[ad_1]

Empezó con J.P. Crawford. Investigué algunas estadísticas y descubrí que la métrica de corredores de bases de Baseball-Reference clasificó a Crawford como el peor corredor de bases en las mayores con menos 5 carreras por debajo del promedio. ¿Como puede ser? Crawford no es lento. Bueno, no es lento, pero se robó 3 de 9 bases y no fue agresivo cuando se trataba de capturar la base extra, como pasar de primera a tercera en un hit de base. Tal vez solo estaba teniendo una mala temporada en las bases, o tal vez esto sea una señal de un problema mayor.

Sin embargo, esto condujo a más búsquedas de números más claros: a través de Baseball Reference, The Bill James Handbook, FanGraphs, Statcast. Números que no son solo números, sino que con suerte también cuentan una pequeña historia.

Encontramos un hecho interesante para cada equipo de la temporada 2021:


factoide: Los Diamondbacks alinearon a 64 jugadores en 2021, incluidos 41 lanzadores diferentes.

Utilizo a los Diamondbacks, un equipo poco interesante que ha perdido 110 juegos, para enfatizar una tendencia en el juego moderno: la rotación de la plantilla. Los Cachorros en realidad usaron más jugadores (69) y los Mets y Orioles usaron más lanzadores (42), pero los Diamondbacks se destacan por usar el segundo lugar hace solo dos años.por lo menos Número de jugadores. Si bien puedes hacer esto y tener éxito, los Rays han usado 41 lanzadores diferentes, un gran cambio en la lista suele ser una señal de lesiones y problemas de profundidad organizativa. Tenga en cuenta el cambio en el número promedio de reproductores utilizados en las últimas tres décadas:

2021: 50 jugadores en total, 30 lanzadores
2011: 43 jugadores en total, 22 lanzadores
2001: 41 jugadores en total, 20 lanzadores
1991: 40 jugadores en total, 18 lanzadores

Por otro lado, ¡cada vez más jugadores pueden llamarse Grandes Ligas! La desventaja es que es una existencia estresante para los jugadores atrapados en el Triple-A/MLB/Waiver Wire Shuttle y sin saber dónde dormirán dentro de dos días. No estoy del todo seguro de si esta es la mejor manera de maximizar el rendimiento desde el extremo inferior de la lista de un equipo.


factoide: La bola curva de Charlie Morton tuvo el valor de lanzamiento más alto de cualquier lanzamiento en el béisbol en 2021.

Los bateadores batearon .127/.198/.187 contra la bola curva de Morton, y considerando que la lanzó 1,096 veces, eso ayudó a convertirlo en el lanzamiento «más valioso» según las métricas de valor de lanzamiento de FanGraphs. Obviamente, aislar solo un lanzamiento del repertorio completo de un lanzador no es tan fácil, pero se guardan los mejores lanzamientos en 2021 por carreras estimadas:

Zack Wheelers Fastball: 26.0 carreras (No. 2: Guardabosques Suárez)
Slider de Clayton Kershaw: 16.2 carreras (No. 2: Jacob deGrom)
Curva de Charlie Morton: 26.6 carreras (No. 2: Julio Urías)
Movimiento de José Suárez: 13.1 carreras (No. 2: Devin Williams)
Cortador de Corbin Burnes: 24.2 carreras (No. 2: Aaron Civale)
Astilla de Kevin Gausman: 17.7 carreras (No. 2: Shohei Ohtani)

Morton tiene que regresar de una fractura en la pierna que sufrió en la Serie Mundial, pero a pesar de tener 38 años, los Bravos están felices de tenerlo de regreso.


factoide: Cedric Mullins se convirtió en el primer jugador 30-30 en la historia de los Orioles de Baltimore.

yo digo oriol Haga historia porque Ken Williams de los St. Louis Browns, el precursor de la franquicia antes de mudarse a Baltimore y convertirse en los Orioles, se convirtió en el primer jugador 30-30 en la historia de la MLB cuando conectó 39 jonrones y 37 bases robadas en 1922 ( también lideró la Liga Americana con 39 jonrones y 155 carreras impulsadas esa temporada).

La temporada de Mullins fue sin duda una agradable sorpresa. Puede hacerlo de nuevo Los Orioles están moviendo sus vallas izquierdas hacia atrás, pero eso no será un problema para Mullins: conectó sus 30 jonrones al jardín derecho. Su porcentaje de slugging esperado era de 0.448, basado en la calidad del contacto, en comparación con su marca real de 0.518, así que tal vez hubo un poco de suerte involucrada. Aún así, me gustan los rasgos positivos aquí: buen control del cañón, tasa de contacto por encima del promedio, ángulo de lanzamiento promedio perfecto. Creo que puede hacerlo de nuevo.


factoide: Boston permitió un promedio en el juego de .324, el peor de las mayores.

