La multitud fuera del recinto era la norma. Colegio de Nuestra Señora de la Altagracia, Herrera. Danny Polanco
Los colegios electorales parecían estar llenos todo el día. Los ciudadanos violan el distanciamiento social, pero usan máscaras

El deseo de votar por los Capitaleños en las elecciones presidenciales y parlamentarias de ayer fue mayor que el temor de infectarse con COVID-19, ya que las circunscripciones parecían abarrotadas desde el principio y, por lo tanto, permanecieron durante todo el día.

A pesar de la demanda de mantener el desprendimiento social y el protocolo del Comité Electoral Central para retirarse del distrito después de la votación, los dominicanos se alinearon sin una distancia mínima, y ​​los votantes y militantes de los diversos partidos recorrieron los sectores más populares del área de Santo Domingo. alrededor del alcance.

Dentro de la escuela de la República de Costa Rica, en el sector de Los Ríos, se siguió estrictamente la expulsión y el apoyo de la policía electoral, pero lo contrario fue el caso afuera. Docenas de vendedores informales de alimentos improvisados, incluidas freidoras de tanques de gas que venden y venden bebidas alcohólicas.

En Cristo Rey, la imagen era muy similar. El área que rodea el campus se convirtió en «Colmadones móviles» en el que los votantes se quedaron para «refrescarse».

Las aceras en Villa Juana parecían órdenes de campaña.
Se instalaron carpas con líderes junto a la Escuela de República Dominicana en la calle Seibo, instruyendo a militantes y líderes comunitarios sobre cómo votar sobre el tema. Esta es la primera vez que reciben tres boletas en una elección presidencial y local.

María Trinidad, residente de la región, dijo a los periodistas de elCaribe: «Ni siquiera soy de esta fiesta, pero me explicaron que es una cara por boleto y cuál es mi mesa e incluso en el número del registro en el que estoy». am «

La realidad fue diferente en los sectores electorales 1 del distrito nacional. Los ciudadanos se retiraron inmediatamente y terminaron la votación.

No había conglomerado en el sector Piantini en el campus del Colegio Babeque, donde el candidato a la presidencia del Partido Revolucionario Moderno (PRM) estaba votando, y los votantes inmediatamente retiraron sus derechos.

El apoyo del vehículo en el Ensanche Quisqueya fue la muestra de que la agitación era cero en las escuelas.

No faltaban máscaras y guantes, geles antibacterianos y dispensadores de alcohol tanto en la clase popular como en la clase alta.

De hecho, se descubrió que los propios partidos políticos distribuían dispositivos que contenían material aislante de virus a sus militantes: máscaras, gafas, guantes y gel.

«La idea es que nuestra gente vaya a la votación y tenemos que proporcionar todo lo que necesitan», dijo un presidente del Partido de la Fuerza Popular a elCaribe en un recorrido por el sector Arroyo Hondo.

Largas filas y corta distancia física en los centros electorales SDN

En el municipio de Santo Domingo Norte, las elecciones presidenciales y del Congreso se llevaron a cabo fácilmente y con el gran apoyo de los ciudadanos, desde jóvenes hasta personas mayores y personas con discapacidad.

Fuera de los colegios electorales, había largas filas y multitudes de personas que no mantenían la distancia física correcta para evitar la propagación de Covid-19.

El área circundante era bastante calurosa ya que la gente seguía hablando y había muchos vehículos en circulación, incluidos simpatizantes o delegados de los principales partidos políticos.

Durante el recorrido realizado por los reporteros de elCaribe, las quejas sobre la lentitud del proceso fueron constantes, mientras que las personas mayores, discapacitadas y embarazadas recibieron un trato preferencial.

Una vez en el local, la situación era diferente ya que los auxiliares militares y la policía organizaron a las personas en las filas para que se separaran mientras esperaban su turno para ejercer su derecho al voto.

El protocolo de higiene desarrollado por la JCE, como la desinfección de tarjetas de identificación y marcadores, se ha observado en la mayoría de los distritos de esta comunidad, que fueron visitados por reporteros de este medio, mientras que otros no implementaron esta medida.

Por ejemplo, en varios colegios electorales en la escuela primaria Cruz Grande en el sector de Ceuta de Villa Mella, los funcionarios electorales no desinfectaron las papeletas ni los marcadores porque se pararon frente a la persona en la plataforma electoral Suffragara.

Lo mismo sucedió con el grado en que los ciudadanos que ingresaron a las mesas de votación fueron rociados con alcohol, es decir, hubo lugares donde esto no se implementó.

No usaste las mesas auxiliares

Las tablas de ayuda que se presentaron en las últimas elecciones para ayudar a las personas que no pueden subir escaleras debido a su edad o condición física para ejercer su derecho al voto no se han utilizado en la mayoría de los centros comunitarios en esta área.

Las personas mayores con bastones y otras personas que apenas podían caminar tuvieron que esforzarse por subir las escaleras y votar en sus respectivos centros de votación.

La policía y los milicianos electorales fueron los que ayudaron a los ancianos a caminar y acudieron en masa a las elecciones.

Los votantes se quejaron de que no tenían estas mesas para que la votación fuera más ágil y segura.

«Esto es abuso, mi madre vino a votar y vio cómo tratan a las personas, por lo que no se puede», dijo un ciudadano que acompañó a su madre a la escuela Otilia Peláez en Sabana Perdida.

Tales fueron las elecciones en Santo Domingo Oeste

Los dominicanos votaron por tercera vez este año, pero esta vez para elegir un nuevo presidente que encabezará el destino y los representantes del país ante el Congreso Nacional durante cuatro años.

Ayer, los votantes de la comunidad de Santo Domingo Oeste votaron con fluidez, con menos quejas y demoras, y con medidas obvias para protegerse contra el virus de la corona.

El municipio de Santo Domingo Oeste tiene 271,943 votantes, divididos en 491 colegios electorales y 82 distritos electorales, una demarcación con 58 candidatos de 10 partidos políticos que solicitaron siete puestos en la Cámara de Diputados.

En el distrito electoral del centro educativo Nuestra Señora La Altagracia en el sector Herrera, el proceso comenzó a las 7:00 a.m. Aquí, a diferencia de otros distritos de la comunidad donde la riqueza era pobre en las primeras horas del día, los votantes tomaron una parte masiva.

El uso de máscaras por los votantes, los miembros de la seguridad electoral y los funcionarios de la mesa fue un denominador común en todos los distritos como medida preventiva contra el virus de la corona.

Las elecciones: moldeadas por la multitud

Sin embargo, mientras visitaba la parroquia de Santo Domingo Oeste, el equipo de elCaribe descubrió que el aislamiento físico cerca de los centros electorales era casi imposible, como fue el caso de los electores de la escuela primaria. Rosario Evangelino Solano en Hato Nuevo y la Escuela Gonrrado Mieses en Manoguayabo.

Representantes de la organización no gubernamental Participación Ciudadana también informaron a este periódico que el proceso electoral había comenzado bien en varios distritos del municipio y que el material había llegado a tiempo.

“Hasta ahora, el proceso ha estado en el orden correcto. Comenzó a la hora programada, es decir, a las 7:00 a.m., las líneas fluyen rápidamente y hasta ahora no ha habido problemas «, dijo Cristian Abreu, observador del colegio electoral 1375 A en el colegio electoral de la escuela Guzmán Klang de Iván en el sector Engombe.

De manera similar, Moisés Pérez, que era un observador de la organización de participación cívica, dijo que los votantes, los oficiales de mesa y los guardias de seguridad siguieron un protocolo estricto durante el proceso electoral del coronavirus.

“Todo es normal, fluido y dentro del distrito electoral el proceso se lleva a cabo según el protocolo de las autoridades. El único problema es que el aislamiento físico se pierde fuera de la escuela ”, dijo Pérez.

A pesar de que el proceso fue normal, la votación comenzó con un ligero retraso, según informes de los periodistas de elCaribe, que fueron desplegados desde varias fronteras de países en algunos distritos electorales.

Más de 45 minutos después del inicio programado de las elecciones, el proceso en el distrito operado por la sede de la comunidad de Los Alcarrizos del Consejo Nacional para Niños y Adolescentes (Conani) aún no había comenzado. El retraso se debió al hecho de que algunos de los funcionarios electorales no habían llegado.

SDE, vinculado a los estándares de salud

Las elecciones presidenciales y del Congreso se celebraron ayer en el municipio de Santo Domingo Este, de acuerdo con los registros de salud y en plena normalidad.
Al informar sobre este proceso, se descubrió que votar en al menos siete colegios electorales en la Zona Este fue sencillo para la elección de las nuevas autoridades.

Según Lucila Mejía, presidenta de la mesa de la escuela 998C en este centro, la participación fue buena. «Todo va bien. Hay 497 votantes aquí, la mayoría de los cuales tienen derecho a votar», dijo. El mismo panorama se observó en el Centro Politécnico Virgen de la Altagracia en la Avenida Venezuela, donde los directores acordaron que La votación se llevó a cabo bajo el control y la cooperación de los votantes.

Varios ciudadanos se refirieron al proceso electoral como rápido y organizado, lo que no fue particularmente inconveniente en los distritos.

«Se siguió el protocolo. Primero hacemos las líneas aquí (del recinto), luego las ingresamos, nos verifican y nos dan las papeletas y el marcador previamente desinfectado. Voté muy rápido y no tuve que pegarle a nadie», dijo Cristina. Santana, quien dejó su colegio electoral en el momento de la conversación con el Caribe.

Miguel Candelario tuvo una opinión similar, elogió el proceso y dijo que habían terminado con mucha organización. «Estoy sorprendido porque tenía mis dudas sobre la votación. Pensé que era un desastre, pero pude votar de manera organizada sin miedo», dijo. Sin embargo, el área, como las escuelas de San Vicente de Paúl, Liceo Ramón Emilio Jiménez y Escuela Patria Mella en esta área, apreciaron ciertas multitudes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here