[ad_1]

El representante John Lewis se puede ver cerca de la estatua de Martin Luther King Jr. en la Rotonda del Capitolio antes de un servicio conmemorativo para el representante Elijah Cummings, demócrata, 24 de octubre de 2019.

Tom Williams | CQ Appeal | imágenes falsas

El diputado John Lewis, el hijo del inquilino, que luchó contra la segregación y que un soldado del estado de Alabama se golpeó la cabeza el domingo sangriento en 1965 en Selma y luego se convirtió en un congresista de Georgia de 17 años. Tenía 80 años de edad.

Murió el viernes, dijo su familia. Fue diagnosticado con cáncer en diciembre.

Lewis cambió su lucha de las mesas del almuerzo, las escuelas, las paradas de autobús y las calles del sur a los salones de convenciones, donde fue subdirector de los demócratas y miembro del poderoso Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara.

Lideró su lucha contra las leyes de segregación de Jim Crow haciendo campaña por cambios no violentos, a pesar de ser agredido físicamente y arrestado varias veces. En el Congreso, votó en contra de la Guerra del Golfo y la Guerra de Irak, organizó una sentada en el piso de la casa para pedir una legislación sobre armas de fuego, presionó por una mejor atención médica para los pobres, trató de fortalecer las leyes de derechos de voto y luchó contra los beneficios de seguridad social de la retaguardia proteger contra cortes.

En su último tweet, exactamente una semana antes de su muerte, regañó el plan cancelado de la administración Trump para renunciar a las visas de estudiantes internacionales si sus universidades solo ofrecían cursos en línea durante el aumento del coronavirus.

«Eran una brújula moral para la nación y una voz para la libertad y la democracia en el mundo», escribió Margaret Renkl en un artículo de opinión del New York Times en enero.

Días antes de escribir esta carta abierta a Lewis, el congresista anunció que los médicos habían descubierto que tenía cáncer de páncreas en estadio 4.

«He luchado en una especie de lucha durante la mayor parte de mi vida, por la libertad, la igualdad, los derechos humanos fundamentales, nunca he enfrentado una lucha como la que tengo ahora», dijo en un comunicado en ese momento. «He decidido hacer lo que sé hacer y hacer lo que siempre he hecho: lucharé contra él y continuaré luchando por la comunidad amada. Todavía tenemos muchos puentes que cruzar … Con la gracia de Dios Seré. » Pronto de nuevo a la vanguardia. Por favor, mantenme en tus oraciones cuando comience este viaje. «

Mientras luchaba contra el cáncer, se postuló para la reelección por un 18 ° mandato en el Congreso. Durante las protestas que siguieron al asesinato de George Floyd por la policía, visitó una pantalla de asfalto de dos cuadras en la calle 16 en Washington, con «NEGRO DE LA VIDA» escrito en letras amarillas.

‘Es muy conmovedor. Muy conmovedor. Impresionante «, le dijo a un periodista local de Fox TV». Creo que las personas en DC y en todo el país están enviando un mensaje poderoso al resto del mundo de que llegaremos allí. «

John Robert Lewis nació el 21 de febrero de 1940 de Willie Mae y Eddie Lewis en el condado de Pike, Alabama. Creció en la granja de algodón de la familia en Troya y solo asistió a escuelas públicas negras.

Cuando era niño, soñaba con ser ministro.

«Con la ayuda de mis hermanos, hermanas y primos, todos reunimos a nuestras gallinas en el gallinero y comencé a predicarles a las gallinas. Nunca dijeron» amén «, dijo en un segmento de StoryCorps que se transmitió en NPR.

A los 15 años, se inspiró en la negativa de Rosa Parks en 1955 a sentarse en un autobús en Montgomery, Alabama, a pesar de las prácticas de Jim Crow. Después de graduarse de la escuela secundaria dos años después, escribió una carta al reverendo Martin Luther King Jr., y el líder del movimiento emergente de derechos civiles aceptó la oferta de Lewis de ayudar en la lucha. King le envió un boleto de autobús a Montgomery y se encontraron allí.

