[ad_1]

Este informe ha terminado. Lea las actualizaciones en vivo para el coronavirus aquí.

La proporción de pruebas de virus que dieron positivo en el estado de Nueva York se mantuvo por debajo del 1 por ciento durante 30 días, lo que sugiere que el enfoque agresivo del estado para contener su brote, que alguna vez fue el más severo del país, ha funcionado en gran medida.

La tasa de positividad del estado anunciada el domingo se mantuvo por debajo del 1 por ciento, aunque algunas partes de la economía se reabrieron gradualmente, la cantidad de personas examinadas se mantuvo en la tendencia al alza y otros estados estaban luchando con un número de casos en fuerte aumento.

A pesar de todo el estímulo brindado por los meses de calificación, muchos neoyorquinos siguen preocupados por entrar en otoño e invierno, cuando el número de casos podría aumentar a medida que el distrito escolar público más grande del país y más empresas se preparan para reabrir.

Incluso el gobernador Andrew M. Cuomo aprovechó la oportunidad no para celebrar sino para permanecer cauteloso, refiriéndose en una declaración al enfoque de Nueva York para la reapertura, más lento y más controlado que la mayoría de los otros estados, así como a todo el mandato del estado de las máscaras.

«La precaución es una virtud, no un vicio», dijo Cuomo.

Según una base de datos del New York Times, el promedio del estado de Nueva York es actualmente de poco más de 700 casos por día, un aumento de aproximadamente 600 a fines de agosto, pero aún es una fracción de los 9,000-10,000 casos por día reportados en las horas pico. En abril. El número de personas en los hospitales debido al virus cayó a 410 el sábado, el más bajo desde el 16 de marzo.

El anuncio del gobernador se produjo en medio de un fin de semana festivo que, como otros antes, seguramente atraerá a muchos a reunirse socialmente durante el verano. Cuomo advirtió que las ganancias del estado podrían verse comprometidas por la reincidencia en las medidas de precaución, como el uso de máscaras y el distanciamiento social.

«Nuestras acciones de hoy determinarán la tasa de infección de mañana», dijo. «A medida que avanza el fin de semana del Día del Trabajo, insto a todos a ser inteligentes para que no veamos un aumento en las próximas semanas».

Un brote reciente en la Universidad Estatal de Nueva York en Oneonta, una universidad pública en el centro de Nueva York, mostró cuán rápido pueden surgir nuevos grupos.

Después de que algunos estudiantes realizaron grandes fiestas, más de 500 estudiantes dieron positivo allí. Los funcionarios cancelaron la matrícula presencial para el semestre menos de dos semanas después de que comenzara, cerraron los dormitorios de la escuela y enviaron a los estudiantes a casa. El domingo, Cuomo dijo que un equipo estatal de pruebas rápidas enviado a la ciudad de Oneonta había encontrado 91 casos más, principalmente en adultos en edad universitaria.

En la Universidad de Nueva York, más de 20 estudiantes han sido suspendidos por violar las reglas relacionadas con el virus, dijo la escuela en Twitter el sábado.

India, hogar del brote de coronavirus de más rápido crecimiento en el mundo, ha superado a Brasil y es el segundo país con mayor número de casos.

India reportó 90,802 nuevas infecciones el lunes, rompiendo su propio récord del día anterior, aumentando a más de 4.2 millones, según una base de datos del New York Times. Brasil ocupa el tercer lugar con más de 4,1 millones de casos.

A principios de julio, India superó a Rusia para convertirse en el tercer mayor número de casos. Para entonces, Estados Unidos estaba anclado en el # 1, donde permanece hasta la fecha con más de 6.2 millones de casos.

«Las ciudades superpobladas, la fatiga del encierro y la falta de rastreo de contactos han extendido el Covid-19 en todos los rincones de este país de 1.300 millones de habitantes», informaron Jeffrey Gettleman y Sameer Yasir del Times a fines de agosto.

India registró 71.642 muertes por el virus, el tercer número más alto del mundo después de Estados Unidos y Brasil, a pesar de que India tiene una tasa de mortalidad per cápita relativamente baja en una nación joven.

El aumento de casos en el país se debe a que el gobierno flexibilizó aún más las medidas de bloqueo para ayudar a la economía. El lunes, el sistema de metro de Nueva Delhi, la capital, comenzó a reabrirse gradualmente después de estar cerrado durante más de cinco meses.

La pandemia fue económicamente devastadora para la India, que no hace mucho tiempo había soñado con convertirse en una potencia mundial. La semana pasada, el gobierno informó una caída del 24 por ciento en el segundo trimestre, la peor de las principales economías del mundo.

Los funcionarios de salud del Reino Unido anunciaron un fuerte aumento en las nuevas infecciones el domingo, lo que generó advertencias de que es posible que deban reconsiderar la reapertura agresiva del país.

La Agencia de Salud Pública del Reino Unido informó que se habían confirmado 2.998 nuevos casos, el número más alto desde finales de mayo durante el apogeo del brote en el Reino Unido.

En medio de las críticas de que el gobierno había perdido una vez más el control de un brote que mató a más de 41.000 personas en el Reino Unido, los funcionarios del gobierno señalaron que estaban listos para tomar medidas.

«Tomaremos todas las medidas necesarias», dijo Matt Hancock, el secretario de salud, declarando que «podemos y usaremos cerraduras locales si es necesario».

Pero cuando descubrió que, como en muchas partes del mundo, el último brote afecta principalmente a los jóvenes, Hancock les rogó que pensaran en sus abuelos y estuvieran atentos.

«La primera línea de defensa es que la gente debe seguir el distanciamiento social», dijo.

Ha habido casi 350.000 casos de coronavirus en el Reino Unido, que inicialmente no estaban dispuestos a reconocer la amenaza del brote y actuar con decisión para acabar con la enfermedad. Sufrió algunas de las peores víctimas en Europa en abril y mayo, pero los casos disminuyeron gradualmente después de que el gobierno levantó su bloqueo.

Sin embargo, los casos volvieron a aumentar en agosto.

Con la reapertura de las escuelas, algunos expertos británicos están dando la alarma sobre las últimas cifras de infección.

«Perdiste el control del virus», dijo a The Guardian Gabriel Scally, un ex funcionario del Servicio Nacional de Salud.

La senadora Kamala Harris de California, candidata demócrata a la vicepresidencia, dijo que no confiaría en las garantías del presidente Trump de que una vacuna contra el coronavirus era segura y, en cambio, esperaría a que los expertos médicos confirmen que la vacuna era confiable antes de tomar una. Recibió vacunación.

«No tomaré su palabra», dijo Harris sobre Trump en el programa Estado de la Unión de CNN. (En una versión anterior de este artículo, el programa se identificó incorrectamente como «Inside Politics»).

«Quiere que nos inyectemos lejía», agregó, refiriéndose a los comentarios hechos en abril cuando el presidente se mostró incomprensible al proponer un peligroso tratamiento para el coronavirus.

Los comentarios de la Sra. Harris se produjeron después de que los funcionarios federales alertaron a los funcionarios de salud estatales y de las principales ciudades la semana pasada para que se prepararan para distribuir una vacuna a los trabajadores de la salud y otros grupos de alto riesgo a fines de octubre o principios de noviembre. Dado que ningún candidato a vacuna ha completado el tipo de estudios en humanos a gran escala que pueden demostrar eficacia y seguridad, este período de tiempo ha aumentado la preocupación de que la administración Trump lance una vacuna antes del día de las elecciones, el 3 de noviembre. quiero luchar por.

Durante meses, Harris y Joseph R. Biden Jr. han estado atacando a Trump por lidiar con la crisis del coronavirus. Los comentarios del domingo de la Sra. Harris que cuestionan una posible vacuna, ya que los científicos que luchan contra las vacunas informan que la presión constante de una Casa Blanca por buenas noticias probablemente alimente el escepticismo de los estadounidenses. al considerar si recibir la vacuna cuando esté disponible.

Con las vacunas y los tratamientos cada vez más politizados, cinco compañías farmacéuticas se están preparando para emitir una declaración esta semana en la que prometen lanzar una vacuna solo si cumple con estrictos estándares de eficacia y seguridad. Las empresas, Pfizer, Moderna, Johnson & Johnson, GlaxoSmithKline y Sanofi, quieren asegurar al público que no buscarán una aprobación temprana bajo presión política.

Harris también dijo el domingo que ella y Biden establecerían un «estándar» nacional para el uso de máscaras sin aprobar un mandato.

“No se trata de un castigo. No se trata de Gran Hermano ”, dijo Harris, y agregó que usar una máscara en tiempos de crisis es un“ sacrificio ”.

Sus comentarios parecían debilitar la posición que ella y el Sr. Biden habían mantenido previamente.

El mes pasado, Biden y Harris exigieron que los estadounidenses usen máscaras y, después de ser informados por expertos en salud pública, dijeron a los periodistas que todos los estadounidenses deberían usar una máscara al aire libre durante al menos los próximos tres meses y que todos los gobernadores debe exigir el uso de una máscara.

Biden sugirió en julio que, como presidente, exigiría que se usen máscaras en público y preguntó si «podría usar la influencia federal para ordenar esto», dijo que podría y «lo haría desde el punto de vista de Ejecutivo fuera «.

En las últimas semanas, un científico de Harvard ha aparecido en los titulares de una idea audaz para contener la propagación del virus: las pruebas de antígenos, un experto de hace una década en la tecnología de pruebas, se realizan en decenas de millones de estadounidenses casi a diario para uso doméstico.

Estas pruebas no son muy buenas para detectar infecciones de bajo nivel. Pero son baratos, convenientes y brindan resultados en minutos. Información en tiempo real, argumentó el Dr. Michael Mina, el científico de Harvard, sería mucho mejor que las largas demoras que obstruyen la tubería de pruebas.

