[ad_1]

Santo Domingo.- Los intelectuales destacaron el desafío que enfrenta la isla caribeña debido a la crisis pandémica del coronavirus debido a las vulnerabilidades económicas, políticas, sociales y climáticas de la región, que se exacerban a un nivel que aún no se ha especificado ni concebible. Consecuencias.

Los expertos se refirieron al tema durante el coloquio virtual «Los desafíos actuales de la isla caribeña», organizado por el Centro de Estudios Francófonos de la Fundación Global para la Democracia y el Desarrollo (Funglode), el Instituto de las Américas y el Programa de la Facultad de Ciencias de América Latina del Programa Social Dominicano. República (FLACSO-RD), la Cátedra Mundial de Ciencias Sociales, Orden Público y Gobernabilidad Democrática de la Unesco y la Agencia Universitaria de la Francofonía (AUF).

Claire Guillemin, directora del Centro para el Estudio de la Francofonía, comenzó la discusión presentando a los participantes y destacó el objetivo de la convocatoria: «Comience con consideraciones que nos permitan abordar la crisis pandémica desde una perspectiva insular caribeña identificar los problemas que enfrenta y sus posibles enfoques ”.

Esta iniciativa cuenta con el apoyo de la red de expertos e investigadores que se han reunido regularmente en Funglode desde 2010 para discutir desde un punto de vista científico los problemas más importantes que surgen en el Caribe y contribuir con el conocimiento social y humano.

Laura Faxas, coordinadora de la Cátedra IGLobal de Ciencias Sociales, Políticas Públicas y Gobernabilidad Democrática de la Unesco, advirtió en las palabras al inicio de la reunión que la isla del Caribe es una región particularmente vulnerable por su ecosistema insular y su fragmentación geográfica, económica y sociopolítica.

En otra parte de su conferencia, Faxas dijo: “El Caribe tiene una experiencia comprobada de resiliencia y la capacidad de responder en las situaciones más difíciles. Este nuevo escenario se trata de averiguar cómo deberían ser nuestras consideraciones, definir nuevas propuestas de políticas públicas y cómo se pueden identificar los mecanismos de resiliencia para apoyar los procesos en los que la población del Caribe toma su destino en la mano . «»

El médico de ciencias sociales describió el período actual como «la oportunidad de dar paso al resurgimiento de un nuevo ímpetu a nivel caribeño y un renacimiento del sentimiento regional y la cooperación entre los estados y las regiones insulares».

Carlos Quenan, titular de un doctorado en economía de la Universidad de Grenoble II (Francia), señaló en su conferencia sobre «El despliegue internacional de la crisis de salud» que «estamos en un choque extraeconómico de gran extensión y duración indefinida» y La economía global y sus efectos en el Caribe ”.

Hizo hincapié en que hubo un «shock de salud extraeconómico que afectó a las sociedades y las economías, ya que condujo a la mortalidad y las crisis en el sistema de salud y hospital».

El Vicepresidente del Instituto de las Américas enfatizó que Estados Unidos se ha convertido en el epicentro de la crisis con una amplia variedad de situaciones. También explicó que debido a la pandemia, la disminución del producto calificado en el informe del Fondo Monetario Internacional fue del 3%, pero el último informe de la compañía es una disminución del -5,2% con un desglose de casi el 8% de los adelantos. y países subdesarrollados y prácticamente el 4% de los países emergentes o en desarrollo.

Con respecto a la región del Caribe, agregó: «Aunque es probable que la disminución del PIB en la isla del Caribe sea menor que en el resto de América Latina, la recuperación será difícil dada la magnitud de los shocks negativos generados a nivel de las exportaciones de servicios (especialmente el turismo) y las remesas Algunos efectos que, en principio, pueden ser beneficiosos para los países del Caribe, como el precio del petróleo (debido a su disminución en relación con la disminución de las primas de los precios de las materias primas) que afectan a las pequeñas economías de la región Los importadores netos de combustible, que son muy importantes, se verán más que compensados ​​por la disminución de los ingresos de exportación en el contexto de la recesión global «.

Ivan Ogando planteó el tema de «Pandemia y elecciones en la situación actual del Caribe». El director de Flacso-RD dio una visión general de las diversas situaciones que se observan en la isla del Caribe con respecto a la crisis de salud.

Explicó que el elemento más importante es el impacto en las pequeñas economías insulares, que sufren más que otros por este período desestabilizador y están bajo presión para abrir sus fronteras paso a paso.

En su discurso, el ex director general de CARIFORUM entre 2011 y 2013 también se refirió al papel de CARPHA (Agencia de Salud Pública del Caribe) para hacer frente a la crisis de Covid-19, que parece ser una respuesta regional a la pandemia. Se han desarrollado otras reacciones de la isla caribeña, por ejemplo, mediante la cooperación con Cuba o mediante intercambios entre las autoridades de la República Dominicana y Haití.

Hizo hincapié en que se planean ocho procesos electorales en el Caribe en 2020 y que «la crisis de salud es y será una variable política importante».

Destacó la importancia actual de fortalecer las áreas multilaterales y renovar el liderazgo mundial y los programas regionales. Agregó que deberían introducirse alternativas de depreciación para pagar la deuda frente a esta crisis, y que el ritmo de recuperación económica dependerá más de factores externos que internos.

Saulo Neiva se refirió a «Las universidades caribeñas de la red UP ante la pandemia: posibles reacciones y perspectivas». El director de la oficina caribeña de la Agencia Universitaria de la Francofonía (AUF) dijo que AUF ha lanzado un plan de actividades para apoyar a las universidades en la pandemia de Covid 19, que incluye varias iniciativas, incluida una convocatoria de proyectos para elegir liderado por 6 proyectos caribeños. En este contexto actual, dijo que la AUF había apoyado a sus universidades miembros a través de una campaña de comunicación, encuestas y recomendaciones sobre la gestión universitaria en tiempos de crisis y una convocatoria de propuestas para concretar su ayuda para las propuestas más importantes de la región. .

El profesor de la Universidad de Clermont-Auvergne (Francia) finalmente nos invitó a mirar hacia el futuro y pensar en el tiempo que nos espera. Se refirió a la oportunidad de transformar la educación superior y se esforzó por introducir nuevas tecnologías de esta manera para trabajar más rápido y de manera más eficiente y cada vez más colaborativa. Destacó que era el momento adecuado para que las universidades y las instituciones de educación superior inventaran nuevas formas de cooperación y crearan nuevas alianzas basadas en valores confirmados y compartidos.

Jean-Yves Lacascade habló sobre «Los Ministerios Francés Americanos (EDA) que enfrentan la actual crisis de cooperación regional». Desarrolló su presentación en torno al factor «isla» que caracteriza estas áreas del Caribe y el fuerte impacto que el turismo tiene en estas pequeñas economías.

El asesor diplomático de los presidentes de los consejos locales de los territorios franceses de ultramar de la Guayana Francesa y Martinica destacó el gran desafío para la Guayana Francesa de compartir una frontera con Brasil en un momento en que los controles fronterizos marcan diferencias en las estrategias. Control de pandemias.

Eric Dubesset, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Burdeos (Francia) y codirector de la revista. Estudios caribeños, comentó sobre las exposiciones y moderó la discusión, que fue muy bien recibida por la gran audiencia virtual del Caribe de habla inglesa, francesa y española, así como de Europa.

[ad_2]

Artículo anteriorCoutinho le dice a Klopp que quiere regresar a Liverpool
Artículo siguienteLas mejores selecciones de draft de la MLB

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí