[ad_1]

Publicado por editores externos | El cibao | Viernes 28 de agosto de 2020

El presidente de la Asociación de Empresas de la Zona Franca de Santiago, Luis José Bonilla Bojos, anunció que aproximadamente 18.000 trabajadores de este sector en la región norte permanecen suspendidos como consecuencia de la pandemia COVID-19.

Bonilla Bojos calculó que esta cifra representa el 25% del empleo en los parques industriales.

Indicó que estos empleados están cubiertos por los programas del Fondo de Asistencia para la Solidaridad del Empleado (FASE) establecidos para tales fines.

El empresario manifestó que esto sucede a pesar de que prácticamente todas las empresas del Cibao están operando actualmente, pero muchas de ellas no han podido retomar el 100% de sus puestos de trabajo por diversas razones.

Señaló que la prioridad ahora es la continuidad de los negocios existentes y que los trabajos que han sido suspendidos pueden volver a funcionar.

Indicó que se están evaluando las medidas para reintegrar a estos trabajadores.

En ese orden, Bonilla Bojos manifestó que para lograr esta reincorporación sería necesario trabajar de la mano de las autoridades, redefiniendo una estrategia para diversificar los mercados y atraer inversiones que generen empleos más formales.

En su opinión, ahora es más necesario que nunca ser más competitivos, garantizar la seguridad jurídica y simplificar los procesos.

El dirigente empresarial dijo que las zonas francas son uno de los sectores con mayor potencial para sustentar el dinamismo de la economía dominicana en este momento.

Destacó que, con los pasos correctos y el apoyo del gobierno, el sector de zonas francas confía en que recuperará la normalidad y, en el mediano plazo, continuará con el crecimiento sostenido de la última década.



[ad_2]

Artículo anterior¿Es hora de refinanciar su hipoteca?
Artículo siguienteSiete pilares de gestión para las nuevas autoridades

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here