[ad_1]

El recluta de béisbol sin firmar más famoso es JD Drew, quien, junto con el súper agente Scott Boras, libró una batalla de verano contra los Filis y el draft de la MLB en 1997. Yo llamaría a este conflicto un empate mientras que Drew no. Para ganar libertad y lograr la eterna hostilidad de los fanáticos de los Filis, recibió el bono de firma que quería tener en los Cardenales al año siguiente.

Hay muchas razones por las cuales un jugador puede permanecer sin firmar. A veces es solo una cuestión de dinero. Los jugadores que están al final del orden jerárquico deben descubrir cómo vivir con un salario pobre en una liga pequeña durante años para obtener una carrera en la liga grande sin un bono de firma significativo. A veces simplemente no quieren jugar para el equipo que los diseñó. Los jugadores con relaciones familiares con un equipo a veces se seleccionan en rondas tardías por cortesía, aunque la organización sabe que no firmarán. En otros casos, los jugadores esperan una mejor posición en el draft en un año futuro o quieren cumplir una promesa que hicieron para su programa universitario, ya sea por el deseo de jugar pelota allí o aprovechar el entrenamiento.

Por J.D. Atraído a Aron Amundson, la única opción en la ronda número 100 del béisbol, las historias sobre por qué un jugador no firma pueden variar. Miles de jugadores no se han inscrito para reaparecer y jugar en las grandes ligas en algún momento. En 2.584 casos con 1.983 jugadores diferentes, no se firmó una selección de draft y luego llegó a las mayores. 439 jugadores no han firmado al menos dos veces. El récord para un futuro jugador importante es Luis Medina de los Indios de Cleveland. Medina permaneció sin firmar las primeras cinco veces (MLB tenía un draft para enero en ese momento) y fue reclutado al octavo lugar en su quinto rechazo. Medina finalmente firmó la posición más baja del draft desde su primera selección en la novena ronda, la sexta vez que fue reclutado.

A principios de la década de 1990, los propietarios de béisbol intentaron poner en cortocircuito todo el concepto de negociar con aficionados, no por última vez, cambiando el número de años que un equipo tenía control sobre los derechos de un jugador de un año a cinco años. aumentado. Los jugadores presentaron objeciones y se decidió en un arbitraje que los propietarios tenían que negociar los cambios preliminares con la Asociación de Jugadores de Béisbol de las Grandes Ligas.

Para los equipos, especialmente frente a los grupos de bonificación, un jugador sin firmar representa el potencial perdido. Siempre hay jugadores que se niegan a firmar en un club en particular, como dijo Ted Dibiase, pero todos tienen un precio. Jakob Junis es un ejemplo de este fenómeno, que cae en la ronda 29 porque quería ir a la universidad para ser un bateador. Los Reales tenían una arma secreta bajo la manga para que Junis cambiara de opinión: $ 675,000.

Las ofertas de aficionados son papas pequeñas en comparación con lo que los clubes de grandes ligas gastan en talento, y desafortunadamente el borrador es una herramienta útil para mantener bajos los salarios. ¿Hay alguien por ahí que cree seriamente que si hubiera sido un agente libre, Adley Rutschman no podría haber destruido los $ 8.1 millones que recibió de los Orioles? Después de todo, esta es una liga en la que alguien pagó $ 72.5 millones por Rusney Castillo y $ 68.5 millones por Yasmany Tomás. En el pasado, los equipos tenían la capacidad de retirar jugadores más pequeños y hacer negocios.

¿Qué equipos perdieron más valor porque no pudieron firmar sus reclutas? Para averiguarlo, revisé la lista de jugadores y consideré que su guerra profesional era el final de su temporada de 29 años, que generalmente cubre sus años controlados por costos con unos pocos años adicionales para tener en cuenta el valor de firmar acuerdos de submercado quienes cubren la agencia libre. También me aseguré de evitar el doble conteo (y en algunos casos el triple conteo) cuando un equipo no firmó a un jugador varias veces. Después de todo, los Marlins de Florida Adam LaRoche no pudieron fichar ambos A veces lo diseñaron (se negó a firmar en ambas ocasiones y luego fue reclutado por los Bravos en la ronda 29) sin ningún tipo de dispositivo de transporte multiverso que estoy seguro no existe y que no existe en el Serían Marlins. Presupuesto de todos modos. ¡A los equipos!

Gana para jugadores sin firmar antes de los 30 años.

¡Es una pena que los Gigantes se hayan perdido estos Barry Bonds! Al menos se perdieron el barato.

A primera vista, los equipos de expansión parecen haberse desempeñado un poco mejor que los franquiciados «heredados» en el curso del diseño. No solo ha existido durante más años desde que clasifiqué a los equipos en función de las ganancias promedio por diseño en el que participaron. Ahora, un mayor porcentaje de los diseños del equipo de expansión se han llevado a cabo en el mundo de los grupos de bonos, pero también es probable que los equipos puedan juzgar mejor la firmabilidad que cuando comenzaron la historia. Echemos un vistazo a los equipos que han perdido más talento.

Mets de Nueva York

No es que los Mets no pude firman a Roger Clemens, pero simplemente no querían pagar el precio de venta. Al scout Jim Terrell le dijeron que los Mets Clemens solo ofrecerían $ 7,500, un número tan pequeño que Terrell ofreció recaudar $ 7,500 de su propio dinero lo suficiente como para avergonzar a los Mets para aumentar su oferta a $ 15,000. . La oferta final de los Mets fue de $ 20,000, pero Clemens quería $ 25,000 porque su madre perdería sus $ 450 al mes en seguridad social si dejaba la universidad. El equipo se estremeció y Clemens partió.

Pero los Mets tuvieron que perder más que Clemens para llegar a este lugar. Otros jugadores que no pudieron fichar a los Mets fueron John Olerud, Rafael Palmeiro, Matt Williams, Ron Cey, Burt Hooton y Darin Erstad. Al menos el equipo de Olerud pudo traerlos de regreso algunas temporadas más tarde.

Cardenales de San Luis

Tengo que admitir que me sorprende que Mike Moore haya tenido suficiente WAR para encabezar esta lista, pero FIP cree que fue él. De Verdad subestimado cuando jugó en algunos equipos bastante terribles de los Marineros a principios de los 80. Es el resto de los nombres que más se destacan. Paul Molitor estaba listo para firmar con solo una beca universitaria parcial, pero las negociaciones fracasaron debido a un desacuerdo de $ 6,000. Max Scherzer era local, pero quería ir a la universidad, y los cardenales tenían poco interés en comprar su borrador para la 43ª ronda en función de su decisión. Cuando los Cardenales perdieron la Serie Mundial en siete juegos en 1987, Gary Gaetti y Roy Smalley, dos reclutas firmantes, bebieron por los gemelos.

Dodgers de los Ángeles

Los Dodgers hicieron muchas superestrellas, pero se perdieron algunas más, especialmente Tom Seaver. Seaver no tenía intención de firmar a bajo precio y quería $ 70,000 como selección de draft para la décima ronda del equipo. ¡Eso es $ 50,000 más de lo que cualquiera que no se mude recibirá este diseño medio siglo después! Los Dodgers se estremecieron y se puso genial en otro lugar. No agregué a Seaver a la lista de los Bravos porque la elección del Comisionado Spike Eckert fue invalidada por el dudoso argumento de que USC, después de jugar algunos juegos de exhibición (Seaver no jugó), su temporada de los Bravos realmente no había terminado no lo dibujes

Los Dodgers finalmente recuperaron a Chase Utley (quien rechazó $ 850,000) y David Price (que fue a Vanderbilt con una beca académica) en puntos posteriores de sus carreras, aunque el béisbol podría tener que regresar para que podamos ver a Price azul en Dodger. eso cuenta.

Otros Dodgers sin firmar son Paul Goldschmidt (ronda 49), Jason Thompson (15º) y Randy Wolf (25º).

Atletismo de Oakland

Jim Sundberg declinó rápidamente. Entonces, si tienes mi edad o menos, probablemente no puedas recordarlo de primera mano. Mi impresión de él proviene de sus años de declive con los Reales y los Vigilantes (segundo período), pero a los 20 años Sundberg ganó cinco guantes de oro y bateó .279 / .355 / .380 entre las edades de 26 y 29. Los Rangers casi también perdieron a Sundberg. Uno de los exploradores del equipo le dijo que no podía golpear ni lanzar y que no llegaría a las grandes ligas mientras los Rangers todavía ofrecían $ 6,000. Texas le ofreció $ 10,000 e incentivos cuando lo diseñaron por segunda vez, lo que hizo el truco.

Los Atléticos no se han perdido ningún talento del Salón de la Fama, pero muchos jugadores superiores a la media, nombres como Alvin Davis, Danny Jackson y Bob Horner, no se han inscrito. Las fallas recientes incluyen a Mike Zunino y Mike Leake, ninguno de los cuales cambiaría la franquicia.

Minnesota Twins

Es difícil culpar a los gemelos por no firmar a George Springer, quien, después de todo, estaba decidido a ir a la universidad en ese momento. Minnesota también perdió a Steve Garvey y Mark Grace por decisiones universitarias. Perder a Travis Lee fue aún más vergonzoso, y aunque no tuvo una carrera larga o ilustre con las mayores, perder la primera ronda debido a un error de la regla es particularmente vergonzoso.

Los gemelos también tienen J.D. Martínez falló, aunque casi todos J.D. Extrañaba a Martínez; Los Tigres solo pudieron firmarlo como agente libre porque los Astros lo liberaron después de no encontrar un socio comercial.

[ad_2]

Artículo anteriorLas reformas de PRM cubrirán los programas políticos, económicos y sociales.
Artículo siguienteHay un coro oscuro de apoyo detrás de la campaña de Twitter en China

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí