[ad_1]

La siguiente es una transcripción de una entrevista con el primer ministro australiano Scott Morrison y la moderadora de Face the Nation Margaret Brennan en el Aspen Security Forum del Aspen Institute.


MARGARET BRENNAN: Gracias, primer ministro. Con eso me sumerjo de lleno. Usted ha descrito COVID-19 como una desgracia absoluta. Hoy escuchamos de la Organización Mundial de la Salud que sus investigadores en Wuhan, China, han comenzado discusiones sobre los orígenes de COVID-19. Australia fue el primer país en salir y realmente instó a la Organización Mundial de la Salud a abrir esa investigación. ¿Sabe cuándo el mundo descubrirá sus conclusiones, si los investigadores australianos son parte de este equipo y qué piensa hacer con la información que recibe?

MORRISON: Bueno, me complace que esté en marcha y no somos ingenuos sobre los desafíos de este tipo de revisiones y consultas llevadas a cabo por tales organizaciones. Será un desafío. Si bien celebramos el nombramiento de la ex primera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark en particular, también acogemos con beneplácito el nombramiento de Ellen (Johnson) Sirleaf para estos (inaudibles) roles de este organismo. Helen Clark es conocida por nosotros en Down Under y nuestros socios en el otro lado de la trinchera en Nueva Zelanda, y comprenderá que estoy pensando cuidadosamente sobre cuáles son las expectativas de esta investigación y cuánto está en juego para la OMS. para obtener las respuestas necesarias, respuestas que simplemente son necesarias. Esta fue la única motivación para nuestro llamado a una investigación de este tipo para que comprendamos lo que sucedió y podamos asegurarnos de que no vuelva a suceder. Vivimos en una parte del mundo donde estos tipos de virus pueden aparecer en diferentes lugares. Esto puede suceder en muchos países del mundo. Por lo tanto, es importante que hayamos aprendido las lecciones, es una tarea práctica y no debería verse en ningún lente político en una propuesta que creo que es muy inútil. Esta es una solicitud honesta y práctica de las naciones soberanas para averiguar en importantes foros multilaterales qué ha sucedido y cómo podemos evitar que vuelva a suceder. Esa es nuestra aspiración, esa es nuestra ambición. Si la tarea que llevan a cabo quienes la ejecutan ahora puede llevar a esa ambición es realmente una cuestión para ellos. Ahora Australia apoyará eso en todas las formas que hemos propuesto. Y en respuesta a las nominaciones, y lo haremos, pero ya sea que hayamos sido parte del proceso antes o no, realmente no es nuestra preocupación, solo queremos asegurarnos de que sea un éxito. Pero acojo con beneplácito los nombramientos de los entrenadores del panel, personas muy respetadas, y estoy seguro de que nuestros dos están haciendo un gran trabajo y estamos muy contentos de que alguien haya caído y particularmente comprometido con este nivel superior. Helen tiene mucha experiencia a nivel internacional multilateral y con el trabajo que hizo anteriormente en las Naciones Unidas, por lo que me alentó especialmente para este nombramiento.

MARGARET: ¿Puede confiar en los resultados y conclusiones de esta investigación si los expertos australianos no están involucrados?

MORRISON: Bueno, somos parte del sistema internacional que creó esto y, por lo tanto, no tenemos más remedio que hacerlo. Y es por eso que hay una carga tan pesada que creo que recae sobre quienes la manejan. Estoy seguro de que comprende las expectativas del mundo sobre usted y este proceso. Ahora a Australia le gusta jugar un papel en esto, y no creemos que nuestra participación directa sea un requisito previo necesario para que este sea un proceso crítico, y eso sería una declaración arrogante desde una perspectiva australiana, por lo que no estamos conectados. Pero damos la bienvenida a cómo comenzó. Pero si obtiene su trabajo depende de qué trabajo hace.

MARGARET: Quiero hablar sobre cómo manejó la pandemia dentro de sus propias fronteras. Australia tuvo un éxito inicial con una acción fuerte al principio cuando creó este gabinete de emergencia para que los estados tomaran decisiones, centrándose en un mensaje unificado. Las escuelas en partes de su país han reabierto. Estamos considerando hacer esto o no en este país. ¿Por qué crees que tu país ha tenido este primer éxito?

MORRISON: Bueno, antes que nada, nos estamos moviendo muy rápido. Lo llamamos una pandemia semanas antes de la OMS. Intercambiamos a principios de enero, nos mudamos a cierres y fronteras a principios de febrero, especialmente para China continental. Cuando el virus salió de Wuhan, China, tuvimos una gran afluencia de personas entre China y Australia, y estos cambios fronterizos fueron críticos para prevenir la primera ola en Australia y especialmente en nuestra maravillosa comunidad sino-australiana aquí. un millón de personas y una población de 25 millones de personas con herencia china. Cuando llegaron a casa después del Año Nuevo chino, la disciplina que mostraron en sus comunidades en el autoaislamiento fue excelente. Y así pudimos contenerlo.