«Tenía mucho miedo. No sabía qué decir o hacer», recordó Lewis a StoryCorps. «Y el Dr. King dijo: ‘¿Eres el chico de Troya? Y yo dije:’ Dr. King, soy John Robert Lewis ‘. Di mi nombre completo. Pero todavía me llamaba el’ Niño de Troya ‘. «.

Recibió un B.A. Estudió religión y filosofía en la Universidad de Fisk y se graduó en el American Baptist Theological Seminary en Nashville, Tennessee.

Como estudiante, organizó sentadas contra mostradores separados a la hora del almuerzo en Nashville y, según su sitio web de la convención, se unió a Freedom Rides Against Segreation en paradas de autobús en el sur en 1961.

El diputado John Lewis muestra por primera vez fotos de su arresto en 1963 después de que tuvo una sentada no violenta en las mesas de almuerzo separadas de Nashville. Esta foto convertida en blanco y negro fue tomada después de recibir el Premio de Literatura de la Biblioteca Pública de Nashville el 19 de noviembre de 2016. (Foto por Rick Diamond / Getty Images)

Rick Diamond | Imagen Getty

Dos años después, a la edad de 23 años, fue el orador más joven en Washington en marzo de 1963, donde King pronunció su discurso «Tengo un sueño».

«Hoy marchamos por el trabajo y la libertad, pero no podemos estar orgullosos», dijo Lewis al mar de 250,000 personas en el Lincoln Memorial. «Cientos y miles de nuestros hermanos no están aquí porque reciben salarios de hambre o no reciben ningún salario. Mientras estamos aquí, hay comerciantes de acciones en el Delta del Mississippi que trabajan en los campos y trabajan por menos de $ 3 al año, 12 horas al día durante el día … Estamos cansados. Estamos cansados ​​de ser golpeados por la policía. Estamos cansados ​​de ver a nuestra gente encerrada en prisión una y otra vez …

«Queremos nuestra libertad y la queremos ahora», continuó. «No queremos ir a la cárcel. Pero iremos a la cárcel si ese es el precio que tenemos que pagar por amor, fraternidad y verdadera paz. Les pido a todos ustedes que participen en esta gran revolución que está barriendo esta nación y permanecer en las calles de cada ciudad, pueblo y aldea de esta nación hasta que llegue la verdadera libertad … Por la fuerza de nuestras demandas, nuestra determinación y nuestro número, dividiremos el sur separado en mil pedazos y los pondremos después del Construya Dios y la democracia juntos. Tenemos que decir: «¡Despierta, América! ¡Despierta! «Porque no podemos parar y no seremos ni seremos pacientes».

Durante el verano de Mississippi Burning Freedom Summer del año siguiente, organizó campañas de registro de votantes y programas de acción comunitaria.

Como líder de 25 años del Comité de Coordinación Estudiantil No Violenta, Lewis ayudó a dirigir a unas 600 personas que querían marchar a 54 millas de Selma a la capital, Montgomery, Alabama, para presionar a los votantes afroamericanos. Cuando los manifestantes cruzaron el puente Edmund Pettus, las tropas estatales les ordenaron dispersarse en dos minutos. En otro minuto y cinco segundos, los 150 policías irrumpieron en la multitud a pie y a caballo, disparando gases lacrimógenos y balanceando látigos y palos. La fecha, 7 de marzo de 1965, se conoció como Blood Sunday. Entre las 58 personas tratadas por lesiones se encontraba Lewis, quien sufrió una fractura de cráneo después de que un soldado lo golpeó con una porra.

El diputado John Lewis, D-Ga., Segundo desde la derecha, cruza el Puente Edmund Pettus para conmemorar el 55 aniversario de la marcha del «Domingo Sangriento» en Selma, Alabama, el 1 de marzo de 2020.

Michael A. McCoy | Reuters

«Un policía estatal me golpeó en la cabeza», recordó Lewis 51 años después en un tweet. «Pensé que veía la muerte. Pensé que iba a morir».

Volvió a todos los recuerdos del ataque en el puente, incluida una aparición sorprendente el 1 de marzo de 2020, a pesar de que estaba enfermo. Esta marcha tuvo lugar dos días antes de la votación de Alabama en una de las competencias presidenciales del Súper Martes. «Tenemos que mantener la fe, vigilar el precio. Tenemos que salir y votar como nunca antes habíamos votado», advirtió Lewis a la multitud, su voz aún tan poderosa como sus palabras.

