[ad_1]

Debido a su amplitud y ambición, el programa gubernamental del presidente electo Luís Abinader está muy cerca de un plan de desarrollo. Parte de dos locales. La primera es que hay una «grieta» en el institucionalismo democrático en la República Dominicana, que se refleja en la alta concentración de poder, en la gestión de la clientela por parte del Estado y en el mal funcionamiento de las instituciones, que se refleja en la propagación de la corrupción y la impunidad. . , Patrocinio, la falta de contrapesos y justicia conquistada por el poder político. El segundo es que las empresas y la sociedad operan de manera que no benefician a las personas y crean desigualdad y exclusión.

Estas son dos premisas sólidas de las cuales se deben derivar una serie de propuestas de políticas gubernamentales que ayudan a romper con las estructuras institucionales y las estructuras de poder que las respaldan. De hecho, el programa está diseñado para ayudar a cambiar la situación mediante el apoyo a un proceso que faculta, organiza y moviliza a las personas para exigir el cumplimiento legal y el acceso justo y equitativo a los servicios públicos. También se propone restablecer el estado para servir a las personas y cambiar la dinámica de la economía al incentivar el cambio tecnológico, la creación de empleo y la creación de divisas.

El objetivo de este artículo es lograr un equilibrio rápido y crítico entre algunas de las cuestiones clave del programa relacionadas con el desarrollo productivo. ¿Qué sugiere el programa con respecto a los trabajos? ¿Qué sugiere para cambiar la agricultura, impulsar el turismo, desarrollar la industria y generar más y mejor energía? ¿Las sugerencias van en la dirección correcta? ¿Son suficientes sugerencias?

Un balance general sugiere que la mayoría de las propuestas son razonables, muchas han sido discutidas en detalle, hay consenso sobre ellas y no son muy controvertidas. Sin embargo, lo más probable es que, por razones de consenso, algunos de ellos se presenten de manera muy general, no hay indicios de cómo se promoverán y no está claro cómo contribuirán a la profunda transformación que promete el programa.

Agricultura y zonas rurales: ¿dónde están los recursos?

En este asunto, el programa reconoce que el territorio rural del país se caracteriza por la pobreza, la marginalidad y la exclusión. También se reconoce que si bien la agricultura sigue siendo una de las actividades más importantes, la economía y el empleo en las zonas rurales se han diversificado y que los empleos en la agricultura siguen siendo precarios y de baja calidad y productividad.
Para superar la marginación de las zonas rurales y la baja productividad agrícola, sugiere lo obvio: mejorar significativamente los servicios públicos en las zonas rurales, tanto social como productivamente. Esto significa centrarse en los servicios de salud, educación y protección social en las zonas rurales y fortalecer los servicios de apoyo a la producción. Su objetivo expreso es mejorar la infraestructura productiva, transformar el riego en uno mucho más eficiente, garantizar el acceso a la financiación y promover el cambio tecnológico. Nada de esto es controvertido, y existe un consenso sobre las políticas públicas en estas áreas que son críticas para la transformación de la agricultura. Sin embargo, para llevar las medidas públicas a este nivel, se deben invertir muchos más fondos públicos de los que se están invirtiendo actualmente. El programa no aborda esta cuestión crucial.

La más innovadora de las propuestas se enfoca en: a) lineamientos para una producción más sostenible, un tema que ha sido ignorado por mucho tiempo, b) apoyo para proyectos específicos de exportación, yc) reforma institucional y modernización. del sector. Existe una necesidad urgente de una nueva ley para el Ministerio de Agricultura que le permita a esta compañía desempeñar el papel que debería tener.

Desarrollo industrial: hay que entrar en detalles

El programa localiza adecuadamente el papel crucial de la industria en la creación y el desarrollo de empleos, identifica el momento de cambio tecnológico que el sector está experimentando en el mundo y muestra preocupación por el proceso de desindustrialización que está experimentando el país. Para revertir la situación, se propone reintroducir el incentivo acelerado de depreciación de activos para alentar la inversión y las actualizaciones tecnológicas para la industria, las empresas que invierten en investigación y desarrollo para aumentar la productividad y utilizar tecnologías respetuosas con el medio ambiente, Concesión y promoción de créditos fiscales Una cultura de calidad (algo vital para las exportaciones) que fortalece a INDOCAL y promueve los vínculos con las exportaciones.