El enfoque rápido y frecuente de las pruebas ha llamado la atención de científicos y periodistas de todo el mundo, así como de los principales funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Sin embargo, más de una docena de expertos dijeron que las pruebas de antígenos casi ubicuas, aunque fascinantes en teoría, pueden no ser efectivas en la práctica. El plan no solo representa importantes obstáculos logísticos, sino que también depende de una amplia aceptación y cumplimiento de las regulaciones por parte de personas que están cada vez más descontentas por las pruebas de desconfianza. El objetivo también asume que las pruebas rápidas pueden lograr su propósito previsto.

«Estamos abiertos a pensar de manera innovadora y encontrar nuevas formas de lidiar con esta pandemia», dijo Esther Babady, directora del servicio de microbiología clínica del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering de Nueva York. Pero dijo que las pruebas de antígenos que podrían funcionar en casa aún no han salido al mercado.

Además, ningún estudio riguroso ha demostrado que las pruebas rápidas y frecuentes en el mundo real sean mejores que las sensibles, pero más lentas, dijo. «Los datos para ello faltan».

Lo que se ha establecido sobre el enfoque es «en gran medida ambicioso y debemos compararlo con la realidad», dijo el Dr. Alexander McAdam, director del Laboratorio de Diagnóstico de Enfermedades Infecciosas del Boston Children’s Hospital y autor de un informe reciente sobre estrategias de pruebas de pandemias en el Journal of Clinical Microbiology.

La mayoría de las pruebas de virus hasta la fecha se basan en una técnica de laboratorio llamada PCR, que durante mucho tiempo se ha considerado el estándar de oro porque incluso puede recoger pequeñas cantidades de material genético de gérmenes como el coronavirus.

Sin embargo, las cadenas de suministro de sputtering han obstaculizado los esfuerzos para recolectar, enviar y procesar muestras para pruebas de PCR y han aumentado los tiempos de entrega. Y cuanto más larga sea la espera, menos útil será el resultado.

Una compañía farmacéutica china que probó vacunas contra el coronavirus en sus propios empleados dijo que los trabajadores habían viajado a países con brotes importantes sin infectarse.

Zhou Song, consejero general del fabricante de vacunas Sinopharm, sugirió el domingo que las vacunas, que aún se encuentran en las etapas finales de prueba, podrían ser efectivas para combatir el virus. Sin embargo, pasarán meses antes de que se puedan sacar conclusiones finales y los datos de los empleados no se puedan utilizar para obtener aprobaciones regulatorias.

Un programa de «uso de emergencia» aprobado por el gobierno chino en julio permite que una amplia gama de personas con alto riesgo de exposición al virus, incluidos guardias fronterizos, soldados, personal médico y empleados de empresas estatales, reciban vacunas contra el coronavirus no aprobadas. fuera de los estudios clínicos oficiales. Los fabricantes de vacunas chinos también están llevando a cabo ensayos clínicos bajo los procedimientos regulatorios normales en Brasil y otros países que, a diferencia de China, tienen grandes brotes activos.

El Sr. Zhou no dijo a qué países habían viajado los empleados de Sinopharm ni qué vacuna habían recibido. La empresa estatal tiene dos vacunas en ensayos de fase 3.

Tampoco está claro si los empleados que recibieron la vacuna fueron se había mezclado con los lugareños en sus viajes al extranjero, había aumentado sus posibilidades de exposición o había sido asignado a su vivienda. Si evitaban la infección permaneciendo solos, no probaría que la vacuna estaba funcionando.

En una entrevista con eastday.com, un sitio web de noticias con sede en Shanghai, Zhou dijo que la falta de infección entre los empleados vacunados era «algo notable».

También dijo que ninguno de los trabajadores había mostrado efectos secundarios graves y que «si uno es optimista, las vacunas podrían introducirse antes de fin de año».

Independientemente, Sinovac, una empresa con sede en Beijing que también tiene una vacuna contra el coronavirus en su fase de prueba final, declaró que casi todos los empleados y sus familiares, alrededor de 3.000 personas, fueron vacunados de forma voluntaria como parte del programa de emergencia The South China Morning. Post informó el domingo. El director ejecutivo de Sinovac, Yin Weidong, dijo que esperaba que la vacuna fuera aprobada para su uso a finales de año.

Desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, los funcionarios de salud pública de EE. UU. Se han enfrentado a hostigamiento y amenazas de muerte, y algunos incluso han sido desalojados. Ahora, una universidad que estudia intensamente el virus ha advertido a cientos de sus investigadores que estén atentos a los paquetes peligrosos.

El lunes pasado, la Universidad de Washington, con sede en Seattle, envió un correo electrónico a unos 500 de sus investigadores pidiéndoles que tuvieran cuidado con los paquetes sospechosos y diciendo que los investigadores de virus habían sido atacados en otros lugares.

«Hemos recibido informes desafortunados de nuestros contactos en la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de que se ha enviado correo amenazador a investigadores de COVID-19 en la costa este de los Estados Unidos», dijo el correo electrónico, reportado por primera vez por BuzzFeed News. fue el sábado.

El artículo de BuzzFeed News citó a F.B.I. El portavoz dijo que la oficina «trabajó con nuestros socios policiales locales para responder a un paquete sospechoso enviado a algunos investigadores universitarios» y que «las pruebas preliminares han demostrado que este envío no representa una amenaza para la seguridad pública».

Una portavoz de la Universidad de Washington, Susan Gregg, envió una copia del correo electrónico de la universidad al New York Times, diciendo que hasta la fecha no se habían reportado paquetes sospechosos.

El correo electrónico advirtió a los investigadores que estuvieran atentos a cualquier signo de correo sospechoso, incluida una dirección con palabras mal escritas, sin remitente, manchas aceitosas, decoloración o un olor extraño. Cualquier correo electrónico que plantee inquietudes debe dejarse sin abrir e informar a la policía al 911.

La investigación en la Universidad de Washington incluye 16 estudios clínicos sobre el virus y un modelo predictivo prominente, pero a veces criticado. El modelo estimó la semana pasada que Covid-19 mataría a unas 410.000 personas en los Estados Unidos para fin de año, más del doble de la cifra actual de muertos, lo que hace que los expertos sean escépticos ante las predicciones sobre cómo serían los meses de la pandemia en el futuro. son demasiado inseguros para ser útiles.

El informe sobre las amenazas a los investigadores sigue las señales anteriores de los riesgos que enfrentan los funcionarios de salud pública y otras personas involucradas en la pandemia. Dr. Anthony Fauci, miembro del Grupo de Trabajo sobre Virus del presidente Trump y principal experto del país en enfermedades infecciosas, recibió seguridad adicional en abril después de las amenazas, y dijo que la seguridad se había ampliado para incluir a sus hijas. Las autoridades de salud locales y estatales también han sido abordadas por estas desafiantes acciones de salud pública.

Para muchos estadounidenses, el Día del Trabajo es un adiós al verano antes de que los niños regresen a la escuela y llegue el clima frío. Sin embargo, los expertos en salud pública temen que este fin de semana, en medio de una pandemia, pueda convertirse en un desastre este otoño.

Después de los fines de semana del Día de los Caídos y del 4 de julio, los casos de Covid-19 aumentaron en los Estados Unidos después de que las personas celebraron reuniones familiares o se reunieron en grandes grupos.

Dr. Anthony S. Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, dijo que quería que la gente disfrutara el fin de semana del Día del Trabajo, pero pidió medidas de precaución.

«Uno no quiere decirle a la gente en un fin de semana festivo que incluso el aire libre es malo, se desaniman por completo», dijo el Dr. Fauci. “Estamos tratando de decir que podemos disfrutar del aire libre, pero puede hacerlo desde una distancia segura. Pueden estar en la playa y no es necesario que se caigan uno encima del otro. Pueden tener una distancia de seis, siete, ocho, nueve o diez pies. Puedes ir de excursión. Puedes caminar. Puedes hacer un picnic con algunas personas. No tienes que estar en una multitud con 30, 40 o 50 personas respirando una encima de la otra. «

En términos de números de casos diarios, Estados Unidos está en peor forma el fin de semana del Día del Trabajo que el fin de semana del Día de los Caídos. La nación tiene ahora un promedio de 40.000 nuevos casos confirmados por día, frente a los 22.000 por día antes del fin de semana del Día de los Caídos.

Las universidades están trabajando arduamente para disuadir a los estudiantes de romper los protocolos de seguridad y muchas han visto brotes importantes, al igual que muchas ciudades universitarias. ABC News publicó un video en Twitter que muestra a la multitud en un bar deportivo cerca de la Universidad de Carolina del Sur. La universidad, que sancionó a algunos de sus hogares griegos la semana pasada, ha informado de más de 1.735 casos desde el 1 de agosto, incluidos 1.461 casos activos. Esto es evidente en el tablero de Covid-19.

Dr. Fauci dijo que un aumento en las infecciones después del Día del Trabajo dificultaría mucho más el control de la propagación del virus en el otoño, cuando las temperaturas más frías obligan a más personas a permanecer en el interior.

Los expertos en salud pública dijeron que era más difícil convencer a las personas de que redujeran sus planes de fin de semana del Día del Trabajo en comparación con los fines de semana festivos anteriores, ya que muchas personas sufren de fatiga pandémica después de seis meses de restricciones, cierres y separaciones.

«La gente se cansa de tomar estas medidas de precaución y cambiar sus vidas», dijo Eleanor J. Murray, profesora asistente de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston. «Extrañan a sus amigos y familiares y todos desearían que las cosas volvieran a la normalidad. Eso es completamente comprensible, pero lamentablemente no podemos expresar nuestra opinión».

Aun así, hay indicios de que una precaución contra una pandemia, el uso de máscaras, ha ganado una aceptación cada vez mayor durante el verano. Una encuesta del Pew Research Center encontró que el 85 por ciento de los estadounidenses dijeron que usan máscaras todo o la mayor parte del tiempo en tiendas o establecimientos, en comparación con el 65 por ciento en junio.

A medida que el otoño se acerca rápidamente, los síntomas por sí solos no ayudan a diferenciar el coronavirus de casos de gripe de apariencia similar. Eso significa que las pruebas de rutina para ambos virus son cruciales, posiblemente incluso después de que algunos pacientes hayan muerto.

En Nueva York, los funcionarios anunciaron recientemente un aumento en las pruebas post mortem tanto para el coronavirus como para la gripe. Las muertes relacionadas con enfermedades respiratorias que no se hayan confirmado antes de la muerte de una persona deben someterse a pruebas de detección de ambos virus en un plazo de 48 horas según la nueva regulación.

«Estas regulaciones garantizarán que tengamos las fechas de muerte más precisas posibles mientras continuamos administrando Covid-19 mientras nos preparamos para la temporada de influenza», dijo el Dr. Howard Zucker, comisionado de salud del estado, en un comunicado la semana pasada.

Los pacientes de hospitales fallecidos y los residentes de hogares de ancianos, así como las instalaciones atendidas por enterradores o examinadores médicos, son seleccionados para las pruebas de seguimiento, entre otras cosas.

Estas pruebas pueden ayudar a los funcionarios de salud a rastrear la prevalencia de ambos tipos de infecciones e indicar si se debe advertir a los contactos cercanos con los fallecidos que pueden necesitar ser puestos en cuarentena.

«La gente necesita saber quién ha estado enfermo a su alrededor», dijo el Dr. Valerie Fitzhugh, patóloga de la Facultad de Medicina de Rutgers New Jersey. «Si alguien no puede ser probado en vida, ¿por qué no hacerlo poco después de la muerte?»

La adopción temprana de regulaciones también alentará a los condados a mejorar su preparación para las pruebas antes del otoño y el invierno, cuando los virus estacionales como la gripe y el virus sincitial respiratorio (RSV) tienden a prosperar, dijo el Dr. Mary Fowkes, patóloga del Hospital Mount Sinai de Nueva York.

Los casos de coronavirus todavía ocurren a diario en muchas partes de los Estados Unidos, y se vuelven más difíciles de rastrear cuando enfermedades similares alteran el panorama.

A medida que varias escuelas en los EE. UU. Se están moviendo hacia la educación al aire libre más allá de los límites potencialmente más estrictos de sus espacios interiores tradicionales, algunas empresas orientadas al aire libre están lanzando nuevas líneas de productos o reutilizando las existentes para capitalizar cómo la pandemia ha transformado la experiencia educativa.

La demanda de ropa impermeable y equipo relacionado «ha sido abrumadora», dijo Sam Taylor, gerente general de Oaki, un fabricante de trajes de lluvia en el área de Salt Lake City. Taylor dijo que la demanda de productos Oaki ha aumentado un 60 por ciento este año.

«Se ha investigado mucho sobre lo productivo que es estar al aire libre», dijo Taylor. «No hay razón para que un poco de humedad o lluvia detenga esto. En todo caso, debería ser positivo si se cuenta con el equipo adecuado».

Aquellos que buscan materiales resistentes a la intemperie también han recurrido a Rite in the Rain, una empresa centenaria con sede en Tacoma, Washington, que vende productos impermeables como cuadernos y papel para impresoras.

El cincuenta por ciento del rito en el negocio de la lluvia proviene del gobierno, principalmente del ejército. Aparte de «ofertas bastante decentes en las librerías universitarias», dijo Ryan McDonald, director de marketing de la empresa, no se había centrado mucho en los estudiantes hasta hace poco, ya que habían aumentado los pedidos de las escuelas primarias y secundarias.

El coronavirus ha prosperado en la densa capital de México, Ciudad de México, hogar de nueve millones de personas, la mitad de las cuales son pobres. Pero aunque más de 11.000 han muerto, los analistas dicen que podría haber sido peor sin las intervenciones de la alcaldesa Claudia Sheinbaum.

A pesar de ser uno de los confidentes de mayor confianza del presidente Andrés Manuel López Obrador, se ha cuidado de distanciarse de él siempre que ha sido posible en lo que respecta al virus. Herr López Obrador minimierte die Pandemie frühzeitig, stellte die Wissenschaft hinter Gesichtsmasken in Frage und führte nur wenige Tests durch. Um wirtschaftliche Schmerzen abzuwenden, hat er das Reisen kaum eingeschränkt.

Mexiko hat unter seiner Beobachtung die vierthöchste Zahl an Todesfällen durch Coronaviren weltweit.

Laut einer Times-Datenbank hatte Mexiko am Samstag 67.326 Todesfälle durch Coronaviren verzeichnet. Das Gesundheitsministerium sagte jedoch auch, dass das Land seit Beginn der Pandemie bis August 122.765 mehr Todesfälle als üblich verzeichnet habe, was darauf hindeutet, dass die tatsächliche Zahl der Opfer viel höher sein könnte als berichtet.

Als Herr López Obrador bei Kundgebungen noch Babys küsste und das Virus mit der Grippe verglich, plante Frau Sheinbaum eine lange Pandemie. Sie drängte auf eine aggressive Test- und Kontaktverfolgungskampagne und richtete Testkioske ein, an denen die Leute kostenlos abgetupft werden.

Sie forderte auch, dass jeder in Mexiko-Stadt Gesichtsbedeckungen für öffentliche Verkehrsmittel verwendet und jedes Mal eine Maske trug, wenn sie sich an die Nachrichtenmedien wandte. Und als die Ärzte ihr sagten, die N95-Masken, die die Bundesregierung aus China importiert hatte, seien zu schmal, um mexikanischen Gesichtern zu entsprechen, ließ sie eine lokale Fabrik in eine Maskenherstellung umwandeln.

Für Frau Sheinbaum, eine Wissenschaftlerin mit einem Ph.D. In der Energietechnik würde eine zu enge Abstimmung mit dem Präsidenten bedeuten, die Praktiken zu ignorieren, von denen sie weiß, dass sie im besten Interesse der öffentlichen Gesundheit sind. Wenn Sie zu weit gehen, riskiert sie, die Unterstützung eines politischen Königsmachers zu verlieren, der sie – die erste Frau und erste jüdische Person, die gewählt wurde, um die Hauptstadt der Nation zu führen – als nächsten Präsidentschaftskandidaten der Partei betrachtet.

Bisher bestand ihre Strategie darin, der Wissenschaft zu folgen und sich zu weigern, den Präsidenten zu kritisieren.

Andere Coronavirus-Nachrichten aus der ganzen Welt:

  • Israel Am Sonntag wurden Ausgangssperren für rund 40 vom Virus betroffene Städte angekündigt, die sich jedoch nach einem Aufruhr politisch mächtiger religiöser Politiker von der vollständigen Sperrung zurückzogen, berichtete The Associated Press. Im Juli ernannte Ministerpräsident Benjamin Netanjahu unter starkem öffentlichen Druck einen angesehenen Krankenhausdirektor zum nationalen „Coronavirus-Projektmanager“. Als der neue Beamte jedoch begann, auf die vollständige Sperrung von Gebieten mit den schlimmsten Ausbrüchen zu drängen – darunter ultraorthodoxe jüdische Gemeinden – Die Führer dort widersetzten sich stark. In einem offensichtlichen Kompromiss entschied sich Herr Netanyahu für Ausgangssperren. Die Maßnahmen werden am Montagabend in Kraft treten.

  • Nur eine Woche nach der Eröffnung befinden sich die meisten Schulen in einer Provinz im Zentrum Kuba schließen ihre Türen wegen eines Ausbruchs. 75 der 90 Schulen von Ciego de Ávila werden nun wieder im Fernsehen unterrichtet, berichtete The A.P. Die Provinz hat in den letzten 15 Tagen 30 Neuinfektionen gemeldet. Die Schüler waren am 1. September nach einer sechsmonatigen Pause in die Klassenzimmer zurückgekehrt. Kuba als Ganzes hat seit März mehr als 4.300 Infektionen und 100 Todesfälle gemeldet. Das größte Problem in Havanna ist die nächtliche Ausgangssperre.

  • MelbourneAustraliens zweitgrößte Stadt verlängerte am Sonntag ihre Sperrung um zwei Wochen bis mindestens 28. September. Der Bundesstaat Victoria, das Zentrum des schlimmsten Ausbruchs Australiens, ist seit Anfang August gesperrt.

Innerhalb weniger Tage nach der Wiedereröffnung der Universität von Iowa beschwerten sich die Studenten darüber, dass sie keine Coronavirus-Tests erhalten konnten oder auf Menschen stießen, die eigentlich isoliert sein sollten. Studenten blockierten Bürgersteige und Bars in der Innenstadt, Masken hingen unter ihren Kinn, egal wie das Maskenmandat der Stadt war.

Jetzt ist Iowa City ein ausgewachsener Pandemie-Hotspot – eine von rund 100 College-Gemeinden in den USA, in denen die Infektionen in den letzten Wochen zugenommen haben, als die Studenten für das Herbstsemester zurückgekehrt sind. Obwohl die Infektionsrate im Nordosten, wo das Virus erstmals in den USA seinen Höhepunkt erreichte, nach unten gesunken ist, bleibt sie in vielen Bundesstaaten des Mittleren Westens und des Südens hoch, und es gibt Hinweise darauf, dass Studenten, die an große Standorte zurückkehren, ein wichtiger Faktor sind.

In einer Überprüfung der New York Times in 203 US-Bundesstaaten, in denen mindestens 10 Prozent der Bevölkerung Studenten sind, hat etwa die Hälfte die schlimmsten Wochen der Pandemie seit dem 1. August erlebt. In etwa der Hälfte dieser Fälle zeigten die Zahlen, dass die Zahl der Neuankömmlinge Infektionen sind derzeit auf dem Höhepunkt.

Trotz des Anstiegs der Fälle gab es laut Daten keinen Anstieg der Todesfälle in Hochschulgemeinschaften. Dies deutet darauf hin, dass die meisten Infektionen vom Campus stammen, da junge Menschen, die sich mit dem Virus infizieren, weitaus seltener sterben als ältere Menschen.

Führungskräfte befürchten jedoch, dass infizierte junge Menschen zur Verbreitung des Virus in der gesamten Gemeinde beitragen.

Der Anstieg der von den Gesundheitsämtern des Landkreises gemeldeten Infektionen ist darauf zurückzuführen, dass viele Hochschulverwaltungen auch Cluster an ihren Standorten offenlegen und Disziplinarmaßnahmen gegen Studenten ergreifen, die gegen Regeln verstoßen. Die Northeastern University hat letzte Woche elf Studenten wegen Verstößen entlassen und ihre Studiengebühren beibehalten.

Und am Samstag sagte die New York University, sie habe seit Wiederaufnahme des Unterrichts 20 Studenten suspendiert. Die potenzielle Ausbreitung des Virus über die Grüns des Campus hinaus hat die Arbeitsplätze, Schulen, Regierungen und andere Institutionen lokaler Gemeinschaften tiefgreifend beeinflusst.

Das Ergebnis ist oft eine Verschärfung der traditionellen Spannungen zwischen Stadt und Land, da Universitätsstädte versucht haben, die wirtschaftliche Abhängigkeit von Universitäten mit Ängsten im Bereich der öffentlichen Gesundheit in Einklang zu bringen.

Zufällige Office-Begegnungen, die früher das Networking ermöglichten, wurden durch die formale Geometrie des Zoom-Bildschirms ersetzt. Und mit immer weniger umfassenden Verbindungen als weiße Kollegen können sich schwarze und hispanische Arbeiter isolierter als je zuvor fühlen.

Die Aufgaben fließen letztendlich an Personen, die eher wie Top-Manager aussehen – ein langjähriges Problem -, während Farbarbeiter zögern, bei Online-Meetings ihre Stimme zu erheben, sagte Sara Prince, Partnerin des Beratungsunternehmens McKinsey.

«Es ist ein kritisches Thema, und es besteht ein echtes Risiko für Vielfalt und Einbeziehung in das aktuelle Umfeld», sagte Frau Prince. „Wenn der Anführer jemanden sucht, der den Mantel übernimmt, gehen die meisten von ihnen in die Komfortzone von Menschen, die sie an sich selbst erinnern. Dies wird durch das virtuelle Büro noch verstärkt. “

Es ist schwieriger zu sagen, welche Mitarbeiter in ihren Stühlen zurückgeschrumpft sind oder sich in virtuellen Besprechungen auf andere Weise zurückgezogen haben, sagte Evelyn Carter, Geschäftsführerin bei Paradigm, einer Beratungsfirma, aber Moderatoren sollten auf Hinweise achten, wie Menschen mit ausgeschalteter Kamera, und dies versuchen Ziehen Sie diese Teilnehmer zurück in die Diskussion.

Einige Experten sehen Vorteile für Büroangestellte, die möglicherweise an den Rand gedrängt wurden.

«Die meisten Minderheiten sind von informellen Netzwerken ausgeschlossen und wurden möglicherweise nicht zu einem Drink oder Mittagessen eingeladen», sagte Tina Shah Paikeday, die bei Russell Reynolds, einer Personalvermittlungsfirma, für die Beratung in Bezug auf globale Vielfalt und Inklusion zuständig ist.

«Das Zoom-Meeting ist absichtlich geplant, und Manager sind sehr darauf bedacht, alle einzuladen.»

«Es ist ein großartiger Ausgleich und schafft Möglichkeiten für Affinitätsgruppen in großen Organisationen», sagte sie. «Es könnte eine gute Sache für Minderheiten sein.»

Rund um den Globus, auch in einigen der reichsten Länder der Welt, haben Pädagogen Schwierigkeiten, das Fernstudium während der Pandemie zu erleichtern. In ärmeren Ländern wie Indonesien ist die Herausforderung jedoch besonders schwierig.

In Nord-Sumatra klettern die Schüler eine Meile von ihrem Bergdorf entfernt auf die Spitze hoher Bäume. Sie sitzen auf Ästen hoch über dem Boden und hoffen auf ein Handysignal, das stark genug ist, um ihre Aufgaben zu erfüllen.

Die Schwierigkeiten dieser und ähnlicher Schüler symbolisieren die Schwierigkeiten, mit denen Millionen von Schulkindern auf dem indonesischen Archipel konfrontiert sind. Beamte haben Schulen geschlossen und Fernunterricht eingeführt, aber der Internet- und Mobiltelefondienst ist begrenzt und viele Schüler haben keine Smartphones und Computer.

Laut dem Bildungsministerium hat mehr als ein Drittel der indonesischen Studenten einen eingeschränkten oder keinen Internetzugang, und Experten befürchten, dass viele Studenten weit zurückfallen werden, insbesondere in abgelegenen Gebieten, in denen das Online-Lernen nach wie vor eine Neuheit ist.

Die Bemühungen Indonesiens, die Ausbreitung des Coronavirus zu verlangsamen, haben zu gemischten Ergebnissen geführt. Am Samstag hatte das Land 190.665 Fälle und 7.940 Todesfälle. Die Tests waren jedoch begrenzt und unabhängige Gesundheitsexperten sagen, dass die tatsächliche Anzahl der Fälle um ein Vielfaches höher ist.

Mit Beginn eines neuen Schuljahres im Juli durften Schulen in virenfreien Zonen wiedereröffnet werden, aber diese Schulen dienen nur einem Bruchteil der Schüler des Landes. Ab August konnten Gemeinden in Gebieten mit geringem Risiko entscheiden, ob Schulen wiedereröffnet werden sollen, aber nur wenige haben dies getan.

«Die Schüler haben keine Ahnung, was sie tun sollen, und die Eltern denken, es sei nur ein Feiertag», sagte Itje Chodidjah, Pädagogin und Lehrertrainerin in Jakarta, der Hauptstadt. „Wir haben immer noch viele Bereiche, in denen es keinen Internetzugang gibt. In einigen Gebieten gibt es sogar Schwierigkeiten, Strom zu bekommen. “

Tausende Polizisten in Kampfausrüstung füllten am Sonntag die Straßen von Hongkong und unterdrückten einen Protest gegen die Verschiebung der Parlamentswahlen wegen der Pandemie und gegen die Einführung eines nationalen Sicherheitsgesetzes durch China, das den Behörden neue Befugnisse zur Verfolgung von Kritikern einräumt.

Überall auf der Kowloon-Halbinsel war eine große Polizeipräsenz zu beobachten, wo einige Aktivisten an dem Tag, an dem die Wahlen ursprünglich stattfinden sollten, einen Marsch gefordert hatten, trotz sozialer Distanzierungsregeln, die Massenversammlungen verbieten. Obwohl gelegentlich demokratiefreundliche Gesänge ausbrachen, als kleine Gruppen durch Seitenstraßen schlängelten, blieb die Zahl der Demonstranten im Vergleich zu den großen Menschenmengen, die sich im letzten Jahr versammelten, gering.

Während in Hongkong im letzten Monat die Zahl der Coronavirus-Fälle zugenommen hat, wurde eine jüngste Welle weitgehend unter Kontrolle gebracht. Die Stadt kündigte am Sonntag 21 neue Fälle an, nach mehr als einer Woche täglicher Summen im ein- oder niedrigen zweistelligen Bereich.

Die Regierung von Hongkong hat letzte Woche mit Hilfe eines Teams vom chinesischen Festland ein universelles Testprogramm gestartet, das notwendig war, um verborgene Ketten der Virusübertragung zu durchbrechen. Einige Aktivisten und Angestellte des Gesundheitswesens forderten die Bewohner auf, den Plan zu boykottieren, und nannten ihn eine Verschwendung von Ressourcen, die durch den politischen Wunsch motiviert war, das Image der chinesischen Zentralregierung zu verbessern.

Gesundheitsbeamte sagten am Donnerstag, dass sechs positive Fälle in der ersten Charge von 128.000 im Programm getesteten Fällen gefunden worden waren, darunter vier Personen mit zuvor bestätigten Fällen, die in Krankenhäusern behandelt wurden. Fünf weitere Fälle, die durch das Programm entdeckt wurden, wurden am Sonntag angekündigt. Rund eine Million Menschen in der Stadt mit 7,5 Millionen Einwohnern haben sich für Tests angemeldet.

Die Berichterstattung wurde von Kenneth Chang, Catie Edmondson, Natascha Frost, Robert Gebeloff, Shawn Hubler, Danielle Elfenbein, Jennifer Jett, Natalie Kitroeff, Sarah Kliff, Patrick J. Lyon, Tiffany May, Dera Menra Sijabat, Eric Nagourney und Richard C. Paddock verfasst Tara Parker-Pope, Austin Ramzy, Nelson D. Schwartz, Mike Seely, Sarah Watson, Sui-Lee Wee, Katherine J. Wu und Mihir Zaveri.



[ad_2]

Artículo anteriorMLB Power Rankings: algo importante que todo equipo debe hacer en la pista
Artículo siguienteNBA Daily: Kemba Walker debe aprovechar su momento | Información privilegiada del baloncesto

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here