«Todos estos años después, no recuerdo cómo crucé el puente hacia la iglesia», recordó «la clase magistral de Oprah». «Recuerdo estar en la iglesia. Me pidieron que dijera algo a la audiencia y me levanté y dije algo como ‘No entiendo cómo el presidente Johnson puede enviar tropas a Vietnam y no tropas a Selma, Alabama para proteger a las personas cuyo único deseo es registrarse para votar «.

Cinco meses después del Domingo de Sangre, el presidente Lyndon Johnson firmó la Ley de Derechos Electorales el 6 de agosto de 1965, incluidos Lewis y King en la ceremonia de firma. Lewis enmarcó una de las plumas que Johnson estaba usando y la colgó en una pared de su sala de estar.

Después de que Lewis dejó el SNCC en 1966, se convirtió en director del Proyecto de educación electoral, que ayudó a 4 millones de personas a registrarse para votar. Once años después, perdió la solicitud para suceder a Andrew Young como representante del 5to distrito del Congreso de Georgia y fue nombrado Presidente de la Agencia Federal de Voluntarios, ACTION, por el Presidente Jimmy Carter.

Lewis fue elegido para el Ayuntamiento de Atlanta en 1981 y para la Cámara de los Estados Unidos en 1986. Dos meses antes de estas elecciones, ganó una feroz batalla en las elecciones de segunda vuelta democráticas contra Julian Bond, quien había sido el director de comunicaciones del SNCC cuando Lewis dirigió la organización. Bond fue acusado de usar cocaína durante la campaña. Lewis hizo un análisis de sangre y le pidió a Bond que lo hiciera, pero se negó y acusó a Lewis de macartismo y demagogia.

En el Congreso, Lewis luchó con fines liberales. Se opuso al endurecimiento del presidente Bill Clinton de las normas de seguridad social en 1996.

«¿Cómo puede una persona de fe y conciencia votar por un proyecto de ley que pondrá a un millón más de niños en la pobreza? ¿Dónde está la compasión, dónde está el sentido de la decencia, dónde está el corazón de este congreso?» Lewis preguntó durante el debate. «¿De qué sirve una gran nación para conquistar el mundo solo para perder su alma?»

Estaba en contra de las Guerras del Golfo de 1991 y 2003. Boicoteó la toma de posesión del presidente George W. Bush en 2001 porque no creía que Bush hubiera ganado la controvertida elección de «Hanging Chad» contra Al Gore. Fue arrestado varias veces durante las protestas de la embajada, y en la sentada de 2016 llamó a la acción después de la masacre de Orlando, Florida, en el control de armas.

«Mi filosofía es muy simple: si ves algo que no está bien, no es justo, no solo tienes que levantarte y decir algo, tienes que hacer algo», dijo en StoryCorps. «Tengo buenos problemas, problemas necesarios. Todavía le digo a la gente hoy: ‘Tenemos que meternos en buenos problemas'».

En el proceso, defendió las soluciones no violentas a los problemas de la nación y mantuvo la esperanza de un mundo mejor.

«Los disturbios, el saqueo y la quema no son el camino a seguir», tuiteó durante las manifestaciones días después de la muerte de Floyd. «Sé constructivo, no destructivo».

«En estos días, que parecen tan oscuros, creo que el espíritu de la historia sigue liderando», dijo Lewis al líder de opinión Renkl durante un viaje a Nashville en 2016. «Llámalo como quieras, pero creo que de alguna manera el bien ganará. Y a partir de algunas de las horas más oscuras habrá amanecer. Habrá luz. Y llegaremos allí. Tienes que creerlo. Tienes que creer en tu coraje que está en Estará bien. «

La esposa de Lewis, de 44 años, Lillian Miles Lewis, murió en 2012. Los sobrevivientes incluyen a su hijo John-Miles Lewis.

[ad_2]

Artículo anteriorEl juez se reserva el derecho de decidir el caso La Vega.
Artículo siguienteAva DuVernay, Bill Clinton llora la fecha límite de «conciencia del Congreso»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí