[ad_1]

Por primera vez en mucho tiempo Bryce Harper jugó para Washington que Nacionales son residentes del sótano en NL Ost durante temporadas consecutivas. Después de su temporada por el título en 2019, su resultado 26-34 en el 2020 acortado fue fácil de cancelar debido a la pandemia, pero después de 97 derrotas en 2021, hay pocas dudas: los Nacionales necesitan un nuevo comienzo.

Contratos garantizados

Jugadores elegibles (predicciones del colaborador de MLBTR Matt Swartz)

Agentes libres

Fue apenas hace dos años Howie Kendrick raspó la pintura del poste de foul del jardín derecho del Astro, pero los apoyos del equipo titular de 2019 ya casi se han ido. El acuerdo de fecha límite de intercambio que envió Max Scherzer y Turner de tesoros para los Dodgers fue un golpe en el vientre para la base de fanáticos y el final no oficial de la primera era competitiva del béisbol nacional. Los Nats obtuvieron sus anillos en lo que parecía ser el último momento posible para la era Scherzer / Strasburger.

Lograron perder a Harper durante esa temporada mágica, pero desde sus heroicidades como guerrera callejera en Minute Maid Park, la franquicia ha estado en relativo desorden. Perder puntos de apoyo como Anthony Rendon y Sean Doolittle Cambió la complexión de la escuadra, pero no habrá pérdida como en Scherzer y Turner. Scherzer y Turner son dos de los talentos visualmente más impresionantes del juego, así como dos de los más productivos en sus posiciones. Después de años de disfrutar del poder bruto de la personalidad de Scherzer y el combo de fuerza de velocidad que induce el latigazo cervical de Turner, los Nats ya no ofrecen a las masas del sureste de DC una sinfonía de talento de béisbol; ahora tienen una banda de un solo hombre.

Dicho eso: Juan Soto es una joya. Si los Nacionales hubieran estado cerca de los playoffs, el jugador de 22 años podría haber recibido su primer premio al Jugador Más Valioso. En cambio, una campaña de .313 / 465 / .534 «solo» trajo su primera aparición en el Juego de Estrellas y su segunda raqueta de plata. Es subcampeón en la encuesta de Jugador Más Valioso y de alguna manera logró su tercer resultado entre los 10 primeros en cuatro temporadas. Podría tener la mejor disciplina récord de cualquier bateador desde Barry Bonds y, a pesar de su edad, ahora encabeza las mayores en porcentaje de bases durante dos años seguidos.

No hay ningún elogio demasiado alto para Soto. Dado un rediseño de toda la liga, Soto sería una de las cinco primeras selecciones, punto. Lo único que lo detiene de estar entre las mejores ventas de camisetas en la liga es su mercado y su destreza física que no salta de la pantalla como lo hicieron los tres juniors. Fernando Tatis Jr., Ronald acuña jr., y Vladimir Guerrero Jr.

Las desventajas de su juego también son bastante inofensivas: Soto no robará 30 bases y no jugará una posición premium. Alcance profundo y podría decir que su poder es relativamente letal (.221 ISO esta temporada, 29 jonrones). Puede que no sea un bateador de poder del orden más estricto, pero está en camino. Es una herramienta en su cinturón de herramientas y un área de crecimiento potencial a medida que envejece en su mejor momento físico.

No va a ser más rápido, pero ha demostrado su capacidad y voluntad para mejorar en los jardines, incluso cuando se mueve de izquierda a derecha. Ciertamente es posible imaginar un futuro en el que Soto pasará algún tiempo como bateador designado, pero eso no molestará a los fanáticos de los Nats. Dónde juega en el campo no es tan urgente como el campo al que llama hogar.

Cuando Soto tenía tres años, los Nacionales entraron en la era de la cuenta regresiva. Es fácil imaginar la nube de la posible salida de Soto que se cierne sobre esta franquicia. Kris BryantLa cronología de la agencia libre dominó la narración de los Cachorros posteriores al título. Desafortunadamente, como cliente de Scott Boras, es poco probable que Soto renuncie al apalancamiento en el corto plazo. Y es difícil ignorar el hábito reciente de los Nats de dejar que las estrellas gigantes salgan por la puerta.

Los optimistas citarían la supuesta buena relación de Bora con la propiedad de Nat. Claro, Rendon y Harper caminaron, pero no estaba claro cuán decididos estaban los Nats a traerlos de regreso. Se comprometieron con Estrasburgo y él regresó, para bien o para mal.

Para Soto, debería ser útil que ya haya ganado un anillo en Washington, pero el gerente general Mike Rizzo probablemente tendrá que convencer a los dueños de que conviertan a Soto en el hombre más rico del juego para que lo vean a largo plazo. Afortunadamente, los Nats son uno de los muchos equipos a los que realmente no se les puede pagar el precio de ningún agente libre. Cueste lo que cueste, puede pagarlo cuando esté listo.

Independientemente, las próximas tres temporadas probablemente se desarrollarán como un sondeo extendido, con Rizzo y el propietario Mark Lerner tratando de convencer a Soto de que pueden construir un motor competitivo a su alrededor que valga la pena correr. Irónicamente, los Nacionales están pidiendo paciencia a las mayores y al líder de OBP.

Este proceso comenzó en serio con el comercio de Scherzer / Turner. El movimiento no se trataba solo de privar a Scherzer de una última pieza de valor antes de que pasara a manos libres. Ha iniciado una conversión de Soto. Mucho se podía ver en su regreso.

Josiah Grey entró directamente en la posición de rotación de Scherzer y tienen que verlo convertirse en un abridor de rotación media para fines de 2022. El gran pez del trato, sin embargo, fue Keibert Ruiz, una atracción promocionada desde hace mucho tiempo que podría ser reemplazada Víctor Robles como principal compañero de fórmula de Soto en el lado del jugador de posición. Es posible que Ruiz no sea un matón de rango medio, pero hace contacto para obtener poder y si se convierte en el receptor de la división superior como se esperaba, tendrá un papel muy importante en la gestión del equipo de lanzadores.

Sorprendentemente, Ruiz será joven para un novato en su primera temporada a los 23 años. y todavía mayor que Soto. Independientemente, después de lanzar 101 wRC + en 96 apariciones récord que incluyeron un final de año particularmente sólido (112 wRC + en septiembre / octubre), Ruiz asumirá el papel de receptor inicial de Washington en 2022. Este es un desarrollo emocionante para los fanáticos de los Nats y un buen primer paso hacia la era del cortejo soto del béisbol de los Nats, pero no es suficiente para convertirlos en un contendiente.

Nota al margen: Riley Adams, adquirido por los Azulejos por Mano de brad Al frente El trato de los Dodgers complementa bien a Ruiz como receptor de reserva, incluso si parece del tamaño de una casa agachada detrás del tazón. Después de años de Matt Wieters Rendimiento inferior y la actualización constante pero poco inspiradora de Yan Gomes y Kurt Suzuki, los Nacionales tienen quizás su cuarto de receptor más emocionante en la historia de la franquicia.

Además de Soto en los jardines, Robles es el sueño, sin embargo Seguimiento de Thomas es la realidad. Adquirido en un acuerdo oculto que transmitió Jon Lester para los Cardinals, Thomas despegó mientras ganaba tiempo de juego como el mediocampista diario de los Nats. El jugador de 26 años bateó .270 / .364 / .489 en 206 apariciones récord, con mucho la mayor oportunidad que ha visto con los grandes. Thomas espera ver más oportunidades en 2022, pero lo que eso significa para Robles no está del todo claro. Thomas podría regresar a un cuarto rol de jardinero, pero como los Nats carecen actualmente de un jardinero izquierdo, es difícil especular. Es posible que Robles necesite volver a su papel habitual si puede.

En cuanto al campo izquierdo, Yadiel Hernandez anotó un sólido 98 wRC +, aunque ese número se redujo de 79 wRC + en 55 apariciones como emergente. Pero también tiene 34 años y probablemente no sea más que un plan de respaldo de Washington. Andrew Stevenson es el otro nombre de la lista y funciona mejor como cuarta o quinta opción. Es probable que otro jardinero se una a este grupo una vez que se libere la suspensión. Piense de nuevo en Kyle Schwarber, aunque probablemente no vuelva a pensar en Kyle Schwarber.

Otra opción potencial que investigaron en 2021 fue el uso de Josh Bell en el campo de la izquierda. Este no es un plan ideal para un hombre que la mayoría de la gente piensa que sería el más adecuado para ser un matón calificado. Bell bien podría ser tratado antes del comienzo de la temporada, pero si no, es más el primera base del día a día y una opción de robo de emergencia en el césped.

En el campo corto, Alcides Escobar regresó a las mayores por primera vez en años, logró jugar respetablemente y ganó un contrato de un año por $ 1 millón para permanecer en Washington. Es el presunto iniciador del nuevo año, pero el compromiso financiero no es exactamente una tarifa de entrada. Podrías sorprender a cualquiera haciendo una pieza para ti. Carlos Correa, y podían permitírselo, pero había pocas señales de que Rizzo esté listo para hacer tanto ruido en esta temporada baja.

Sin embargo, con las menores, no hay necesariamente un campocorto en el futuro hasta que llegas a él. Jackson Cluff o joven Casa brady. Todavía faltan años para este último y podría terminar en la tercera base de todos modos. Luis garcia podría ser la respuesta en la que los Nats están dispuestos a ponerse de acuerdo. Fue uno de los principales concursantes que se apresuraron a las mayores en 2020 y desde entonces ha habido dolores de crecimiento. Es un segunda base, pero hay César Hernandez Con un contrato de un año por $ 4 millones, la piedra angular podría completarse. Eso podría indicar el deseo del joven de 21 años de tener más temporada en las menores y podría significar que están listos para dejar que García juegue brevemente. Ambas opciones están en algún lugar del libro de jugadas.

El tiempo se acaba en la esquina caliente Carter Kieboom. El ex principal contendiente todavía tiene solo 24 años, pero ha tenido temporadas consecutivas de 67 y 68 WRC + y no es como si hubiera sido un semental con guantes. Desafortunadamente, no hay muchas otras opciones para los Nacionales en este momento. Estaban atados a Bryant a veces, y se sugirió que les podría gustar una plataforma de aterrizaje para una descarga de salarios. podría ser Mike Moustakas, pero ahora todo eso es especulativo.

Al menos durante la primera parte de la temporada baja, los Nacionales adoptaron un enfoque de lanzar tantas opciones en la pared como fuera posible. Has firmado Dee Strange-Gordon, Maikel Franco, y Richard Urena a los contratos de ligas menores. Reclamaron pies ligeros Lucius Fox Renuncias de los Orioles. Trajeron cuerpos extra de larga data Adrián Sánchez en un contrato de ligas menores. Te atraparon Andrew Young Descargos de responsabilidad de los Diamondbacks. Este es un grupo de veteranos que parece muy nacional y no sería sorprendente que uno o dos de ellos estuvieran en la lista.

Sin embargo, el verdadero problema para los Nacionales es el pitcheo. La rotación es el grupo más inseguro del béisbol. Gray todavía se está estableciendo, Strasbourg está constantemente lesionado y Corbin estuvo entre los peores brazos giratorios del béisbol la temporada pasada. Si puede descubrir su control deslizante y Stras puede volver a subir la colina, hay un límite en ese grupo, pero no es una posibilidad muy probable.

Joe Ross (nuevamente) mostró cierta habilidad para ser un abridor de rango medio, pero terminó el año (nuevamente) en la lista de lesionados. Ross parece haber evitado la cirugía de Tommy John por el momento, pero el enfoque de recuperación y rehabilitación no siempre termina bien. Contar con Ross para entradas de calidad es tan imprudente como contar con Strasburg, Corbin y Gray.

Josh Rogers y Paolo Espino estaría en el rango de 6-10 para la mayoría de las organizaciones, pero actualmente son el número cuatro y cinco. Espino ha sido sorprendentemente productivo para un jugador mayor con poca experiencia en Grandes Ligas, y Rogers aporta mucho carácter pero no mucha trayectoria. Erick Fedde y Austin Voth Ambos comenzaron con poco éxito, pero están en el bullpen por si acaso.

Sin embargo, hay algunas armas interesantes en el horizonte. Cade Cavalli es el más grande del grupo, y está subiendo lo suficientemente rápido como para sorprender y llegar a las mayores el próximo año. Los Nacionales necesitan que Cavalli se mantenga saludable y se convierta en un brazo de bateo. Vio el papel en Doble-A antes de recibir algunos ajustes en siete aperturas en Triple-A, donde debería regresar para comenzar en 2022. Jackson Rutledge, Aldo Ramírez, Andry Lara, y Mason Denaburg son nombres que vale la pena perseguir, pero no están lo suficientemente cerca de las mayores como para marcar la diferencia.

Para posibles armas capaces de registrar entradas importantes en las grandes ligas, échale un vistazo Seth Romero, Joan Adon, Gerardo Carrillo, o podría ser Evan Leeque están todos en la lista de 40 hombres. Cole Henry Es muy apreciado en la organización, pero solo tiene 8 largadas en High-A y debería sumarse a los 40 hombres. Carrillo era parte del intercambio de Scherzer y, aunque no es un prospecto importante, un cambio de organización siempre dispara la alarma de un salto en el desarrollo. Aún no hay evidencia explícita de este salto, y aún no se ha detenido en Triple-A.

En general, los Nats están comenzando a armar una colección interesante de armas de profundidad, pero no tienen las piezas básicas en las mayores. Ni en la rotación ni en el bullpen. Se despiden de Suero, un brazo preparador de un solo lanzamiento de uso regular que ha estado en el Bullpen durante años, Ryne Harper más una opción más de veteranos. Will Harris es el brazo más probado que queda en el corral, pero no ha estado lo suficientemente sano para demostrarlo desde que le dio a Kendrick ese pase largo en los Astros hace mucho tiempo.

Kyle Finnegan Reclamó el papel de Closer, salvando 11 juegos en 68 juegos con 3.55 ERA / 4.62 FIP. Sería un brazo útil en un corral de primera división, pero no uno con quien trabajar. Tanner Rainey tiene las mejores cosas pero dio un paso atrás el año pasado y ha luchado con consistencia a lo largo de su carrera. Hay un mundo en el que Rainey ’22 triunfa, pero como la mayoría de los nativos pobres, la fama de Rainey es más un sueño que una realidad en este momento.

Patrick Murphy Fue una camioneta interesante que vale la pena ver, ya que puede ser corta o larga dependiendo de sus necesidades. El resto del bullpen todavía está trabajando con Fedde, Voth y en desarrollo tardío. Andrés Machado más alto en el orden jerárquico.

En la primera parte de la agencia libre, los Nacionales no estuvieron muy activos, y eso muestra el estado de su cuadro. Necesita un jardinero izquierdo y un bateador designado / primera base para compartir el tiempo con Bell cuando el bateador designado llegue a la Liga Nacional. Zimmerman aún podría regresar y encajaría muy bien en un trato de ganga como complemento diestro de Bell, pero ya no es un jugador de todos los días.

Podrían soportar mejoras a campocorto y tercera base, aunque probablemente no valga la pena expulsar a García / Kieboom a menos que obtengan una estrella importante (y eso parece poco probable en esta temporada baja). Además, todo el dinero que tengan para gastar debería usarse para lanzar, aunque no hay mucho disponible en el mercado de agentes libres.

A largo plazo, a Corbin «sólo» le quedan tres años para su acuerdo, por lo que hay luz al final del túnel. En este momento todavía están alrededor de $ 50 millones por debajo de su nómina de 2021, e incluso esa cifra de $ 162 millones fue la más baja en años. El dinero de Estrasburgo es sustancial y Boras está dispuesto a que eventualmente paguen un rescate real por Soto. Pero, por lo demás, su libro mayor está casi vacío. Desafortunadamente también su grupo de talentos.

Los Nacionales son una franquicia lenta y estable, y con la superestrella más paciente del béisbol ahora en el corazón de su organización, juegan para el futuro. Con solo tres años de control del equipo para Soto, ese futuro se acerca rápidamente. Los nats será golpear para construir un contendiente alrededor de Soto antes de que se vaya. Sabemos tanto. Simplemente no sabemos cuándo ni cómo. Para descifrar estos códigos, solo necesitamos paciencia.

[ad_2]

Artículo anteriorEl creador Dan Fogelman habla de los flashbacks de los pilotos, la nostalgia y cómo «The Challenger» establece la temporada final – fecha límite
Artículo siguienteSalsa de soja: una guía de uno de los ingredientes más populares del mundo