Y como bien dice, hemos reunido, como lo llamé, un gabinete nacional de todas nuestras provincias, estados y territorios, porque, según nuestra constitución, son el nivel gubernamental que toma decisiones sobre si abrir o cerrar escuelas o independientemente Ya sea que las empresas abran o cierren todo esto, era muy importante que tuviéramos un enfoque unificado a nivel nacional para estas cosas que transmitiera una sensación de calma nacional: la calma era crucial.

Ahora, algunos de nuestros estados y territorios están prácticamente libres de COVIDOS. Hay algunos casos que ocurren ocasionalmente. Tenemos estrictos arreglos de cuarentena para el regreso de los australianos. Actualmente estamos experimentando un brote comunitario muy grave en nuestro estado sureño de Victoria, particularmente en Melbourne, que todos conocerían ya que muchos tienen contactos en Melbourne hoy. En realidad, estamos entrando en otra fase del bloqueo de Melbourne que se ejecutará durante las próximas seis semanas, lo que significa que las escuelas y todas estas instalaciones estarán cerradas.

La otra parte de nuestra respuesta fue la respuesta económica. Nuestra respuesta de salud fue muy fuerte: no nos preocupa que los servicios de emergencia estén abrumados o algo similar. Hemos ampliado enormemente nuestra capacidad intensiva, nuestra capacidad de protección respiratoria en la primera ola, de modo que estamos en un buen lugar allí. Pero también contamos con un apoyo económico masivo de más de 300 mil millones de balances e intervenciones fiscales directas para apoyar la economía, pagos de apoyo a los ingresos, pagos de estímulo económico a beneficiarios de asistencia social, apoyo de flujo de efectivo para empresas, apoyo a guarderías y la lista continuó No quiero ser aburrido. Pero son apropiados y similares a Japón, por ejemplo en muchos otros países.

Esto es necesario porque dije desde el comienzo de la primera llamada del G20 y el Primer Ministro Trudeau tuvo la amabilidad de reconocer que no podemos ver esto simplemente como una crisis de salud. Por supuesto que lo es, es la peor pandemia que hemos visto en cien años, pero también es la peor recesión económica, posiblemente mucho peor, que el mundo ha experimentado desde la Gran Depresión, y estas dos cosas están sucediendo simultáneamente. Y estas dos cosas suceden simultáneamente con una considerable competencia estratégica. Entonces tiene la superposición de un efecto de inestabilidad estratégica, especialmente en nuestro mundo de poder, que desafortunadamente lo hace interesante.

MARGARET: Bueno, estamos al tanto de los mismos debates aquí. Se han hecho algunas elecciones diferentes estratégicamente, y estoy emocionado de ver cómo usted, como conservador, hizo esas elecciones, particularmente para hacer cosas como ampliar los beneficios de desempleo y el cuidado de los niños. Quiero decir, es doloroso tener que gastar algo así, pero dices que en medio de una crisis no puedes reducir el gasto. ¿Es básicamente tu creencia?

MORRISON: Los conservadores son prácticos. Soy conservador y práctico. Utiliza las herramientas que necesitas para resolver el problema. Lo haces con cuidado, lo haces con cuidado. Pero usted comprende muy bien las circunstancias que enfrenta. Estas no son cosas que normalmente haríamos de la manera normal. Sin embargo, estos no son tiempos normales. Sabes, la gente como Teddy Roosevelt tenía un enfoque muy similar al mundo al que se enfrentaba hace muchos años y se planteó, supongo que podrías llamarlo conservador progresivo. Pero eso significa que la ideología simplemente no importa en momentos como estos, y ese es ciertamente nuestro enfoque. Los australianos quieren que su gobierno los ayude con las peores circunstancias que han visto en sus vidas. Y lo que hemos hecho, especialmente en relación con su punto de vista, es que hemos limitado todo esto por un tiempo. Estas no son cosas que van bajo tierra. Por lo tanto, brindamos apoyo temporal para impulsar a Australia a través de las fallas que vemos en el sector privado. Y el sector privado no está experimentando esto debido a debilidades o fallas, y creo que es importante entender este punto: el mundo ha entrado en recesión, no debido a una falla del sistema económico. El capitalismo no ha fallado. Eso no sucedió aquí. Hay una pandemia mundial que ha requerido la introducción de restricciones artificiales en el sector privado y, como resultado, cuando el gobierno lo hace, también debe aparecer para compensar la diferencia y garantizar que las personas puedan quedarse y tomar sus trabajos. sus negocios Muchos de nuestros inventos fueron para mantener viables a las empresas, porque sabemos que, por otro lado, quiero que las empresas sean viables y puedan moverse para emplear e invertir. Al mismo tiempo, Australia está llevando a cabo una serie de reformas económicas a más largo plazo por el lado de la oferta. En el área de calificación, haremos más por la infraestructura, la energía y el gas de nuestra nación industrializada. Todas estas cosas son muy importantes para nuestro futuro.

MARGARET: Quiero pasar a China, pero antes de hacerlo, quiero saber rápidamente dónde estamos con diplomacia de vacunas. Si tenemos la suerte de recibir una vacuna en el cronograma programado, ¿sabe si EE. UU. O el Reino Unido obtienen su primera vacuna, cuando China llegue primero, Australia tendrá acceso a ella? ¿Sabes quién viene primero?

MORRISON: Bueno, nadie sabe quién llega primero, pero a través de iniciativas como GAVI y COVAX y otras, estamos muy comprometidos con hacer Australia: podemos fabricar la mayoría de estas vacunas nosotros mismos. No todas las cepas son diferentes, ya que hay algunos elementos de la investigación de vacunas que son exclusivos de la capacidad de producción solo en los EE. UU. O en dichos lugares. Dicho esto, en todas las discusiones que he tenido con otros líderes, creo que hay una opinión muy sólida de que cualquiera que lo encuentre tiene que compartirlo:

MARGARET: Que sea libre de patentes, ¿qué significa eso? ¿O cómo lo compartirías?

MORRISON: Debe estar disponible de la forma más amplia y libre posible para garantizar que el mundo pueda manejarlo. Esa es ciertamente nuestra opinión, y expresamos esta opinión. Creo que la idea de un país que atesore o restrinja la vacuna en estas circunstancias sería inimaginable en nuestra opinión. Y es importante Me refiero a todos los países: invertimos más de 300 millones en estas iniciativas y lo hacemos a través de otras agencias multilaterales y aquí en Australia y trabajamos cooperativamente. Y con países de ideas afines, no vería un obstáculo para lo que estoy proponiendo. Y hemos tenido excelentes discusiones, ya sea Francia o el Reino Unido o los Estados Unidos u otros, esperamos que cada país que lo encuentre le deba a la comunidad global ser tan abierto y transparente. Quiero decir que Australia fue el primer país en reproducir el código genético COVID y lo compartimos con el mundo. No hemos tratado de venderlo, no hemos tratado de capitalizarlo o usarlo. Lo compartimos Así que hemos dado un buen ejemplo allí.

MARGARET: Y tuviste esta conversación con el presidente Trump. ¿Has recibido garantías de que Estados Unidos hará lo mismo?

MORRISON: Hemos tenido esta discusión con todos los líderes, y lo he dicho públicamente muchas veces: creo que el mundo vería muy mal, desde el mundo, cualquier país que haya encontrado una vacuna que no produzca una respuesta global. Interesar.

MARGARETA: ¿Cuándo fue la última vez que hablaste con Xi Jinping?

MORRISON: Fue el G20 el año pasado.

MARGARITA: El año pasado. Usted notó en sus comentarios allí mismo, y justo en preparación para esta conversación, noté cuánto Australia había invertido en tratar de renovar sus fuerzas armadas para compensar la influencia de China en la región. ¿Qué impulsa esto? ¿Crees que Australia necesita poder mantener su independencia de los Estados Unidos, que sigue siendo un aliado importante? ¿Por qué crees que tienes que hacer esto ahora?

MORRISON: Bueno, no es ahora. Desde que nos unimos al gobierno en 2013, hemos aumentado nuestros gastos de defensa al 2% del PIB. Este fue uno de nuestros principales compromisos cuando llegamos al gobierno y nos tomó un tiempo llegar allí y estamos aquí este año. Y como dije, ahora es un piso, no un objetivo. Es por eso que hemos estado desarrollando esta habilidad por algún tiempo. Tenemos uno de los planes de inversión de mayor capacidad, el más grande desde la Segunda Guerra Mundial, y hemos implementado ese plan, ya sea nuestra flota de submarinos, nuestra capacidad de atacar juntos o muchas otras inversiones, nuestro país . habilidad basada en nuestros operadores y así sucesivamente. Entonces esta es una gran inversión.

La actualización estratégica de nuestro plan de defensa fortalece nuestra capacidad de mantener a nuestros oponentes potenciales alejados por más tiempo. Creo que esto fue un reconocimiento de las amenazas más amplias que tenemos que enfrentar en el futuro, y posiblemente en un período de tiempo más corto de lo que consideramos. Estas son todas las precauciones, todos estos son pasos preventivos. Estos son todos los pasos que se toman con socios de ideas afines. Quiero decir, hemos elevado el nivel de nuestro quad: la relación con Japón e India, Estados Unidos y Australia durante algún tiempo. Trabajamos en estrecha colaboración con la ASEAN y los demás países del Indo-Pacífico. Todo esto se trata de lograr el contrapeso estratégico dentro de la región. Lo que queremos es paz y estabilidad en la región. Lo que queremos es comerciar con China y todos los países de nuestra región para continuar creciendo y desarrollándose en un entorno estable y pacífico. Queremos eso. Y espero que todos los países de nuestra región deseen su propio desarrollo económico para no darles la oportunidad de diluir el equilibrio estratégico de la región.

MARGARET: Bueno, Kevin Rudd, un ex primer ministro australiano, tiene un artículo esta semana que habla sobre un conflicto armado entre Estados Unidos y China por primera vez desde finales de año, prediciendo la Guerra de Corea. Estamos ante la perspectiva de una nueva, pero también una guerra fría y caliente. ¿Es hiperbólico o ves lo que está sucediendo en tu jardín como lo que está interpretando?

MORRISION: Bueno, nuestra actualización de defensa lo pone de manera diferente y ciertamente no tan dramáticamente como Kevin. Sin embargo, en nuestra propia actualización de defensa, reconocimos que lo que antes era inimaginable y que ni siquiera se consideraba posible o probable en relación con este tipo de resultados ya no se considera en estos contextos. Por lo tanto, ha cambiado, obviamente ha cambiado, y no lo encuentro particularmente notable. Como resultado, creo que sabe, la dirección, las actividades de los países que comparten puntos de vista similares, y a veces ni siquiera lo mismo. Quiero decir, en mi discurso, mencioné la enorme relación que tuvimos con Vietnam. Bueno, no podrías, no podrías tener dos sistemas diferentes de los de Australia y Vietnam. Aún así, compartimos puntos de vista sobre cosas como el Mar del Sur de China, las relaciones comerciales en nuestra región y muchos otros temas importantes, y espero con ansias el momento en que vuelva al Primer Ministro Phuc. Fue una visita muy cálida y lo más destacado de nuestra relación con Vietnam.

Por lo tanto, no son solo aquellos con quienes diría que tiene opiniones políticas de ideas afines con respecto a la estructuración de nuestras sociedades. Aquí también compartimos perspectivas para el futuro de nuestra región. Y en el Indo-Pacífico, sé con certeza que todos, independientemente de su sistema político, con razón quieren ser naciones independientes, soberanas, libres de cualquier restricción o interferencia, y con la oportunidad de desarrollar sus economías y mejorar sus sociedades en beneficio de su gente. . Y la presencia de los Estados Unidos en la región siempre ha sido una fuerza muy positiva para lograr esto. Me gustaría ver a China crecer como una economía, lo que agradecemos mucho, y supongo que esta es una opinión ligeramente diferente de algunas de las opiniones expresadas por los Estados Unidos. Damos la bienvenida al crecimiento de China. Fue genial para Australia, fue genial para nuestra región. Simplemente no queremos que el crecimiento conduzca a una mayor inestabilidad en la región porque creemos que esto socavará la prosperidad de la región.

MARGARETA: ¿Qué quieres decir con «inestabilidad»? ¿Qué piensas cuando usas esta oración?

MORRISON: Bueno, creo que es muy importante ver esto en dos niveles. Existe una competencia estratégica entre Estados Unidos y China. Y la gran dificultad que enfrentan el resto de las naciones de la región es, en mi opinión, que cualquier acción que tomemos solo se ve a través de la lente de esta competencia estratégica entre estos dos países muy grandes. Y la verdad es que todos somos, todos somos países con nuestra propia agencia. Todos somos nuestros países con nuestros propios intereses y participación. Y no somos tímidos, especialmente cuando nos ocupamos de la mesa de la Cumbre de Asia Oriental o de los diálogos de ASEAN plus que tienen lugar. Creo que es una oportunidad importante para que Estados Unidos y China escuchen las opiniones de muchos otros países que viven en esta región. Y China y Estados Unidos juegan un papel muy importante, lo que creo que Estados Unidos ha estado haciendo con benevolencia durante mucho tiempo. Y sé que la presencia de los Estados Unidos es muy bienvenida porque ofrece esta estabilidad. Solo queremos ver que se manejen estos problemas y se manejen las ambiciones para que la estabilidad regional no se vea socavada. Y ese es nuestro interés nacional, es el interés de tantos países de nuestra región y es por eso que creo que tenemos tan buenas relaciones con tantos países de nuestra región.

MARGARET: Entiendo su punto de vista, especialmente los estadounidenses siempre piensan que se trata de nosotros.

MORRISON: (risas) ¡No! ¡No!

MARGARETA: (risas) Pero si quieres consentirme: somos conscientes de esto. Pero estamos en un clima y una carrera política muy calurosos en los Estados Unidos en este momento, y no voy a pedirle que hable sobre la política estadounidense. Pero quiero enmarcarlo porque ambos candidatos están tratando de argumentar que serán más duros con China que los demás. Joe Biden dice que es un Xi Jinping; matón significa, y Donald Trump está haciendo campaña y ciertamente ha mejorado su retórica con su gobierno sobre la amenaza de China. Entonces, si dejas de lado la carrera, solo mira los pocos meses que tienes por delante y lo preocupado que estás de que en este entorno no será posible recordar la tensión y que hay un curso de colisión en el que estás ¿están actualmente?

MORRISON: Bueno, en primer lugar, hay una superposición política que identificó con muchos comentarios que están actualmente en curso. Y creo que otras naciones, especialmente en nuestra región, pueden entender esto y el contexto en el que se hacen muchos comentarios. Que hay una comprensión de esta dimensión del calor de algunos de estos comentarios, por así decirlo. Esto no significa que no haya una intención y un significado muy reales y genuinos detrás de estas declaraciones, sino que el lenguaje se elige de arriba abajo. Y no tengo dudas de que, ya sea aquí en Australia o en Indonesia, China, Japón o en cualquier otro lugar, mantenemos esta política y el contexto en el que se hacen los comentarios:

MARGARETA: Pero direccionalmente describe tensiones crecientes. El enfoque puede variar estratégicamente.

MORRISON: El punto que quiero plantear sobre Estados Unidos y Australia es que tenemos una visión diferente del tema porque nuestras relaciones económicas con China son diferentes. Quiero decir, como ha dicho el Presidente en varias ocasiones, Estados Unidos tiene un déficit con China. Tenemos un excedente y eso cambia la naturaleza de la relación, ciertamente el lado económico. Esto no significa que seamos rehenes de esta relación económica en absoluto. La razón por la que tenemos tan buenas relaciones comerciales con China nunca ha sido tan fuerte como en China, a pesar de todas las discusiones sobre las tensiones que se perciben como tensiones. ¿Por qué? Porque hacemos y vendemos cosas que necesitan, y hacen y venden cosas que necesitamos, y es una relación económica de beneficio mutuo. Y va más allá en una asociación estratégica, pero hay una razón, un beneficio mutuo, es una relación mutuamente beneficiosa para Australia y China, y queremos que se conserve. Pero no se puede guardar de forma desequilibrada, lo guarda cualquier socio que respete los intereses y puntos de vista del otro, y creo que esto se puede lograr.

Los Estados Unidos tienen una visión diferente de este problema debido a la naturaleza de la relación con China y la naturaleza de la relación comercial, y hay muchas preguntas que se plantean sobre la propiedad intelectual y las empresas conjuntas; también lo enfrentaremos. El orden de magnitud es simplemente diferente, ya que nuestra relación se compone principalmente de recursos y materias primas que tienen volúmenes tanto en dólares como en unidades. Por lo tanto, sería un error suponer que Australia tiene una actitud idéntica a China en los Estados Unidos, ya que las circunstancias son completamente diferentes y la geografía es completamente diferente. Y aunque estamos profundamente integrados y enfocados en nuestra visión macro completa, siempre será exclusivamente australiano cómo perseguimos, expresamos y hacemos eso: somos una nación soberana e independiente. Y creo que una de las áreas donde se analiza la posición de Australia y una de las críticas a Australia es que está de alguna manera inextricablemente vinculada a la retórica precisa de lo que se está haciendo en los Estados Unidos. Simplemente no es cierto, y verlo de esa manera significaría entender mal a Australia y perder la oportunidad de trabajar de manera más constructiva con Australia.

MARGARETE: ¿Qué quiso decir cuando dijo en un discurso reciente: «Tenemos que prepararnos para un mundo después de COVID que sea pobre, más peligroso y más desordenado»? ¿Y habló de «la región que enfrenta una amenaza existencial que no se ha visto desde los años 1930 y 1940»?

MORRISON: Quise decir exactamente lo que dije:

MARGARETA: ¿Cuál es esa amenaza?

MORRISON: Bueno, vemos tres elementos extremadamente desestabilizadores en el mundo de hoy, y desde una perspectiva australiana, todos se fusionan aquí en la región en la que vivimos. Tenemos la mayor recesión económica, si no la depresión, desde la Gran Depresión. Tenemos la mayor crisis de salud que el mundo ha visto en 100 años. Tenemos una inestabilidad estratégica en el Indo-Pacífico que se debe principalmente a la competencia estratégica entre los Estados Unidos y China que se ha expresado en la región. Obviamente, existen fuertes ambiciones que siguen al auge económico de China y ponen al sistema bajo una fuerte presión. Si bien las circunstancias exactas no son las mismas en la década de 1930, la combinación de fuerzas es muy similar. Ahora soy más optimista, mucho más optimista de que el resultado de la década de 1930 no tiene que ser el mismo hoy. Y es por eso que los comentarios que he hecho hoy se refieren a asegurar que esto no suceda a través de ideas afines, a través de acciones de estados soberanos independientes que trabajarán juntos para evitar estos resultados y crear el equilibrio necesario. necesitaba mantener el sistema en funcionamiento para mantener el jardín como dije. Quiero decir, foros multilaterales que apoyamos, Australia fue parte de su creación. Australia ha apoyado la financiación de la OMS. ¿Por qué? Porque sé el trabajo que hace en nuestra región, en Papúa Nueva Guinea e Indonesia y en esos lugares. Seguramente tenemos nuestra crítica de lo que está sucediendo en el árbol. Pero hace una gran diferencia a nivel local, y queremos apoyar eso. Reconocemos sus imperfecciones y creemos que deberían corregirse y lo llamaremos tal como lo vemos. Sin embargo, mantenemos un compromiso constructivo de que los foros multilaterales no pueden superarse a sí mismos y creemos que pueden funcionar como instituciones y burocracias que le dicen al mundo cómo administrar sus propios países. Los estados soberanos siguen siendo soberanos, y creo que debe haber más aprecio por ellos, y creo que esa es la razón de la frustración con las instituciones globales. Que sienten que tienen un mandato que va más allá de lo que les otorgan los estados soberanos, y ciertamente, como saben, desde mi perspectiva sobre estas cosas que he representado constantemente durante muchos, muchos años.

MARGARET: Tengo algunas preguntas más, pero solo quiero recordarles a los oyentes y observadores que deben preparar sus preguntas para el Primer Ministro en breve y ponerlas en esta lista. Ya sabes, el resto del mundo está observando, especialmente lo que Australia decide en el área de tecnología con respecto a China. El mes pasado, usted dijo que su gobierno examinó de cerca a TicTok, la compañía de redes sociales, y ordenó a sus agencias de inteligencia que lo examinaran. Microsoft solo anunció la semana pasada que compraría no solo la compañía estadounidense, sino también la australiana. ¿Es esta una solución aceptable al riesgo que Tick tock vio para usted?

MORRISON: Bueno, lo analizamos detenidamente y no hay evidencia de que haya un mal uso de los datos de personas que, al menos desde la perspectiva australiana, se han encontrado con estas aplicaciones. Sabes que hay muchas cosas en TickTok que son lo suficientemente vergonzosas en público, pero es un dispositivo de redes sociales. Aún así, creo que nuestras respuestas deben ser muy conscientes de los australianos, y no solo de TickTok y cosas así. Lo mismo aplica para usted, Facebook y todas estas otras plataformas de redes sociales. Se han proporcionado enormes cantidades de información que vuelven a los sistemas. Ahora es cierto que aplicaciones como TickTok pueden acceder a estos datos a nivel soberano. Este no es el caso con las solicitudes que llegan a los EE. UU., Pero creo que la gente debería entenderlo, y hay una especie de proceso de «compradores cuidadosos». En este punto, no hay nada que pueda indicar problemas de seguridad que se hayan visto comprometidos o que los ciudadanos australianos se hayan visto comprometidos porque algo está sucediendo con estas aplicaciones. Aber die Menschen sollten wissen, dass die Linie direkt mit China verbunden ist, und sie sollten ihr eigenes Urteil darüber fällen, ob sie an diesen Dingen teilnehmen sollten oder nicht. Ich würde argumentieren, dass es ein höheres Maß an Transparenz darüber gibt, wie Anwendungen wie WhatsApp und solche Dinge, wissen Sie, wenn Sie eine von denen erhalten, bei denen die Daten verwendet, verarbeitet und verwaltet werden, das ist im Vergleich zu tiktok und relativ gesehen ziemlich im Voraus Sachen wie diese. Daher denke ich, dass es am besten ist, den Sonnenschein auf all diese Dinge hereinzulassen, damit die Verbraucher wissen, was sie verwenden.

MARGARETE Um klar zu sein, kamen Ihre Geheimdienste zu dem Schluss, dass es keine Sicherheitsbedrohung gab?

MORRISON: Es gibt derzeit keinen Grund für uns, diese Anwendungen einzuschränken. Wir werden sie natürlich weiter beobachten. Und es gibt heute keine Anhaltspunkte dafür, dass dies ein notwendiger Schritt ist. Aber ich möchte allen Australiern, die dies hören, und denen, die darüber berichten, stark betonen, dass die Leute verstehen müssen, wohin das Verlängerungskabel zurückführt.

MARGARET: Nun, Australien war das erste der Five Eyes-Mitglieder, das Huawei und ZTE verboten hat, und der Rest der westlichen Verbündeten hat sich diese Entscheidung genau angesehen. Wie bringen Sie das in Einklang, die Entscheidung, mit all den wirtschaftlichen Realitäten umzugehen, die Sie in Bezug auf gute Beziehungen zu China an dieser Front dargelegt haben, mit Ihren Bedenken hinsichtlich des potenziellen Risikos und der potenziellen Spionage?

MORRISON: Nun, 5G unterscheidet sich von 4G. Ich meine, das Internet der Dinge eröffnet eine breite Palette von Anwendungen und Anwendungen für diese Technologie, die weit über das bisherige Maß hinausgehen. Ich denke, die Integrität und Sicherheit der souveränen Systeme Australiens muss vor allem geschützt werden. Dies war also eine Entscheidung, die nicht unbedingt an einen Lieferanten gerichtet war, der nur dafür gesorgt hat, dass Australien beim Aufbau seines 5G-Netzes, das gerade stattfindet, souverän durchgeführt werden kann, und genau das geschieht mit der von uns verwendeten Technologie glauben kann diese Ziele am besten unterstützen. Das haben wir also getan, wir haben es in unserem nationalen Interesse getan. Wie gesagt, wir haben nicht gesagt, dass andere dies tun sollen, andere haben die gleiche Entscheidung getroffen. Wir haben die Entscheidung für Australiens Interesse getroffen und setzen dies um. Aber lassen Sie mich dies betonen, und weil es häufig um Auslandsinvestitionen geht: Australien hat die liberalsten Regeln für Auslandsinvestitionen aller Länder im Indopazifik. Ich meine, die Vereinigten Staaten sind unser größter Investitionspartner, und Länder wie das Vereinigte Königreich auch. Ich meine, China war zwar das am schnellsten wachsende Element ausländischer Investitionen in Australien, aber es kommt nicht annähernd an das Niveau ausländischer Investitionen heran, das im direkten Sinne aus den Vereinigten Staaten im Vereinigten Königreich stammte. Aber Sie können in Australien in Dinge investieren, die Australier in vielen Ländern unserer Region, einschließlich China, nicht investieren können. Now, these aren’t direct reciprocal arrangements we have in place, we set our foreign investment rules, our technology rules, our foreign interference rules, our trade rules—we set all of these in Australia’s interests, and that’s what determines our judgment and nothing else. But we do have the most pro-trade, pro-investment set of policies, I’d argue, of any country in the Indo-Pacific.

MARGARET: Did you do a review of Chinese diplomats, or do you think one needs to be done, given the decision in this country to shut down the Houston consulate that the Trump administration carried out just a few weeks ago?—They specifically, in briefings, pointed out that the Consul General in that station had previously been posted in Australia, and talked about Houston as a hub for espionage. How should we understand that and was there something you shared?

MORRISON: Well, you wouldn’t expect me to go into any of these details, I’d understand why you ask, but obviously Australia doesn’t go into how we manage our security affairs in a public forum, and never do. We obviously have the intelligence relationships that we have through the Five Eyes partnerships, which are well known. But I can assure you that Australia is very, very conscientious about protecting Australia from foreign interference, and so that our citizens can live freely and without coercion. We are a big multicultural society in Australia. I would argue that we are the most successful immigration country in the world, and clearly so. That means we bring people from all over the world from many different languages and cultures, and it works here in Australia. We are very successful multicultural society, and we want to protect all of our students. So—

MARGARET: Right, but this was specifically about people who were credited as diplomats—

MORRISON: I understand that, but  I’m not going to be drawn on on how we undertake our security operations in Australia and how we work with partners. I don’t—as I say, I’m sure you’d want to know, and it’s a reasonable question to ask, but it’s also appropriate for me to not give a detailed response.

AUDIENCE Q&A

MARGARET: Well we do you have questions from our viewers who will be unmuted in the queue as they are called on. The first I see here is from Sidhartha Sarma.

VIEWER Q: Good morning I have two questions,  regarding two points you have mentioned about the threat of disinformation to free societies. So in recent times we have observed that strategy corruption has been used by certain states and (inaudible) in emerging countries. As a member of the Five Eyes Alliance, and as a stabilizing force in the Indo-Pacific, how will Australia act in preventing strategy corruption and resolving free societies as developing low and middle income countries? And how does Australia plan to engage with India going forward—apart from its  (inaudible) in the Commonwealth, do we see containment, constraint and confronting in respect to China?

MORRISON: Thanks for those questions. There’s a lot in all of that. Let me start by saying that our relationship with India has gone, Sidhartha, to a whole new level. And that is principally been, I must put down to the great friendship we’ve had with Narendra Modi, who has been an extraordinary participant on the global stage, and a great partner in the sort of things that I’ve been talking about today, and the alignment, the appreciation, the understanding of the world in which we live, and what like-minded countries need to do to ensure stability and peace and prosperity in the future. That’s why we’ve upped the relationship with India at a strategic level, and we want to see the economic dimension of that relationship grow, the fence relationship, the intelligence relationship, all of this is on an upward curve. And it’s done in a shared appreciation of the very strategic issues that I’ve outlined today. And the Quad in particular is an important part of that relationship and that is elevating, but it is doing it at its own pace and respectful of the pace of all partners how they want to pursue it, particularly India, and so that’s all been a very positive thing. So, that is the principal means by which we would be working together to create this balance in the region, and I say India is absolutely central to that process. India’s own development and growth is something we are invested in, supportive evolve and we want to it see flourish. But there are many challenges in the Indian economy, Narendra knows that better than anyone. And his pro-growth policies, his pro-investment policies have been very aggressive and right, and going back to his time as a governor in Gujarat, I mean, they’re the sorts of things that we welcome and would like to see continue. So all I can really say is India is a huge part, a massive part of this strategic balance that’s necessary to ensure not only India’s success and growth in the future, but all of our success. And I’d say, China’s as well. Getting the right balance is good for China. I think this is an important point, Margaret: a strategic balance in the region is good for China, it’s good for people living in China, it’s good for their jobs, it’s good for their investment, it’s good for their education. It’s good for their outlook. We want that, and we believe that is achieved through a balance in the region, which enables everybody to share and grow.

MARGARET: Next question is from Edward Luce…

VIEWER Q: Thank you. Margaret, and thank you Prime Minister for sharing your thoughts today. I’m with the Financial Times. I wanted to ask you just to deepen a little bit your comments you just made about China—it being in China’s interest to have balance in the region. Do you share the pretty much consensus view in Washington nowadays that we are in a new cold war with China, and if so, how would you like the next American administration, whether it’s a Trump administration or a Biden administration, to handle this cold war?

MORRISON: I don’t know if I’d use that term, and the mention was made of Kevin Rudd earlier and he’s made some comments on this and made, I thought, some very good observations about the differences between what we knew of the previous Cold War and today. I think it was Kevin who did that. I wouldn’t use the same terminology today, I think the circumstances are quite different.

But, to go to your point about the United States, and again this is no commentary on the political situation in the United States one way or another, that would be highly inappropriate. But, I’d say this: our relationship and alliance with the United States is independent of frankly whoever sits in my chair, or ever sits in the President’s chair. We made this point when we were together last year. It’s up to all leaders on both sides of the relationship to make sure it remains as strong as possible and that has always been the case. I think it’s, you know, we’ve been celebrating a century of matchup between the United States and Australia most recently. And the United States is focus on our region, and its understanding is of the priority of that focus is very important to us. And I think it’s important to all countries in the United States. And so, that is I think the key issue is the defense position, the United States is able to fulfill within the world, and it’s a deployment and its interest in the diversity is obviously a very important issue, if that contributes to the stability that is here in our region. So, you know, without commentating on the specific views of the republicans or the democrats going into this election, that commitment to that relationship, that commitment to the capability that is necessary from the United States into the future to support global stability, is highly important. And obviously, we’d be keen to see that that mark be met.

MARGARET: We have time for an additional question from Nick Burns, who will be hopping on shortly as well to wrap us up, but I want to piggyback on that and ask you, Mr. Prime Minister, as I hand it off to Nick, why you haven’t spoken to Xi Jinping since last year?

MORRISON: There hasn’t been an opportunity to do so, but the the welcome and the invitation for such a discussion is always there from our perspective. I spoke to Premier Li Keqiang, we had our last leaders dialogue under the comprehensive strategic partnership that was late last year in Bangkok alongside the East Asia Summit, and we welcome that. And I’ve been having those discussions with him annually. So, there’s been a continuation of the comprehensive strategic partnership leadership dialogues over this period. So that’s important. But, look, I don’t get hung up on those things to be honest, Margaret, um, the phone’s there, it works. And I mean, we’ve been engaging with countries quite considerably, we have the engagements through our embassies. Those sorts of things are of less concern to me. What matters is that the trading relationship, the economic relationship is able to be pursued, that it is occurring, it has its frustrations from time to time. But I’m simply just trying to say is that global stability particularly regional stability in the Pacific is in everyone’s interest, that’s Australia’s objective. How we express that will differ from time to time with the way the United States does, but I believe that’s the absolute objective of the United States, as well. The strategic competition issues between the United States and China are different to our relationship with China, and that would explain many and most of the differences that you might see. But we welcome, greatly, the involvement of the United States’ in the region for that end.

MARGARET: Nick.

AMB. NICK BURNS: Prime Minister, thank you very much for the interview. Margaret, thank you for being such a great moderator. Prime Minister, there’s a lot of faith here in Australia, I think in both of our political parties as we face a real threat from China. I think that’s how most people here perceive it. And we’re bullish on the alliance with you and your government, as well as with the Quad—with the Indians and Japanese, and I just wondered if you had any final thoughts on how we should be handling this big push for power–as we look at the Indian border, the Uighurs, Hong Kong, the South China Sea—by the Chinese military.

MORRISON: (Muted)

MARGARET: I think that line may be muted at the moment. Mr. Prime Minster can you unmute your line?

MORRISON: Sorry. Thank you, Nick. What I was saying is, that is the question about all of these things that I was saying. That I’m an optimist, Australians are indefatigable optimists about these things. It’s our worldview,  it’s how we are always able to push through, whether it’s COVID, floods fires, depressions. That’s just how we roll. And I think we have to take an optimistic attitude, but not an unrealistic, naive attitude. We are not naive about these tensions, these pressures, these issues. But we’ve got to set out, I think, and wed ourselves to the objective here. And that is not the suppression or the containment of any one state. It’s about the productive and strategic balance that can be achieved. And that’s why we’re in the Quad. That’s why we’re engaged in ASEAN, That’s why I went to Vietnam. That’s why we’re doing all of these things. There is an objective here which we genuinely believe benefits all interests here. But it does mean, and I made this comment at (inaudible), that there is a recognition that the balance has shifted based on the just the practical issue of China’s economic growth, which by the way we all champion, and we all encouraged, and I don’t regret, not for a second. I think it’s great. But I think there were different perspectives on what that would lead to, both from the rest of the world and from China themselves. And so, I think it’s time to sort of take stock of that and say, well, how can that all be accommodated appropriately and ensure that we have a strategic balance that does not impinge on the independence and sovereignty of nations in this part of the world. And that’s why things like the South China Sea, trading relationships, foreign interference, what’s happening terribly in Hong Kong, all of this is very important, because it goes to how this new strategic balance will play out. And our very strong view is it’s in everybody’s interest. It’s everybody’s interest that that strategic balance is achieved—not to have one one group up against another, or vice versa, but to ensure that the citizens of all of our countries can have a more peaceful future.

BURNS: Prime minister, thank you for being with us. All best to you and your government the Australian people at a difficult time.

MORRISON:  Thanks so much. Thank you, and all the best to our friends in the US. Thank you Margaret.

[ad_2]

Artículo anterior«Esta pandemia ha creado problemas de salud y económicos para toda la población».
Artículo siguienteLo que Osimhen, Hakimi, Torres de la lista ESPN 36 U21 traen a sus nuevos clubes

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here