Probablemente, la parte más importante de la propuesta es que las exportaciones se reconocen como un motor clave del crecimiento industrial. El objetivo de exportar más debería ser el eje de articulación de los esfuerzos para promover el desarrollo industrial, ya que esto forzará el cambio tecnológico y aumentará la productividad.

Sin embargo, la propuesta general debe ir acompañada o seguida de una propuesta específica para ciertas actividades de fabricación. Cada actividad tiene un cierto tipo y dinámica de desarrollo. Por lo tanto, el papel que puede desempeñar el orden público en la promoción del cambio tecnológico es diferente para cada área de actividad. El diablo está en los detalles y tienes que llegar a ellos.

Finalmente, debe tenerse en cuenta que en el caso de las zonas francas, la propuesta debe profundizarse. En su mayor parte, no están destinados a la transformación, sino a extender el status quo. Hay espacio para una política industrial para las zonas francas que promueven la escalada de las cadenas de valor globales hacia conexiones con mayor contenido tecnológico y mayor valor agregado.

turismo

El programa tiene como objetivo hacer del país un destino de viaje ordenado, seguro y sostenible y que sea cada vez más inclusivo, tenga más empleos y contribuya a una mejor calidad de vida para las personas. Con este fin, ofrece una mejora significativa en el entorno de los destinos de viaje (este es uno de los obstáculos más serios que impiden que los municipios disfruten de los beneficios del turismo), aumenta la oferta complementaria, organiza el área para lograr un turismo sostenible y sostenible y continúa desarrollando polos específicos que diversifican territorialmente la actividad, las modalidades de turismo para las cuales es necesario ampliar las ofertas complementarias (por ejemplo, gastronomía, servicios de salud y servicios de turismo ecológico e histórico) y los vínculos entre el turismo. y el resto del turismo profundiza la economía.

Las propuestas del programa son irrefutables y tienen como objetivo lograr estos objetivos mediante el desarrollo de un plan integral de turismo en todas las regiones del país.

energía

En este asunto, uno de los principales problemas en esta economía, el programa propone reducir las pérdidas de distribución al reducir, reestructurar y consolidar los costos operativos de los distribuidores en una sola compañía para promover un plan de mitigación de inversiones por 10 mil millones de pesos anuales. en cinco años consecutivos y aplicando gradualmente la llamada «oración técnica». También se propone encargar la gestión de ventas y marketing con empresas privadas especializadas basadas en indicadores de desempeño y promover cooperativas eléctricas autogestionadas.

trabajo
El programa hace que la creación de empleos formales sea una prioridad. Por lo tanto, está claro que la atención se centra en el desarrollo de los sectores productivos (industria y agricultura), exportaciones y turismo. Sin embargo, también propone, como de costumbre, promover las llamadas empresas emergentes o empresas emergentes e innovadoras y reducir la informalidad a través de incentivos y alivio fiscal y financiero y mediante compras públicas. En este punto, debe recordarse que si bien es útil facilitar la formalización de las empresas informales, la creación de empresas modernas y productivas en número y tamaño contribuye principalmente a la creación de empleos decentes.

La propuesta también reconoce la importancia de promover habilidades y conocimientos para promover empleos formales y decentes, enfatizando el empleo de mujeres y la necesidad de proteger las tareas domésticas. Este último merece el reconocimiento de todos los presidentes electos y su equipo.

Finalmente, se propone promover asociaciones público-privadas para desarrollar nuevas infraestructuras para apoyar el desarrollo productivo y la creación de empleo. La conexión entre los dos sectores es saludable, pero solo dentro del marco de instituciones sólidas en las que el estado tiene suficiente fuerza y ​​autonomía para defender el interés público. Lamentablemente, no podemos presumir de ello.

Una responsabilidad fundamental de los ciudadanos es conocer y comprender las implicaciones de las propuestas de sus líderes políticos. Comencemos por revisar el programa del gobierno. Este es un paso esencial para el diálogo necesario entre el estado y los ciudadanos.

[ad_2]

Artículo anteriorElecciones en EE. UU .: cómo la pandemia de coronavirus afectará la política de salud en 2020
Artículo siguienteLa confirmación del nombramiento de 31 gobernadoras es el primer signo de Luis a favor de las mujeres

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí