[ad_1]

SANTO DOMINGO, RD.- La superintendencia de salud y riesgo en el lugar de trabajo incluyó la prueba de detección COVID-19 para pacientes que se preparan para cirugía electiva, incluidos procedimientos médicos invasivos y dentales.

Estas cubiertas incluyen endoscopia, colonoscopia, extracción de cuerpos extraños, colocación de stent que no se puede posponer, es decir, con relativa urgencia en las personas ingresadas en la sala general o en la unidad de cuidados intensivos con una enfermedad cuyo desarrollo es visible. comprometido en presencia de COVID-19.

La cobertura de estas pruebas también se ha incluido para aquellos que necesitan quimioterapia, inmunoterapia, radioterapia u otras relacionadas con una enfermedad benigna o maligna, cuyo tratamiento con COVID-19 puede aumentar su morbilidad y mortalidad.

Del mismo modo, las mujeres que ingresan al trabajo de parto tienen acceso al aborto en curso, cesáreas planificadas o de emergencia y, si es necesario, al recién nacido de acuerdo con criterios médicos.

Estas disposiciones tienen como objetivo aumentar la seguridad de los pacientes y el personal, y su importancia aumenta a medida que los servicios de salud públicos y privados se reactivan gradualmente.

Comparte esta noticia!



[ad_2]

Artículo anteriorReacción enojada en Brasil después de que el ministerio retuvo los datos de coronavirus
Artículo siguienteSu vida ahora: en el largo e inspirador viaje de Colin Kaepernick