SFM, – Los últimos boletines especiales del Departamento de Salud reflejan un cambio de 180 grados en el comportamiento de la pandemia de Covid-19 en la provincia de Duarte.

Esta provincia ya no fue el epicentro de una pandemia cuando registró más del 50% de las muertes en todo el país a fines de marzo, hasta el final de esta edición (jueves 28 de mayo) 12 días consecutivos sin muertes reportadas: el período más largo sin muertes en la provincia desde el 19 de marzo, cuando el Boletín No. 2 anunció la primera muerte en la provincia debido al virus de la corona.

Hoy, la provincia de Duarte reporta una de las tasas de positividad de prueba Covid-19 más bajas en todo el país con solo 6.58% de muestras positivas en las últimas cuatro semanas, clasificando una positividad de 6.45% después de Hato Mayor. Estas cifras contrastan con el 49% de positividad que logró el Boletín No. 21 del 8 de abril durante el punto álgido de la pandemia en la provincia.

Otra estadística que provoca optimismo es que 614 de los 781 casos de Covid-19 identificados en la provincia ya han sido restaurados. Si resta las 84 muertes reportadas hasta el momento, solo 83 (11%) casos de Covid-19 permanecen activos, es decir, el 88% de los casos identificados ya se han resuelto, mientras que en el resto del país el número promedio de casos resueltos es del 74%. Si las tendencias continúan en este camino, la provincia de Duarte puede ser la primera provincia en informar que no hay casos activos de Covid-19 en todo el país.

Con respecto a la tasa de mortalidad de Covid-19 en la provincia de Duarte, alcanzó un máximo del 25% el 7 de abril y ahora se informa del 11%.

La provincia de Duarte sigue teniendo la tasa de mortalidad más alta del país.

Es importante señalar que la provincia de Duarte todavía tiene la tasa de mortalidad más alta de la nación con un 11%, en comparación con un promedio del 3% en todo el país. Este número plantea muchas preguntas sobre por qué la tasa de mortalidad era tan alta en la provincia de Duarte.

Dr. Ramón Mena Rivas, del Centro Médico Siglo 21, dijo que se observaron muchos casos en los que el paciente llegó a centros de salud en una condición muy avanzada, lo que tuvo un impacto negativo en el pronóstico del paciente.

Otro factor a considerar es que al comienzo de la pandemia, las autoridades provinciales (gobernador, administrador, director de salud provincial y regional, e incluso el obispo) fueron aisladas u hospitalizadas porque dieron positivo para Covid-19. Impacto en el manejo oportuno de la crisis de salud en evolución.

Casi tres meses después del comienzo de la pandemia y gracias al compromiso del personal clave de la provincia, como el sector de la salud y otros sectores que continuaron trabajando, el acceso público a bienes clave como supermercados, farmacias, bancos, entre otros; Las estadísticas han cambiado y ahora apuntan en la dirección correcta gracias a las medidas tomadas por el gobierno y aceptadas por la población, incluida la distancia social, la cuarentena, el toque de queda y el requisito de máscaras.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here