[ad_1]

Video: https://www.youtube.com / ver? v = pgvwatZ5cg0

de ramón mercedes

NUEVA YORK.- Dr. Ramón Arístides Madera Arias, ex juez del Tribunal Supremo Electoral (TSE), reiteró que el presidente Luis Abinader no cumplió su promesa de nombrarlo uno de los principales consulados dominicanos en Estados Unidos.

Al ser consultado por este reportero en RD, Madera Arias dijo que el presidente Abinader había ocupado personalmente el cargo diplomático del Dr. tres días después de su separación del TSE.

Según Madera, el presidente entendió que “era injusto que un juez tan sincero, que luchó por la democracia, no se vendió ni se doblegó, tuvo credibilidad y evitó el fraude electoral”, estaba fuera del grupo oficial.

Reiteró que “el propio jefe de Estado formó una comisión para adoptar la posición que decía que el decreto saldría en unos días, pero nunca cumplió su promesa”.

Esta comisión estuvo integrada entre otros por el presidente del PRM y secretario interino de la liga comunitaria dominicana, Víctor de Aza; Natanael Concepción de la FP y miembros de otras fuerzas políticas que denunciaron que el presidente había dado instrucciones de ponerse el traje blanco para la toma de posesión.

“Ante esta situación digo que el presidente Abinader me dejó la demanda a mí, que me cubrió. Me hizo la oferta sin preguntar porque yo no estaba trabajando para beneficio personal”.

“En algún momento acepté la oferta de mucho dinero y un departamento en la Torre Azul de la avenida Anacaona del Distrito Nacional. Peligro para mi integridad física, porque no me vendo, no estoy en el mercado y no No necesito nada más que nunca tuve”, dijo.

Recordó que en las pasadas elecciones “se jugó la faja porque en el país estaba en juego la democracia, iban a masacrar a todos, la intención de un grupo, de un sector, de quien lo gobierne, que se quede en el poder, y si jueces como yo que no aparezca quien se empantana, Luis Abinader no fue presidente de RD”.

“Yo enfrenté el fraude de febrero porque el blanco sería en mayo, estaban agallú porque se suponía que iban a capturar las siete parroquias más importantes del país (DN, Santo Domingo Oeste, Santiago y San Cristóbal, entre otras). pero ahí explotó la bomba el 15 de febrero de 2020”.

“Por eso, con mi cargo público de confrontación, serví de chispa inspiradora para que la juventud se levantara en defensa de la democracia, para intervenir por la OEA, la sociedad civil, la economía y la embajada de EE.UU. para salvar la democracia dominicana”.



[ad_2]

Artículo anterior«Sé lo bueno que soy»
Artículo siguienteSidney Poitier, quien allanó el camino para los actores negros en el cine, murió a los 94 años.