[ad_1]

A Vicente del Bosque no le gusta el reconocimiento o la notoriedad. Su forma de enfrentar la vida y el fútbol siempre lo hizo dárselo a otros, pero no puede evitar ser el entrenador que ha hecho de España la más famosa. Han pasado 10 años desde que la Copa del Mundo 2010 fue conquistada con la generación dorada del fútbol español. «Tuvimos mucha suerte», confiesa con el objetivo equivocado de cubrir los beneficios de un hito.

Ahora ve todo desde el costado y está orgulloso de lo que logró como entrenador cuando su vida estaba destinada a convertirse en técnico de entrenamiento.

En la cantera del Real Madrid Era el único lugar donde se sentía «esencial». Forma futuras estrellas, conoce los equipos juveniles y sus alrededores.

Comenzó una escuela, pero era hora de saltar al primer equipo y los éxitos acompañaron sus años de banca con los que cada entrenador había soñado.

Johannesburgo, 11 de julio de 2010. Cuando éramos los mejores. Del Bosque discute la Copa del Mundo en España.

Aquí están tus respuestas

Pregunta: ¿Qué te formó más como entrenador, tu carrera futbolística o tu trabajo en el Real Madrid?

Respuesta: Me estaba preparando para ser un entrenador de entrenamiento, ese era mi futuro, nunca pensé en llegar al mundo profesional. Estuve en la cantera del Real Madrid durante 17 años y es el lugar donde me sentí esencial y muy útil. Pensé que siempre estaría allí hasta que obtuviera el primer equipo y descubriera que tenía una fecha de vencimiento. Tuve mucha suerte y tuve mucha influencia de entrenadores como Molowny, Miguel Muñoz, Miljanic o Boskov. Me has moldeado mucho. A partir de ese momento, muchas personas se convirtieron en entrenadores. No solo sabían sobre fútbol, ​​sino que también tenían un gran humanismo.

P: ¿Cómo ha modelado siempre su perfil de entrenador con una habilidad especial para administrar grupos con estrellas?

R: Hay una parte muy personal que pertenece a todos. Relaciones humanas que conducen a un vestuario donde no hay dos futbolistas iguales, todos tienen su forma de ser, su carácter, su liderazgo. Un líder es aquel que puede influir en un grupo de jugadores. En la faceta deportiva, tomas cosas del pasado, pero no puedes tratar de copiar a alguien porque los tiempos están evolucionando. El fútbol es un desarrollo continuo.

P: ¿Cómo te sientes cuando miras atrás hace diez años?

R: Fue un evento histórico, un Mundial que España en cien años de historia con muy buenas generaciones de futbolistas nunca había logrado. Teníamos un buen equipo competitivo, un estilo de juego con el que se sentían cómodos, pero sobre todo tuvimos mucha suerte. Reconociendo que no está en contra de nadie, pero tuvimos este punto de suerte.

P: «Aquí estamos los 23 mejores de nosotros», dijo, dando su lista de 23 sin Diego López, De Gea, Marcos Senna, Cazorla, Dani Güiza o Álvaro Negredo. ¿Fue el momento más doloroso?

A: Y muchos más que lo merecen. Este momento es siempre el peor para un entrenador que tiene que hacer una lista, sabiendo que hay que dejar de lado a muchas personas que son indispensables en sus clubes. Incluso si ganas, tienes motivos de preocupación para aquellos que no juegan. Siempre hay un entrenador que tiene que tomar decisiones y es imposible satisfacer a todos. Fue difícil decidir 23, pero estuvimos de acuerdo con lo que habíamos hecho en la fase de calificación. Algunos casos de último minuto causaron cambios como la gran temporada de Víctor Valdés.

P: Siempre dijiste que era un grupo sin estrellas, pero había muchos líderes naturales: Puyol, Ramos, Piqué, Xavi, Xabi Alonso … ¿Cómo lo hiciste?

R: El liderazgo fue de todos y espontáneo, al reconocer su carrera, el número de partidos o su nivel. Éramos un grupo muy unido, inteligente y competente. Siempre he usado mucha normalidad, ni para hacerte muy inteligente ni para ver limitaciones. Especialmente que creen en ti, que lo que dices tiene sustancia, un discurso que no es muy largo y que te creen.

Pregunta: «Y ganaste el reconocimiento de un grupo que está muy cerca del entrenador anterior Luis Aragonés».

R: Les dije que no tienes que hablar mal sobre el entrenador anterior. Tenían muchos antepasados ​​y tenían que hablar bien de Luis, de la corriente que no hablaba ni bueno ni malo. Mi llegada no tuvo que afectar sus sentimientos. Gané su confianza lo más normal posible y entendí las relaciones humanas. Cuando ven que eres auténtico, justo y tratas a todos por igual, esta es la clave para liderar un grupo.

Pregunta: «La Copa del Mundo en Sudáfrica fue la primera vez que el mundo nos vio como favoritos gracias al estilo táctil».

R: Sí, era un grupo de jugadores que quería ir más allá de lo que el resto de nosotros quería, lo que valían y su potencial. Estaban familiarizados con esta forma de jugar y un entrenador tiene que hacerlos sentir cómodos. No tocamos un rastro del pasado, pero contribuimos al contenido de capacitación y las relaciones personales porque todos están de alguna manera. No sé qué hizo Luis, todos tienen su forma de trabajar y yo contribuí con la mía.

P: ¿Esta preferencia impulsó al grupo?

R: Dentro del equipo, sabíamos que teníamos buenas condiciones, pero teníamos razón. No escuché a nadie decir que nos convertiríamos en campeones mundiales, solo se dijo en la calle o en la prensa, pero no lo dijimos porque sabemos lo que es el fútbol. Siempre hemos dicho que necesitas suerte porque incluso si eres muy bueno, a veces ganas.

P: Vino con un debate sobre el objetivo que Valdés atemperó con su comportamiento. Iker Casillas luego habló en el campo.

R: No podíamos confiar en lo que dijeron sobre Víctor y fue una respuesta positiva a su comportamiento. Estaba muy bien. Si tenemos que centrarnos en alguien, esa unión depende de los tres porteros. Tuvieron un gran comportamiento en la Copa del Mundo y cuando estábamos. Víctor y Pepe Reina jugaron un buen número de juegos, aunque todos los Ikers jugaron la Copa del Mundo que jugaron un papel muy importante en el éxito. Es uno de los arquitectos, aunque para todos nosotros, que teníamos 23 años, fuimos campeones mundiales sin distinción.

P: Los ahorros de Casillas fueron clave

R: Sin lugar a dudas, fue un gran portero para el equipo, que se comportó bien en momentos tensos, tuvo una buena concentración y siempre se comportó bien durante los juegos. Solucionó situaciones muy complicadas. Siempre hay un momento en todos los juegos en los que piensas cuando alcanzas esta meta … y estaba Iker con la parada decisiva para Cardozo, el balón para Kroos en una acción de los pocos que llegaron a Alemania, el contraataque de Robben, genial en mano a mano.

P: El segundo debate fue en el medio del campo. Los jugadores del Barcelona querían a Busquets solo, sin Xabi Alonso.

R: Es otra cosa que no se sabe si ganamos jugando con uno más cómodo, pero la realidad es que los dos nos han ayudado a mejorar. Sergio y Xabi Alonso tenían un gran sentido del equipo, nos dieron el apoyo que necesitábamos para comenzar a construir el juego. Ambos fueron muy buenos. Además de su desempeño, vieron al equipo como jugadores muy útiles.

P: ¿Aprendes de una derrota? No podría haber un peor comienzo con un mejor fútbol contra Suiza.

R: Parece que si perdiste el primer juego no puedes ser un campeón, pero las estadísticas deben tenerse en cuenta ya que sabes que no son definitivas. Ese día no tuvimos suerte para el resto del campeonato. No jugamos mal, pero nos pusieron en una posición difícil. Ya no pudimos fallar.

P: Honduras y Chile han llegado, así que todo fue hacia el optimismo. ¿Alguna vez has temido el fracaso?

R: Chile siempre ha sido un rival muy incómodo en los partidos amistosos, junto con Paraguay, los equipos que menos dominamos. Nos costó mucho Sentimos responsabilidad, no hay miedo al fracaso, miedo a no cumplir con la responsabilidad que teníamos. Fueron momentos que marcaron todo en el autobús, donde siempre hay conversaciones, en el camino al estadio que impusieron silencio.

P: Y España se volvió competitiva, eliminando obstáculos pasados ​​en fases donde siempre ganaba 1-0.

A: Teníamos oponentes muy fuertes frente a nosotros. Cristianos Portugal fue un gran equipo y luego campeón de Europa. También tuvimos suerte con un gol en el límite y contra Paraguay, que ha superado momentos muy difíciles. Controlamos bien a Alemania, apenas llegaron y fuimos superiores a un equipo que nos había superado en número tantas veces. La dejamos correr tras la pelota. Hemos roto complejos.

P: Y después de esta exhibición de fútbol llegó la gran final. ¿Ya te has sentido invencible contra Holanda?

R: Todos teníamos nuestras dudas de que ganaríamos a pesar de estar en un momento de inercia positiva. Recuerdo la final como un juego contra los Países Bajos con un estilo admirado en todo el mundo que intentó romper el juego con De Jong y Van Bommel para no tener mucha continuidad. Teníamos el canje para ganar y los tres jugadores, Jesús Navas, Cesc y Torres, que salieron en la segunda mitad, eligieron la acción del gol, incluso si Andrés anotó.

P: ¿Planeaste penalizaciones?

A: Sí, lo pensamos durante el juego. Le había pedido a Toni Grande que pensara en las jarras.

P: Pero el objetivo más importante de la historia viene y no lo celebras. Es una reacción que te define.

A: Todos lo celebramos como somos. Tenía una alegría como todos los demás, pero tuve que contenerme porque quedaban cuatro minutos y era necesario tener esa fuerza emocional. Aún no se había ganado. Luego la pasé bien en las celebraciones. ¿Cómo no puedes enojarte con tanta gente en cada ciudad?

P: ¿Este éxito se repetirá alguna vez o la generación de oro no es repetible?

R: Es muy complicado, hay que dar muchos factores, pero el equipo español tiene los fundamentos para hacerlo nuevamente. Esta generación fue única, grandes jugadores unidos con un comportamiento excepcional. Era el momento, el juego de nuestra vida y no lo dejamos escapar.

[ad_2]

Artículo anterior«Extrañaré el juego de la Liga Nacional» – Los gerentes de la Liga Nacional presionan a Universal DH
Artículo siguienteNBA Daily: Agente libre Watch: Centros | Información privilegiada de baloncesto

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí