutzen sollte. Dies bedeutet einen Vorteil von etwa 0,05 in Läufen pro 9 Innings, was bedeutet, dass der Regressionskoeffizient 0,05 zu niedrig ist.

Drittens glauben wir, dass ein selektives Stichprobenproblem die Regressionsschätzung verringern könnte. Stellen Sie sich einen Linkshänder vor, der 4,40 Läufe pro Spiel zulässt, aber allein aufgrund der Pitch-Qualität 5,00 zulässt. Die Regression kann ihn nicht mit Rechtshändern mit identischer Wurffähigkeit vergleichen, da die meisten dieser Krüge in Triple-A sind. Die einzigen Rechte in den Majors mit ähnlichen beobachtbaren Statcast-Bewertungen sind diejenigen, die über einige zusätzliche, nicht gemessene Fähigkeiten (möglicherweise überlegenes Kommando) verfügen, die es ihnen ermöglichen, eine bessere Leistung zu erzielen, als dies allein durch Statcast-Messungen angezeigt wird. Die Regression sieht diese beiden Pitcher fälschlicherweise als gleichwertig an (mit Ausnahme ihrer Pitching-Hand), und infolgedessen wird der Vorteil, der dem Werfen von Linkshändern zugeschrieben wird, unterschätzt.

Insgesamt liegt der Regressionskoeffizient um 0,25 R / 9 unter unserer Schätzung; Wir glauben, dass dies eine Kombination aus nicht gemessenen Pitcher-Daten und dem selektiven Weglassen der schwächsten Rechtshänder ist.

Den Southpaw-Vorteil auflösen
Ist es wirklich plausibel, dass die Südpfoten der Major League 0,60 Runs pro neun Innings schlechter sein könnten als ihre rechtshändigen Teamkollegen, was die zugrunde liegenden Pitching-Fähigkeiten angeht? Wir glauben es ist.

Untersuchungen von Mike Fast aus dem Jahr 2010 haben gezeigt, dass ein Verlust von 1 km / h Fastball-Geschwindigkeit die zulässigen Läufe um durchschnittlich 0,28 Läufe pro neun Innings erhöht. Als solches würden die Fastball-Geschwindigkeitsunterschiede, die wir alleine gefunden haben, eine Händigkeit-Fähigkeitslücke von ungefähr 0,40 Läufen erzeugen. Neben der Geschwindigkeit sind Righties auch überlegen, wenn es um Spin und viele Formen von Pitch Break geht, was die Lücke weiter vergrößern muss. Da weitere Untersuchungen mehr Skill-Dimensionen als Daten zur Verfügung stellen, könnte sich unsere Schätzung von 0,60 Läufen pro Spiel sogar als konservativ erweisen.

So groß diese Ungleichheit von 0,60 Fähigkeiten / Ergebnissen ist, so ungewohnt ist der Vorteil der Unbekannten, den linke Pitcher genießen. Denken Sie daran, dass unsere Messung die kombinierte Nettoauswirkung des Unbekanntheitsbonus (positiv für Südpfoten), die Zugstrafe gegen mehr Gegner (negativ) und den Vorteil darstellt, Basisläufer besser halten zu können (positiv). Wie bereits erwähnt, schätzen wir, dass die Zugstrafe die Runs / 9 der Linken im Vergleich zu rechtshändigen Pitchern um etwa 0,20 erhöht und der Basisläufer-Vorteil die Runs / 9 im Vergleich zu den Rechtshändern um 0,05 verringert.

Unter Berücksichtigung all dieser Faktoren glauben wir, dass der „Unbekanntheitsbonus“ für Linkshänder bemerkenswerte 0,75 Runs pro neun Innings beträgt:

Den Southpaw-Vorteil brechen

Faktor Auswirkungen auf Runs / 9 (vs. RHP)
Tonhöhenqualität 0,60
Zugstrafe 0,20
Basisläufer halten -0,05
Unbekanntheitsbonus -0,75
GESAMT 0,00 (gleiche Ergebnisse mit RHPs)

Interessanterweise erklärt die Tatsache, dass der Unbekanntheitsbonus größer ist als das Pitch-Qualitätsdefizit der Linken, einen seit langem bekannten, aber nie zufriedenstellend erklärten Aspekt der Aufteilung des Teigzuges. Linkshänder haben einen viel größeren Platoon Split (115 Punkte OPS) als Rechtshänder (69 Punkte). Es gibt jedoch keinen offensichtlichen Grund, warum es für Linkshänder schwieriger sein sollte, sich einem gleichhändigen Pitcher zu stellen. Diese Zahlen liefern zumindest einen Teil der Erklärung. Wenn wir die Auswirkungen der Zugstrafe beseitigen, sehen wir, dass Linkshänder in der platonneutralen Leistung tatsächlich etwas besser sind als Rechtshänder, und zwar um etwa 0,20 Runs / 9. Das bedeutet, dass Linkshänder bessere Pitcher haben, wenn der Pitcher die Zugkante hat, was die Zugspaltung des Schlägers vergrößert. Der Effekt ist umgekehrt für Rechtshänder, die beim Schlagen mit dem Zugvorteil besseren Krügen gegenüberstehen und ihre Zugaufteilung verringern:

Batter OPS Platoon Splits

Mit Blick auf RHP Mit Blick auf LHP Platoon Split
RH Hitters .719 .788 .069
LH Hitters .816 .701 .115

Fazit
Man kann mit Recht sagen, dass der Vorteil der Südpfote das Spiel, das wir kennen, grundlegend geprägt hat. Offensichtlich bedeutet ein Vorteil von 0,60 in Läufen pro neun Innings einen enormen Leistungsunterschied in den Hauptligen. That’s the difference between excellent (David Price, 3.63) and merely good (Chris Archer, 4.28), or between an average starting pitcher and a fifth starter struggling to keep a spot in the rotation. At the team level, giving up .60 fewer runs a game would turn an average 81-win team into a 92-win postseason contender.

Looking at the bigger picture, without southpaws’ hidden advantage, about two out of three left-handed starters would likely be toiling in the bullpen, or in the minor leagues. It’s safe to say that Chris Sale and Clayton Kershaw would still have jobs, but they would probably not dominate hitters to the same degree. Pitchers like Jon Lester and Dallas Keuchel would likely be average starters at best, rather than stars. You would be able to count all the lefty pitchers in the Hall of Fame on your fingers, and every few years we might debate whether a southpaw will ever win the Cy Young Award again.

Bullpens would also look very different. Nearly all high-leverage relievers would throw from the right side, while the occasional Aroldis Chapman or Billy Wagner would stand out as oddities. Indeed, lefty relievers would be sorely needed in this alternative timeline, because if batters rarely had to face a southpaw, then lefty hitters would enjoy an even bigger advantage than in the existing game. A large majority of hitters would surely bat left-handed or switch hit. Ruth, Williams, Musial, and Bonds would tower even higher in baseball history, while Hornsby, Mays, Schmidt, and Trout ranked a bit lower in the pantheon.

Back in our world, though, lefties get to enjoy a hidden advantage perhaps more powerful than any PED. Southpaws have long had to endure being stereotyped as “weird” or “wacky,” but they should be grateful for their perceived strangeness. As it turns out, there really is “one weird trick” that vastly improves pitching performance: being born left-handed.

[ad_2]

Artículo anteriorYa hay 26,9 millones de casos de coronavirus en todo el mundo
Artículo siguienteNoticias de Covid-19: Actualizaciones en vivo – The New York Times

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here