Es posible que haya mencionado esto en otra parte esta temporada baja, pero vale la pena, dada la reciente sugerencia de Buster Olney de que los Medias Rojas podrían mover a Rafael Devers a otra posición (quizás a la segunda base, al igual que los Dodgers a veces jugaron contra Max Muncy), regresando Empuje a Xander Bogaerts a la tercera base. El paso lógico entonces sería fichar al ganador del Guante de Oro Carlos Correa como campocorto.

Sí, Fenway Park es parte de ese BABIP de .324, pero los Medias Rojas también permitieron un BABIP de .308 en la calle. Y su promedio permitido de .273 para rodados también fue el peor entre las mayores, lo que apunta al alcance por debajo del promedio de Bogaerts y Devers por el lado izquierdo del cuadro interior. La defensa podría ser mejor y hay formas de hacerlo si los Medias Rojas se vuelven creativos.


factoide: Frank Schwindel bateó .342/.389/613 en 239 apariciones en el plato.

En una temporada de oscuridad y luego fatalidad, los Cachorros tenían tres veteranos de ligas menores que produjeron números sorprendentes en la segunda mitad: Vértigo tuvo OPS de 1,002 luego de que los Cachorros lo reclamaran en waivers de Oakland, Patrick Wisdom tuvo OPS de .823 en 375 PA y Rafael Ortega produjo un OPS de .823 en 330 PA. Mareo parece la mejor apuesta para hacerlo de nuevo, pero es un jugador único, un novato de 29 años que ha producido 1,000 OPS. Encontré dos novatos comparables a la mitad de los últimos 20 años:

Luke Scott, Astros de 2006: .336/.426/.621 en 249 PA (28 años)
Garrett Jones, Piratas de 2009: .293/.372/.567 en 314 PA (28 años)

Scott bateó .264/.348/.499 durante las próximas cuatro temporadas. Jones tuvo promedio de .249/.308/.438 durante las siguientes cinco temporadas. La línea Scott funcionará; la línea de Jones no tanto para un primera base. Jones, como Vértigo, era más un voladizo. Sin embargo, la tasa de ponches de Schwindel fue bastante baja (solo 15.8%), aunque sus velocidades de salida y el porcentaje esperado de slugging sugieren que tuvo un poco de suerte en el departamento de poder. Creo que tiene la oportunidad de contribuir en los próximos años, pero no estoy seguro de que sea un bateador consistente de .500.


factoide: Chicago solo tuvo cinco jugadores que aparecieron en 100 o más juegos.

Esto es raro para un equipo de playoffs; de hecho, volví a 2000 y no encontré otro equipo de la Liga Americana que haya llegado a los playoffs con tan pocos jugadores en 100 juegos (aparte de 2020). Esto debería ser un buen augurio para la ofensiva de los Medias Blancas en 2022. Aunque Yasmani Grandal (93 juegos), Luis Robert (68 juegos) y Eloy Jiménez (55 juegos) estuvieron significativamente ausentes, Chicago terminó quinto en carreras en la Liga Americana. Agregue a un Andrew Vaughn mejorado y los Medias Blancas como grandes favoritos en la División Central de la Liga Americana.


factoide: Joey Votto, Nick Castellanos y Jesse Winker batearon al menos .550 cada uno con un OPS+ de 130 o más.

Ese es un infierno de un trío ofensivo. De hecho, los Astros de 2019 y los Medias Rojas de 2019 fueron los únicos otros equipos con al menos tres jugadores en hacerlo, mientras bateaban al menos 450 veces desde 2007. Por supuesto, esos son dos puntos de referencia arbitrarios, pero los tres Rojos aplastaron la pelota en 2021. Aun así, los Rojos fueron solo cuartos en carreras en la Liga Nacional (y jugaron en un parque que tuvo el segundo entorno de anotación de carreras más alto en 2021, detrás de ellos). Coors Field solamente). Incluso tuvieron un cuarto bateador en el novato Jonathan India, quien registró un OBP de .376, y Tyler Naquin y Tyler Stephenson también contribuyeron. Con suficiente desempeño en otros lugares, los Rojos podrían haber tenido la mejor ofensiva en la Liga Nacional, pero Eugenio Suárez tuvo un OBP de .286 y los banqueros (Mike Moustakas, Aristides Aquino, Shogo Akiyama) fueron particularmente improductivos. Castellanos ahora es agente libre, por lo que se puede probar la profundidad en 2022.


factoide: Emmanuel Clase lideró las mayores con 471 lanzamientos a más de 100 mph.

Después de cumplir una suspensión por PED que acabó con toda su campaña de 2020, Clase regresó con su cortadora intacta e hizo 24 salvamentos y una efectividad de 1.29 mientras terminaba quinto en la votación de Novato del Año. Es el quinto número más alto de lanzamientos de 100 mph en una temporada que se remonta a 2008, según datos de TruMedia:

Jordan Hicks, 2018: 635
Aroldis Chapman, 2016: 570
Chapman, 2015: 499
Chapman, 2014: 494

(¿No sería divertido si tuviéramos datos de Nolan Ryan cuando lanzaba 300 entradas por temporada?)

Clase tiene la oportunidad de ser el mejor cerrador del juego en 2022, incluso si lo hace sin una tasa de ponches de élite (solo ocupó el puesto 64 en la tasa de K entre los relevistas con al menos 50 entradas). Sin embargo, al igual que Mariano Rivera, el cortador provocó muchos contactos débiles y Clase solo permitió dos jonrones en 69.2 entradas.


factoide: El 82 wRC+ de los Rockies fue el segundo más bajo en la historia de la franquicia.

Esas son carreras ponderadas, una métrica ofensiva que tiene en cuenta el entorno de anotación de carreras del estadio y de la liga. La única peor temporada en la historia de los Rockies fue… 2020. Así que ese fue un mal equipo ofensivo y es probable que pierda a Trevor Story con las manos libres. Aún así, la temporada no fue un desastre de 98 derrotas como 2012 o un caos de 96 derrotas como 2014. El pitcheo fue razonable y la defensa excelente. Pero incluso si los Rockies Stories pueden reemplazar a Glove y la rotación se mantiene sana de nuevo (cinco titulares hicieron al menos 23 aperturas, uno de los tres únicos equipos que pueden decir eso), ¿de dónde vendrán las carreras?


factoide: Casey Mize (150.1) y Tarik Skubal (149.1) trabajaron 140 entradas como novatos.

No es frecuente que un equipo pueda tener dos abridores novatos que lleven cargas de trabajo más o menos completas durante toda la temporada, pero los Tigres lo lograron, solo el octavo equipo desde 2000 en tener dos novatos que jugaron al menos 140 entradas (incluida la de 2006). marlines). , que tenía tres). Ciertamente suena positivo, pero ¿garantiza esto algo sobre el futuro de los Tigres? Realmente no.

Los Rockies de 2017 fueron el último equipo en hacerlo con German Márquez y Kyle Freeland, y aunque siguieron con un comodín en 2018, han tenido problemas desde entonces (aunque Márquez era un titular confiable). Los Marlins de 2013 tenían a José Fernández y Tom Koehler y tal vez esta historia se desarrolla mejor en una línea de tiempo diferente. Los Atléticos produjeron a Brett Anderson y Trevor Cahill en 2009 y a Jarrod Parker y Tommy Milone en 2012, pero tanto Anderson como Parker han tenido problemas con las lesiones. El mejor escenario se remonta a 1984 cuando los Reales desarrollaron a Bret Saberhagen y Mark Gubicza y los Mets dejaron a Dwight Gooden y Ron Darling. Los Reales ganaron la Serie Mundial en 1985 y los Mets en 1986.


factoide: Los Astros lideraron las mayores en carreras anotadas y wRC+.

OK, estos son dos hechos que apuntan a lo mismo: Eran un gran equipo de ataque. Clasificación anual de Houston en wRC+ desde 2017 (sin bateo de lanzador):

2021: 117 (1º)
2020: 98 (17)
2019: 125 (1º)
2018: 110 (5º)
2017: 122 (1º)

La pregunta: ¿Puede la ofensiva manejar la pérdida de Carlos Correa además de perder a George Springer la temporada baja pasada? Yuli Gurriel ha hecho una gran temporada, pero cumple 38 años. Michael Brantley cumple 35 y José Altuve 32. Por otro lado, Alex Bregman perdió tiempo por lesión y debería estar mejor, y Kyle Tucker y Yordan Alvarez podrían combinar más de los 63. jonrones que han completado en 2021. Existe cierto riesgo de edad, pero incluso sin Correa, los Astros aún deberían tener una alineación de élite, tal vez no. bastante tan elitista como en la última media década.


factoide: Nicky López lideró las mayores con 25 outs por encima del promedio a la defensiva.

Esta es una métrica de statcast y una de mis métricas defensivas favoritas. López tuvo el total más alto de cualquier posición por delante de Francisco Lindor (+20), Nick Ahmed (+19) y Matt Chapman (+17). Carlos Correa ganó el Guante de Oro y estuvo excelente, pero se puede argumentar que López se lo merecía.

Presenta a los Reales un dilema interesante, ya que Bobby Witt Jr., de cinco herramientas, podría estar listo para las mayores tan pronto como el día inaugural (sin mencionar a Adalberto Mondesí, también un gran defensor en el campocorto). Odias derribar a Witt como campocorto cuando se hace pasar por un buen defensor, pero también odias mover a López, especialmente porque su raqueta no se perfila tan bien en el segundo o tercer lugar (especialmente cuando ese promedio de .301 es una coincidencia). Estas cosas suelen funcionar por sí solas y un cuadro interior con Witt en tercera, López en el campo corto y Mondesí en segunda podría ser el mejor de la liga.


factoide: Shohei Ohtani lideró las mayores con una velocidad de salida promedio de 100.4 mph en flyballs y line drives.

Sí, esto solo confirma que Ohtani ha golpeado la pelota muy, muy fuerte muchas veces durante su temporada de MVP. Su distancia promedio de jonrones de 416 pies también lo colocó en el quinto lugar entre los bateadores calificados con Fernando Tatis Jr. y Paul Goldschmidt, detrás de Jorge Soler y Starling Marte (!) y dos Rockies.

Mirando más de cerca los números, la velocidad de salida promedio de Ohtani ocupa el quinto lugar en general. Eso se debe a que su velocidad de salida en los rodados era más transitable que la de algunos de los mejores bateadores duros (entre los 15 mejores en general, solo Tyler O’Neill y Joey Votto tenían velocidades de salida más bajas en los rodados). Ohtani aún puede perder el equilibrio y derribar muchos helicópteros lentos en el cuadro interior. La tasa de huelga también sigue siendo alta.

En otras palabras, todavía hay espacio para mejorar en el plato, y con algunos ponches menos y algunos rodados más duros, puedo verlo mejorar en su promedio de .257 mientras mantiene un poder colosal.


factoide: Los Dodgers lideraron la Liga Nacional en carreras anotadas y menos carreras permitidas.

Y sin embargo… los Gigantes ganaron la división. Los Dodgers concedieron 26 carreras más que los Giants y concedieron 33 carreras menos, pero terminaron un juego en la División Oeste de la Liga Nacional. Y realmente, a pesar de que los Dodgers ganaron el juego de comodines e incluso vencieron a los Giants en la SDLN, pagaron un precio por ese juego adicional: Max Scherzer tuvo que comenzar el juego de comodines y luego Dave Roberts envió a Julio Urías y Scherzer se sintió aliviado de venció a los Giants en el Juego 5 y la rotación estaba completamente fuera de control para la NLCS. Scherzer también llegó con un brazo cansado.

¿Por qué los Dodgers no ganaron la división? Se trataba de la eficiencia del equipo, una estadística que SIS rastrea. Según las carreras establecidas y los totales permitidos, los Dodgers deberían haber ganado 108 juegos; los Giants deberían haber ganado 104. Entonces, los Dodgers no fueron TAN ineficientes, sino lo suficientemente ineficientes como para ganar dos juegos menos de lo que sugieren sus estadísticas brutas, mientras que los Giants ganaron tres más. Eso marcó la diferencia en lo que probablemente fue la mejor carrera de división de todos los tiempos.


factoide: Los Marlins tuvieron la tasa de persecución más alta entre las mayores con un 31,0%.

Eliminé el bateo de lanzador de los números para comparar de manera más pareja a los equipos de la Liga Nacional con la Liga Americana, pero eso ayuda a explicar por qué los Marlins tuvieron problemas para hacer carreras, nuevamente. Juzgar la zona de bateo ha sido un problema durante años, ya que los Marlins no han logrado desarrollar a sus jóvenes clubes. Kim Ng finalmente renunció a algunos prospectos que alguna vez fueron promocionados esta temporada baja, cambiando a Jorge Alfaro a los Padres y nominando a Lewis Brinson (una vez el premio mayor en el intercambio con Christian Yelich) para el puesto. Las tres principales adiciones de esta temporada baja incluyen a Avisail García (tasa de seguimiento del 37,3 % en 2021), Joey Wendle (tasa de seguimiento del 32,7 %) y el receptor Jacob Stallings (tasa de seguimiento del 23,6 %), por lo que la tasa de seguimiento o ejecución no será de mucha ayuda para el equipo, aunque los Marlins pueden esperar que García repita sus números de 2021 (.262/.330/.490, 29 jonrones). Los estancamientos de Gold Glover deberían ser una mejora bienvenida sobre Alfaro detrás del tazón. (Las mejores probabilidades de caza en 2021, por cierto: los Dodgers y los Giants).


factoide: Los Cerveceros tuvieron cinco lanzadores lanzando al menos 100 entradas con una efectividad de menos de 3.25.

Los Cerveceros no tuvieron la efectividad más baja de lanzadores abridores en las mayores (los Dodgers lideraron por 2.93 mientras que los Cerveceros fueron segundos con 3.13), pero Milwaukee tiene esa rara actuación como lo lograron Corbin Burnes, Brandon Woodruff, Freddy Peralta y Adrian Houser. y Eric Lauer lanzaron al menos 100 entradas cada uno (Lauer fue el más bajo con 118.2) con una efectividad de menos de 3.25. ¿Qué tan raro? El único otro equipo que triunfó en la era de los comodines (desde 1995) fueron los Filis de 2011 con Roy Halladay, Cliff Lee, Cole Hamels, Vance Worley y Kyle Kendrick. Solo otros cuatro equipos tenían cuatro lanzadores. La buena noticia es que los cinco están regresando, y la incorporación del novato Aaron Ashby significa que los Cerveceros podrían volver a una rotación de seis hombres en ocasiones para mantener las entradas bajas y los titulares fuertes como lo han hecho durante el año en 2021. .


factoide: Los Mellizos permitieron 11 jonrones más cuando anotaron.

Los Mellizos han conectado muchos jonrones en 2021; no tantos como en 2019, cuando establecieron un récord de 307 jonrones pero terminaron segundos en la Liga Americana detrás de los Azulejos con 228. (¿Cuántos jonrones menos se conectaron en 2021 que hace dos temporadas? Esos 228 habrían clasificado octavo en la Liga Americana en 2019).

Sin embargo, los Mellizos de 2021 permitieron 239, y eso también fue segundo en la Liga Americana, segundo desde abajo. En 2019, solo permitieron 198, el segundo más bajo en la Liga Americana, lo que les dio la increíble cantidad de 109 jonrones más que sus oponentes. Ahora es un juego impulsado por el poder, y ese diferencial de jonrones es cómo pasas de 101-61 a 73-89.


factoide: El promedio de bateo legal de .128 de Jacob deGrom fue el más bajo de la historia (80 IP mínimo).

Solo podemos imaginar cuáles habrían sido los números finales de deGrom si su temporada no hubiera terminado después de 15 aperturas y 92 entradas. Aún así, qué mágicas 92 entradas. Los asistentes Eric Gagne (2003) y Josh Hader (2018) mantuvieron a ambos bateadores en un promedio de .131, el mínimo anterior durante un mínimo de 80 entradas. El fondo para un lanzador abridor fue la marca de .163 en 1980 por J.R. Richard, aunque su temporada (y carrera) terminó después de 113 entradas cuando sufrió un derrame cerebral. La cuenta legal más baja para un abridor calificado fue .166 de Pedro Martínez en 2000. No hace falta decir que la salud de deGrom será una de las historias más importantes de la temporada 2022.


factoide: Aaron Judge lideró a todos los bateadores de la Liga Americana en probabilidad de ganar el campeonato.

Está bien, nadie vencería a Shohei Ohtani por los honores de MVP. El juez terminó cuarto en la votación luego de batear .287/.373/.544 con 39 jonrones y 98 carreras impulsadas. Esta es una especie de estadística basura, pero divertida: mientras que el WPA regular mide el impacto de un jugador en ganar un juego, cWPA mide el impacto de un jugador en ganar la Serie Mundial. (Obviamente, los juegos de postemporada tienen un impacto mucho mayor; la figura del juez líder en la liga solo cuenta la temporada regular).

Judge ha estado en situaciones «tardías y difíciles» durante toda la temporada, bateando .364/.457/.602 con 25 carreras impulsadas en 105 PA. Estuvo genial en agosto y septiembre, conectó 18 jonrones y impulsó 50 carreras. Mientras los Yankees buscaban un lugar en los playoffs la semana pasada, anotó dos veces contra los Blue Jays el jueves pasado y luego condujo a una victoria por 1-0 sobre los Rays en el último día de la temporada en la única serie eliminatoria cuando los Yankees ganaron un comodín. . Si se mantiene saludable nuevamente, Judge podría ganar el premio MVP: promedió 7.5 WAR por 162 juegos en su carrera.


factoide: Los Atléticos estaban empatados en el liderato comodín el 17 de agosto.

Ese fue el día en que Chris Bassitt fue golpeado en la cabeza por una línea y lo dejó fuera de juego durante más de un mes. Los Atléticos perderían 9-0 ante los Medias Blancas ese día, dejándolos en un virtual empate con los Medias Rojas y los Yankees por los dos comodines. Sin embargo, se fueron el resto del camino 18-24, terminando seis juegos detrás de los Medias Rojas y los Yanks. No se puede culpar a una sola lesión, pero la temporada de Oakland sin duda dio un giro en la dirección equivocada cuando Bassitt cayó.

El derecho no anunciado tiene marca de 27-11 con efectividad de 3.26 en las últimas tres temporadas: décimo en efectividad entre todos los lanzadores con al menos 350 entradas en ese lapso, por delante de jugadores como Zack Wheeler, Charlie Morton, Trevor Bauer, Lucas Giolito. , José Berríos y Kevin Gausman. Berríos firmó una extensión de $131 millones y Gausman un contrato de $110 millones (ambos con los Azulejos) esta temporada baja. En otras palabras, si los Atléticos intercambian a Bassitt, debería hacer un buen regreso.


factoide: Los Filis ocuparon el puesto 27 en las mayores con una probabilidad de victoria de relevista de menos 1.56.

Lo siento, fanáticos de los Phillies, no pueden estar demasiado sorprendidos de que fui al bullpen. En el lado positivo, el Bullpen fue mejor que el titánico desastre de 2020, cuando el Pen tuvo un ER de 7.06 y un WPA de menos 6.40, el quinto peor en general en la última década, y solo duró 60 juegos, para lograr esta.

¿Hay esperanza para el 2022? Firmaron a Corey Knebel justo antes del cierre patronal y adquirieron a Nick Nelson de los Yankees, y todavía hay algunos nombres intrigantes sueltos -Kenley Jansen, Andrew Chafin, Joe Kelly- si están buscando gastar algo de dinero. Pero necesitarán algunos de los brazos actuales para dar un paso al frente, como que José Alvarado no lidere todo y Connor Brogdon asuma un papel más importante. Mucha suerte.


factoide: Bryan Reynolds tuvo una temporada de WAR de 6.0, ya que los Piratas perdieron 101 juegos.

Regresé al comienzo de la era Divisional en 1969 para ver cuántos equipos perdían 100 juegos y también tenían un jugador de posición que valía al menos 6 WAR (versión de referencia de béisbol). Ha habido 69 equipos que han perdido al menos 100 juegos en esos 52 años (¡pensé que eran más!), y Reynolds es realmente una rareza: un gran jugador en un equipo realmente pésimo. La lista:

Bryan Reynolds, Piratas 2021: 6.0 WAR
Ryan Zimmerman, Nacional 2009: 7.3 WAR
Graig Nettles, Indios de 1971: 7.1 WAR
Rusty Staub, 1969 Exposiciones: 6.2 GUERRA

Los Expos de 1969 fueron un club en expansión. Habían adquirido a Staub, un All-Star en 1967 y 1968, de los Astros en uno de los muchos tratos terribles que los Astros habían hecho durante ese tiempo. Por supuesto, hay rumores de que los Piratas podrían intentar canjear a Reynolds después de su gran temporada. Pero tal vez deberían aferrarse a él por 10 años más: Zimmerman ganó una Serie Mundial 10 años después de su gran temporada/pésima campaña de equipo.


factoide: Austin Adams lideró las mayores con 24 bateadores imparables.

Este es quizás el hecho más asombroso de esta lista, un número absolutamente asombroso. El total de Adams no solo fue el más alto desde que Jack Warhop golpeó a 26 bateadores en 1909, Adams lo hizo en solo 52⅔ entradas. Solo permitió un promedio de .159 y solo un jonrón, pero aun así tuvo una efectividad de 4.10 debido a todas las bolas de frijoles. Golpeó a un bateador en 21 de sus 65 apariciones, incluidos tres Dodgers en una entrada el 12 de septiembre. De alguna manera, Mookie Betts, el tercer bateador en batear esa entrada, no pudo atacar el montículo y comenzar la pelea del siglo.

Lo extraño fue que Adams no había mostrado ninguna señal de esa inclinación al principio de la temporada. Había golpeado solo a dos bateadores en 42 entradas de Grandes Ligas de su carrera. Adams lanza un control deslizante de efecto alto tipo Jeff Nelson con un movimiento absurdo que es casi imbatible, razón por la cual lo lanza casi el 90% de las veces (los 24 golpes golpean el control deslizante). Sin embargo, tiende a pelear contra los diestros o montarse sobre los zurdos – 11 de sus 24 bateadores eran en realidad zurdos – y los bateadores aprendieron simplemente a girar hacia la pelota y tomar su base. Adams podría ser un ayudante clave del bullpen de San Diego, pero necesita ganarse al mánager Bob Melvin y recortar los HBP antes de tener oportunidades de alto apalancamiento.


factoide: San Francisco conectó la mayor cantidad de jonrones en la Liga Nacional… y concedió la menor cantidad.

Si está buscando una estadística que resuma mejor cómo los Giants ganaron 107 juegos, un récord de la franquicia, esta es: conectaron 241 jonrones (dos más que los Bravos) y permitieron 151 (uno menos que los Cardinals), un notable más -90 en general. Lo que sorprende totalmente a este líder de la liga es que no tenían un solo bateador de 30 jonrones desde que Brandon Belt lideró al equipo con 29. Solo Brandon Crawford y Mike Yastrzemski batearon 500 veces, mientras que los diversos movimientos y enfrentamientos de Gabe Kapler funcionaron de maravilla. En el lado de los lanzadores, vigile al destacado Logan Webb de 2021, quien permitió solo nueve jonrones en 148⅓ entradas gracias a su sinker que mata gusanos.


factoide: Seattle fue el último en las mayores, tomando la base extra solo el 34% del tiempo.

Para un equipo joven, los Marineros fueron el quinto equipo más joven entre sus jugadores posicionales en 2021, los Marineros fueron un equipo lento. Ty France es lento. Kyle Seager, ahora retirado, fue lento. Mitch Haniger es un corredor promedio, lo que lo ha convertido en uno de los navegantes más rápidos. La velocidad máxima de sprint de Jarred Kelenic estaba en el percentil 54, por lo que podría decirse que no es una solución permanente en el mediocampo. El tipo más rápido fue Dylan Moore y bateó .181.

La gran sorpresa, sin embargo, fue Crawford. No es lento: se ubica en el percentil 61 de su velocidad de sprint de Statcast. Sin embargo, no es un buen corredor de bases, juega en base extra solo el 29% del tiempo (el promedio de las Grandes Ligas fue del 40%) a pesar de ser el primer bate del equipo durante la mayor parte de la temporada. Uno pensaría que la falta de agresividad en las bases habría perjudicado a los Marineros en juegos apretados, pero en cambio tuvieron este récord excepcional en juegos de una carrera (33-19). Aún así, los Marineros no volverán a tener foja de 33-19 en juegos de una carrera. Entonces, si quieren volver a probar las 90 victorias, deben mejorar en otras áreas, como correr las bases.


factoide: Die Cardinals belegten den 11. Platz in der NL in OBP.

Während dieser langen Erfolgsserie für die Cardinals – 15 Playoff-Teilnahmen in 22 Spielzeiten seit 2000 – hatten sie im Allgemeinen starke Offensivklubs. In den letzten drei Saisons jedoch weniger, da sie in den Läufen pro Spiel die Plätze 10, 12 und 10 in der NL belegten. Ihre .313 OBP im Jahr 2021 brachte ihnen den niedrigsten Rang in dieser Kategorie seit 1995 ein. Sie beendeten das Gehen in der NL vorletzten. Das Seltsame ist, dass sie nicht unbedingt ein undiszipliniertes Team waren, da sie bei den Majors in der Verfolgungsrate den 15. Platz belegten. Sie haben einfach nicht viele große Wanderer in der Aufstellung. Paul Goldschmidt führte das Team mit 67 und einem .365 OBP an. Wie kann man sich verbessern? Sie brauchen bessere Basisergebnisse von Tommy Edman (0,308) und Nolan Arenado (0,312), da es nicht realistisch ist, sich darauf zu verlassen, dass Yadier Molina (0,297) mit 39 besser abschneidet.


Faktoid: Die Rays führten die Majors an, indem sie in 47% der Fälle die zusätzliche Basis einnahmen.

Die Rays führten die Majors in dieser Kategorie an und belegten beim Nettogewinn von Sports Info Solutions auf den Basen den vierten Platz – mit anderen Worten, sie waren auf den Basen ein gutes Team. Das Interessante an der Zusammensetzung der Rays ist, dass sie auch Könige des Three True Outcomes-Baseballs sind. Ihre TTO-Rate (Home Runs, Strikeouts, Walks) im Jahr 2021 war die dritthöchste bei den Majors hinter den Cubs und Yankees.

Wenn ich an TTO-Spieler denke, denke ich an Leute wie Jim Thome oder Adam Dunn, die langsamen, schwerfälligen Schlägertypen. In der Tat hatten die Cubs und Yankees Kader voller langsamer Spieler, aber die Rays haben Typen wie Brandon Lowe, Austin Meadows und Randy Arozarena, die viel zuschlagen, aber auch überdurchschnittlich schnell sind. Die Rays werden ihre Homeruns schlagen, ihre Spaziergänge machen und schwingen und verfehlen, als wäre Dave Kingman wieder in Mode, aber sie werden dich auch mit ihren Beinen und Handschuhen schlagen (diese Geschwindigkeit überträgt sich auch auf die Verteidigung).


Faktoid: Die Rangers warfen drei Shutouts, die wenigsten bei den Majors.

Dies sind Team-Shutouts; einzelne komplette Spiel-Shutouts gibt es heutzutage so gut wie nicht mehr – im Jahr 2021 gab es nur 29 und fünf davon waren Sieben-Inning-Shutouts. Die Shutouts der Rangers waren 1:0 in 10 Innings über die Orioles am 18. April (Kyle Gibson ging auf acht), 8:0 gegen die Royals am 26. Juni (Gibson ging auf sieben) und 4:0 gegen die Angels am 6. September (AJ Alexy ging sechs). Drei Shutouts sind nicht historisch niedrig oder so – die Angels hatten zwei im Jahr 2019 und die Tigers hatten zwei im Jahr 2018 – aber es deutet auf eine Rotation hin, die die drittschlechteste ERA in den Majors hatte und die Orioles für die schlechtesten verband Homerun-Rate erlaubt. Gibson wurde an die Phillies verkauft, der Top-Starter des Teams ist also weg, und obwohl die Rangers Jon Gray unter Vertrag genommen haben, gibt es hier noch viel zu tun.


Faktoid: Vladimir Guerrero Jr. trat dem .300/.400/.600 Club im Alter von 22 Jahren bei.

Das ist ein Schlagdurchschnitt von 0,311, 0,401 OBP und 0,601 Slugging Percentage – der heilige Gral der Triple-Slash-Linie, die in jeder Ära und jedem Stadion funktioniert. Okay, er hat die Messlatte in zwei der Kategorien nur knapp übertroffen. Trotzdem ist dies eine exklusive Mitgliedschaft: Guerrero war erst das 13. Mitglied, das dies im Alter von 22 Jahren oder jünger tat. Eigentlich das 11. Mitglied, da Jimmie Foxx und Ted Williams es mit 21 und 22 geschafft haben. Guerreros 48 Homeruns sind auch die höchste Gesamtzahl im Club und übertreffen die 47, die Eddie Mathews 1953 (im Alter von 21 Jahren) und Joe DiMaggios erzielte 46 im Jahr 1937.

Es wird interessant sein zu sehen, wie Guerrero im Vergleich zu beispielsweise Bryce Harper abschneidet, der 2015 im Alter von 22 Jahren seine erste MVP-Saison bei den Nationals hatte, aber nicht in der Lage war, die bemerkenswerte .330/.460/.648 zu replizieren Linie, die er in diesem Jahr hatte (obwohl er gerade seinen zweiten MVP Award gewonnen hat). Wenn überhaupt, ist Guerreros Hit-Tool etwas beständiger als das von Harper, und Harper kämpfte auch mit einigen Verletzungen. Auf geht’s zu .320/.430/.630 im Jahr 2022!


Faktoid: Die Nationals hatten einen Nettogewinn von minus 72 Basen beim Team-Baserunning, der schlechteste Wert bei den Majors.

In dieser Messung von SIS, die eine Vielzahl von Aspekten des Baserunning berücksichtigt, hatten nur sechs Teams einen Nettogewinn unter Null, was Ihnen sagt, wie schlecht und langsam die Nationals waren:

White Sox, minus 2
Piraten, minus 6
Seeleute, -19
Mets, minus 53
Rote, minus 60
Staatsangehörige, minus 72

Ein großes Problem war, dass sie die Majors in Doppelspielen anführten, in denen Juan Soto (23) und Josh Bell (22) in dieser Kategorie den zweiten Platz belegten. Und hier ist ein seltsamer: Victor Robles wurde die ganze Saison über nicht von den Plätzen eins bis drei (0 aus 14). Insgesamt nahm er die Extrabase nur 24 % der Zeit, trotz einer Spitzensprintgeschwindigkeit im 81. Perzentil. Besseres Baserunning wird die Nationals nicht zu einem Playoff-Team machen, aber es spricht für das Team, das sich in diesem Bereich und in der Verteidigung verbessern muss.

[ad_2]

Artículo anteriorLas previsiones favorecían la energía solar sobre la eólica. ¿Qué sucedió?
Artículo siguienteRusia cree que los comentarios de Biden pueden desestabilizar la situación en Ucrania