[ad_1]

Pero como afroamericano, nunca lo ha pisado.

Johnson acoge con beneplácito la visión del nuevo CEO para cambiar la exposición. Desde diciembre de 2019, se han visto las dos actrices afroamericanas más importantes de la película de 1939: Hattie McDaniel y Butterfly McQueen.

«Lo vi como una mejora, pero no como la solución definitiva», dijo Johnson. «Para mí, la solución definitiva será deshacerme de él [the museum] Todo el camino «.

Para Johnson, el museo celebra una película que ha idealizado la opresión de personas que se parecen a él.

«Lo que el viento se llevó» es una de varias obras de arte y marcas estadounidenses que están siendo escrutadas en medio de un movimiento nacional de justicia racial que no se ha visto desde la década de 1960.

En febrero, un hombre blanco le disparó a Ahmaud Arbery, un hombre negro de 25 años, mientras trotaba cerca de Brunswick, Georgia. Las muertes posteriores de la policía de Breonna Taylor, George Floyd y Rayshard Brooks provocaron indignación en todo el país y una justicia racista generalizada.

La cantante, conocida como Lady Antebellum, cambió su nombre a Lady A, las Dixie Chicks ahora son The Chicks, Disney está volviendo a montar su paseo Splash Mountain basado en la controvertida película de 1946 «Song of the South», y PepsiCo lo renombrará Jarabe anteriormente conocido como tía Jemima.
HBO Max, propiedad de la empresa matriz de CNN, WarnerMedia, ha eliminado temporalmente «Gone With The Wind» de su servicio de transmisión en respuesta a las críticas sobre el retrato rosado de la esclavitud y su visión romántica de la Confederación. HBO Max luego restauró la película con una nueva introducción de Jacqueline Stewart, profesora de cine afroamericana de la Universidad de Chicago.

El legado de un exitoso éxito de taquilla

«Impresionado por el viento» sigue siendo el mayor éxito de taquilla de los Estados Unidos de todos los tiempos, ajustado por la inflación. Basado en la novela de Margaret Mitchell, quien ganó el Premio Pulitzer, la producción elaborada fue premiada por su innovadora película, partitura y trabajo en tecnicolor.

También fue elogiada por las actuaciones de sus actores principales, incluida Hattie McDaniel, la primera afroamericana en ganar un Oscar por su papel en la película.

Pero durante los Premios de la Academia de 1940, McDaniel tuvo que sentarse en el fondo de la sala, en un lugar que era solo para blancos. Ella y otros actores negros no pudieron asistir al estreno de la película en el Loews Grand de Atlanta debido a las leyes de Jim Crow en Georgia.

UNA
La desigualdad sistemática ha afectado a Georgia durante mucho tiempo. Hasta hace poco, el estado era uno de los cuatro estados sin una ley de delitos de odio. Pero el asesinato de Arbery en febrero provocó indignación en todo el país y llama a la acción. El gobernador Brian Kemp respondió la semana pasada al firmar una ley que permitiría a los jueces aumentar las condenas contra aquellos que atacan a las víctimas en función de su raza.

Las conversaciones sobre representaciones racistas degradantes son ahora parte de varios recorridos y lugares dedicados a «Lo que el viento se llevó», incluido el Museo Road to Tara y la Casa Margaret Mitchell en Atlanta, junto con el énfasis en el trabajo y las luchas de su hombre negro. Actor en una época de racismo miserable.

El museo «Lo que el viento se llevó» en Marietta no respondió a las solicitudes de comentarios.

Jessica VanLanduyt, vicepresidenta de experiencias de huéspedes en el Centro de Historia de Atlanta, que administra Margaret Mitchell House, dijo a CNN que Covid-19 había obligado al museo a cerrar, pero el museo quiere ayudar a los visitantes a aprender cómo se relacionan la historia y la película. Las opiniones de los estadounidenses impactan la historia.

«Registramos la vida y el legado de Margaret Mitchell de su trabajo, junto con los mitos de la Causa Perdida y las representaciones negativas y racistas de los personajes negros esclavos y libres en el libro», escribió VanLanduyt en un correo electrónico. «Tanto el libro como la película muestran, entre otras imprecisiones históricas, una visión romántica y benévola del Viejo Sur y la esclavitud. Para comprender la diferencia entre ficción histórica y hechos históricos, alentamos una discusión abierta del contenido en nuestros recorridos del libro y la película, la evidencia histórica y la vida de Mitchell «.

Otra forma de Tara

Tara, el nombre de la plantación de la película en Jonesboro, Georgia, no es un lugar real. Durante 27 años, el Museo Road to Tara en North Main Street en Jonesboro ha guiado a aproximadamente 6,500 visitantes anualmente a través del proceso de producción de películas e historia ficticia. Los visitantes ven algunas piezas de disfraces reales, algunas réplicas de disfraces y exhibiciones del estreno de la película.

Cuando Tamara Patridge se convirtió en directora gerente de Turismo y Cine del Condado de Clayton en octubre de 2018, sabía que algo tenía que cambiar.

Para diciembre de 2019, había completado nuevas exhibiciones. Reemplazó la exhibición de la Guerra Civil, que presentaba réplicas de trajes de soldados confederados, y transformó el espacio en una exhibición de películas y programas de televisión filmados en el condado de Clayton: «The Walking Dead», «Hunger Games» y «Stranger Cosas «.

Patridge dijo que recibió «una pequeña reacción violenta de parte de nuestra comunidad local. Personas que de alguna manera estaban arraigadas en la vieja forma de pensar que» esa es nuestra historia «. Vemos que escuchamos las mismas historias hoy. Saben por qué ¿Has eliminado la imagen de la bandera confederada? Este es nuestro legado. «

Las nuevas exhibiciones se vieron poco tiempo antes de que Covid-19 obligara al museo a cerrar. En la reapertura el 21 de julio, los visitantes verán los cambios del año pasado, incluido un nuevo retrato cerca de la entrada de Butterfly McQueen, la actriz negra que interpretó al esclavo Prissy en la película.

Patridge se encuentra junto a la pantalla ampliada de McDaniel.

A la derecha al ingresar al museo, los visitantes ven una gran edición de un volante de 1937 que pide un boicot de la película, así como una descripción de las protestas en ese momento contra los estereotipos negativos de los afroamericanos. En respuesta a las protestas, el productor David O. Selznick eliminó algunas escenas, incluidas aquellas con un epíteto racista. Sin embargo, el guionista Sidney Howard retuvo gran parte de la narrativa, que creía que permanecería fiel al texto de la novela, según lo escrito por Mitchell.

«Pudimos localizar un boicot original y reproducirlo aquí desde el Partido Socialista de los Trabajadores», dijo Patridge. «Y aquí hay una foto de las protestas en Washington, DC desde 1939. Y realmente solo un contexto para establecer nuestra posición. Es nuestra responsabilidad, nuestro deber proporcionar una perspectiva de contrapunto. Es un proyecto en curso».

Además del volante, hay una vitrina ampliada sobre el trabajo de Hattie McDaniel y un pequeño póster firmado por afroamericanos que fueron extras en el set.

Otras exhibiciones permanecen sin cambios, incluido el sombrero de terciopelo verde original usado por la actriz Vivien Leigh en la película, los pantalones originales que usaba en una escena con McDaniel y un conjunto de sillas y alfombras originales del Loews Grand, donde se estrenó la película.

Johnson todavía no verá la exposición.

Johnson dijo que todavía era reacio a ver la exhibición actualizada, aunque estaba contento con los cambios de Patridge.

«Ni siquiera sabía de qué estaba hecha la película, pero sabía lo suficiente como para saber que no era algo positivo para las personas que se parecían a mí, y todavía me siento igual después de todo. [McDaniel] logrado «, dijo Johnson.

Dijo que solo comenzó a expresar su incomodidad con la película y la atracción del condado después de que los cambios propuestos por Patridge lo hicieron sentir como si rompiera su silencio. Dijo que entendía que esta habitación era una importante atracción turística para el condado.

El museo y las dos vallas publicitarias que lo anuncian se financian, según Patridge, a través de impuestos de hotel y motel pagados por visitantes no incorporados del condado de Clayton.

Johnson dijo que lo que McDaniel había logrado como actriz fue «arrastrado» por su experiencia de racismo. Dijo que también creía que las personas que se sentían atraídas por el museo no estaban allí para ver su trabajo, sino para apoyar la película para el «otro lado, para la opresión».

Para Patridge, la noción de que los fanáticos de la película no siempre conocen bien la historia y la opresión hace que su trabajo sea más importante.

«Hubiera sido muy fácil para mí apagar las luces, abrir el cartel cerrado y decir que estamos fuera del negocio», dijo Patridge. «Pero nuevamente, las personas que vienen a este museo como destino son las personas de las que creo que necesitan aprender más».

Ella planea cambiar las carteleras de turismo del condado de Clayton para mostrar a McDaniel y McQueen, con palabras que inviten al mundo a venir a Clayton. Espera no centrarse más en «Gone With The Wind», que actualmente eclipsa las nuevas producciones filmadas en el condado de Clayton.

Ella también espera tener un panel de discusión sobre la película. Ya no hay productos en la tienda de regalos que representen al personaje de McDaniel, Mammy, sin contexto, y ahora hay una nueva camisa con una cita de McQueen: «Dicen que las calles serán hermosas en el cielo. Bueno, lo estoy intentando Para hacer hermosas las calles aquí «.

Pero Patridge admite que el trabajo no está hecho. Después de todo, mañana es un nuevo día.

[ad_2]

Artículo anteriorMonseñor De La Rosa y Carpio pide la elección de candidatos que defiendan la vida y la familia.
Artículo siguiente¿Qué le pasó a Elizabeth en el fin del mundo?